Traducciones de latín XII ° siglo



Toda la información íntegra que hemos podido reunir a cerca de Traducciones de latín XII ° siglo ha sido escrupulosamente comprobada y planificada con la finalidad de que te sea altamente provechosa. Con toda probabilidad has llegado hasta esta Gran Enciclopedia explorando el modo de saber alguna cosa más relativo a Traducciones de latín XII ° siglo. Habitualmente es fácil perderse en internet en el estrecho laberinto de páginas web que tratan sobre Traducciones de latín XII ° siglo y que, a pesar de todo, no parecen aportar lo que queremos conocer acerca de Traducciones de latín XII ° siglo. Es a raíz de esto que esperamos que si la información que te ofrecemos a continuación sobre Traducciones de latín XII ° siglo te satisface, nos lo hagas saber en los comentarios. Asimismo, si aquella información acerca de Traducciones de latín XII ° siglo que te ofrecemos no es lo que estabas buscando, también ponlo en nuestro conocimiento, así podremos perfeccionar día tras día este sitio web.

El renacimiento del XII °  siglo está íntimamente relacionado con la búsqueda de nuevos conocimientos por los eruditos europeos, al margen griegos y árabes de la cristiana occidental , especialmente en la España musulmana y Sicilia , donde hay una intensa actividad de traducción. Figuras importantes como Gérard de Cremona , Jacques de Venise o Henri Aristippe lideran así numerosas empresas de traducción en estas regiones. Estos textos son en primer lugar los escritos de la Antigüedad clásica ( Hipócrates , Euclides , Aristóteles ) y los textos cristianos más raramente ( griego Padres de la Iglesia ), sino también científicas y filosóficas contribuciones de pensadores del mundo islámico, como Avicena. , Rhazes , Al- Khwarizmi , Al-Kindi y Al-Farabi .

Esta contribución intelectual es en gran medida en las grandes escuelas de negocios en el norte de Europa a lo largo del XII °  siglo, aunque los traductores participan sólo marginalmente en la asimilación de los nuevos contenidos a través de Western pensamiento cristiano.

Traducciones de Italia

Constantino el Africano (finales del XI °  siglo)

En el XI °  siglo, antes de la explosión de traducciones, Constantino el Africano , Cristiano de Cartago que estudió medicina en Egipto , se convirtió en un monje en el monasterio de Monte Cassino en Italia , traducido del árabe de libros de medicina . Entre sus muchas traducciones se encuentran la enciclopedia médica ( Liber pantegni ) de Ali ibn Abbas al-Majusi y obras de medicina antigua de Hipócrates y Galeno , adaptadas por médicos árabes , así como Isagoge ad Tegni Galeni de Hunayn ibn Ishaq (Johannitius) y su sobrino Hubaysh ibn al-Hasan.

Otras obras médicas traducidas por Constantine incluyen Liber febribus (sobre fiebres), Liber de dietis universalibus et particularibus (sobre comida) y Liber de urinis (sobre orina) de Isaac Israel ben Salomon los libros Psicología islámica de Ishaq Ibn Imran al-Maqala fi al -Malikhukiya ( de melancolia ) y obras de Ibn al-Jazzar ( de Gradibus , Viaticum , Liber stomacho , de elephantiasi , de coitu y de Oblivione ).

Traducciones en el XII °  siglo y principios del XIII °  siglo

La Sicilia , parte del Imperio bizantino hasta 878 pasa bajo el dominio musulmán desde 878-1060 y cae bajo el control de los normandos entre 1060 y 1090. A partir de entonces, el reino normando de Sicilia conserva una burocracia trilingüe. Esto hace que la isla sea un lugar ideal para el trabajo de traducción. Sicilia también mantiene relaciones regulares con el este de Grecia, lo que permite el intercambio de ideas y manuscritos.

