Hipócrates



Toda la información en su integridad que se ha podido recabar en torno a Hipócrates ha sido concienzudamente comprobada y estructurada para que te sea de gran provecho. Es muy probable que hayas llegado hasta aquí buscando conocer alguna cosa más relativo a Hipócrates . Habitualmente es fácil extraviarse en internet en toda la maraña de páginas web que se refieren a Hipócrates y que, con todo, no parecen aportar lo que estamos deseando conocer sobre Hipócrates . Es a raíz de esto que deseamos que si los datos que te ofrecemos a continuación en relación con Hipócrates te complace, nos dejes un comentario. De igual forma, si aquella información sobre Hipócrates que te estamos aportando no es lo que deseabas, también ponlo en nuestro conocimiento, así podremos mejorar día a día esta web.

Hipócrates
Imagen en Infobox.
Busto de Peter Paul Rubens , 1638
Biografía
Nacimiento
Muerte
Nombre en idioma nativo
Ocupaciones
Niño
Thessalus ( en )
Otras informaciones
Maestros

Hipócrates de Cos (en griego antiguo  : , Hipócrates ), nacido alrededor del 460 a. C. en la isla de Cos y muerto en el 377 a. C. J. - C. en Larissa , es un médico griego del siglo de Pericles , pero también un filósofo, tradicionalmente considerado como el "padre de la medicina  ".

Fundó la escuela hipocrática que revolucionó intelectualmente la medicina en la antigua Grecia . Hace que la medicina sea distinta y autónoma de otros campos del conocimiento, como la teurgia y la filosofía , para convertirla en una profesión por derecho propio.

Se sabe muy poco sobre la vida de Hipócrates, su pensamiento y sus escritos. Sin embargo, se describe comúnmente a Hipócrates como el modelo del médico de la antigüedad. Es el iniciador de un estilo y método de observación clínica, y el fundador de las reglas éticas para los médicos, a través del Juramento Hipocrático y otros textos del Corpus Hipocrático .

Biografía

Asklepieion en la isla de Kos .

Según la mayoría de los historiadores, Hipócrates nació en el 460 a. C. en la isla griega de Cos , que formaba parte de la confederación ateniense . Fue un médico de renombre y un famoso maestro de la medicina. Su familia, de origen aristocrático, transmitió conocimientos médicos y afirmó, como las otras familias de Asclepio , descender de Asclepio a través de su hijo Podalire .

La primera parte de su carrera la lleva a cabo en Cos, esta no es la actual ciudad de Cos, la antigua ciudad estaba en otro extremo de la isla, en el sitio actual de un pequeño balneario, Kamari.

Luego, su vida transcurre en el norte de Grecia, Tesalia y Tracia , especialmente en Abdera y la isla de Tasos . Según los textos hipocráticos que mencionan la ubicación geográfica de los enfermos, la ciudad más distante al norte es Odessos ( actual Varna en Bulgaria), y al sur Atenas y las islas del Egeo , Syros y Delos .

Muchos elementos biográficos son apócrifos y están sujetos a discusión. En general, los historiadores dan más peso, como cuestión de principio, al testimonio de la vida de Hipócrates, especialmente los de Platón (en Protágoras , Fedro ) y Aristóteles (en Política ). Según estos testimonios, Hipócrates ya era durante su vida un médico de gran reputación, cuyo método lógico y uso preciso de los términos tenía un valor ejemplar.

Luego vienen los textos griegos y romanos sobre su propio pasado. Los grecorromanos solían componer, a modo de ejercicios o conferencias, cartas y discursos imaginarios atribuidos a sus personajes del pasado, cuya verdadera y falsa es difícil desentrañar.

Galeno se refiere a Hipócrates y hace muchas alusiones a su vida. Sorano de Éfeso , un ginecólogo griego II ª  siglo fue el primer biógrafo de Hipócrates y sus escritos, incluyendo las cartas y discursos, son la principal fuente de información que tenemos sobre él. Por tanto, estas fuentes datan de casi cinco siglos después de la muerte de Hipócrates, en el 377 a. C.

La recopilación de textos hipocráticos (auténticos, anónimos e hipotéticos) se realiza de forma paulatina durante el primer milenio, hasta 1526, fecha de la primera edición impresa de la obra completa de Hipócrates en griego. Sobre la base de la información contenida en estos diversos textos, muchos autores han tratado de reconstruir, o imaginar, una biografía de Hipócrates. Comenzando con la de Souda la X ª  siglo (artículo "Hipócrates") y el académico John Tzetzes que escribió una biografía de Hipócrates en sus Quilíadas la XII º  siglo dC. AD .

Imagen

Hipócrates es el más grande de los médicos y el fundador de la medicina. "

Séneca , Cartas a Lucilius 95.20

Según el testimonio de Aristóteles , a Hipócrates se le conoce como "el Gran Hipócrates". En cuanto a su apariencia, Hipócrates fue descrito primero como un "viejo médico rural digno y compasivo" y luego como "arrogante e inaccesible". Ciertamente se le considera un sabio, un hombre de gran inteligencia y, sobre todo, un buen practicante. Francis Adams , médico y traductor del griego, lo describe como un verdadero "médico, hombre de experiencia y sentido común".

Esta imagen de un sabio, de un médico anciano, se ve reforzada por los bustos que tenemos de él y que lo representan con el rostro arrugado y una larga barba. Muchos médicos de la época se cortaron el pelo al estilo de Júpiter y Asclepio . Por lo tanto, los bustos de Hipócrates que nos han llegado son quizás solo otra versión de los retratos de estas deidades.

Se considera que Hipócrates y las creencias que se le atribuyen son las del ideal médico. Fielding Garrison , una autoridad en historia de la medicina, dijo: Es, sobre todo, un ejemplo de esa actitud crítica, siempre buscando fuentes de error que es la esencia del espíritu científico. "Su figura ... representa tiempos futuros como la del médico ideal", según Breve historia de la medicina , que ha inspirado a la profesión médica desde su muerte.

De acuerdo con Vivian Nutton  (en)  : "En el XXI °  siglo, con la excepción de la Biblia, no hay texto y ningún autor de la antigüedad supera a la autoridad que tiene Hipócrates de Kos y el juramento hipocrático". Citado regularmente en revistas académicas y en la prensa popular, Hipócrates sigue siendo una figura familiar, considerada por todos, médicos y no médicos, como el padre de la medicina occidental, que dicta la conducta ética de los médicos.

Realidades o leyendas

Hay varias corrientes históricas relacionadas con la vida de Hipócrates. Una corriente escéptico y positivista inaugurado por Emile Littré en XIX °  siglo, rechaza la leyenda más textos sobre la materia. En el XXI °  siglo, Vivian Nutton hace hincapié en que no sabemos casi nada acerca de Hipócrates a sí mismo, e incluso que es poco probable que sea el autor del juramento.

Otros, como Jacques Jouanna , consideran "que, por supuesto, hay que tener cuidado con el exceso de credulidad, pero también con el escepticismo". Así, los datos literarios hipotéticos podrían ser confirmados por nuevos descubrimientos epigráficos . Estos datos siguen siendo controvertidos, y otros historiadores también estudian la formación y la evolución de la leyenda hipocrática como objetos históricos en sí mismos, de los cuales es necesario captar el diferente papel social según las épocas y las civilizaciones (Imperio Romano, Islam medieval, Renacimiento europeo ...).

La mayoría de las historias que se relatan sobre la vida de Hipócrates probablemente sean falsas porque son incompatibles con datos históricos, y se cuentan historias similares o idénticas, sobre otros personajes como Avicena y Sócrates , lo que sugiere que se trata de leyendas. Las dos historias más famosas, porque los tiempos de escritores y pintores, son la reunión de Hipócrates y Demócrito , Hipócrates y el rechazo de la invitación del rey persa Artajerjes I . Estos dos eventos habrían tenido lugar en el primer período de la vida de Hipócrates, cuando todavía estaba en Cos.

Hipócrates y Demócrito

Las historias (en particular la de Diogenes Laërce ) afirman que Demócrito , filósofo de la ciudad de Abdera , fue considerado loco porque no le importaba nada. La gente de Abdera pidió a Hipócrates que viniera a tratarlos. Hipócrates diagnosticó en Demócrito solo una disposición a ser feliz: lejos de estar loco, se rió de la locura de los hombres. Posteriormente, Demócrito fue apodado "el filósofo risueño". Según Jouanna, es imposible saber la verdad. "Todo lo que se puede decir es que Hipócrates y Demócrito son contemporáneos, y que Hipócrates o sus discípulos realmente han atendido a pacientes en Abdera".

Esta anécdota fue retomada por La Fontaine en Démocrite et les Abderitains , y por Stendhal en Vie de Henry Brulard . El pintor Pieter Lastman , uno de los maestros de Rembrandt , representó la escena: Hipócrates visitando a Demócrito (1622).

Hipócrates y el rey de Persia

Otra leyenda se refiere a la negativa de Hipócrates a aceptar los regalos de Artajerjes I , rey de Persia , que quería asegurarse sus servicios. La validez de esta anécdota es admitida por las fuentes más antiguas, pero refutada por historiadores más modernos y, por tanto, cuestionable.

Según Jouanna, la invitación es plausible, porque los reyes persas apelaron tradicionalmente a los mejores médicos de su conocido mundo extranjero, especialmente a los egipcios desde la antigüedad y a los griegos desde Darío , y se atestigua la presencia de varios médicos griegos en la corte persa. Del mismo modo, la negativa de Hipócrates es plausible, dado el contexto político del período.

La anécdota se utilizó en los círculos romanos como una invitación a desconfiar de los médicos griegos, ya que no les agradaban los enemigos de Grecia ( Catón contado por Plutarco ); o por el contrario como modelo ejemplar de patriotismo y desinterés (biógrafos del Islam medieval), y que también se mantendrá en Europa. En 1792, el pintor Girodet pintó a Hipócrates rechazando los regalos de Artajerjes , una pintura que Baudelaire advirtió durante una exposición en 1846 .

La partida de Cos

Las causas de la salida de Hipócrates de Cos a Tesalia (aproximadamente antes del 420) son objeto de diversas interpretaciones según los biógrafos.

Existe una tradición maliciosa de que Hipócrates huyó después de incendiar la biblioteca de la escuela de Cnidus . Siglos más tarde, el gramático bizantino John Tzetzes escribe que Hipócrates también quemó el templo de Asclepio de Cos, después de haber aprendido medicina mediante el estudio de los relatos de curación consagrados por los sacerdotes. Habría actuado de esta forma para destruir sus fuentes, ocultar su plagio y asegurar la exclusividad de los conocimientos médicos. Esta tradición negativa, que se remonta al período helenístico, atestigua la existencia de una corriente anti-hipocrática que se habría manifestado en el séquito de Herophilus , un gran médico de Alejandría . Esto también podría haber sido inventada por el clero de sí mismo Asclepio, para que se vea gran antigüedad del templo a pesar de la falta de pruebas antes de la V ª  siglo.

Según Soranos de Éfeso , Hipócrates se habría ido siguiendo un sueño que lo instaba a establecerse en Tesalia. Para Jouanna, la explicación más probable fue su deseo de enriquecer su experiencia, porque una de las ideas importantes de la medicina hipocrática es la influencia de diversos entornos naturales (aire, agua, lugares) sobre la salud y la enfermedad.

