Galileo (erudito)



Toda la información íntegra que ha podido compilarse a cerca de Galileo (erudito) ha sido concienzudamente examinada y ordenada para que te sea práctica a la par que constructiva. Posiblemente no erramos si decimos que has llegado hasta esta web explorando el modo de conocer algo más sobre Galileo (erudito) . Con frecuencia es común extraviarse por la red en el estrecho laberinto de páginas que se refieren a Galileo (erudito) y que, aún así, no parecen aportar lo que esperamos saber sobre Galileo (erudito) . Es a causa de este motivo que esperamos que si la información que te damos a continuación en relación con Galileo (erudito) es de tu agrado, nos lo hagas saber en los comentarios. Del mismo modo, si la información acerca de Galileo (erudito) que te estamos aportando no es lo que necesitas, del mismo modo ponlo en nuestro conocimiento, así tendremos la posibilidad de mejorar día a día esta web.

Galileo ( italiano  : Galileo Galilei ), nacido en Pisa en 1564 y muerto en Arcetri cerca de Florencia el(77 años), es un matemático , topógrafo , el físico y astrónomo italiano del XVII °  siglo .

Entre sus logros técnicos, perfeccionó y explotó el telescopio astronómico , perfeccionando el descubrimiento holandés de un telescopio de aproximación , para realizar observaciones rápidas y tempranas que trastocaron los cimientos de la astronomía . Este científico se presentó así como un defensor del enfoque de modelado copernicano del Universo , proponiendo adoptar el heliocentrismo y los movimientos satelitales . Sus observaciones y generalizaciones a continuación, se enfrentaron a las críticas de los filósofos que apoyaban a Aristóteles (que proponen una estable geocentrismo , una clasificación de los cuerpos y de los seres, un orden inmutable de elementos y una evolución regulada de sustancias) y científicos unidos al de Ptolomeo modelo. , Así como a parte de los teólogos de la Iglesia Católica Romana y las Iglesias Protestantes . Galileo, que no tenía evidencia directa del movimiento terrenal, a veces olvidó la precaución que le recomendaron sus protectores religiosos.

En su obra sobre los cometas de 1623, aboga por la escritura matemática del libro del Universo. Si bien Galileo no contribuyó al avance del álgebra , sin embargo produjo un trabajo nuevo y notable sobre las secuencias , sobre ciertas curvas geométricas y sobre la consideración de lo infinitamente pequeño .

Por sus estudios y sus numerosos experimentos, a veces sólo de pensamiento, sobre el equilibrio y el movimiento de los cuerpos sólidos, en particular su caída, su traslación rectilínea, su inercia, así como por la generalización de las medidas, en particular del tiempo por el isocronismo del péndulo y la resistencia de los materiales , este investigador toscano sentó las bases de la mecánica con cinemática y dinámica . Se le considera desde 1680 como el fundador de la física , que se ha consolidado como la primera de las ciencias exactas modernas.

Los primeros años

Galileo Galilei (Galileo), hijo de Vincenzo Galilei y Giulia Ammannati , es el mayor de sus siete hijos. La familia florentina pertenece a la nobleza y se gana la vida con el comercio en Pisa . Vincenzo Galilei, su padre, es laudista , músico , cantante y autor en 1581 de un Diálogo de la música moderna . Participa en controversias sobre teoría musical .

Infancia

Galileo mostró una gran habilidad manual desde el principio. Cuando era niño, se divertía haciendo los modelos de máquinas que veía.

Fue educado con sus padres hasta los 10 años. Luego se trasladaron a Florencia y lo confiaron a un sacerdote del barrio, Jacopo Borghini, durante dos años. Posteriormente, Galileo ingresó en el convento de Santa María de Vallombrosa y allí recibió una educación religiosa. Empujado al noviciado por sus maestros, no prosiguió su carrera eclesiástica por mucho tiempo: su padre, aprovechándose de la enfermedad ocular de su hijo, lo trajo de regreso a Florencia en 1579 .

Dos años más tarde, Vincenzo Galilei lo inscribió en la Universidad de Pisa, donde tomó cursos de medicina (siguiendo los pasos de uno de sus gloriosos antepasados, el magister (maestro) Galilaeus de Galilaeis), (1370 - ~ 1450), pero sin mostrar ninguna interés en él. Regresó a Florencia en 1585 sin haber terminado sus estudios ni obtenido su diploma.

El descubrimiento de su vocación

A partir de 1583 , Galileo fue introducido a las matemáticas por Ostilio Ricci , un amigo de la familia, alumno de Tartaglia . Aunque Ricci era un erudito poco reconocido, tenía la costumbre, rara en ese momento, de vincular la teoría con la práctica a través de la experiencia. También fue influenciado por Giovanni Battista Benedetti , otro alumno de Tartaglia.

A los diecinueve años descubrió, sincronizando con su pulso, la regularidad de las oscilaciones de los candelabros de la catedral de Pisa. De regreso a casa, compara las oscilaciones de dos péndulos y trabaja sobre la ley del isocronismo de los péndulos , de la cual el holandés Christian Huygens descubre la verdadera ley del isocronismo riguroso (requiriendo la invención de otro movimiento isócrono: el péndulo cicloidal mientras que el péndulo simple de Galileo no es perfectamente isócrono) en, etapa del descubrimiento de una nueva ciencia: la mecánica galileana .

Galileo observa la regularidad del movimiento del péndulo simple y lo describe en 1638. Afirma que el período de un péndulo no depende de su masa sino de su longitud y enuncia la ley de los períodos: los cuadrados de los períodos de oscilaciones. son proporcionales a las longitudes de los péndulos.
La fórmula (en el marco de la aproximación de pequeñas oscilaciones) se expresa hoy en la siguiente forma:

con el período de las oscilaciones, la longitud del péndulo y la intensidad de la gravedad.

Galileo comenzó a estudiar medicina, pero al no tener gusto por la medicina y la filosofía aristotélica , las abandonó. Gracias a Euclides , que lo deslumbró, Galileo reorientó sus estudios hacia las matemáticas. A partir de entonces, afirma ser Pitágoras , Platón y Arquímedes y contra el geocentrismo aristotélico. En la corriente humanista , también escribió un feroz panfleto sobre la profesión docente de su tiempo. Dos años después, regresó a Florencia sin diploma, pero con gran conocimiento y gran curiosidad científica.

De Florencia a Pisa (1585-1592)

Galileo comienza demostrando varios teoremas sobre el centro de gravedad de ciertos sólidos en su Theoremata circa centrum gravitatis solidum , y en 1586 se compromete a reconstruir el equilibrio hidrostático de Arquímedes o Bilancetta. Al mismo tiempo, continuó sus estudios sobre las oscilaciones del péndulo pesado e inventó el pulsómetro . Este dispositivo ayudó a medir el pulso y proporcionó un estándar de tiempo, que no existía en ese momento. También comenzó sus estudios sobre la caída de cuerpos .