Una copia del Almagesto de Tolomeo se informó a Sicilia por Henry Aristipo , como un regalo del emperador Guillermo I st . Aristippus ya tradujo él mismo el Menón y el Fedón de Platón en latín, pero es un estudiante anónimo de Salerno que se unió a Sicilia para traducir el Almagest , así como varias obras de Euclides , del griego al latín. Aunque los sicilianos suelen traducir directamente del griego, cuando los textos no están disponibles en griego, los traducen del árabe. El almirante Eugenio de Sicilia traduce la Óptica de Ptolomeo al latín basándose en su conocimiento de los tres idiomas. Las traducciones debidas a Accursius de Pistoja incluyen las obras de Galeno y Hunayn ibn Ishaq . Gerard Sabbioneta tradujo el Canon de Medicina de Avicena y Almansor de al-Razi . Fibonacci, por su parte, escribió la primera obra europea sobre la escritura decimal posicional , es decir, el sistema numérico indoárabe en su Liber Abaci (1202). El Aphorismi de Juan Mesué (Mesue) son traducidos al italiano por un anónimo al final del XI XX o principios del XII °  siglo.

En el XIII °  siglo en Padua , Bonacosa tradujo el Tratado de Medicina de Averroes , Kitab al-Kulliyyat , bajo el título Colliget , y Juan de Capua tradujo el Kitab al-Taysir por Ibn del mediodía (Avenzoar) bajo el título Theisir . En Sicilia , Faraj Ben Salem traduce el al-Hawi de Rhazès bajo el título de Continentes, así como el Tacuinum Sanitatis de Ibn Butlan . También en Italia la XIII °  siglo, Simón de Génova y Abraham Tortuensis reflejan el Al-Tasrif de Abulcasis bajo el título Liber servitoris y la Congregatio sive líber oculis de Alcoati y el Liber de simplicibus medicinis que le debemos la Serapión más joven .

Traducciones de la frontera española

Al final de la X ª  siglo , los científicos europeos que viajan a España para estudiar. Gerbert d'Aurillac en particular vino a la Marcha Española , al Conde de Barcelona Borrell II , quizás para estudiar matemáticas . Sin embargo, las traducciones no comienzan hasta el siglo siguiente. Los primeros traductores de español se interesaron especialmente por los trabajos científicos , especialmente las matemáticas y la astronomía , y en segundo lugar por el Corán y otros textos islámicos . Las bibliotecas españolas contienen muchos trabajos académicos escritos en árabe, por lo que los traductores, a menudo asistidos por un colaborador de habla árabe, trabajan casi exclusivamente en árabe, en lugar de textos griegos. España, más que Italia, es la principal zona de contacto entre los traductores occidentales y la cultura árabe-musulmana.

Una de las principales empresas de traducción está patrocinada por Pierre le Venerable , abad de Cluny . En 1142 le pidió a Robert de Chester , Herman de Carintia , Pierre de Poitiers y un musulmán conocido sólo como "Mohammed" para realizar la primera traducción latina del Corán (el pseudoprofeta Lex Mahumet ).

Las traducciones se realizan en España y Provenza . Platón de Tivoli trabaja en Cataluña , Herman de Carintia en el norte de España y en los Pirineos en Languedoc , Hugues de Santalla en Aragón , Robert de Chesteren Navarre y Robert de Chester en Segovia . Toledo se considera a menudo como el principal centro de traducción, aunque este análisis está sujeto a varias reevaluaciones.

Las traducciones latinas de Platón de Tivoli incluyen el tratado sobre astronomía y trigonometría de Muhammad ibn Jābir al-Harrānī al-Battānī titulado De motu stellarum , el Liber embadorum de Abraham bar Hiyya Hanassi , la Spherica de Theodosius de Trípoli , y la medida de un círculo de Arquímedes . Las traducciones latinas de Roberto de Chester se relacionan con el libro de álgebra de al-Khwarizmi , Al-jabr wa'l-muqâbalah ( Compendio de cálculo por restauración y comparación ) y sus tablas astronómicas (que también contienen tablas trigonométricas. Las traducciones de Abraham Tortosa incluyen de simplicibus Ibn Sarabi ( Serapion Junior) y al-Tasrif de Abulcasis titulado Liber Servitoris . En 1126 , finalmente, el Gran Sindhind de Muhammad al-Fazari (obras traducidas en sánscrito , Surya Siddhanta y Brahmasphutasiddhanta de Brahmagupta ) también se traduce al latín.