Otras anécdotas

Enfermedad del amor

Llamado al nuevo rey de Macedonia , Pérdicas II , que se creía que estaba gravemente enfermo, se dice que le diagnosticó al joven rey una enfermedad de amor por la cortesana de su padre fallecido.

Se cuenta una historia similar sobre otros médicos de la antigüedad como Erasistratus . En cualquier caso, un gran médico descubre en un joven príncipe (al tomarle el pulso y desplazar frente a él, una a una, a todas las mujeres del palacio) una enfermedad del amor escondida para la mujer (su suegra ) o la cortesana de su padre, vivo o fallecido. La repetición de la trama arroja dudas sobre la autenticidad, especialmente porque el pulso no se menciona en los textos hipocráticos.

Esta historia se ha mantenido famosa, enriquecida con variaciones e innovaciones, y retomada por poetas, como Dracontius con Hipócrates ( Aegritudo PerdicaeLa enfermedad de Perdiccas  "), o pintores, como David con Erasistrate ( Erasistratus descubriendo la causa de la enfermedad de Antioquio , 1774).

Pestilencia

Hipócrates habría contribuido a la curación de los atenienses durante la plaga de Atenas (430-429 antes de JC) mediante grandes fuegos utilizados para purificar el aire (tradición del período romano), incluso habiendo descubierto un antídoto (tradición del período bizantino). Es poco probable que estos eventos hayan sucedido realmente.

Según Jouanna, habría confusión con otra pestilencia en el norte de Grecia, especialmente en Delfos , en los años 419-416 a. C. La llegada de Hipócrates sería confirmada en este momento por inscripciones dedicatorias.

Muerte de Hipócrates

Murió en Larissa , Tesalia, alrededor del 370 aC, a una edad avanzada (varios biógrafos dan un margen de 85 a 109 años). Su tumba estaba al norte de Larissa; un enjambre de abejas en su tumba proporcionó miel conocida por sus poderes curativos. Las niñeras locales fueron allí para tratar a los niños frotándolos con esta miel.

Después de su muerte, se convierte en un héroe curativo al que adoran. En su isla natal de Cos, se realizaban sacrificios anuales en cada aniversario de su nacimiento. Monedas de bronce de su efigie aparecen a Kos desde la I er  siglo aC También es objeto de cultos privados de médicos de la antigüedad (estatuas, bustos, inscripciones funerarias ...).

Leyendas tardías
Árbol hipocrático bajo el cual se dice que trabajó Hipócrates , en la ciudad de Kos .

Toda una literatura pseudo-hipocrática se desarrolló en la Edad Media. Lo falso se distingue allí por la imposibilidad cronológica. Así, una carta de Hipócrates sobre la constitución del hombre está dirigida al rey Ptolomeo Soter . Fue un gran éxito, ya que conocemos una treintena de manuscritos medievales que conservan esta obra.

En la novela francesa del Lancelot-Grail (principios XIII °  siglo), Hipócrates oído hablar de la resurrección de Lázaro, por Jesucristo . Ya no trata la enfermedad amorosa del rey Perdiccas, sino la del sobrino de Augusto , el emperador romano. Este último tenía dos estatuas de tamaño natural de Hipócrates erigidas en acción de gracias en el lugar más alto de Roma.

Hipócrates también es víctima de un galo del que se enamora. Con el pretexto de un encuentro galante, logra colgarlo, preso en una canasta, donde es el hazmerreír de los transeúntes. Los artistas medievales a menudo representaban la escena en tablas de marfil, siendo la víctima Hipócrates o Virgilio .

Según una leyenda árabe, el sabio Lokman consigue arrebatarle a Hipócrates sus secretos médicos, que guardaba celosamente, e Hipócrates muere de molestia. Según otra leyenda árabe, Hipócrates, sintiendo que se acercaba su muerte, hizo grabar sus secretos en una tableta y la colocó en un cofre de marfil que llevó a la tumba. El breve texto que se supone es la transcripción de esta tablilla se traduce al latín con el título de Secreta Hippocratis o Capsula eburnea .

Genealogía y familia legendarias

La genealogía legendaria de Hipócrates remonta su ascendencia paterna directamente a Asclepio ( Platón especifica que es un "  Asclepio  ") y su ascendencia materna a Heracles de los griegos. Según biografías, la superposición en el conjunto, pero difieren en detalle, Hipócrates es el 17 º , 18 º o 19 º descendiente de Asclepio.

El árbol genealógico más completo es el de Tzétzès . Se trata de una filiación cuya historicidad no se puede controlar: Asclepio, Podalire, Hippoloque, Sostratos, Dardanos, Crisamis, Cléomyttadès, Théodore, Sostratos II, Crisamis II, Théodore II, Sostratos III, Nébros, Gnosidicos, Hippocrates, Héporacléidas, Hipcratesète que es el gran Hipócrates.

Los biógrafos no han conservado el nombre de la esposa de Hipócrates, pero su antepasado fue Cadmos de Cos, tirano de la isla durante la Primera Guerra Persa . De este matrimonio nacen tres hijos; dos niños, Thessalos y Dracon, que serán médicos, y una niña, esposa de Polybius, otro médico. Este Polibio, yerno y discípulo de Hipócrates, es considerado el autor del tratado hipocrático Sobre la naturaleza del hombre . Esta hija de Hipócrates inspiró una leyenda bizantina, relatada por los cruzados, y que se encuentra en una historia de Jean de Mondeville . Transformada en dragón por un encantamiento, la hija de Hipócrates está encerrada en un castillo, donde solo el beso de un caballero le permitirá recuperar su forma original. El tratado Naturaleza del hombre se atribuye a Polibio, discípulo y yerno de Hipócrates (que no debe confundirse con el historiador Polibio de Megalópolis ); y De la superfetation se atribuye a Léophanès por Émile Littré.

Obras: el corpus hipocrático

Pintura mural que representa a Galeno e Hipócrates. XII °  siglo, Anagni , Italia .

Hipócrates es ampliamente considerado como el "padre de la medicina". Su escuela dio gran importancia a las doctrinas clínicas de observación y documentación. Estas doctrinas se basan en una práctica de la escritura, clara y objetiva. Es la primera literatura médica que se conserva, presentándose sin una clara separación entre técnica y estética.

Es el surgimiento de un estilo médico fundacional de la medicina clínica: el paciente se convierte en el objeto de la mirada, en la fuente de los signos. La escritura y la semiología están absolutamente vinculadas . Este estilo médico combina, entre otros, la braquilogía (estilo elipse o lacónico ), la parataxis (los hechos se registran en acumulaciones sucesivas), el asíndet (estilo sublime ), el estilo metafórico , el estilo aforístico ...

Estos procedimientos no vendrían de una intención retórica, sino de una reflexión técnica consciente, razonada. En consecuencia, el nombre Hipócrates tiene en realidad dos significados: es en primer lugar el carácter histórico, pero también la obra (todos los textos) legada bajo su nombre, la colección hipocrática o corpus hipocrático.

Manuscrito bizantino del XII °  siglo el juramento hipocrático en la forma de una cruz .

El Corpus hipocrático (del latín  : Corpus hippocratum ) es una colección de más de sesenta tratados médicos, escritos en jónico (dialecto jónico). Esta colección plantea muchos problemas sin resolver: problemas de clasificación, datación, atribución ...

Parece muy probable que la gran mayoría de los tratados se remontan a un período que varía de 420 a 350 aC Los otros tratados que abarcan entre el III ª  siglo aC y el II º  dC siglo

Debido a los estilos de escritura y las diferencias de vocabulario, las contradicciones en las doctrinas, la fecha aparente de escritura, los investigadores creen que el Corpus hipocrático no puede haber sido escrito por una sola persona. Desde la antigüedad, Galeno buscó determinar los textos auténticos de Hipócrates de otros, escritos por sus discípulos u otros médicos. El Corpus hipocrático incluye diferentes tipos de textos o géneros literarios:

  • Los tratados de listas son una forma muy antigua, corresponden a una primera organización del conocimiento en listas y sublistas más o menos detalladas.
  • Cuadernos, de uso privado, en los que el autor registra lo que le parece importante y significativo, con unidad de estilo.
  • Las colecciones de máximas, con fines didácticos o mnemotécnicos.
  • Los ensayos, dotados de una forma literaria, como un discurso o una conferencia, según diferentes públicos: estudiantes, amateurs educados, especialistas ...

Estos textos fueron recopilados sin ningún orden en particular en el origen, se han propuesto varias clasificaciones a lo largo de la historia y ninguna parece satisfactoria para llegar a un consenso.

Entre los textos importantes, el más famoso es el Juramento hipocrático , sobre la ética de la práctica médica. Atribuido tradicionalmente a Hipócrates, pero esta atribución es cuestionada por la mayoría de historiadores. Los otros textos importantes y citados con mayor frecuencia son Sobre la enfermedad sagrada  ; El pronóstico  ; Aires, aguas y lugares  ; Epidemias I y III  ; Aforismos  ; Medicina antigua  ; De la naturaleza del hombre  ; etc.

Desde el final del XX °  siglo, muchos de los problemas históricos del Corpus Hipocrático perdieron su importancia (asignación y clasificación de las obras). En lugar de centrarse en autenticar los escritos, los estudiosos ahora son libres de considerar el Corpus en toda su diversidad de formas, doctrinas y propósitos [] Juntos, estos textos muestran la creación progresiva de una forma de medicina que dominaría el pensamiento médico occidental y práctica durante los siglos venideros .

En este sentido, si el personaje Hipócrates mantuvo su imagen de Padre o Héroe, dio paso al anónimo médico hipocrático, pero representativo de un período crucial de la antigüedad.

Fundamentos de la medicina hipocrática

A pesar de las divergencias o contradicciones que puedan existir en el corpus hipocrático, los historiadores han determinado constantes comunes y revolucionarias que introducen una nueva visión del hombre y su lugar en el universo, donde la medicina debe definirse por lo que hace y lo más importante por lo que no hace.

Causalidad natural: dejar de lado lo divino

El tratado De la enfermedad sagrada es un texto emblemático en la historia de las ideas, porque es el primer texto en el que la medicina racional se opone a la medicina religiosa o mágica. La epilepsia que entonces se llamaba "enfermedad sagrada" se ve como un castigo divino por una mancha no especificada. El autor pretende demostrar que esta enfermedad no es "más divina ni más sagrada que cualquier otra enfermedad".

Su último argumento es de orden "fisiológico": la enfermedad sólo ataca a los "flemáticos" (ver: teoría de los humores ), pero si la enfermedad fue verdaderamente una visita divina, todos deberían poder ser afectados por ella. Agrega que esta enfermedad proviene del cerebro. "Todas las enfermedades son divinas y todas son humanas", especifica el autor, porque si la naturaleza es divina, todas las enfermedades pueden ser tanto divinas como naturales y humanas. Su conclusión es que es necesario "distinguir la conveniencia de los medios útiles, sin las purificaciones, los trucos de magia y toda esa charlatanería".