Desde su regreso de Pisa, el ex alumno ha frecuentado círculos de melómanos en Florencia, querido por su padre, un excelente teórico de la música. Allí da conferencias académicas sobre arte y literatura. El hijo Galileo es así advertido por el cenáculo del cardenal del Monte , quien, en la política peninsular, apoya al partido francés. En 1588 fue invitado por la Accademia Fiorentina (Academia Florentina) para presentar dos lecciones sobre la forma, el lugar y la dimensión del infierno de Dante .

Además de sus actividades diversificadas, busca en vano un trabajo como profesor de geometría o matemáticas en una universidad. La muerte de su padre, que cayó gravemente enfermo en 1589, hizo que esta búsqueda fuera crucial porque ahora tenía que mantener a su familia por su cuenta. Luego buscó conocer, entre otras grandes figuras con las que ya mantenía correspondencia, el padre jesuita Christophorus Clavius , figura destacada en matemáticas en el Pontificio Colegio . También recibe ayuda del matemático Guidobaldo del Monte . Este último recomienda Galilea al Gran Duque Fernando I er de Toscana , quien lo nombró a la cátedra de matemáticas de la Universidad de Pisa por 60 coronas al año, una miseria. Su lección inaugural tiene lugar el.

En 1590 y 1591 , descubrió la cicloide y la utilizó para dibujar arcos para puentes .

También experimentó con la caída de cuerpos y escribió su primer trabajo sobre mecánica, De motu (El movimiento). La realidad misma de estas "experiencias" ahora se cuestiona ampliamente y se cree que es una invención de su primer biógrafo, Vincenzo Viviani . Este volumen contiene nuevas ideas para la época, pero aún expone, obviamente para adaptarse a las limitaciones de la educación oficial, los principios de la escuela aristotélica y el sistema de Ptolomeo . Galileo les enseñó durante mucho tiempo, después de haber estado convencido de la corrección del sistema copernicano , pero por falta de pruebas tangibles.

Universidad de Padua (1592-1610)

En 1592 , Galileo se fue para enseñar en la Universidad de Padua , donde permaneció durante 18 años. La salida de Pisa, después de solo tres años, se explica por una disputa con un hijo del gran duque Fernando I er de Toscana . Este nuevo puesto en Padua le fue ofrecido a través del cardenal Del Monte. Está significativamente mejor pagado y acompañado por el disfrute de una casa que no dudará en alquilar en parte a sus estudiantes extranjeros, incluso si eso significa vivir con ellos durante las lecciones. Además, ofrece excelentes instalaciones de investigación.

Padua , que tiene artesanos del metal y la madera, expertos en fundición y ebanistería , pertenecía a la poderosa República de Venecia , que garantizaba a Galileo una gran libertad intelectual, siendo la Inquisición muy, muy poderosa. Aunque Giordano Bruno había sido entregado a la Inquisición por los patricios de la República, Galileo pudo realizar su investigación sin demasiados problemas. Venecia es entonces muy famosa por su arsenal y todo su saber hacer artesanal y técnico, que ofrece a Galileo grandes posibilidades. Un detalle que es importante, la gran ciudad republicana también es famosa por la calidad de su industria del vidrio, protegida en los islotes de Murano. Se quedará modestamente en la ciudad, la Serenissima, con su pareja y sus hijos.

Galileo enseña mecánica aplicada, matemáticas, astronomía y arquitectura militar . Establece una fructífera cooperación con los talleres de fundadores y carpinteros, lo que le permite desarrollar con sus alumnos experimentos sobre el movimiento de sólidos. Luego profesó públicamente el sistema de Ptolomeo , sin atreverse todavía a levantarse contra las ideas aceptadas, aunque ya había adoptado personalmente el sistema de Copérnico . Sus lecciones de mecánica tuvieron un éxito considerable, que superó ampliamente el marco de la República de Venecia, y el padre Mersenne publicará en Francia en 1634 la Mecánica de Galilea .

Desde la muerte de su padre en 1591 , Galileo ha tenido que cubrir las necesidades de la familia: es notablemente fiador de la dote - diez veces superior a su salario - de una de sus hermanas y tendrá que hacerlo hasta el final de su vida. La vida ayudaría económicamente a su hermano Michelagnolo Galilei o soportaría la creciente inestabilidad de su madre (endeudado, sabía que al regresar a Florencia lo encarcelarían). Galileo está monopolizado por sus tareas docentes e investigadoras: da muchas lecciones privadas a estudiantes adinerados a quienes aloja en su casa. Pero era un mal administrador y sólo la venta de instrumentos científicos ( termómetro Galileo , balanza hidrostática) y sobre todo la ayuda económica de sus protectores y amigos le permitieron equilibrar sus cuentas.

En 1593 , escribió el Trattato di Forticazioni (tratado sobre fortificaciones) y el Trattato di Meccaniche (tratado sobre mecánica) para sus estudiantes particulares de tutoría. El trabajo de Galileo permite una mayor eficiencia de la artillería pesada (establecen que un cañón debe apuntar a 45 ° para tener su alcance máximo) y no es objeto de disputa alguna.

En 1597 mejoró y fabricó una brújula de proporciones , la brújula geométrica y militar , antecesora de la regla de cálculo , que gozó de gran éxito comercial. No escribió las instrucciones de uso hasta nueve años después.

En 1599 , Galileo ayudó a fundar la Accademia dei Ricovrati (Academia de los Descubrimientos) con el padre Federico Cornaro . Ese mismo año, trajo al mecánico Marc'Antonio Mazzoleni al taller de la planta baja de su casa para fabricar y vender, según sus propios planes, instrumentos científicos.

El mismo año, Galileo conoce a Marina Gamba , una joven veneciana de familia modesta, con la que mantiene un romance hasta 1610 (no están casados y no viven bajo el mismo techo). En 1600 , nació Virginia, su primera hija, seguida de su hermana Livia en 1601 , luego un hijo, Vincenzo, en 1606 . Después de la separación (no conflictiva) de la pareja, Galileo se ocupa de los niños. Posteriormente colocará a sus hijas en el convento de Arcetri . Su hija mayor, Virginie, se convertiría en la hermana Marie Céleste como hija de un científico fascinado por las estrellas.

Según Guillaume Libri , Galileo experimentó alrededor de 1602-1603, un dispositivo destinado a observar variaciones de temperatura o termoscopio y mostró los efectos a Castelli . Pero no se puede dar fe de la primacía del descubrimiento.

El año 1604

1604 es annus mirabilis , un año excepcional para Galileo, que cumple 40 años:

  • En julio, prueba su bomba de agua en un jardín de Padua.
  • En octubre, descubrió la ley del movimiento uniformemente acelerado , que asoció con una ley errónea de velocidades.
  • En diciembre, comienza la observación de una nova conocida desde al menos el 10 de octubre . Dedica 5 lecciones al tema el mes siguiente, y en febrero de 1605 co-publica Dialogo de Cecco di Ronchitti en Perpuosito de la Stella Nova con Girolamo Spinelli . Aunque la aparición de una nueva estrella y su repentina desaparición contradice completamente la teoría establecida de la inalterabilidad de los cielos, Galileo sigue siendo un aristotélico en público, pero ya es firmemente copernicano en privado. Espera pruebas irrefutables en las que apoyarse para denunciar el aristotelismo.