Además, además de este corpus filosófico y literario, el erudito judío Petrus Alphonsi traduce un conjunto de treinta y tres cuentos de la literatura árabe al latín . Algunos de ellos provienen del Panchatantra o las Noches , como el cuento de Simbad el Marinero

La "escuela de Toledo"

Arzobispo Raimundo de Toledo ( 1125 - 1152 ) fue el propio traductor y, en homenaje, Juan de Sevilla dedicada traducción a él. A partir de esta evidencia fragmentaria, los historiadores del XIX °  siglo sugirieron que Raymond había establecido una escuela de traducción formal, pero ningún elemento concreto que confirma la fundación de la escuela tal ha sido descubierto, y su existencia se están cuestionando. La mayoría de los traductores de hecho han trabajado fuera de Toledo, y los que han trabajado en Toledo en realidad han trabajado con el Arzobispo y sin organización particular, y de hecho más bien en el momento del Arzobispo John (1152- 1166 ) de Raymond.

Toledo es, sin embargo, un centro de cultura multilingüe, integrado por un gran número de cristianos de habla árabe ( mozárabe ) y de suma importancia como centro de formación. Esta tradición de erudición, así como los libros que la han encarnado, sobrevivieron a la conquista de la ciudad por el rey Alfonso VI en 1085 . Otro factor es que tanto los primeros obispos de Toledo como el clero procedían de Francia, donde el árabe es poco conocido. Como resultado, la catedral se convierte en un centro de traducciones realizadas a una escala cuya importancia “no tiene equivalente en la historia de la cultura occidental. "

Rhazès , representado en una copia de la traducción de Gérard de Cremona (c. 1250-1260).

Entre los primeros traductores de Toledo, hemos incluido a cierto Avendauth (a quien algunos han identificado como Abraham ibn Dawd Halevi ), traductor de la enciclopedia de Avicena , el Kitāb al-Shifa ( El libro de la curación ), en cooperación con Dominique Gundissalvi , archidiácono de Cuéllar. Las traducciones latinas de Alfonso de Toledo incluyen De separacióne primi principii de Averroes . Las traducciones de Juan de Sevilla incluyen las obras de Al-Battani , Thābit ibn Qurra , Maslamah Ibn Ahmad al-Majriti , Al-Farabi , Jafar ibn Muhammad Abu Ma'shar al-Balkhi , Al-Ghazali , Al-Farghani y From differentia spiritus y anime de Qusta ibn Luqa .

El traductor más productivo de Toledo sigue siendo Gerardo de Cremona (v 1114 - v. 1187), quien tradujo ochenta y siete obras entre las que se encuentran el Almagesto de Ptolomeo , muchas obras de Aristóteles (incluidas Analítica , Física , Tratado del cielo , Sobre Generación y Corrupción y Meteorología ), el Libro de Suma y Resta según el cálculo indio de al-Khawarizmi , el De la medida del círculo de Arquímedes , los Elementos de geometría de Euclides , la Elementa astronomica de Jabir Ibn Aflah , Sobre el óptica de Al-Kindi , los Elementos de astronomía de Al-Farghani , el De intellectu et intellecto (sobre la clasificación de las ciencias y las artes) de Al-Farabi , las obras de Rhazes sobre alquimia y medicina , las obras de Thābit ibn Qurra y Hunayn ibn Ishaq y las obras de Al-Zarqali , Jabir Ibn Aflah , Banū Mūsā , Abu Kamil , Abu Al-Qasim e Ibn al-Haytham (en particular el Tratado de Óptica ).