De hecho, no encontramos mención de una sola enfermedad mística en todo el corpus hipocrático . El médico se distingue del cura curador por evitar los medios mágicos o sagrados, que tendrían como objetivo apaciguar la ira de los dioses o purificar a los enfermos. El autor hipocrático no es ateo, considera que si la naturaleza ( physis o phusis ) tiene un carácter divino, no es el juguete de los caprichos de los dioses, está sujeta a un proceso lógico de causalidad que los propios dioses no tienen. romper, y que es posible saber.

Jackie Pigeaud va más allá al mostrar que De la maladie sacrée es también una teodicea , un "intento profundo de exonerar a Dios del mal". El autor hipocrático afirma "No creo que el cuerpo del hombre sea profanado por el dios, el más mortal por el más puro". Según Pigeaud, si el racionalismo griego se constituyó contra los dioses, es en nombre de una concepción más pura de lo Divino. Al descartar la enfermedad de cualquier causa trágica, religiosa o moral, De la maladie sacrée distingue definitivamente la enfermedad del mal y la vuelve a poner en el dominio de un especialista, el médico.

Enfermedad: una historia lógica del cuerpo en su entorno.

La enfermedad es un proceso corporal bajo la influencia combinada de factores ambientales (aire, agua, lugares), comida y estilo de vida. Se trata de una nueva visión del hombre que ya no está en una relación más o menos conflictiva con los dioses, sino en relación con su entorno. Así, los cambios del cuerpo no dependen de la justicia divina, sino del desarrollo de las estaciones, del entorno social, geográfico y climático. Solidario con su entorno, el hombre disfruta de la mejor salud cuando las influencias externas son equilibradas y moderadas.

Esta nueva perspectiva se presenta en el tratado de Aires, Aguas, Lugares , también considerado como un primer tratado de antropología, porque el autor aplica su análisis de los enfermos a todos los pueblos, explicando su diversidad por las diferencias de clima y leyes (políticas régimen).

Sin embargo, Hipócrates trabajó empíricamente clínicamente, basado en su experiencia y observaciones, y en principios que serán desafiados por la medicina moderna en anatomía y fisiología (tal es el caso de la teoría de los estados de ánimo ). Sin embargo, además de los principios éticos, lo que más a menudo queda de Hipócrates en la medicina moderna, sin haber sido olvidado, son los principios de observación y análisis lógico (lógica griega) de las enfermedades aprehendidas en su historia y su desarrollo por cadena de causalidades.

La enfermedad es, pues, un cambio ( ) en comparación con el hábito en el período de salud ( Dieta en enfermedades agudas , 27; Lugares en el hombre , 45).

Medicina: una relación terapéutica

El objeto de la medicina

Se define en el tratado Sobre el arte , se trata de "prevenir los sufrimientos de los enfermos y reducir la violencia de las enfermedades"; en Epidemias I , encontramos la máxima Tener dos cosas a la vista en las enfermedades: ser útil o al menos no dañar, una fuente probable de la famosa frase latina Primum non nocere En primer lugar no dañar.

Aquí el médico hipocrático afirma que el propósito de la medicina no es el éxito del médico, sino los intereses del paciente. En los tratados hipocráticos, el paciente es designado con el término anthrôpos "el ser humano", siendo secundarias todas las demás distinciones (sexo, condición social, personas o raza), lo que hace hablar de un humanismo hipocrático.

Sin embargo, la medicina sigue siendo una technê arte , es decir una profesión, una técnica que tiene sus límites: "preguntar al arte lo que no es arte, oa la naturaleza lo que no lo es. No es de la naturaleza, es ignorar" ( De arte ). Hay que saber no intervenir cuando toda acción es en vano o dañina Lo que las drogas no curan, el hierro cura; lo que el hierro no cura, el fuego cura; lo que el fuego no cura debe ser considerado incurable ( Aforismo 7 ).

Por tanto, también existe en la medicina hipocrática una negativa a tratar en casos considerados desesperados, por miedo a perder su reputación (por ejemplo, en Fracturas , caso de fracturas abiertas de fémur o húmero en la cara interna del miembro). La base teórica de este rechazo (más allá de los recursos del arte no puede ir en contra del curso natural) se ha vuelto ajena a la conciencia moderna.

Más cerca de las preocupaciones modernas, están la evitación de la innovación espectacular, que beneficia más al médico que al paciente ( Fracturas ) o la probidad del médico que le hace reconocer sus propios errores para evitar que vuelvan a ocurrir ( Epidemias V ).

La tríada hipocrática

Según el autor de Epidemics I , El arte de la medicina se compone de tres términos: enfermedad, paciente y médico. El médico es el secretario de arte. El paciente debe oponerse a la enfermedad con la ayuda del médico . A esta tríada se le llamó "el triángulo hipocrático" porque, según Gourevich , se trata de una figura geométrica de tres vértices que ofrece dos puntos de vista para observar los otros dos vértices: el punto de vista del médico y el punto de vista. del paciente.

La relación terapéutica se piensa en términos de una estrategia de alianza en una lucha. Hay que luchar contra la enfermedad y esta lucha la lidera el paciente, el médico es el aliado del paciente, el que le ayuda a luchar. Veremos aquí la modestia del médico y su profundidad humana. Esta dimensión [] constituye una de las originalidades del hipocratismo .

Según Debru el historiador médico helenístico Littré daría lugar a revertir la última frase presentándolo así: "Es necesario que el paciente ayuda al médico a luchar contra la enfermedad", como Littré está convencido de que el XIX °  siglo, es que es a criterio del médico para luchar y el paciente para ayudarlo. Al final de la XX XX  siglo, la extrañeza del texto original desaparece con la toma de noticias prevalezca el punto de vista del paciente.

El médico hipocrático debe, por tanto, desplegar una estrategia profesional para ser aceptado por el paciente como un aliado, en primer lugar por sus conocimientos y su saber hacer, pero también por la apariencia, la actitud y el comportamiento, el habla y el sentido de la diálogo. Aristóteles, y especialmente Platón, trasponen esta reflexión médica a la retórica , la política y la ética . El legislador debe ser, como el médico, un hombre no sólo erudito en su arte, sino también un maestro de la persuasión.

Profesionalismo

La medicina hipocrática se distinguió por su estricto profesionalismo, su disciplina y el rigor de su práctica. Los tratados dedicados a estas cuestiones son, en particular, Sobre el médico , Sobre el decoro y Sobre el dispensario del médico . Estos textos recomiendan que los médicos sean siempre rigurosos, honestos, tranquilos, comprensivos y serios. Se presta especial atención a todos los aspectos de la práctica: prescripciones detalladas para la iluminación, personal que asiste al médico, colocación de los instrumentos y al paciente, técnicas de vendaje y sujeción en las áreas de operaciones. Incluso es necesario asegurarse de mantener las uñas cortas para aprovechar al máximo el toque de las yemas de los dedos.

La regla del médico debe ser tener buen color y tener sobrepeso, según lo que implique su naturaleza [] Entonces será muy limpio en su persona, vestimenta digna, perfumes agradables y cuyo olor no tiene nada sospechoso; porque, en general, todo esto agrada al paciente [] Tendrá un rostro pensativo, sin austeridad; de lo contrario, parecería arrogante y severo; por otro lado, quien se entrega a la risa y la alegría excesiva es considerado un extraño al decoro; y esto debe ser cuidadosamente protegido. La justicia presidirá todas sus relaciones porque es necesario que la justicia intervenga con frecuencia; las que existen entre el médico y el enfermo no son parientes pequeños; los enfermos se someten al médico, y él, a todas horas, está en contacto con mujeres, con muchachas, con objetos preciosos; con respecto a todo esto debemos mantener nuestras manos limpias ( Du Médecin, 1 , traducción Littré).

Finalmente, las dificultades de la profesión se recogen en el primer aforismo de los Aforismos , más conocido por la expresión latina Ars longa vita brevis (el arte es largo y la vida corta), pero cuyo texto original completo es:

La vida es corta, la ciencia es larga, la ocasión pasajera, la experiencia engañosa, el juicio difícil. No sólo es necesario hacer lo que es propio, sino también hacer que el paciente, los asistentes y las cosas externas contribuyan a ello ( Aforismos , I, 1, traducción Littré).

Observaciones y pronóstico

Instrumentos quirúrgicos de la antigua Grecia. A la izquierda hay un trépano y a la derecha, un juego de bisturíes . La medicina hipocrática hizo un buen uso de estos instrumentos.

El propósito del examen hipocrático del paciente es determinar la diferencia entre su estado actual y su estado habitual, cuando estaba cerca del estado de las personas sanas. Para ello, el médico utiliza sus cinco sentidos de forma sistemática (comenzando por la vista) y progresivamente (primero desde la distancia y luego de cerca, pasando de un enfoque general a detalles minuciosos). Una vez reunidos estos elementos, interroga al paciente o su entorno para evaluarlos en relación con un estado anterior.

Luego usa su "razón" para determinar los cambios que se están produciendo, volviendo al pasado y "calculando" el futuro. Es entonces cuando puede juzgar la conveniencia de tratar, con qué medios y en qué momento.

Este enfoque es diferente del diagnóstico moderno, que tiene como objetivo distinguir cada vez con mayor precisión una enfermedad en particular. El médico hipocrático busca síntomas visibles que indiquen cambios internos (invisibles) que tienen lugar en un paciente. Le interesaba la disposición individual y no la causa singular. Para él, la diferenciación se da a nivel del paciente y no de la enfermedad .

Exámen clinico

El tratado El pronóstico recomienda las principales observaciones a realizar: examen de la cara y los ojos, posición del paciente en su cama (colocación de las piernas y movimientos de las manos), respiración (ritmo, calor y humedad de la respiración), heridas o abscesos si los hay, sudores fríos o calientes, tacto hipocondrial (dureza y sensibilidad), calor o frío de partes del cuerpo, trastornos del sueño, exámenes de fluidos corporales (color, densidad, olor ... de heces, orina, esputo ...).

El tratado Epidemias I y III agrega: la dieta ya prescrita y quien la prescribió, la constitución del ambiente y la situación del lugar, estilo de vida y edad, habla, comportamiento, silencio y pensamientos,  etc. En este tratado, las observaciones clínicas son relatos muy detallados, notando la evolución de la enfermedad, día a día, de un paciente en particular (nombre, ubicación geográfica, condición social), haciendo un total de 42 pacientes en total. No hay nada comparable a estos informes diarios en todos los textos médicos hasta que el XVI °  siglo. Entre los primeros en utilizar este modelo de observaciones detalladas, encontramos a Guillaume de Baillou (1538-1616).

Pronóstico

La recopilación de datos obtenidos por los sentidos ("experiencia") se completa con el uso de la razón o más exactamente la facultad de calcular logismos o logizesthai. A partir de ahí, el autor del tratado Sobre el arte propone pasar de lo visible a lo invisible, es decir, percibir no solo las aparentes enfermedades en la superficie del cuerpo, sino también las que se presentan en el interior. Porque lo que escapa a la mirada de los ojos, todo eso es superado por la mirada de la inteligencia.