Reanudando sus estudios sobre el movimiento , Galileo muestra que los proyectiles siguen trayectorias parabólicas en el vacío .

De 1606 a 1609

En 1606 , Galileo y dos de sus amigos enfermaron el mismo día de la misma enfermedad infecciosa . Solo Galileo sobrevive, pero permanecerá lisiado de reumatismo por el resto de su vida.

Durante los siguientes dos años, el científico estudió las armaduras de los imanes . Su trabajo todavía se puede ver en el Museo de Historia de la Ciencia ( Istituto e Museo di Storia della Scienza ) en Florencia .

Los lentes

Mejora del telescopio

Réplica de un telescopio del Observatorio Galileo Griffith.
Dibujo de la luna de Galileo, publicado en " Sidereus Nuncius " en 1610 , junto con una fotografía del mismo espectáculo.

En mayo de 1609 , Galileo recibió desde París una carta del francés Jacques Badovere  (en) , uno de sus antiguos alumnos, que le confirmaba un insistente rumor: la existencia de un telescopio diseñado por el óptico holandés Hans Lippershey. En 1608, y permitiendo ver objetos distantes.

Fabricado comúnmente en Holanda y Francia, el telescopio es ante todo un juguete común que amplía los objetos observados unas siete veces, no sin enormes aberraciones laterales. Según las indicaciones francesas que prevén el uso de un multiplicador del sentido de la visión, Galileo, que ya no enseña a Cosimo II de Medici , construyó su primer telescopio .

Galileo mejora este simple telescopio aplicando principios elementales de óptica y lo transforma en un telescopio refractor, visualizando estrellas de observación invisibles a simple vista. Su instrumento todavía distorsiona notablemente los objetos, pero sobre todo los magnifica linealmente hasta treinta veces. Galileo también fue el único en ese momento en Europa que logró obtener una imagen recta gracias al uso de una lente divergente en el ocular .

Esta invención marca un punto de inflexión en la vida de Galileo porque lo transforma de físico a astrónomo. E inmediatamente cree, sin construir una teoría cautelosa del instrumento óptico fabricado, que está observando bien la realidad. Se apresura a observar los cuerpos celestes y ya extrapola sus movimientos.

La , terminó su segundo telescopio bastante cerca del telescopio holandés y diseñado para observación marítima o nocturna. Crece ocho o nueve veces. Lo presenta al Senado de Venecia . La manifestación tiene lugar en lo alto del Campanile en la Plaza de San Marcos . Los espectadores están encantados: ante sus ojos, Murano , ubicado a 2,5  km de distancia , parece estar a solo unos 300  m de distancia.

Galileo ofrece su instrumento y lega los derechos a la República de Venecia, muy interesada en las aplicaciones militares del objeto. Como recompensa, Galileo es confirmado de por vida en su puesto en Padua y su salario se duplica. Finalmente se libera de sus dificultades financieras.

Sin embargo, cabe señalar que Galileo no dominaba la teoría óptica y que los instrumentos fabricados son de calidad muy variable. Algunas gafas son prácticamente inutilizables (al menos en observación astronómica). En abril de 1610 , en Bolonia , por ejemplo, la demostración del telescopio fue desastrosa, como informa Martin Horky en una carta a Kepler .

El propio Galileo admitió en marzo de 1610 que de los más de 60 anteojos que había construido, solo unos pocos eran adecuados. Numerosos testimonios, incluido el de Kepler, confirman la mediocridad de los primeros instrumentos.

Montadas en simples tubos de madera o cartón, las lentes diseñadas por Galileo permitieron al ojo humano por primera vez estudiar de cerca la Luna , las manchas solares y los planetas y sus satélites.

Varias de las gafas astronómicas construidas por Galileo se exhiben en el Museo Galileo (Florencia) .

Observación de la luna

Fases de la Luna dibujadas por Galileo en 1616 .

Durante el otoño, Galileo continúa desarrollando sus gafas. En noviembre, fabrica un instrumento que crece veinte veces. Se toma el tiempo para dirigir su telescopio hacia el cielo. Muy rápidamente, al observar las fases de la Luna , descubre, unos meses después de Thomas Harriot , que esta estrella no es perfecta como quería la teoría aristotélica.

La física aristotélica , que era una autoridad en ese momento, distinguía entre dos mundos:

  • el mundo "sublunar": que comprende la Tierra y todo lo que se encuentra entre la Tierra y la Luna; en este mundo todo es imperfecto y cambiante;
  • el mundo "supralunar": que parte de la Luna y se extiende más allá. En esta área, solo hay formas geométricas perfectas (esferas) y movimientos regulares inmutables (circulares).

Galileo, por su parte, observó una zona de transición entre la sombra y la luz, el terminador , que de ninguna manera era regular, lo que invalidaba, en consecuencia, la teoría aristotélica. Galileo deduce de esto la existencia de montañas en la Luna e incluso estima su altura en 7.000 metros, más que la montaña más alta conocida en ese momento. Hay que decir que los medios técnicos de la época no permitían conocer la altitud de las montañas terrestres sin fantasía. Cuando Galileo publica su Sidereus Nuncius (Mensajero Celestial), cree que las montañas lunares son más altas que las de la Tierra, aunque en realidad son equivalentes.

La cabeza en las estrellas

En pocas semanas, descubre la naturaleza de la Vía Láctea , cuenta las estrellas de la constelación de Orión y se da cuenta de que algunas estrellas visibles a simple vista son en realidad cúmulos de estrellas . También estudia las manchas solares en el sol.

La , Galileo hace un descubrimiento importante: nota tres pequeñas estrellas junto a Júpiter. Tras unas noches de observación, descubre que hay un cuarto y que acompañan al planeta. Estos son los satélites visibles de Júpiter, a los que más tarde denominó estrellas mediceas o estrellas mediceas, en honor a sus protectores, la familia Medici, grandes duques de Toscana.

Los satélites de Júpiter (hoy llamados lunas galileanas ) serán bautizados Callisto , Europe , Ganimedes e Io por Simon Marius , quien también reclamará su descubrimiento varios años después. Para Galileo, que es entonces el único que explica sus movimientos relativos, Júpiter y sus satélites son un modelo del sistema solar . Gracias a ellos, cree que puede demostrar que los "orbes de cristal" de Aristóteles no existen y que no todos los cuerpos celestes giran alrededor de la Tierra. Es un golpe muy duro para los aristotélicos. También corrige a algunos copérnicos que afirman que todos los cuerpos celestes giran alrededor del Sol (excepto la Luna).

La , Galileo publica en Venecia los resultados de sus primeras observaciones estelares en la obra Sidereus Nuncius (El mensajero celestial), 500 ejemplares de los que se agotarán en unos días. El catedrático de la Universidad de Padua, que muestra su origen florentino, saltó a la fama en pocas semanas. Los tribunales italianos solo hablan de sus observaciones astronómicas y quieren conocer al noble científico florentino.