Entre los libros de medicina que tradujo se encuentran la Expositio ad Tegni Galeni de Ali ibn Ridwan , la Practica, Brevarium medicine de Yuhanna ibn Sarabiyun (Serapion), el De Gradibus d'Al-Kindi, el Liber ad Almansorem , Liber divisionum , Introductio in medicinam , De egritudinibus iuncturarum , Antidotarium et Practica puerorum de Rhazès, De elementis y De definitionibus de Isaac israelí ben Solomon , Al-Tasrif de Abu Al-Qasim (Abulcasis) (traducido como título de Chirurgia ), así como el Canon de Medicina de Avicena (bajo el título de Liber Canonis ) y el Liber de medicamentis simplicus (Abenguefit) de Ibn Wafid.

Al final de la XII ª y principios del XIII °  siglo, Marcos de Toledo traducido de nuevo el Corán y varios libros de medicina y de la isagogarum Liber de Hunayn Ibn Ishaq .

Traducciones en el XIII °  siglo

Michael Scot (c. 1175-1232) tradujo las obras de Nour Ed-Din Al Betrugi (Alpetragius) en 1217 , el Kitab-al-Hay'ah ( Los movimientos del cielo ) de Nour Ed-Din Al Betrugi , y de importantes comentarios de Averroes sobre la obra científica de Aristóteles .

Rey Alfonso X ( 1252 - 1284 ) continúa promoviendo traducciones, así como la producción de trabajos científicos originales.

David el judío (c. 1228-1245) tradujo las obras de al-Razi (Rhazès) al latín. Las traducciones de Arnaud de Villeneuve (1235-1313) incluyen obras de Galen y Avicenna (en particular su Maqala fi Ahkam al-adwiya al-qalbiya , bajo el título De viribus cordis ), De medicinis simplicibus d'Abou al-Salt (Albuzali) y De physicis ligaturis de Qusta ibn Luqa .

En Portugal , Gilles de Santarem traduce la medicina De secretis, Aphorismi Rasis de Rhazès y De secretis medicine de Masawaiyh . En Murcia , Rufin de Alejandría tradujo el Liber questionum medicinalium discentium in medicina de Hunayn ibn Ishaq (Hunen) y Dominicus Marrochinus tradujo la Epistola de cognitione infirmatum oculorum de Ali Ibn Isa (Jesu Haly). En el XIV °  siglo Lleida , John Jacobi tradujo el Liber de Figura del Uyl , un libro de medicina de Alcoati en catalán y latín.

Otros traductores en Occidente

Las traducciones latinas de Adelard of Bath (fl. 1116-1142) incluyen las obras de astronomía y trigonometría de al-Khwarizmi (sus Tablas astronómicas y su libro de aritmética , Liber ysagogarum Alchorismi ), la Introducción a la astrología de Abu Mashar , como así como los Elementos de Euclides . Adélard, asociado con otros estudiosos del oeste de Inglaterra como Petrus Alfonsi y Walcher de Malvern , tradujo y desarrolló los conceptos astronómicos traídos de España. El Álgebra de Abu Kamil también se traduce al latín durante este período, pero se desconoce el trabajo del traductor.

Las traducciones de Alfred de Sareshel (c. 1200-1227) se refieren a las obras de Nicolás de Damasco y Hunayn ibn Ishaq . Los de Antonius Frachentius Vicentinus se relacionan con las obras de Ibn Sina (Avicenna). Armenguad traduce las obras de Avicena, Averroes , Hunayn ibn Ishaq y Maimónides . Berengarius de Valentia traduce las obras de Abu Al-Qasim (Abulcasis). Drogon (Azagont) traduce las obras de al-Kindi . Farragut (Faradj ben Salam) traduce las obras de Hunayn ibn Ishaq , Ibn Zezla (Byngezla), Masawaiyh (Mesue) y Rhazès . Andreas Alphagus Bellnensis traduce las obras de Avicenna, Averroes, Serapion , al-Qifti y Albethar.