Esta capacidad de calcular también permite un pronóstico pronóstico o " pronóstico griego" que es un pronóstico separado de la predicción adivinatoria o mántica . El papel del pronóstico hipocrático ha sido interpretado de diversas formas por los especialistas. Podría ser una forma de mostrar las habilidades propias destacándose de los adivinos (el pronóstico griego es una adivinación por el cuerpo que camina), mientras se protege a uno mismo de las acusaciones de negligencia, indicando el resultado más predecible. De esta manera, el médico será justamente admirado y ejercitará su arte con destreza; de hecho, aquellos cuya curación sea posible, será aún más capaz de preservarlos del peligro (...) y, previendo y prediciendo quiénes son los que deben perecer y sobrevivir, quedará libre de culpa ( Le prognosis , 1 ). " Según A. Debru, uno de los objetivos declarados del pronóstico hipocrático, es seducir y ser admirado," también estaban ansiosos por sanar que por escapar de la culpa ".

Según Pigeaud, la captación hipocrática del curso temporal de la enfermedad es una de las grandes experiencias antiguas del tiempo, que contribuyó a la conciencia de la duración, como del tiempo orientado. ". La enfermedad también es un proceso histórico. Se han observado analogías entre el método histórico de Tucídides y el método hipocrático, en particular la noción de "naturaleza humana" como modo de explicación de repeticiones predecibles con miras a un uso futuro, para otros tiempos o para otros casos.

El "pronóstico griego" es también un medio de control de la enfermedad, de manera que se modifique el tratamiento durante los eventos planificados para intervenir rápidamente incluso en las enfermedades agudas más peligrosas. Así, la medicina hipocrática utiliza términos como "exacerbación", "recaída", "resolución", "crisis o paroxismo", "pico" y "convalecencia".

Por ejemplo, una de las contribuciones de Hipócrates es su descripción y pronóstico del empiema torácico ( pleuresía purulenta ) y su determinación del momento y el lugar de una punción pleural con drenaje pleural ( Des Maladies , II). Su principio básico es aún válida en el comienzo del XXI °  siglo.

Epónimos

Dedos de baqueta secundarios a hipertensión arterial pulmonar en un paciente con síndrome de Eisenmenger . Descrito por primera vez por Hipócrates, el aspecto de los dedos de la baqueta también se conoce como " hipocratismo digital  ".

Facies hipocrática

La "cara hipocrática" es el cambio que se produce en el rostro al acercarse la muerte, o durante una larga enfermedad. Shakespeare alude a esta descripción en su relato de la muerte de Falstaff en Enrique V Acto II , Escena III .

En el tratado El pronóstico , después de haber dicho que el peligro es tanto mayor a medida que el rostro se aleja de su apariencia habitual, la descripción original es la siguiente: "Los rasgos alcanzaron el último grado de alteración cuando se pellizca la nariz, los ojos hundidos , sienes caídas, orejas frías y contraídas, lóbulos de las orejas separados, piel de la frente seca, tensa y árida, la piel de toda la cara amarilla negra, lívida o plomiza. " En el mismo texto, el médico puede acercarse para examinar los ojos: " Si los ojos huyen de la luz, si se desvían de su eje, si uno se hace más pequeño que el otro; si el blanco se vuelve rojo, si aparecen venas lívidas o negras, si hay silbido alrededor de la pupila, si están agitadas sobresaliendo de la órbita o profundamente hundidas; si las pupilas están secas y apagadas, todos estos signos son un presagio fatal [] Seguiremos soportando un presagio fatal, si los labios están relajados, colgados, fríos y completamente blanqueados . El pronóstico (traducción de Littré). El texto establece que el médico debe confrontar estas observaciones con datos de interrogatorios sobre causas como el insomnio, la diarrea o el ayuno. Si es así, el paciente puede recuperarse durante la noche. En ausencia de estas causas, si el paciente no se recupera dentro del mismo período de tiempo, está cerca de la muerte.

Hipocratismo digital

Es una deformación de la punta de los dedos de las manos o de los pies que afecta solo las partes blandas y las uñas. Este hipocratismo digital también se conoce como el signo de los "dedos de baqueta". Este fue un signo importante, presente en los casos que ahora se denominan enfermedad pulmonar obstructiva crónica , cáncer de pulmón , cardiopatía congénita cianogénicaetc.

Sucusión hipocrática

Se trataba de una maniobra clínica histórica que consistía en sacudir al paciente por los hombros, para percibir un posible "ruido de sucusión", sonido de lamido o fluctuación producido por un líquido en la pleura durante un derrame pleural . El método se describe en Enfermedades II , para detectar de qué lado está el ruido con el fin de determinar el lugar de la incisión para la evacuación de líquido o pus.

Este proceso de auscultación inmediata no fue reconocido mucho tiempo hasta que Laennec al principio del XIX °  siglo, redescubierto por la lectura de Hipócrates. Él mismo prueba el método para escuchar realmente la fluctuación del líquido. Rinde homenaje a la precisión de Hipócrates, pero le reprocha no haber comprendido que el sonido del lamido supone una colisión de aire y líquido, por tanto también presencia de aire en la cavidad pleural ( neumotórax ).

Dispositivos y maniobras ortopédicas

El "  banco hipocrático  " que es un dispositivo para poner los huesos en tracción y el "vendaje hipocrático" son dos dispositivos que han recibido el nombre de Hipócrates.

La reducción hipocrática es una reducción de una luxación del hombro por tracción en el miembro superior, acompañada de una contratracción en la axila donde el operador empuja con el pie.

Otro

El "  Corpus hipocrático  " y el "  Juramento hipocrático  " también llevan su nombre.

La risa o la burla sardónica, causada por el espasmo de los músculos de la cara, también se conoce a veces como una "sonrisa hipocrática".

El "zapato hipocrático" es un filtro rudimentario compuesto por una tela que forma una especie de calcetín provisto de una cuerda.

Una bebida medicinal ampliamente utilizada en la Edad Media , " hypocras  ", también tiene fama de haber sido inventada por Hipócrates.

Conocimientos y teorías

La medicina hipocrática y su filosofía ("hipocratismo") constituyen una medicina "sin anatomía ni fisiología" desde el punto de vista moderno. Se situaría en el marco más general de las medicinas tradicionales de otras civilizaciones, más cerca de las medicinas naturales que de la medicina académica moderna, que se basa principalmente en el método anatomoclínico y las ciencias biológicas.

El conocimiento hipocrático es conjetural, a partir de supuestos basados en apariencias ( phainomena ). En los textos hipocráticos ( From Ancient Medicine , 9), el arte médico está cerca de la navegación, es el piloto de un barco que debe enfrentarse a muchas fuerzas en movimiento y cambiantes. Debe guiar este barco a puerto, sabiendo predecir las maniobras decisivas en un momento dado, bajo circunstancias específicas. El médico se distingue por su experiencia, porque no hay forma de llegar a la verdad exacta ( akribès ), el único criterio aceptado es el correcto ( orthn ). El médico está condenado a abrirse camino, ayudándose con todas las señales, conjeturándolo con disparos de opiniones ( dxas ).

Las teorías hipocráticas se basan en la observación incrustada en un gran conjunto de analogías familiares. El constante ir y venir dentro del cuerpo se compara con el mantenimiento de los bosques, el estómago es un horno, el útero una ventosa, los procesos de elaboración del queso ilustran la coagulación o separación de líquidos en el cuerpo,  etc. Según Nutton "es difícil juzgar hasta qué punto hay que tomarse en serio estas múltiples analogías [...] quizás sea mejor interpretarlas solo en su contexto inmediato", es decir, el de los textos hablados en público. convencer.

Cuerpo y función

La distinción anatomía / fisiología es de origen moderno, la medicina de la antigüedad incluye a ambas bajo el término de physis . La estructura anatómica es inseparable de su presunta función (causa final o telos ). El médico hipocrático no practica la disección humana, busca reconstruir el interior del cuerpo a partir del examen de la superficie o la observación de disecciones animales. El vocabulario hipocrático utiliza muchos términos "falsos amigos", que todavía se utilizan hoy en día, pero en un sentido completamente diferente.

Los órganos principales se distribuyen en dos grandes cavidades separadas por el diafragma.

Huesos y carne

En general, la disposición y la forma de los huesos son correctas. Este conocimiento bastante preciso podría explicarse por el estudio de las luxaciones y fracturas, tema principal de los tratados quirúrgicos, y la larga resistencia de los huesos a la descomposición después de la muerte.

Se conocen los músculos, pero no su propiedad de contraerse, por eso se les llama "carne". Estos son los ligamentos que tienen la función de mantener el conjunto y provocar el movimiento, estos ligamentos se denominan neura , término que designa, en el contexto hipocrático, tanto a los tendones como a los nervios. Este antiguo punto de vista permanece anclado en el lenguaje popular donde el término "nervios" en realidad se refiere a ligamentos y aponeurosis (todas partes blancas) en la carne roja de carnicería.

Aire y sangre

El cuerpo está atravesado por conductos flebios , tanto venas como arterias sin distinción. Estos conductos distribuyen sangre, aire o humores, por separado o juntos. El término moderno tráquea es una abreviatura del término hipocrático tráquea. El número y la disposición de estos vasos varía según los textos hipocráticos, lo que demuestra que este sistema vascular o "protovascular" fue muy discutido durante la antigüedad hasta Galeno. Los autores hipocráticos pueden describir en el cuerpo las vías del aire sin involucrar los pulmones, o la sangre sin mencionar el corazón.

Según los textos, el punto de partida del sistema vascular puede ser la cabeza, el hígado, el bazo o el corazón. El pulso arterial aún no se conoce y no se utiliza para el diagnóstico. Si se observan bien los latidos arteriales en las sienes, se ven como una manifestación patológica. Este conocimiento vascular puede servir como índice de la datación de un texto hipocrático. Estos textos muestran el retroceso gradual desde un punto de vista: las especulaciones anatómicas se hacen primero desde la práctica médica, pero tiende a prevalecer el enfoque contrario, es la práctica médica la que debe basarse en el interior observable del cuerpo.

Digestión y generación

Los órganos digestivos son poco conocidos. El estómago no juega un papel importante, el asiento de la digestión es el "vientre" o "cavidad" koiliè debajo del diafragma. La digestión se ve como una especie de lucha donde la naturaleza humana triunfa sobre la naturaleza de los alimentos, o como una especie de cocción en una olla o fermentación en una tina.

Los huevos de gallina sirven como modelo para comprender el desarrollo del feto humano, y la descripción del útero humano es en realidad similar a lo que se puede ver en los animales. El útero femenino es el órgano que más imaginación despierta en el médico hipocrático. El útero puede viajar repentinamente por todo el cuerpo, reseco o calentado, corre para lanzarse hacia órganos más húmedos o fríos, desde las piernas hasta la cabeza, esto es la "asfixia de la matriz", modelo precursor de la histeria . La matriz parece dotada de vida propia, es como una mascota recalcitrante, que puede ser atraída por los sabores dulces o reprimida por los malos olores.

La menstruación es vista como un proceso absolutamente necesario de purificación, de evacuación de la mala sangre. No tener un período normal se considera muy peligroso, y se entiende que el inicio de la menopausia es un estancamiento del veneno, o putrefacción, en el cuerpo de la mujer. Estos diseños tienen una profunda influencia en el XIX °  siglo.