Deseoso de regresar con todos los honores a su Toscana natal y a Florencia, Galileo rebautizó los satélites de Júpiter, que durante algún tiempo son las "estrellas de los Médicis  ", en honor a Cosme II de Medici , su antiguo alumno y Gran Duque de Toscana, que acaba de le concedió una generosa pensión de por vida y le ofreció un puesto oficial como agrimensor del Ducado de Florencia. Galileo vaciló entre Cosmica sidera y Medicea sidera . El juego de palabras "Cosmica = Cosme" es obviamente voluntario y es sólo después de la primera impresión que conserva el segundo nombre. La pequeña familia de Galileo (tiene esposa y tres hijos que viven en Venecia) ahora está protegida de la miseria.

El 10 de abril , observó estas estrellas en la corte de Toscana . Es el triunfo. En el mismo mes, impartió tres cursos sobre el tema en Padua. También en abril, Johannes Kepler ofreció su apoyo a Galileo. El astrónomo alemán no confirma realmente este descubrimiento ya que aún no ha tenido acceso al telescopio, solo ofrece una disertación-discusión (entusiasta por su aspecto copernicano) sobre la relevancia de la pequeña obra de Galileo. Es la Dissertatio cum Nuncio Sidereo donde se aborda incluso la cuestión del impacto en los cimientos de la astrología (¿estos nuevos planetas invalidan la astrología de la tradición Cuestión actualizada desde 2006 con la noticia de los planetoides plutonianos y la degradación de la astrología. Plutón). En, Kepler publica su Narratio , un relato breve y preciso de la observación de los compañeros de Júpiter  : es allí donde crea el neologismo satélite (guardaespaldas en latín). De hecho, si añadiéramos planetas al sistema solar, su sistema de cinco sólidos (1596, Mysterium Cosmographicum ) quedaría invalidado. Tenga en cuenta que Galileo nunca le envió un solo telescopio, a pesar de su apoyo oficial como astrónomo imperial. La observación de los satélites de Júpiter solo podía tener lugar pidiendo prestado un telescopio (que tenía disponible solo una o dos noches). Galileo, de hecho, siempre se mostró cauteloso con los escritos keplerianos que daban un lugar de honor a la astrología, a la Sagrada Escritura (Kepler es protestante y teólogo de formación) o, desde 1609, a las elipses y fuerzas del sistema solar. Por ejemplo, Galileo califica de infantil la idea de una atracción mutua entre las aguas de los mares y la Luna, recordando demasiado el simbolismo astrológico.

Observaciones en Florencia, presentación en Roma

La , Galileo deja Venecia para Florencia .

A pesar de los consejos de sus amigos Fra Paolo Sarpi y Sagredo , que temen que su libertad sea restringida, de hecho ha aceptado el puesto de Primer Matemático de la Universidad de Pisa (sin carga de estudios ni obligación de residencia) y que de Primer Matemático y Primer Filósofo del Gran Duque de Toscana.

La , Galileo dirige su telescopio astronómico hacia Saturno y descubre sus anillos . Solo 50 años después y con instrumentos más poderosos, Christian Huygens comprenderá su naturaleza.

Al mes siguiente, Galileo encuentra un truco para observar el Sol a través de un telescopio y descubre las manchas solares . Da una explicación satisfactoria.

En septiembre de 1610 , continuando con sus observaciones, descubrió las fases de Venus . Para él, esta es una nueva prueba de la verdad del sistema copernicano, porque si bien es fácil interpretar este fenómeno gracias a la hipótesis heliocéntrica , es mucho más difícil hacerlo utilizando la hipótesis geocéntrica .

Está invitado a por el cardenal Maffeo Barberini (futuro Urbano VIII ) para presentar sus descubrimientos al Pontificio Colegio de Roma ya la joven Academia de los Lynceanos . Galileo permanece en la capital papal durante un mes completo, durante el cual recibe todos los honores. La Académie des Lyncéens en particular, le dio una entusiasta bienvenida y le reconoció como el 6 º  miembro. A partir de ahora, el lince de la Academia adornará el frontispicio de todas las publicaciones de Galileo.

La , los profesores de ciencias del Colegio Romano (dirigido por los jesuitas ) responden a la solicitud de información de Belarmino. Esta respuesta, firmada por Christophorus Clavius , un eminente matemático, confirma al cardenal Belarmino que las observaciones de Galileo son correctas. Limitándose a su dominio y a las preguntas formuladas, los científicos tienen cuidado de no confirmar o negar las conclusiones que los florentinos sacaron de ellos. Galileo se apresura a dar a conocer esta opinión. Regresó a Florencia el 4 de junio .

La Galileo es gracias a su telescopio el primer ser humano en observar Neptuno , visible en esta fecha en conjunción con Júpiter. El consenso es que se trata de un predescubrimiento , porque aunque detectó un ligero desplazamiento de Neptuno en el espacio de un mes, nunca ha publicado nada que sugiera que haya hecho el vínculo con el movimiento de un planeta; no obstante, se ha sugerido que Galileo podría haber estado al tanto del descubrimiento, basándose en un estudio cuidadoso de sus registros. En cualquier caso, este predescubrimiento resultó útil 370 años después por parte de los miembros del programa Voyager , con el fin de incrementar la precisión de los cálculos de la órbita del planeta para su sobrevuelo por la Voyager 2 ..

Galileo agredido y condenado por las autoridades

La oposición se está organizando

Las cuatro lunas galileanas de Júpiter descubiertas por Galileo en 1610  : Calisto , Ganímedes , Europa e Io

Los defensores de la teoría geocéntrica se convirtieron en enemigos acérrimos de Galileo, y los ataques contra él comenzaron tan pronto como apareció el Sidereus Nuncius . No pueden permitirse perder la cara y no quieren que se cuestione su ciencia.

Además, los métodos de Galileo, basados en la observación y la experiencia más que en la autoridad de los defensores de las teorías geocéntricas (que confiaban en el prestigio de Aristóteles), están en completa oposición a los suyos, hasta el punto de que Galileo se niega a ser comparado con ellos.

En primer lugar, estas son solo escaramuzas. Pero Sagredo escribió de todos modos a Galileo, que acababa de llegar a Florencia:

El poder y la generosidad de su príncipe (el Gran Duque de Toscana) nos permiten esperar que sepa reconocer su devoción y su mérito; pero en el mar embravecido de las cortes, ¿quién puede evitar ser, no digo hundido, pero al menos severamente sacudido por las furiosas ráfagas de celos "

La primera flecha proviene de Martin Horky, discípulo del profesor Giovanni Antonio Magini y enemigo de Galileo. Este ayudante publicó en junio de 1610 , sin consultar a su maestro, un panfleto contra el Sidereus Nuncius . Aparte de los ataques personales, su principal argumento es el siguiente:

Los astrólogos hicieron sus cartas teniendo en cuenta todo lo que se movía en los cielos. Así que las estrellas de los Médicis son inútiles y, Dios no crea cosas innecesarias, estas estrellas no pueden existir. "

Es ridiculizado por los partidarios de Galileo, que responden que estas estrellas sirven para una cosa: enfurecer a Horky. Convertido en el hazmerreír de toda la universidad, Horky finalmente es expulsado por su maestro: Giovanni Antonio Magini no tolera un fracaso tan amargo. En agosto, un tal Sizzi intenta el mismo tipo de ataque con el mismo tipo de argumentos, sin más éxito.