En el XIII °  siglo Montpellier , Profatius y Bernardus Honofredi reflejan el Kitab alaghdiya de Ibn del mediodía (Avenzoar) bajo el título De sanitatis Regimine y Armengaudus Blasius tradujeron la fi al-Urjuza al-Tibb , la compilación de obras de Avicena y Averroes , bajo el título de Cantica cum commento .

Los otros textos traducidos durante este período son las obras de alquimia de Jabir Ibn Hayyan (Geber), cuyos tratados son una referencia para los libros de alquimia europeos . Estos incluyen el Kitab al-Kimya (titulado Libro de la composición de la alquimia en Europa), traducido por Robert de Chester (1144), el Kitab al-Sab'een traducido por Gérard de Cremona (antes de 1187), del Libro de la Kingdom , el Libro del Equilibrio y el Libro Oriental de Mercurio traducidos por Marcellin Berthelot . El De Proprietatibus Elementorum , un libro científico sobre geología debido a un pseudo- Aristóteles, también fue traducido durante este período . Un De consolatione medicanarum simplicum , un Antidotarium y un Grabadin escritos por un pseudo- Masawaiyh también son traducidos al latín por un anónimo.

Hoja de balance

Las traducciones de impulso observaron XII ª  siglo se debe a dos centros principales, el Italia y España . En esta ocasión surge una clase de literatos especializados en la actividad de la traducción. En Italia, las traducciones sicilianas se deben principalmente a dos funcionarios de la corte, Henri Aristippe y el "emir" Eugene  ; mientras que en el continente, a Santiago de Venecia se le atribuyen muchas traducciones, y hay muchos traductores a veces notables como Burgundio de Pisa , Moisés de Bérgamo y Leo Tuscus (que inicialmente trabajó durante mucho tiempo en Bizancio ), y más a menudo aún anónimos . En España los traductores son a menudo judíos, generalmente conversos, como el aragonés Pedro Alfonso  ; de mozárabes como Hugo de Santalla y probablemente Juan de Sevilla  ; Cristianos de la marcha como Dominique Gundisalvi  ; Italianos como Platón de Tivoli y Gérard de Cremona , cuya prolífica producción fue posible gracias a la organización de un verdadero taller de traductores; y otros eruditos de regiones a veces distantes, como Inglaterra para Robert de Chester o Herman de Carinthia . A ello se pueden sumar los traductores itinerantes menos vinculados a un hogar, como Adélard de Bath .

Este movimiento de traducción introduce una auténtica ruptura en el mundo del conocimiento. La enseñanza y la reflexión se ven limitadas, en la Alta Edad Media por la escasa cantidad de autoridades disponibles, la calidad mediocre de los textos disponibles, y la imposibilidad de hacerse con estas obras escritas en una sola lengua, el griego, cuyo conocimiento había sido totalmente desapareció fuera del Imperio Bizantino . No todas las disciplinas se benefician de esta contribución. Algunos lo ignoran porque son por definición latinos, como la gramática y la retórica , o incluso la ley ( código Justiniano ); otros por razones más complejas: la exégesis y la teología se basan en la Vulgata , cuyo carácter defectuoso se conoce, pero aparte de algunos intentos aislados ( Étienne Harding , André de Saint-Victor ) ninguna corrección de los textos bíblicos griegos o hebreos es negocio. Asimismo, las traducciones de los Padres griegos son relativamente pocas (sermones de John Chrysostom , De fide orthodoxa de John Damascene , traducidos por Ugo Etherianus y su hermano Leo Tuscus ). En cuanto a las traducciones del Corán y del Talmud , tienen un objetivo esencialmente polémico.