Cerebro y lugares esponjosos

El cerebro se ve como un órgano doble (los dos hemisferios) separados por una membrana. La médula espinal también permanece vaga, según el autor del tratado Des carne , no se parece a la médula de los huesos, porque es la única que tiene envolturas por estar unida al cerebro. El autor de La enfermedad sagrada hace del cerebro el asiento de la inteligencia y la sensación, y rechaza el corazón o el diafragma como el asiento de las emociones. La inteligencia procede del cerebro, receptáculo de sensaciones, a través del aire y la sangre.

El cerebro también actúa como una esponja, atrayendo los humores del cuerpo hacia sí mismo para distribuirlos nuevamente. Los hipocráticos atribuyen a otros órganos de naturaleza esponjosa (pulmones, bazo, hígado, etc.) un papel predominante en la regulación de los estados de ánimo.

Teoría del estado de ánimo

Los textos hipocráticos presentan diferentes teorías sobre el papel y la función de los humores (fluidos líquidos del cuerpo) correspondientes a una fase de entrenamiento o discusiones. Esta fase conduce a una teoría general conocida como la teoría de los cuatro humores, claramente expuesta en el tratado Sobre la naturaleza del hombre . Este tratado se atribuye a Polibio, discípulo y yerno de Hipócrates. Esta teoría se convertirá en la gran teoría hipocrática por excelencia, mientras que, en la época de Hipócrates, es solo un punto de vista minoritario, todavía impugnado por muchos autores posteriores.

Esta teoría de los cuatro humores tenía la ventaja de ser "un sistema de perfecta claridad para dar cuenta de un mundo interior completamente oscuro". Relaciona los cuatro humores con los cuatro elementos y con las cuatro estaciones, estableciendo cuatro temperamentos que abarcan el cuerpo y el alma o espíritu ( soma y psique). Esta última teoría, completada y popularizada por Galeno, es la que dominará el pensamiento médico hasta los tiempos modernos.

Las teorías de los estados de ánimo reúnen datos médicos empíricos y elementos filosóficos presocráticos . Los historiadores difieren en la interdependencia de la medicina / filosofía (si uno ha preparado o influido en el otro, o al revés), de manera similar existe un debate (en la epistemología de la medicina ) sobre las relaciones observación / teoría (por ejemplo). es posible la observación sin presuposiciones teóricas).

Datos empiricos

Varios fluidos o líquidos fluyen del cuerpo en un estado de salud o enfermedad y lesión: orina, semen, sangre, heces, pus, esputo, secreción de la nariz o el oído. Esta evacuación externa prepara el escenario para una representación interna donde los líquidos fluyen ( rhein ) en el cuerpo. El cuerpo es el asiento de un sistema hidráulico y una hidrografía, con fuentes, ríos y desembocaduras, de arriba a abajo, según el recorrido del menor obstáculo. Esta concepción sobrevive en el lenguaje popular "resfriado común", es decir, fluir ( reuma ) a través de la nariz, desde una fuente superior, el cerebro.

Los textos hipocráticos no otorgan un número fijo a los humores principales que son dos, tres o cuatro. La mayoría atribuye importancia patológica a dos fluidos, flema y bilis. Los textos posteriores distinguen la bilis amarilla y la bilis negra, esta última establece cuatro humores (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra).

Flema es un término griego que originalmente designa una sustancia asociada con la combustión o la inflamación (se encuentra en términos médicos antiguos como flegmasia - inflamación - o antiflogisto - antiinflamatorio -, o todavía actual como flemón ) . En el V º  siglo BC, lo que significa que cambia para indicar una sustancia frío, blanco y pegajoso, como el moco de la nariz, escupir, algunos depósitos en la orina ... o presente en los fluidos corporales (hoy linfa , líquido cefalorraquídeo , sinovial fluido ...). En este último sentido, la flema se llamará la flema de la XVI ª  siglo.

La bilis (que se especificará como bilis amarilla) está presente en los vómitos y la diarrea, es un irritante que interfiere con una buena digestión. Muchos textos colocan las enfermedades entre dos polos: flema y bilis con sus ocurrencias estacionales opuestas ( frío de invierno y disentería de verano).

La bilis negra o atrabile aparece más tarde, está presente por primera vez en los textos, no como una sustancia, sino como una enfermedad " melancólica  ", considerada como un estado físico de transformación de la sangre o flema. La mayoría de los investigadores creen que "la bilis negra sólo surgió para explicar las enfermedades de la bilis negra" antes de convertirse en un estado de ánimo distinto, corroborado por el color de las verrugas, los nevos, las llagas y cicatrices y las hemorragias de la sangre venosa negra.

Finalmente, esta bilis negra puede oponerse a la sangre roja que mantiene y da vida.

Informes filosóficos

Si la medicina hipocrática está influenciada por filósofos presocráticos, también busca, como medicina, afirmar su autonomía. Es aquí donde los textos hipocráticos divergen, incluso pareciendo polémicos entre ellos.

Los textos, conocidos como medicina filosófica, se basan en la primacía de la filosofía natural para establecer la naturaleza del hombre para poder practicar la medicina. Allí se encontrarían las diversas influencias de Anaxágoras , Heráclito , Empédocles , Demócrito ... Así, el tratado Sobre los vientos hace del aire el elemento constituyente esencial, cercano a Anaxímenes de Mileto . Otros tratados se basan en dos elementos (fuego y agua, Régimen ) o en tres (fuego, tierra y aire, Sillas ),  etc.

Al menos dos textos importantes presentan un punto de vista opuesto. Según la Medicina Antigua  : es el conocimiento y la práctica médica lo que permite, desde cada hombre real, conocer la verdadera naturaleza del hombre en sus diferentes categorías. "La medicina ya no está detrás de una antropología filosófica, se está convirtiendo en una ciencia del hombre".

Desde la naturaleza del hombre también se rechaza la medicina filosófica basada en sólo uno, dos o tres elementos constitutivos del universo, sistemas insuficientes para dar cuenta de la totalidad de los fenómenos médicos. La verdadera medicina debe basarse en los humores corporales, ya que podemos observarlos según la idiosincrasia de la constitución individual, el régimen, los lugares, el clima, las estaciones ... El autor presenta entonces su propio modelo, retomando el de Empédocles ( 4 elementos cósmicos ligados a 4 cualidades fundamentales) por su potencial explicativo.

Algunos conceptos

Según este modelo, "el cuerpo humano se compone de cuatro humores, cuyo temperamento adecuado es la condición de salud. Se considera que la enfermedad evoluciona en tres fases:

  1. cambio de humor, en calidad o cantidad (transformación o desequilibrio).
  2. cocción: reacciones de "cocción", por ejemplo, fiebre.
  3. la crisis: evacuación exitosa o no de mal humor o exceso de humor.

La "crisis" es el momento preciso y decisivo en el que todo puede cambiar: o la enfermedad comienza a triunfar y el paciente puede sucumbir, o por el contrario comienza la recuperación y el paciente puede recuperarse. Se supone que estas crisis regresarán en una fecha regular en "días críticos". Si se produce una crisis durante un día alejado de un día crítico, esta crisis es definitivamente decisiva ( Des epidémies I, 3).

Se distinguen así afecciones de días pares y días impares, de diferentes períodos, así como también fiebres cuarteles, quintanes, septanos, nonantes ... Se trata de una especie de numerología , donde el número juega un papel de organizador principal, similar al de Hesíodo (días buenos y malos) o Pitágoras (proporciones y armonía). Es un misticismo de números que, basado en la realidad clínica de las fiebres intermitentes , busca comprender el curso de todas las enfermedades.

Terapéutico

Si efectivamente hay una ruptura con los medios mágicos y encantadores, también hay una continuidad con los otros medios ya conocidos, tres en número: los remedios, las incisiones ("el hierro"), las cauterizaciones ("el fuego").

Remedios

En el Corpus se encuentran más de 380 nombres de plantas (la gran mayoría), sustancias animales y minerales. La mayoría de ellos han sido identificados, al menos genéricamente. La dosis es aproximada y las prescripciones no siempre corresponden a los datos modernos, por ejemplo, el aceite de linaza no se usa como un laxante común, sino para tratar enfermedades del útero.

Si el valor de muchos remedios puede confirmarse desde un punto de vista moderno, también existen usos de tipo mágico o simbólico, especialmente en el campo ginecológico.

Estos remedios tienen como principal objetivo evacuar el mal humor de arriba ( vómitos , expectorantes ...), o de abajo ( purgantes , diuréticos ...). A esto se le puede sumar la fumigación , los baños de vapor ... Uno de los remedios más poderosos, entonces discutido, fue el eléboro . Varios textos hipocráticos advierten sobre los efectos nocivos de una "superpurgación", son los primeros textos en exponer excesos, accidentes y errores terapéuticos, o iatrogénesis .

Como regla general, la medicina hipocrática es muy amigable para el paciente, el tratamiento es suave, mientras busca mantener limpio al paciente y prevenir cualquier agravamiento. Por ejemplo, se utilizó agua limpia o vino para preparar los lugares de las incisiones. A veces se usaban algunos bálsamos calmantes ( emolientes) .

Incisiones

Su finalidad es evacuar líquidos impuros, cuando los remedios no han sido suficientes. El sangrado es la ruta más común. Los textos enumeran los muchos puntos en los que se puede sangrar, según el estado de la enfermedad y la fuerza del paciente.

Un método utilizado con frecuencia era el de las ventosas escarificadas, que consistía en realizar una pequeña incisión seguida de la colocación de una ventosa.

La incisión también ayuda a evacuar el pus de un absceso, derrames u otras acumulaciones supurativas.

Cauterizaciones

Aparecen como los medios últimos. El uso de cauterizadores consiste en provocar quemaduras en la piel en lugares específicos para bloquear el paso de la enfermedad. El paciente cauterizado, cubierto de cicatrices, es una figura de comedia antigua .

Además, las hemorroides , que se cree que son causadas por exceso de bilis y flema, fueron tratadas mediante escisión y cauterización . También se ofrecen otros tratamientos como la aplicación de diferentes bálsamos. Los usos del espéculo rectal, un dispositivo médico común, se discuten en el Corpus hipocrático. Esta constituye la primera referencia conocida a la endoscopia .

Cirugía Ortopédica

Los tratados quirúrgicos son principalmente Articulaciones , Fracturas , Heridas en la cabeza ... Se proporciona asesoramiento en la reducción de luxaciones y fracturas simples. El autor muestra un buen conocimiento de las lesiones típicas y todo tipo de fracturas. Su dominio técnico le permite practicar hasta la trepanación (extracción de un trozo de hueso craneal). Distingue la simple fisura del proceso de una vértebra (dolorosa pero no muy grave) de una fractura-luxación del cuerpo vertebral, mucho más peligrosa.

Estos textos implican conocimientos anatómicos (hueso) y conocimientos técnicos (palpación, manipulación). El autor quiere ser sencillo y prudente, rechazando el uso de dispositivos complicados (utilizados para la reducción de fracturas por extensión-tracción), y maniobras temerarias arriesgadas. Se niega a hacer del arte médico un espectáculo, prefiriendo el interés de su paciente al aplauso de la multitud.