Una vez que el Colegio Romano confirma las observaciones de Galileo, los ataques cambian de naturaleza. Ludovico delle Colombe ataca a nivel religioso preguntando si Galileo tiene la intención de interpretar la Biblia para que esté de acuerdo con sus teorías. En ese momento verdaderamente, y antes del trabajo exegético del XIX °  siglo , el Salmo 93 (92) podría implicar una cosmología geocéntrica (en la línea: "etenim firmavit orbem terrae que no commovebitur" , literalmente, "y lo hizo estableció el orbe de la tierra, que no se moverá ).

Los ataques son más violentos

Galileo, de vuelta en Florencia , es astronómicamente inexpugnable. Por tanto, sus oponentes criticarán su teoría de los cuerpos flotantes. Galileo afirma que el hielo flota porque es menos denso que el agua, mientras que los aristotélicos creen que está en su naturaleza flotar (física cuantitativa y matemática de Galileo versus física cualitativa de Aristóteles). El ataque tendrá lugar durante una comida en la mesa del Gran Duque Cosme II de Toscana en septiembre de 1611 .

Galileo se opone a los profesores de Pisa y en particular al propio Delle Combe, durante lo que se llama la "  batalla de los cuerpos flotantes  ". Galileo se da cuenta de la experiencia y sale victorioso del intercambio. Unos meses más tarde, produjo un folleto en el que presentó su teoría.

Aparte de estas disputas, Galileo continúa su investigación. Su sistema de determinación de longitudes observando la posición de los satélites de Júpiter fue propuesto a España por el Embajador de Toscana .

En 1612 , inició una discusión con Apelles latens post tabulam (seudónimo del jesuita Christoph Scheiner ), un astrónomo alemán, sobre las manchas solares. Apelles defiende la incorruptibilidad del Sol argumentando que las manchas son en realidad cúmulos de estrellas entre el Sol y la Tierra. Galileo demuestra que las manchas están en la superficie del propio Sol o tan cerca que no se puede medir su altitud . La Academia Lyncean publicará esta correspondencia elbajo el título de Istoria e dimostrazioni intorno alle macchie solari e loro accidenti . Scheiner acabará adhiriendo a la tesis galileana.

La , la pelea se reanuda. El dominico Niccolo Lorini, profesor de historia eclesiástica en Florencia, pronuncia un sermón resueltamente opuesto a la teoría de la revolución de la Tierra alrededor del sol . Sermón de ninguna consecuencia particular, pero que marca el comienzo de los ataques religiosos. Los opositores utilizan el pasaje bíblico ( Josué 10, 12-14) en el que, en la oración de Josué , Dios detiene el curso del Sol y la Luna, como arma teológica contra Galileo.

En diciembre de 1613 , el profesor Benedetto Castelli , antiguo alumno de Galileo y uno de sus colegas en Pisa, fue convocado por la gran duquesa viuda Cristina de Lorena para probar la ortodoxia de la doctrina copernicana. Galileo acudirá en ayuda de su discípulo escribiéndole una carta sobresobre la relación entre ciencia y religión, afirmando que en el campo de los fenómenos físicos, la Sagrada Escritura no tiene jurisdicción. La Gran Duquesa se tranquiliza, pero la polémica no se debilita.

Galileo, sin embargo, continúa su trabajo. Del 12 al 15 de noviembre recibió a Jean Tarde , a quien presentó su microscopio y su trabajo en astronomía. En 1614 conoció a Jean-Baptiste Baliani , físico genovés , que sería su amigo y corresponsal durante muchos años.

La , el dominico Tommaso Caccini ataca muy violentamente a Galileo en la iglesia de Santa Maria Novella . La, un copernicano, el carmelita Paolo Foscarini, publica una carta que trata positivamente la opinión de los pitagóricos y de Copérnico sobre la movilidad de la Tierra. Concibe el sistema copernicano como una realidad física. La polémica creció hasta tal punto que el cardenal Belarmino , a pesar de ser favorable a Galileo, se vio obligado a intervenir en. Escribe una carta a Foscarini en la que, a falta de una refutación concluyente del sistema geocéntrico, condena inequívocamente la tesis heliocéntrica. Si bien reconoció el interés práctico, para el cálculo astronómico, del sistema copernicano, declaró formalmente que era imprudente erigirlo como una verdad física, según lo que se ha llamado la doctrina de la equivalencia de hipótesis .

1615 - Carta a Christine de Lorraine

En una carta a su amigo, M gr Piero Dini, de fecha, explica que sobre las cuestiones planteadas por la doctrina de Copérnico en relación con los problemas planteados por la interpretación de la Escritura está en proceso de preparar un relato que aún no está claro. En una carta dea Dini, Galileo escribe que "se esforzó en exponer estas preguntas por escrito" y que no pudo enviárselas por problemas de salud. LaDini escribe que aún no ha recibido el informe. Primero se concibió como una carta destinada a un religioso, probablemente Castelli , antes de que Galileo decidiera dirigirla a Cristina de Lorena, que parecía más atenta a sus ideas. Originalmente, la carta no se imprimió sino que se copió. No fue impreso hasta 1636, en Estrasburgo, por Matthias Bernegger .

Esta larga carta recuerda:

  • las etapas de sus descubrimientos y las oposiciones que suscitaron por parte de los profesores que basaron su enseñanza en el saber aristotélico. Santo Tomás de Aquino había tomado de Aristóteles que todo conocimiento es primero sensible antes de estar en la inteligencia. La astronomía de Galileo desacredita la astronomía de Claudio Ptolomeo , retomada por la religión cristiana, en la que afirmaba en el prefacio del Almagesto  : "Nada mejor que la Astronomía podría allanar el camino al conocimiento teológico";
  • los descubrimientos de Copérnico realizados durante los estudios que había realizado a pedido del Papa para establecer un nuevo y más exacto horario;
  • las palabras de San Agustín y cita varios extractos de su obra, en particular, del capítulo 10 de De Genesi ad litteram donde se discute si el cielo se mueve o si permanece inmóvil y en el que responde que no tiene tiempo. para emprender este estudio y que no deben tener aquellos a quienes él quiere "formar para su salvación y el bien de la Santa Iglesia". Galileo dedujo de esto que el Espíritu Santo "no quiso enseñarnos si el cielo se mueve o si permanece inmóvil". Luego cita la fórmula de un clérigo (atribuida al cardenal Cesare Baronio ): " la intención del Espíritu Santo es enseñarnos cómo debemos ir al cielo, y no cómo va el cielo  ". En un extracto de la Epistola septima ad Marcellinum  : Si sucede que la autoridad de las Sagradas Escrituras aparece en oposición a una razón manifiesta y cierta, significa que quien interpreta las Escrituras no las comprende adecuadamente; no es el significado de la Escritura lo que se opone a la verdad, sino el significado que él quería darle; lo que se opone a la Escritura no es lo que hay en ella, sino lo que él mismo puso allí, creyendo que esto constituía su significado . En Eclesiastés , el Espíritu Santo dice que Dios ha abandonado el mundo a las disputas de los hombres , por eso Galileo pregunta por qué prohibir a los hombres el derecho a filosofar libremente;
  • que muchos estudiosos y filósofos de la Antigüedad habían afirmado que el Sol estaba inmóvil y que la Tierra era móvil, entre los cuales, Pitágoras y los pitagóricos, Heráclito du Pont , Philolao maestro de Platón , el propio Platón, Aristarco de Samos , Hicetas y otros, y que Séneca había dicho que sería necesario estudiar para saber cuál de la Tierra o el Sol se movía.