De hecho, el impacto de las traducciones se siente sobre todo en la filosofía , en las ciencias del quadrivium , en la astrología y en la medicina . De hecho, estos esfuerzos permiten a Occidente latino llenar los vacíos filosóficos y especialmente científicos: Euclides ( matemáticas ), Ptolomeo ( astronomía ), Hipócrates y Galeno ( medicina ) y, finalmente, Aristóteles ( física , lógica , ética ) gracias al redescubrimiento de Aristóteles. .

En lo que respecta a la lógica en particular, basada hasta ahora en la Logica vetus transmitida por Boecio , los estudiosos captan rápidamente la urgencia de tomar posesión de estos textos de los que Occidente se ha visto privado durante mucho tiempo (mientras que los menos conocidos, como la poesía , el teatro o la historia son no es objeto del mismo entusiasmo). La Logica Nova se compone así de Aristóteles Analítica , de Temas y Refutaciones . A esto hay que añadir la contribución árabe, principalmente Al-Khwarizmi ( álgebra ), Rhazès (medicina), Avicenna (medicina y filosofía), Al-Kindi y Al-Farabi (filosofía): estos escritos a menudo aristotélicos juegan un papel importante en la desarrollo del aristotelismo en Occidente, así como en el surgimiento de la cuestión de la autonomía de la razón. Esta contribución también se prepara la importación de innovaciones algebraicas tales como números arábigos y cero (al principio del XIII °  siglo bajo la dirección de Leonardo de Pisa ), además de muchos conceptos comerciales que reflejan un vocabulario especial ( costumbres , bazar , fondouk , gabela , cheque ) .

Como resultado de esta intensa actividad, Italia y España se convierten en los destinos favoritos de los entusiastas del estudio, como Daniel de Morley . También podemos pensar en Abelardo cuando se imagina irse al exilio para huir de sus rivales y encontrar la libertad que necesita: "Muchas veces, Dios sabe, caí en tal desesperación que pensé en dejar países cristianos para seguir adelante. Entre los infieles , y comprar, a costa de cualquier tributo, el derecho a vivir allí en el cristianismo entre los enemigos de Cristo ” .

Sin embargo, cabe señalar que el trabajo de traducción no necesariamente va de la mano de la asimilación de esta aportación, que se observa principalmente en otros centros, notablemente en Francia , principalmente Chartres y París . Esta síntesis es muy excepcionalmente obra de traductores como Adélard de Bath y más tarde Dominique Gundisalvi  ; los traductores generalmente permanecen especializados y no estudian realmente esta materia prima que importan.