Dieta y estilo de vida

La dieta es fundamental en la terapia hipocrática. Según textos como Dieta (c. 400 aC), Alimentación , Dieta en enfermedades agudas , esta es la forma más segura de tratar la enfermedad desde el principio.

Diagrama que representa las cualidades elementales formadas por la combinación de los cuatro elementos.

La medicina antigua hizo de la invención de la cocina el comienzo de la medicina. Al inventar la cocina, los hombres pasan de una cocina cruda indigerible a una cocina beneficiosa. La cocina establece y mantiene una naturaleza humana que se distingue de la de las fieras. En esto, el conocimiento y las técnicas culinarias inspiran la preparación de remedios, explicando la existencia de la medicina.

La dieta tiene como objetivo primero restaurar el equilibrio natural de los cuatro humores. Por ejemplo, en algunos casos, mediante el uso de limón por su acción sobre el hígado, que se pensó que era beneficioso cuando la flema ( linfa ) era sobreabundante. O también, Hipócrates a veces pensaba en el descanso, a veces en el ejercicio, a menudo de capital importancia.

Según este enfoque, la dietética se basa en cuatro ideas:

  • la digestión es la cocción de los alimentos  ;
  • es preferible comer ciertos alimentos crudos, u otros a la ligera o cocidos durante mucho tiempo, para facilitar la digestión  ;
  • el cuerpo está formado por elementos o estados de ánimo que determinan un temperamento general e individual;
  • Se recomienda consumir un alimento equilibrado y proporcionado, es decir, alimentos sin abusos que correspondan a sus necesidades actuales y a su temperamento individual.

Alimentos y bebidas

En la dietética hipocrática, los alimentos se clasifican según sus propiedades correspondientes a los cuatro humores. Pueden calentar o enfriar, humedecer o secar. Otros relajan o tensan el vientre, son nutritivos o adelgazantes, provocan flacidez o vientos. Al igual que ocurre con la medicina tradicional china , para mantenerse saludable a lo largo de las estaciones, es necesario tener una dieta equilibrada y adecuada a las necesidades del momento. Así, la comida varía según el lugar, el clima y las estaciones que influyen en los estados de ánimo.

La dieta de los pacientes más débiles se limitaba a las bebidas. El agua se considera fría y húmeda y se opone al vino seco y caliente. Por analogía de colores, el vino tinto se considera fortificante para la sangre y el diurético del vino blanco. Las bebidas a base de miel se utilizan con frecuencia como melicrat (el término hidromiel es posterior a Hipócrates). Melicrat es miel mezclada con agua o leche, que se bebe cruda o hervida. Oxymel es miel en vinagre, cuya dosis varía según el uso.

Estas concepciones que han dominado en gran medida la medicina en Occidente durante más de mil años han dejado huellas importantes en la cultura popular. Esta tradición pervive también en determinadas prácticas culinarias (comer melón con jamón crudo, al inicio de una comida, peras al vino de postre, beber un digestivo al final de una comida) o en ciertos consejos dietéticos de nuestras abuelas (como ne no beber en medio de la comida).

Reglas de la vida

Esta dieta es parte de una forma de vida. Hipócrates a veces pensaba en el descanso, a veces en el ejercicio, a menudo de capital importancia. Los ejercicios se refieren tanto a personas sanas como enfermas. Lo ideal es encontrar para todos el equilibrio adecuado entre dieta y ejercicio. La dieta distingue entre ejercicios naturales como caminar, leer, hablar, cantar, música (escuchar música es un ejercicio para el alma) ... y ejercicios intensos que forman parte de la gimnasia (movimientos de brazos, ejercicios de swing , correr, lucha libre ...).

Se prescriben varios tipos de baños, cada uno con sus propias propiedades. Por tanto, el baño se distingue por inmersión o por aspersión; caliente, tibio o frío; con el estómago vacío o después de una comida; agua dulce o agua de mar Las reglas de aplicación son muy precisas, del orden del ritual.

La alternancia entre vigilia y sueño también se regula según las comidas y los ejercicios. La actividad de los sueños se tiene en cuenta en la evaluación clínica.

Se puede aconsejar o prohibir el sexo según el caso. El coito se considera cálido, hidratante y adelgazante. No se recomienda para mamas magulladas y mujeres embarazadas. Se recomienda a las jóvenes que sufren delirio durante su primer período, casarse lo antes posible es entonces una promesa de recuperación.

Posteridad

Antigüedad a Galeno

Desde el período helenístico ( III ª  siglo aC), Hipócrates se convirtió en un clásico. Los comentarios de tratados y glosarios que explican palabras difíciles se suceden. Las obras de Hipócrates se encuentran reunidas en la biblioteca de Alejandría y en su rival, la biblioteca de Pérgamo .

En la I er  siglo, las primeras pruebas de Historia de la Medicina aparecen. Están escritos en latín. En su prefacio a De medicina , Celso designa a Hipócrates como el fundador de la medicina y la autoridad más antigua, un juicio compartido por Scribonius Largus o Plinio el Viejo . En consecuencia, los textos hipocráticos forman parte del patrimonio cultural: grandes autores, desde Plutarco hasta Montaigne , citan a Hipócrates en sus comentarios o reflexiones.

Se desarrollan diferentes escuelas y corrientes médicas, aunque estas corrientes opuestas casi todas reclaman la herencia hipocrática, al menos desde este o aquel aspecto de su obra. Otros son más críticos, como Asclepio de Bitinia que rechaza la teoría de los humores, o Soranos de Éfeso que corrige los errores de Hipócrates en ginecología.

Al menos dos médicos continúan la tradición hipocrática de observaciones de pacientes (hipocratismo clínico): Areteus de Capadocia y Rufus de Éfeso .

Después de Hipócrates, el médico más notable de la antigüedad fue Galeno . En el II º  siglo dC, escribió en griego más de 25 libros comentarios sobre Hipócrates. Galeno presenta a Hipócrates como modelo para sus contemporáneos, reprochándoles que lo elogien de palabra, sin imitarlo en la práctica. La mayoría de estos comentarios se han guardado en griego o árabe.

De esta forma, Galeno es el principal difusor del hipocratismo en Occidente y en Oriente, pero se trata de un Hipócrates adaptado a las miradas de Galeno, integrado en un galenismo . No fue hasta el Renacimiento para ver el renacimiento de un hipocratismo basado en el texto griego del propio Hipócrates.

Antigüedad tardía hasta la Edad Media

Después de la caída del Imperio Romano, los textos de Hipócrates y Galeno persisten a través de grandes enciclopedias como los de Oribasio ( IV ª  siglo) de Aecio de Amida ( VI º  siglo), y finalmente los libros de Pablo de Egina ( VII º  siglo). Además, en Italia se realizan traducciones al latín de algunos tratados hipocráticos, particularmente en áreas bajo influencia bizantina.

En Oriente, los textos griegos de Hipócrates se traducen al siríaco y, después de la conquista musulmana, al árabe, en particular por Hunayn ibn Ishaq . Es el comienzo de un hipocratismo árabe representado por Rhazès , cuyas observaciones clínicas se acercan mucho a un espíritu hipocrático, desvinculado de las especulaciones teóricas. Este no es siempre el caso de la tradición árabe que convierte a Hipócrates en un patrón prestigioso pero relativamente secundario del galenismo.

En el sur de Italia, desde el XI th  traducciones siglo del árabe al latín fueron hechas por Constantino el Africano . Después de la XII ª  siglo, traducciones latinas se hicieron del griego, pero son raros. De hecho, las primeras universidades europeas de Medicina ( Bolonia , Montpellier , París ) sólo conocen a Hipócrates a través del hipocratismo galeno-árabe, es decir los textos comentados por Galeno (en griego), de los que tienen la versión latina de la versión árabe. .

En la escuela de medicina, los aforismos son el texto hipocrático el más estudiado en las facultades de la XVI ª  siglo.

Hipocratismos modernos

El Renacimiento va acompañado de un renacimiento hipocrático. La colección hipocrática se publica en toda su extensión en libros impresos, en traducción latina del texto griego (Roma, 1525), siendo la primera edición del texto griego la de Venecia (1526). Es un regreso a la fuente griega, a la pureza original liberada de los comentarios y adiciones de Galeno y los autores árabes.

Los métodos de observación clínica de los pacientes, a la manera de Hipócrates, fueron utilizados por primera vez en Occidente por Guillaume de Baillou . Nuevas corrientes médicas, divergentes entre sí, pero opuestas al galenismo, todas buscan referirse a Hipócrates. Por ejemplo, los partidarios de Harvey y la circulación sanguínea, que refutan a Galeno, hacen de Hipócrates un precursor de la circulación sanguínea.

La Clínica Hipocrática es un modelo para médicos como Sydenham ("Inglés Hipócrates"), Baglivi , Boerhaave (que inicia la enseñanza "cama-cama"). En Francia, el neo-hipocratismo se convierte en una tradición de la escuela de Montpellier, opuesta al galenismo de la Facultad de París.

La influencia de Hipócrates va más allá del marco médico. Su tratado Sobre los aires, las aguas y los lugares se habría inspirado en el espíritu de las leyes de Montesquieu .

Al principio del XIX °  siglo, el empirismo de Hipócrates está representado por Laennec , que ve Hipócrates su precursor en el campo de la auscultación enfermedades y el pecho. Las querellas de las escuelas de la época se proyectan sobre la obra de Hipócrates, este último a su vez alabado o castigado. Por ejemplo, un médico francés, MS Houdart, calificó el método terapéutico de Hipócrates, que consideraba demasiado esperar y ver, meditación sobre la muerte. "

Alrededor de 1860, para la medicina científica, la figura de Hipócrates siguió siendo la del observador entusiasta y el autor del Juramento , pero su valor práctico fue sólo de interés histórico.

Hipocráticos temas son tomadas por la medicina natural común, como al principio del XX °  siglo, el médico francés Paul Carton (1875-1947). La naturopatía también se refiere a una filosofía hipocrática, teniendo en cuenta los cuatro elementos, los temperamentos, el ambiente humoral y la fuerza vital. Este neo-hipocratismo es un compromiso entre vitalismo y galenismo.

Al principio del XXI °  siglo, los conceptos de la medicina hipocrática todavía se practica, como la India musulmana como una medicina tradicional en el nombre de la medicina Yunani (el término proviene del griego Ionia , que se refiere a la costa de Asia Menor). Esta medicina tradicional, aquí también, es más un galenismo que un hipocratismo.

Tributos

  • En los tiempos modernos, un cráter de la luna lleva su nombre  : el cráter de Hipócrates.
  • Un museo en la isla griega de Cos, el Museo Hipócrates, está dedicado a él.
  • El Proyecto Hipócrates (un acrónimo de HI gh P erf O rmance C omputing for R obot- A ssis TE d S urgery ) es un proyecto de la Carnegie Mellon School of Computer Science y Shadyside Medical Center , para desarrollar la planificación, la simulación y la aplicación. de tecnologías para la próxima generación de robots quirúrgicos asistidos por ordenador.
  • La 55 ª promoción de los directores de los estudiantes y directores de hospitales de EHESP lleva el nombre de Hipócrates.
  • Hipócrates es una serie de televisión francesa creada por Thomas Lilti , un desarrollo de la película del mismo nombre también dirigida por este último.