Galileo está seguro de que sus hallazgos demuestran que tiene razón. Condena a aquellos que usan las Escrituras para afirmar que la Luna brilla por sí misma y no recibe su luz del Sol, que los planetas mediceanos alrededor de Júpiter no existen, entonces afirma que si tales escritores que malinterpretaron las Escrituras abusan de su autoridad para imponer su interpretación a sus lectores si prevaleciera, entonces podrían prohibir todas las ciencias especulativas.

Galileo recuerda que para estos teólogos, la teología es la reina de todas las ciencias y no debe rebajarse para acomodarse a las proposiciones de otras ciencias menos dignas, inferiores a ellas, pero que, por el contrario, estas otras las ciencias deben referirse a ella como maestra suprema y modificar sus conclusiones de acuerdo con los estatutos y decretos de la teología .

Para Galileo, la teología es la reina de las ciencias por la sublimidad de su objeto que es la enseñanza sobre las revelaciones divinas y la adquisición de la bienaventuranza. Pero la geometría, la astronomía, la música y la medicina no se tratan con mayor precisión en las Escrituras que en Arquímedes , Ptolomeo , Boecio y Galeno . De esto deduce que obligar a los profesores de astronomía a desconfiar de sus observaciones porque son solo falacias es una afirmación inadmisible. Luego pide a los Padres que consideren las diferencias que existen entre doctrinas obstinadas y doctrinas demostrativas, entre mandar a un matemático y un filósofo, entre dar instrucciones a un comerciante oa un jurista.

Volviendo a los pasajes de la Escritura que planteaban un problema desde el punto de vista cosmológico, cita a San Jerónimo  : "Hay muchos pasajes de la Escritura que deben interpretarse según las ideas de la época y no según la verdad misma de las cosas". (comentario sobre el capítulo 28 del Libro de Jeremías ), y "Es costumbre en las Sagradas Escrituras que el narrador presente muchas preguntas de acuerdo con la forma en que se entendieron en ese momento" (comentario sobre el capítulo 13 de San Mateo ). Por lo tanto, es normal que para los hombres comunes la Tierra esté inmóvil y el Sol sea móvil porque están vinculados a la Tierra y ven al Sol moverse. Esta opinión es natural y fue adoptada por los Padres y no fue discutida, pero eso no la convierte en una verdad de la Fe porque no condenaron la opinión contraria porque no les preocupaba. Es porque Copérnico conocía la fuerza con la que la idea de la estabilidad de la Tierra estaba anclada en las mentes que demostró el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, pero introdujo las tablas hablando de la salida y puesta del Sol. Sol .

Galileo luego interpreta la inmovilización del Sol y la Luna a petición de Josué .

En esta carta, Galileo, que rompió con la enseñanza de Aristóteles , afirma que la ciencia de los eruditos, debidamente controlada por la observación y demostrada, podría tener autoridad sin ninguna referencia a la autoridad eclesiástica y las Sagradas Escrituras. Los teólogos no deben intervenir en ciencias que no sean de su competencia y que no pertenezcan al dominio de la Fe .

Censura de la tesis copernicana (1616)

Galileo fue a Roma para defenderse de las calumnias y, sobre todo, para intentar evitar la prohibición de la doctrina copernicana. Pero carece de pruebas convincentes de la rotación de la Tierra para respaldar sus alegatos. Su intervención llega demasiado tarde: Lorini, mediante carta de denuncia, ya había advertido a Roma de la llegada de Galileo y el Santo Oficio ya había iniciado la investigación del asunto.

Siempre buscando pruebas del movimiento de la Tierra y para responder a las objeciones del cardenal Belarmino, Galileo piensa encontrarlas en el fenómeno de las mareas. La, envía su teoría de las mareas ( Discorso del Flusso e Reflusso ) al Cardenal Orsini. Esta teoría recuerda la relación entre las mareas y la posición aparente de la luna, que gira menos rápidamente alrededor de la Tierra (29,57 días) de lo que se supone que la Tierra gira sobre sí misma (1 día). Desafortunadamente, Galileo no puede explicar así una marea por día mientras que comúnmente se observan dos, a veces con un pequeño retraso en el tiempo astronómico (que se explicará solo más adelante por la Dinámica de los fluidos ). Por otro lado, sigue siendo compatible con el principio de inercia admitido por Galileo. Kepler ya había señalado la influencia de la luna en las mareas , pero Galileo la había ignorado entonces.

Habrá que esperar al año 1728 y las observaciones de Bradley sobre la aberración de la luz para tener una primera prueba directa del movimiento de la Tierra en relación con las estrellas.

El historiador Maurice Clavelin trató de justificar el rechazo de la equivalencia de las hipótesis de Galileo. Belarmino, que pide a Galileo que presente el heliocentrismo como hipótesis, lo hace sobre la base de un geocentrismo admitido y considerado verdadero. Cuando Galileo rechaza este compromiso, rechaza que la astronomía conserve un papel subordinado en relación con la filosofía natural tradicional (de Aristóteles), entonces parte integral de la teología católica. Galileo reivindica la condición de filósofo y considera que Dios no solo dio a los hombres los sentidos y la razón para descubrir la verdadera constitución del mundo, sino que sus observaciones socavan la astronomía de Ptolomeo y justifican su adhesión a la astronomía copernicana.

A pesar de que pasaron dos meses en numerosas negociaciones, Galileo fue convocado el por el Santo Oficio para el examen de propuestas de censura. El 25 de febrero y, La censura es ratificada por la Inquisición y el Papa Pablo V . A Galileo no le preocupa personalmente, pero se le pide que enseñe su tesis presentándola como una hipótesis. Este decreto se extiende a todos los países católicos. Circulan rumores de que Galileo abjuró y recibió severas penitencias. A petición suya, Belarmino le entrega un certificado () aclarando que no sucedió tal cosa. Simplemente se le notificó que el heliocentrismo, al ser contrario a las Sagradas Escrituras , en esta etapa no puede ser defendido ni enseñado.

Avances de las tesis de Galileo

Este asunto puso a prueba mucho a Galileo. Sus enfermedades volvieron a atormentarlo durante los siguientes dos años y su actividad científica se redujo. Recién está retomando su estudio de determinación de longitudes en el mar, sus dos hijas reciben órdenes.