Notas y referencias

  1. Jerome B. Bieber, “  Tabla de traducción medieval 2: fuentes árabes  ”, Santa Fe Community College.
  2. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 422-426
  3. (en) Danielle Jacquart , La influencia de la medicina árabe medieval en el Oeste , p.  981en Morelon y Rashed 1996 , p.  963-984
  4. D. Campbell, Medicina árabe y su influencia en la Edad Media , p. 4-5.
  5. CH Haskins, Estudios en ciencia medieval , págs.  155-157
  6. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 433-434
  7. M.-T. d'Alverny, "Traducciones y traductores", pág. 435
  8. D. Campbell, Medicina árabe y su influencia en la Edad Media , p. 3.
  9. (en) Danielle Jacquart , La influencia de la medicina árabe medieval en el Oeste , p.  982en Morelon y Rashed 1996 , p.  963-84
  10. (en) Danielle Jacquart , La influencia de la medicina árabe en el Occidente medieval , p.  983en Morelon y Rashed 1996 , p.  963-84
  11. (La) Johannes (08-08) Serapion , Liber aggregatus in medicinis simplicibus; Galen, de virtute centaureae ([Reprod.]) / Joannes Sérapion , A. Zarotus,( leer en línea )
  12. (en) Danielle Jacquart , La influencia de la medicina árabe medieval en el Oeste , p.  984en Morelon y Rashed 1996 , p.  963-84
  13. CH Haskins, Estudios en ciencia medieval , págs. 8-10
  14. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 429-430, 451-452
  15. CH Haskins , Renacimiento del siglo XII , p. 288
  16. Lemay 1963
  17. Juan Vernet, La Cultura hispano-árabe en Oriente y Occidente , Barcelona, ​​Ariel, 1978
  18. M.-T. d'Alverny, "Traducciones y traductores" p. 429
  19. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 444-448
  20. Ver más abajo
  21. V. J. Katz, A History of Mathematics: An Introduction , p. 291.
  22. GG Joseph, La cresta del pavo real , p. 306.
  23. Robert Irwin , Las mil y una noches: un compañero , Tauris Parke Paperbacks, 2003, p. 93
  24. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 444-447
  25. . Danielle Jacquart, "La Escuela de Traductores" en Louis Cardaillac ed Toledo XII º - XIII ª . Musulmanes, cristianos y judíos: conocimiento y tolerancia , París, Autrement, 1991 (Mémoires, 5), p. 177-191
  26. C. Burnett, "Programa de traducción árabe-latín en Toledo", págs. 249-251, 270.
  27. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 444-6, 451
  28. Salah Zaïmeche, Aspectos de la influencia islámica sobre la Ciencia y el Aprendizaje en el Occidente cristiano , Fundación para la Ciencia y Tecnología de la civilización, 2003, p. 10
  29. CH Haskins, Renacimiento del siglo XII , p. 287: “más ciencia árabe pasó a Europa Occidental de la mano de Gerardo de Cremona que de cualquier otra forma. "
  30. Para obtener una lista de las traducciones de Gérard de Cremona, consulte Edward Grant, A Source Book in Medieval Science , Cambridge Mass., Harvard University Press, 1974, págs. 35-8; Charles Burnett, “La coherencia del programa de traducción árabe-latín en Toledo en el siglo XII”, Science in Context , 14, 2001, págs. 249-288 y págs. 275-281.
  31. D. Campbell, Medicina árabe y su influencia en la Edad Media , p. 6.
  32. William PD Wightman (1953) El crecimiento de las ideas científicas , New Haven, Yale University Press ( ISBN  1135460426 ) , p. 332
  33. Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexicon
  34. D. Campbell, Medicina árabe y su influencia en la Edad Media , p. 5.
  35. Charles Burnett ed. Adelard of Bath, Conversaciones con su sobrino , Cambridge, Cambridge University Press, 1999, p. xi.
  36. M.-T. d'Alverny, “Traducciones y traductores”, págs. 440-443
  37. D. Campbell, Medicina árabe y su influencia en la Edad Media , p. 4.
  38. Le Goff 1957, p. 20-24
  39. Verger 1999, p. 89-98
  40. En particular el ordenado por Pedro el Venerable
  41. Cabe destacar los extractos incluidos por el judío aragonés converso Pedro Alfonso en su Dialogus Alphonsi conversi cum Moyse Iudaeo . Ver M.-T. d'Alverny 1982, pág. 428
  42. Este último relata su viaje en el Liber de naturis inferiorum et superiorum dirigido al obispo de Norwich
  43. Sepe autem, Deus scit, in tantam lapsus sum desesperationem, ut Christianorum finibus oversis ad gentes transire disponerem, atque ibi quiete sub quacunque tributi pactione inter inimicos Christi christiane vivere.  » Historia Calamitatum leída en línea , trad. Octave Gréard .