Bibliografía

Corpus hipocrático

El 'Corpus Hipocrático "incluye entre sesenta y setenta y dos tratados médicos escritos en un lenguaje jónica entre el final de la V ª  siglo  aC. AD y el final de la III ª  siglo  aC. AD reunión a la II ª  siglo  aC. AD en Alejandría. Con la excepción de La naturaleza del hombre (probablemente escrito por Polibio, yerno de Hipócrates, alrededor del 410 a . C. ), ninguno de estos tratados puede atribuirse clara y definitivamente a Hipócrates ni a ningún autor. Sin embargo, bajo la escuela se agrupan Cos: La Naturaleza del Hombre , Aires, Aguas, Lugares , preconcepciones coaques , Predicciones , La Sagrada Enfermedad  ; bajo el nombre de la escuela Cnidus: Cnidian Sentences , Internal Affections .

  • Obras completas de Hipócrates , trad. Émile Littré, París, 1839-1861, 10 vols.
  • . Hipócrates, trans, Guapas Cartas El medicamento de edad (Vol. II , 1 st  parte) (finales V º  siglo  BC. ); Aires, aguas, lugares ( II , 2); Enfermedad sagrada ( II , 3) (influencia de Diógenes de Apolonia); Epidemias  ; Vientos ( V , 1); Arte ( V , 1); De la dieta ( VI , 1); Del modo de las enfermedades agudas ( VI , 2); Comida  ; El uso de líquidos  ; Heridas, naturaleza de los huesos, corazón, anatomía ( VIII ); Enfermedades  ; De generación ( XI ); De la naturaleza del niño ( XI ); Del feto de ocho meses ( XI ); Lugares en el hombre ( XIII ); Del sistema de glándulas  ; Fístulas  ; Hemorroides ( XIII ); De visión  ; Carne  ; Dentición ( XIII ).
  • Hipócrata, El arte de la medicina , París, GF Flammarion, 1999, 362 p.

Estudios sobre Hipócrates

Un grabado en madera que representa la reducción de un hombro dislocado con un dispositivo hipocrático.
  • Luciana Rita Angeletti,   El concepto de vida en la antigua Grecia y el juramento hipocrático  , Revue Philosophique de Louvain , vol.  90, n o  86,, p.  156-179 ( leído en línea , consultado el 8 de marzo de 2020 ).
  • Laurent Ayache , Hippocrate , París, PUF , coll.  " Qué se yo ",( ISBN  2-13-044736-8 ).
  • (it) Alberto Jori , Medicina e medici nell'antica Grecia. Saggio sul 'Perì téchnes' ippocratico , Bolonia, edición il Mulino,( ISBN  88-15-05792-7 ).
  • Jacques Jouanna , Hipócrates , Fayard ,( ISBN  2-213-02861-3 ).
  • (en) Francis Adams , The Genuine Works of Hippocrates , Nueva York, William Wood and Company,.
  • (en) Michael Boylan, Hippocrates  " , Enciclopedia de Filosofía de Internet,(consultado el 28 de septiembre de 2006 ) .
  • (en) Enciclopedia Británica , Hipócrates , vol.  13, Enciclopedia Británica, Inc.,( leer en línea ) , pág.  519.
  • (en) Ctlin Enache, Ontología y meteorología en el régimen de Hipócrates , Mnemosyne 72 (2019), 173-96 .
  • (en) Robert A. Schwartz , Gregory M. Richards y Supriya Goyal ,   Clubbing of the Nails   , Medscape Reference ,( leído en línea , consultado el 11 de junio de 2012 ).
  • (en) Fielding H. Garrison , Historia de la Medicina , Filadelfia, WB Saunders Company,.
  • (en) AIa Fishchenko y SD Khimich , Modificación del vendaje hipocrático en forma de gorro , vol.  1, Klin Khir,, p.  72.
  • Ann Ellis Hanson , Hippocrates: The "Greek Miracle" in Medicine , Lee T. Pearcy, The Episcopal Academy, Merion, PA 19066, EE. UU.,( leer en línea )
  • (en) PG Jani ,   Manejo de las hemorroides: una experiencia personal   , Revista de Cirugía de África Central y Oriental , vol.  10, n o  2, p.  24-28.
  • Helgi Örn Jóhannsson , Hemorroides: aspectos de los síntomas y resultados después de la cirugía , Universidad de Uppsala,( ISBN  91-554-6399-1 ).
  • (en) Hipócrates, Sobre la enfermedad sagrada  " , Archivo de clásicos de Internet: Biblioteca de la Universidad de Adelaide,(consultado el 17 de diciembre de 2006 ) .
  • (en) Democritus  " , Universidad de Tennessee en Martin,(consultado el 17 de diciembre de 2006 ) .
  • (en) WHS Jones , Hippocrates Collected Works I , Cambridge Harvard University Press,( leer en línea ).
  • (en) Samuel Leff y Vera Leff , From Witchcraft to World Health , Londres y Southampton, Camelot Press Ltd.,.
  • Jean Lombard, Práctica, discurso y regla, Hipócrates y la institución de medicina , L'Harmattan, 2015 ( ISBN  978-2-343-06371-3 ) .
  • (en) Ralph H. Major , Descripciones clásicas de enfermedades , Springfield (Illinois),.
  • (en) Charles V. Mann , Tratamiento quirúrgico de las hemorroides , Springer,( ISBN  1-85233-496-7 ).
  • (en) Roberto Margotta , The Story of Medicine , Nueva York, Golden Press,.
  • (en) Félix Martí-Ibáñez , A Prelude to Medical History , Nueva York, MD Publications, Inc.,.
  • (es) Biblioteca Nacional de Medicina, Imágenes de la Historia de la Medicina  " , Institutos Nacionales de Salud,(consultado el 17 de diciembre de 2006 ) .
  • (en) Biblioteca Nacional de Medicina, Objetos de Arte: Árbol de Hipócrates  " , Institutos Nacionales de Salud,(consultado el 17 de diciembre de 2006 ) .
  • (en) NCEPOD , Alcance de nuestra práctica , Londres, Investigación confidencial nacional sobre el resultado del paciente y la muerte,( ISBN  978-0-9539240-3-5 , leer en línea [PDF] ).
  • (en) Sherwin B Nuland , Doctores , Knopf,( ISBN  0-394-55130-3 ).
  • (en) Jody Robin Pinault , Vidas y leyendas hipocráticas , Leyden, Nueva York, Colonia, Brill Academic Publishers,( ISBN  90-04-09574-8 ).
  • (en) Proyecto Hipócrates  " , Centro de Robótica Médica y Cirugía Asistida por Computadora, Escuela de Ciencias de la Computación Carnegie Mellon,(consultado el 30 de diciembre de 2006 ) .
  • (en) Ira M. Rutkow , Cirugía: una historia ilustrada , Londres y Southampton, división de ciencias de la salud de Elsevier Science,( ISBN  0-8016-6078-5 ).
  • (en) Charles Singer y E. Ashworth Underwood , A Short History of Medicine , Nueva York y Oxford, Oxford University Press,.
  • (en) J. Shah ,   Endoscopia a través de las edades   , BJU International , Londres, Unidad Académica de Cirugía y Departamento de Urología, Facultad de Medicina del Imperial College, St. Mary's Hospital, vol.  89, n o  7,, p.  645652 ( PMID  11966619 , DOI  10.1046 / j.1464-410X.2002.02726.x ).
  • William Smith , Diccionario de biografía y mitología griega y romana , vol.  2, Boston, Little, Brown y Company,( leer en línea )

Otras lecturas

  • (en) Adams Francis (traductor) [1891], Obras de Hipócrates , The Internet Classics Archive, Daniel C. Stevenson, Web Atomics © 19942000, 1994 (fecha original 1891) ( leer en línea ).
  • Gaston Baissette , Hippocrate , París, Bernard Grasset,.
  • (it) Alberto Jori , Medicina e medici nell'antica Grecia. Saggio sul 'Perì téchnes' ippocratico , Bolonia (Italia), il Mulino,.
  • (en) MD Kalopothakes , Ensayo sobre Hipócrates , Filadelfia, Impresoras King y Baird,( leer en línea ).
  • (it) Francesco Lopez , Il pensiero olistico di Ippocrate. Percorsi di ragionamento e testimonianze. , vol.  Yo, Cosenza (Italia), Edizioni Pubblisfera,.
  • (en) Plinio el Viejo, Historia natural: Libro XXIX , traducido por John Bostock. Ver texto original en el programa Perseus .
  • (en) Wesley D. Smith , Tradición hipocrática , Cornell Univ Pr,( ISBN  0-8014-1209-9 ).
  • (it) Massimo Fioranelli y Pietro Zullino , Io, Ippocrate di Kos; presentazione di Giorgio Cosmacini; prefazione di Giorgio Oppo , Roma-Bari, Laterza,( ISBN  978-88-420-8787-8 ). Edición de 2009.