En 1618 observamos el paso de tres cometas, fenómeno que revivió la controversia sobre la incorruptibilidad de los cielos.

En 1619 , el padre jesuita Orazio Grassi publicó De tribus cometis anni 1618 disputatio astronomica . Defiende el punto de vista de Tycho Brahe sobre las trayectorias elípticas de los cometas. Galileo tomó represalias primero a través de su alumno Mario Guiducci quien publicó en junio de 1619 Discorso delle comete donde desarrolló una teoría personal sobre los cometas, llegando a plantear hipótesis sobre fenómenos meteorológicos de ilusiones ópticas .

En octubre, Orazio Grassi ataca a Galileo en un panfleto más astuto: se mezclan consideraciones científicas con alusiones religiosas consideradas maliciosas y peligrosas en la época de la Contrarreforma .

La , El cardenal Maffeo Barberini dirigió a su amigo el poema Adulatio Perniciosa que compuso en su honor. La, Galileo se convierte en cónsul de la Accademia fiorentina. El 28 de febrero , Cosme II, el protector de Galilea, murió repentinamente. En 1622 , en Frankfurt , apareció una Apología de Galileo escrita por Tommaso Campanella en 1616 . Un defensa muy engorroso, porque Campanella ya está convencido de la herejía .

Sin embargo, Galileo, animado por su amigo el cardenal Barberini (futuro Papa Urbano VIII) y apoyado por la Academia de los Lynceans, respondió con ironía a Grassi publicando en 1623 Il Saggiatore (o L'Essayeur ); importante obra de filosofía atomista , considerada una "obra maestra del arte polémico" . Hace comentarios sobre el atomismo y declara que el átomo posee muchas cualidades primarias, que son específicas de él, pero que lo que se llama "cualidades secundarias" o "accidentes" en la terminología aristotélica - que determinan el gusto, el tacto, el olfato - son de hecho los resultado de la interacción de objetos con los órganos del cuerpo humano. Grassi, uno de los más grandes eruditos jesuitas, es ridiculizado y envía una carta anónima a la Inquisición denunciando una contradicción con el dogma católico de la transubstanciación , pero un teólogo de la Inquisición concluye con un despido.

Cuando Peiresc , amigo y exalumno de Galileo, se entera de que está preocupado, envía una carta al cardenal Barberini.

Mientras tanto, Galileo ha reanudado su estudio de los satélites de Júpiter. Lamentablemente las dificultades técnicas le obligaron a abandonar el cálculo de sus efemérides . No obstante, Galileo se vio a sí mismo cubierto de honores en 1620 y 1622 .

La , el amigo de Galileo, el cardenal Maffeo Barberini es elegido Papa con el nombre de Urbano VIII . LaGalileo recibe autorización para publicar su Saggiatore que dedica al nuevo Papa. La obra aparece en. Son ante todo las cualidades polémicas (y literarias) de la obra las que asegurarán su éxito en ese momento. Lo cierto es que en pocos meses y en un ambiente de gran efervescencia cultural, Galileo se convierte en cierto modo en el abanderado de los círculos intelectuales romanos en rebelión contra el conformismo intelectual y científico impuesto por los jesuitas. En este trabajo, plantea la matematización de la física:

La filosofía está escrita en este inmenso libro que siempre se mantiene abierto ante nuestros ojos, me refiero al universo, pero no podemos entenderlo si no nos dedicamos primero a comprender el lenguaje y a conocer los caracteres en los que está escrito. Está escrito en lenguaje matemático, y sus caracteres son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin los cuales es humanamente imposible entender una palabra. Sin ellos, es un inútil vagar por un laberinto oscuro. "

Los años siguientes fueron bastante tranquilos para Galileo a pesar de los ataques de los aristotélicos . Aprovechó la oportunidad para perfeccionar su microscopio compuesto (septiembre de 1624 ).

En 1626 , Galileo continuó su investigación sobre la armadura del imán . También recibe la visita de Élie Diodati , quien traerá copias de sus manuscritos a París . En 1628 , Galileo, de 64 años, cayó gravemente enfermo y estuvo a punto de morir en marzo.

Al año siguiente, sus oponentes intentaron privarlo de la asignación que recibía de la Universidad de Pisa , pero la maniobra fracasó.

El diálogo y la condena de 1633

La obra Diálogo sobre los dos grandes sistemas del mundo solicitada a Galileo por el Papa Urbano VIII hacia 1620 y publicada en 1632 .

En la década de 1620, después de la censura de sus tesis, Galileo pasó un mes en Roma donde fue recibido en varias ocasiones por el Papa Urbano VIII, quien tenía una gran amistad con él. Le expone el plan del estudio encargado por éste Diálogo sobre los dos grandes sistemas del mundo , obra debiendo presentar de manera neutral las ventajas como las desventajas del sistema de Ptolomeo y del sistema de Copérnico . De hecho, el Papa que aprecia a Galileo no quiere que incluya argumentos tan poco convincentes, especialmente sobre su teoría sobre las mareas, consejo que Galileo no tomará en cuenta.

Hasta 1631 , Galileo dedicó su tiempo a escribir el Diálogo, que sería el triunfo de sus ideas y tratar de que la censura las aceptara. La obra se terminó de imprimir en febrero de 1632 . Los ojos de Galileo comienzan a traicionarlo en marzo y abril.

La , Galileo, protegido por el Papa Urbano VIII y el Gran Duque de Toscana Fernando II de Medici , nieto de Cristina de Lorena , publica en Florencia su diálogo del Massimi sistemi ( Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo , Dialogue sur the two great systems del mundo ), donde se burla notablemente del geocentrismo de Ptolomeo como lo había hecho con su experimento mental sobre las afirmaciones erróneas de Aristóteles sobre la caída de los cuerpos.

Galileo, que quiere aplastar a sus adversarios, publica su obra pidiendo el imprimatur, es decir, la aprobación de la Iglesia. Él atrapa M gr Riccardi, maestro del Sacro Palacio, que tenía la misión de inspeccionar el diálogo. De hecho, durante la inspección, M gr Riccardi sólo es consciente del prefacio y la conclusión en la que Galileo no reveló sus verdaderas intenciones.

El estilo del Diálogo causa tanto revolución como escándalo. El Diálogo se desarrolla en Venecia durante cuatro días entre tres interlocutores: Filippo Salviati, partidario florentino de Copérnico , Giovan Francesco Sagredo, ilustrado veneciano pero sin a priori , y Simplicio, pobre defensor de la física aristotélica, personaje caricaturesco que solo hace preguntas ineptas, en que los clérigos de la Universidad, incluso el propio Urbano VIII, se habrían sentido (quizás) atacados. Sin embargo, cuando se le reprochó el carácter aparentemente peyorativo del nombre, Galileo respondió que estaba inspirado por Simplicio de Cilicia .

La Iglesia se siente obligada a reaccionar sobre todo porque se considera que ha robado de alguna manera su visto bueno como el de impresión no coincide con el texto presentado a M gr  Riccardi. Además, Galileo escribe su libro en italiano y no en latín , una lengua científica. Por tanto, desea llegar a una gran audiencia.