Ver también

Artículos relacionados

enlaces externos

Bibliografía

  • (en) Marie-Thérèse d'Alverny , “Traducciones y traductores”, en Robert L. Benson y Giles Constable, eds., Renacimiento y renovación en el siglo XII , p. 421-462, Cambridge Mass., Harvard University Press, 1982
  • (en) Charles Burnett, “La coherencia del programa de traducción árabe-latín en Toledo en el siglo XII”, Science in Context , 14 (2001), pág. 249-288
  • (en) Donald Campbell, Arabian Medicine and Its Influence on the Middle Ages , Londres, 1926, reed. Routledge , 2001 ( ISBN  0415231884 )
  • (fr) Sylvain Gouguenheim , Aristote au Mont-Saint-Michel: Las raíces griegas de la Europa cristiana , París, Seuil , coll.  "El universo histórico",, 277  p. ( ISBN  978-2-02-096541-5 )
  • (en) Charles H. Haskins , The Renaissance of the Twelfth Century , Cambridge Mass., Harvard University Press, 1927 (especialmente el capítulo 9: "Los traductores del griego y el árabe")
  • (en) Charles H. Haskins, Estudios de historia de la ciencia medieval. , Cambridge Mass., 1927, reed. Nueva York, Frederick Ungar Publishing, 1967
  • (en) George G. Joseph, La cresta del pavo real , Princeton University Press , 2000 ( ISBN  0691006598 )
  • (en) Victor J. Katz , A History of Mathematics. Una introducción , Addison - Wesley , 1998, ( ISBN  0321016181 )
  • (fr) Jacques Le Goff , Les Intellectuels au Moyen Age , 1957, 2 nd ed. 1985 3 ª ed. 2000 (especialmente p. 19-24)
  • (en) Richard Lemay, en España el XII °  siglo. Traducciones del árabe al latín , Annales ESC , 18 (1963), p. 639-665 ( sobre Perseo )
  • (en) Régis Morelon ( ed. ) y Roshdi Rashed ( ed. ), Enciclopedia de la historia de la ciencia árabe , vol.  3, Routledge ,( ISBN  0415124107 )
  • (fr) Marc Moyon, La geometría de la medida en las traducciones árabe-latinas medievales, Brepols, Turnhout, 2017 ( ISBN  978-2-503-56831-7 )
  • (es) Paul Renucci, La aventura del humanismo europeo en la Edad Media ( IV º - XIV °  siglo) , Les Belles Lettres, París, 1953
  • (fr) Jacques Verger , La Renaissance du XII e  siècle (Milán, 1996), París, Le Cerf, 1999 (en particular "Les traducteurs", p. 89-98)

Hasta este momento esta es toda la información que hemos conseguido incorporar relativo a Traducciones de latín XII ° siglo, es nuestro deseo que sea útil a tus propósitos. Si la respuesta es afirmativa, por favor, no pases por alto recomendarnos entre tus allegados y familiares, y recuerda que puedes dirigirte a la Gran Enciclopedia siempre que lo necesites. Si pese a poner todo nuestro empeño, te parece que aquello que ofrecemos acerca de Traducciones de latín XII ° siglo tiene algún fallo o es preciso completar la información o rectificar, te agradeceremos que nos lo hagas saber. Brindar la mejor y mayor información en relación con Traducciones de latín XII ° siglo y relativo a cualquier otro asunto es la razón de ser de este sitio web; nos incentiva el mismo espíritu que a la sazón inspiró a quienes fueron los organizadores de la formulación de la Enciclopedia, y por esa razón es nuestro deseo que aquello que has descubierto en este sitio web sobre Traducciones de latín XII ° siglo haya participado de algún modo para acrecentar tus conocimientos.

Opiniones de nuestros usuarios

Laura Mena Vallejo

Hacía tiempo que no veía un artículo sobre Traducciones de latín XII ° siglo escrito de forma tan didáctica. Me gusta.

Lorena Cuevas Casas

Esta entrada acerca de Traducciones de latín XII ° siglo era justo lo que quería encontrar.

Martin Villar Duran

Siempre es bueno aprender. Gracias por el artículo sobre Traducciones de latín XII ° siglo.

Virginia Mendez Anton

Esta entrada sobre Traducciones de latín XII ° siglo me ha hecho ganar una apuesta, que menos que dejarle una buena puntuación.