Notas y referencias

  1. Pellegrin , 2014 , p.  9.
  2. Jacques Jouanna 1992 , p.  14-15.
  3. Jacques Jouanna y MD Grmek (eds.), "El nacimiento del arte de la medicina occidental" , en Historia del pensamiento médico en Occidente , vol.  1, Antigüedad y Edad Media, Umbral,( ISBN  2-02-022138-1 ) , pág.  27-29.
  4. Nuland 1988 , p.  4.
  5. Vivian Nutton, la medicina antigua , Les Belles Lettres,( ISBN  978-2-251-38135-0 ) , pág.  61-66.
  6. Jacques Jouanna 1992 , p.  21.
  7. Nuland 1988 , p.  7.
  8. Jones , 1868 , pág.  38.
  9. Martí-Ibáñez 1961 , p.  8687.
  10. Adams , 1891 , p.  15.
  11. Garrison 1966 , p.  100.
  12. Garrison 1966 , p.  94.
  13. Singer y Underwood 1962 , p.  29.
  14. Jody Rubin Pinault 1992 , p.  1-3.
  15. Enciclopedia de Filosofía de Internet, 2006 .
  16. Jacques Jouanna 1992 , p.  36-37.
  17. Pinault 1992 , p.  1.
  18. Adams , 1891 , p.  12-13.
  19. Jacques Jouanna 1992 , p.  40-41.
  20. Plinio el Viejo: Historia Natural: Libro XXIX (traducción)  " , en remacle.org (consultado el 29 de enero de 2019 )
  21. Fernand Robert , "  Hipócrates y el clero de Asclepio en Cos  ", Acta de las sesiones de la Academia de Inscripciones y Belles-Lettres , vol.  83, n o  1,, p.  9199 ( DOI  10.3406 / crai.1939.77137 , leído en línea , consultado el 29 de enero de 2019 ).
  22. Jacques Jouanna 1992 , p.  45-46.
  23. Jacques Jouanna 1992 , p.  50-51.
  24. Marie-Paule Duminil, Sangre, vasos, corazón en la colección hipocrática , Les Belles Lettres,( ISBN  2-251-32601-4 ) , pág.  315-316.
  25. Adams , 1891 , p.  10-11
  26. Jones , 1868 , pág.  37.
  27. Smith , 1870 , p.  483.
  28. Jacques Jouanna 1992 , p.  56-57.
  29. Margotta 1968 , p.  73.
  30. Jacques Jouanna 1992 , p.  58-60.
  31. Biblioteca Nacional de Medicina 2000 .
  32. Jacques Jouanna 1992 , p.  63.
  33. Alfred Clerc, "  La muerte de Hipócrates, leyenda árabe  ", Boletín médico de Argelia , n o  1,( leer en línea )
  34. (en) Faith Wallis, Medicina medieval: un lector , University of Toronto Press,( leer en línea ) , pág.  43
  35. Según Jouanna 1992 ( p.  32-33 ) Podemos sonreír (...) pero tales cálculos no son invención de biógrafos. Parten de la historia reclamada por las propias familias aristocráticas (...) creyeron en ella lo suficiente como para grabar su genealogía en inscripciones destinadas a ser leídas por todos .
  36. Jacques Jouanna 1992 , p.  25-26.
  37. Jacques Jouanna 1992 , p.  36.
  38. Diccionario de biografía y mitología griega y romana, Leo'phanes  " , en www.perseus.tufts.edu (consultado el 12 de febrero de 2017 ) .
  39. Hanson 2006
  40. Vivian Nutton 2016, op. cit., pág.  80 .
  41. Jacques Jouanna 1995, op. cit, pág.  59-60 .
  42. Jackie Pigeaud , Poética del cuerpo, los orígenes de la medicina , Les Belles Lettres,( ISBN  978-2-251-42032-5 ) , pág.  82.
  43. Jackie Pigeaud, 2008, op. cit., pág.  79-83 .
  44. Jackie Pigeaud, 2008, op. cit., pág.  73 .
  45. Jacques Jouanna 1992 , p.  105.
  46. Vivian Nutton, 2016, op.cit., P.  69 .
  47. Jacques Jouanna 1995, p.  33 .
  48. Bernard Vitrac, Medicina y filosofía en la época de Hipócrates , Presses Universitaires de Vincennes,( ISBN  2-903981-52-3 ) , pág.  116-117.
  49. Rutkow 1993 , p.  23
  50. Vivian Nutton, 2016, op. cit., pág.  76 .
  51. Vivian Nutton, 2016, op. cit., pág.  71 .
  52. Jacques Jouanna 1995, op. cit., pág.  39-41 .
  53. Citado por LLoyd (1999a), p.  69 .
  54. Sobre la enfermedad sagrada , C.18.
  55. Jackie Pigeaud 2008, op. cit., pág.  87-88 .
  56. Jacques Jouanna 1995, op. cit., pág.  42-44 .
  57. Jones , 1868 , pág.  11
  58. Nuland 1988 , p.  89
  59. Garrison 1966 , p.  9394
  60. Jackie Pigeaud, 2008, op. cit., pág.  92 .
  61. Danielle Gourevitch, El Triángulo de Hipócrates en el mundo grecorromano , Escuela Francesa de Roma,( ISBN  2-7283-0064-X ) , pág.  255-258.
  62. Danielle Gourevitch 1984, op. cit., pág.  8 .
  63. Hipócrates ( pref.  Jacques Jouanna), La consulta , Hermann,( ISBN  2-7056-5996-X ) , pág.  4-5.
    Textos elegidos y presentados por Armelle Debru
  64. Jacques Jouanna 1995, op. cit., pág.  64-66 .
  65. Garrison 1966
  66. Margotta 1968 , p.  64
  67. Rutkow 1993 , p.  24-25
  68. Según Debru 1986 (Hipócrates, La consulta ), op. cit., pág.  185-186 (nota 3), el significado del texto griego original es "mantener el control de las manos", que Littré traduce erróneamente como "mantener las manos puras".
  69. Adams , 1891 , p.  17
  70. Vivian Nutton 2016, op. cit., pág.  101-104 .
  71. Jacques Jouanna 1992 , p.  409-413.
  72. Geoffrey ER Lloyd, Historia de la ciencia griega , La Découverte, coll.  "Puntos - Ciencia" ( n o  S 92)( ISBN  2-02-017765-X ) , pág.  74-75.
  73. Jacques Jouanna 1992 , p.  424 y 432.
  74. J. Bottéro (obra colectiva. J. Bottéro propone una continuidad entre tratados adivinatorios y tratados de Medicina en Mesopotamia , para ver allí el surgimiento de una racionalidad, preparatoria de la razón griega.), "Síntomas, signos, escritos" , en Adivinación y Racionalidad , Éditions du Seuil, coll.  "Investigación antropológica",, p.  191-192.
  75. Vivian Nutton 2016 , p.  99-101.
  76. Hippocrate ( pref.  Jacques Jouanna, textos presentados por Armelle Debru.), La consulta , Hermann,( ISBN  2-7056-5996-X ) , pág.  79-82.
  77. Jackie Pigeaud, 2008, op. cit., pág.  97 .
  78. Tucídides y la medicina hipocrática  "
  79. Garrison 1966 , p.  97.
  80. Martí-Ibáñez 1961 , p.  90.
  81. Singer y Underwood 1962 , p.  40
  82. Margotta 1968 , p.  70
  83. Jacques Jouanna 1992 , p.  420-422.
  84. Fishchenko y Khimich 1986
  85. A. Manuila, Diccionario francés de medicina y biología , t.  III, Masson,, p.  524.
  86. A. Manuila, Diccionario francés de medicina y biología , t.  Yo, Masson,, p.  553.
  87. François Delaporte (bajo la dirección de Dominique Lecourt), Diccionario de pensamiento médico , Quadrige / PUF,( ISBN  2-13-053960-2 ) , pág.  573.
  88. Jacques Jouanna 1995, op. cit. , p.  47 .
  89. Marcel Detienne y Jean-Pierre Vernant , Las artimañas de la inteligencia: El mestizo de los griegos , Flammarion, coll.  "Fields" ( n o  36),, p.  300-301.
  90. Vivian Nutton 2016, op. cit. , p.  87-88 .
  91. Existe un debate entre historiadores sobre este punto, algunos inspirados en Gaston Bachelard se involucran en un análisis epistemológico histórico, otros consideran que este enfoque es inapropiado (anacrónico) cuando se aplica a textos de la antigüedad.
  92. Achille Souques , Etapas de la neurología en la antigüedad griega , Masson,, p.  37.
  93. Jacques Jouanna 1995, op. cit. , p.  54-56 .
  94. Marie-Paule Duminil 1983, op. cit. , p.  319-320 .
  95. Danielle Jacquart, Sexualidad y conocimiento médico en la Edad Media , PUF,( ISBN  2-13-039014-5 ) , pág.  236-237.
  96. Vivan Nutton 2016, op. cit. , p.  88-90 .
  97. Achille Souques, 1936, op. cit. , p.  40 y 45-50.
  98. Jacques Jouanna 1995, op. cit. , p.  56-57 .
  99. Vivian Nutton, 2016, op. cit. , p.  95-97 .
  100. Vivian Nutton 2016, op. cit. , p.  94-95 .
  101. Bernard Vitrac, 1989, op. cit. , p.  75-83 .
  102. Bernard Vitrac, 1989, op. cit. , p.  88 .
  103. (en) Enache,   ontología y Meteorología en Hipócrates en Regimen   , Mnemosyne 72 ,, p.  173-96
  104. Jacques Jouanna 1995, op. cit. pag.  49-51 .
  105. Vivan Nutton, 2016, op. cit. , p.  92 .
  106. Bernard Vitrac, 1989, op. cit. , p.  80 .
  107. Charles Lichtenthaeler, Historia de la medicina , Fayard,, p.  109.
  108. Vivian Nutton 2016, op. cit., pág.  109-113 .
  109. Jacques Jouanna 1992 , p.  224-228.
  110. Garrison 1966 , p.  98
  111. Jacques Jouanna 1992 , p.  228-230 ..
  112. Vivian Nutton, 2016, op. cit., pág.  105 .
  113. Jacques Jouanna 1992 , p.  230-232.
  114. Jóhannsson 2005 , p.  12
  115. Mann , 2002 , p.  1, 173
  116. Jani 2005 , p.  24-25
  117. Shah 2002 , p.  645
  118. NCEPOD 2004 , p.  4
  119. Vivian Nutton, 2016, op. cit., pág.  107 .
  120. Hipócrates 1986, op. cit, pág.  93-95 , presentación de A. Debru.
  121. Hipócrates 1986, op. cit., pág.  132-133 (presentación de A. Debru).
  122. Boylan 2006
  123. Jacques Jouanna 1992 , p.  233-239.
  124. Jacques Jouanna 1992 , p.  239-245.
  125. Jacques Jouanna 1992 , p.  489-495.
  126. Jacques Jouanna 1992 , p.  497-502.
  127. Jacques Jouanna 1992 , p.  503-508.
  128. Gotthard Strohmaier, Medicina en el mundo árabe y bizantino , Umbral,( ISBN  2-02-022138-1 ) , pág.  138
    en Historia del pensamiento médico en Occidente, vol. 1, Antigüedad y Edad Media, MD Grmek (dir.).
  129. Jacques Jouanna 1992 , p.  509-512.
  130. En un tratado hipocrático, el autor afirma que el movimiento de los humores corporales, sin principio ni fin, es como un círculo.
  131. Jones , 1868 , pág.  12-13
  132. Vivian Nutton 2016, op. cit., pág.  351 .
  133. Proyecto Hipócrates 1995
  134. ¿Quiénes son los Hipócrates" - Estudiantes directores y directores de hospitales   , en eleves-directeurs-hopital.fr (consultado el 17 de julio de 2017 )
  135. Laffont-Bompiani ed., El nuevo diccionario de obras , t. II , pág.  1498 .

Ver también

Artículos relacionados

enlaces externos

Hasta aquí el conjunto detoda la documentación que conseguimos recoger relativo a Hipócrates , es nuestro deseo que te sirva. En caso de que pienses que te hemos ayudado con Hipócrates , por favor, no pases por alto promovernos entre tus amigos y amigas y personas de la familia, y ten en cuenta que quedamos a tu disposición en todo momento y ocasión. Si a pesar de todo, sientes que aquello que ofrecemos en relación con Hipócrates no es del todo correcto o es necesario incluir información o revisar, nos resultaría una valiosísima aportación que que nos lo indiques. Dispensar la mejor y más considerable información acerca de Hipócrates y sobre cualquier otro asunto es en lo que consiste el espíritu de esta web; nos motiva el mismo objetivo que eventualmente motivó a quienes fueron los organizadores de la obra de la Enciclopedia, y por esa razón lo que queremos es que aquello que has descubierto en esta Gran Enciclopedia relativo a Hipócrates haya participado de algún modo para desarrollar tus conocimientos.

Opiniones de nuestros usuarios

Matilde Tomas Garcia

Me ha llamado la atención este artículo sobre Hipócrates , me resulta curioso lo bien medidas que están las palabras, es como…elegante.

Virginia Diez Estevez

Por fin un artículo sobre Hipócrates que se hace fácil de leer.

Maria Nieves Conde Anton

La entrada sobre Hipócrates me ha sido muy útil.