El propio Papa sólo puede respaldar el reproche de los adversarios de Galileo a quienes había pedido una presentación neutral de las dos teorías, no un alegato a favor de Copérnico únicamente . Sobre todo porque en esa época los sistemas se deducían por simple transformación matemática entre sí: sólo el péndulo de Foucault traería, mucho más tarde, una prueba de la rotación de la Tierra sobre sí misma, adquiriendo su redondez desde Aristóteles sobre la que la Iglesia como la Universidad se alineó entonces (Tierra esférica e inmóvil en el centro del universo) y por la expedición de Magallanes mucho antes del nacimiento de Galileo.

El Papa entonces se siente doblemente traicionado, lo que lo empuja a tomar una decisión estricta. También debe actuar con rapidez porque con el éxito del libro, Galileo se convierte en un personaje muy publicitado, desatando la ira de sus oponentes. A pesar de esto, el Papa Urbano VIII quiere evitar que Galileo comparezca ante los jueces pero la Comisión se niega.

Por tanto, Galileo es convocado de nuevo por el Santo Oficio, el . Se le reprochan dos cosas: "haber sostenido y creído la falsa doctrina y contraria a las Sagradas Escrituras de que el sol es el centro del mundo" así como "haber sostenido y creído que una doctrina que ha sido declarada y definida contrariamente a las Sagradas Escrituras, todavía se puede sostener y defender como demostrable . De este modo, los teólogos se limitaron a una interpretación de la Biblia como el único sentido literal , como se hizo común en la XVII ª  siglo como en toda la era moderna . Enfermo, Galileo no pudo ir a Roma hasta febrero de 1633 . Los interrogatorios continúan hasta el 21 de junio con amenaza de tortura; Galileo cede.

La , en el Convento de los Dominicos de Santa María, se dicta sentencia:

Se publicó en Florencia un libro titulado Diálogo de los dos sistemas mundiales de Ptolomeo y Copérnico en el que defiendes la opinión de Copérnico . Por sentencia, declaramos que usted, Galileo, se ha hecho fuertemente sospechoso de herejía, por haber sostenido esta falsa doctrina del movimiento de la Tierra y el resto del Sol. Por eso, con corazón sincero, debéis abjurar y maldecir ante nosotros estos errores y estas herejías contrarias a la Iglesia. Y para que tu gran falta no quede impune, ordenamos que este Diálogo sea prohibido por edicto público, y que seas preso en las cárceles del Santo Oficio .

También pronuncia la fórmula de abjuración que había preparado el Santo Oficio:

Yo, Galileo, hijo del difunto Vincenzo Galilei de Florencia, de setenta años, aquí trasladado para ser juzgado, arrodillado ante los muy eminentes y venerados cardenales inquisidores generales contra toda herejía en la cristiandad, teniendo ante mis ojos y tocando mi mano al Santo Evangelios, juro que siempre he mantenido la verdad, y que sigo siendo verdad, y que con la ayuda de Dios seguiré siendo verdad en el futuro, todo lo que la Santa Iglesia Católica y Apostólica afirma, presenta y enseña. Sin embargo, aunque me había ordenado por mandato del Santo Oficio que abandonara por completo la falsa creencia de que el Sol está en el centro del mundo y no se está moviendo, y que la Tierra no está en el centro del mundo y se está moviendo, se desplaza, y no defender o enseñar esta doctrina errónea de ninguna manera, oralmente o por escrito; y luego de ser advertido de que esta doctrina no se ajusta a lo que dicen las Sagradas Escrituras, escribí y publiqué un libro en el que trato esta doctrina condenada y la presento con argumentos muy apremiantes, sin refutarla de ninguna manera; por lo que se me ha tenido por muy sospechoso de herejía, por profesar y creer que el Sol es el centro del mundo y está inmóvil, y que la Tierra no es el centro y se está moviendo. Abjuro y maldigo con corazón sincero y fe no fingida mis errores. "

El famoso aparte atribuido a Galileo E pur si muove! (o Eppur si muove - "Y sin embargo se vuelve") es probablemente apócrifo  : esta retractación lo habría hecho pasar inmediatamente por recaídas a los ojos de la Iglesia, y podría haberlo hecho arriesgar la hoguera o incluso perder toda esperanza. conmutación de su sentencia.

El texto de la sentencia se distribuye ampliamente: en Roma el 2 de julio , el 12 de agosto en Florencia. La noticia llega a Alemania a finales de agosto, a los Países Bajos españoles en septiembre. Los decretos del Santo Oficio nunca se publicaron en Francia , pero, prudentemente y para evitar controversias, René Descartes dejó de publicar su Tratado sobre el mundo y la luz .

Muchos (incluido René Descartes, que pospuso y luego canceló por temor a la publicación de su tratado de ciencia), en ese momento, pensaron que Galileo era víctima de una camarilla de jesuitas que se vengaban así de la afrenta sufrida por Orazio Grassi en el Saggiatore .

Las posiciones del teólogo de Lieja Libert Froidmont (de la Universidad de Lovaina ) intentan aclarar en detalle la ambigüedad de la condena de Galileo.

La sentencia de Galileo fue conmutada inmediatamente por el Papa por arresto domiciliario. Por tanto, el científico nunca fue a la cárcel e incluso siguió recibiendo los ingresos de dos beneficios eclesiásticos que le había concedido el soberano pontífice. La segunda sanción: la recitación de los salmos de penitencia una vez a la semana durante un año, la realizará su hija religiosa carmelita.

El fin

Primero puesto bajo arresto domiciliario con el arzobispo Piccolomini en Siena , finalmente logró ser relegado a su casa en Florencia a su villa en Arcetri , Villa le Gioiello ("Villa la pequeña joya"), no lejos de sus niñas en el convento.

Al principio, a nadie se le permitió ir al "preso de Arcetri" pero luego se relajó esta prohibición, lo que le permitió recibir algunas visitas y le dio la oportunidad de pasar la frontera a unas obras por curso de escritura. Estos libros aparecen en Estrasburgo y París en traducción latina .

En 1636 , Louis Elzevier recibió un borrador del Discours sur deux sciences nouvelles del maestro florentino. Este es el último libro que escribirá Galileo, una obra en la que el científico registró los descubrimientos de los que nacieron las dinámicas modernas; allí estableció las bases de la mecánica como ciencia y marcó así el fin de la física aristotélica. También intenta sentar las bases de la resistencia de los materiales , con menos éxito. Terminará por poco este libro, porque el, pierde el uso de su ojo derecho.

La Galileo perdió la vista de forma permanente. Por suerte, Dino Peri recibió permiso para vivir con Galileo para ayudarlo con el padre Ambrogetti, quien tomará nota de la sexta y última parte de los discursos . Esta parte no aparecerá hasta 1718 . La obra completa apareció en julio de 1638 en Leyden ( Países Bajos ) y en París. Lo leen las grandes mentes de la época. Descartes, por ejemplo, enviará sus observaciones a Mersenne , la editorial parisina.

Permanecerá en Arcetri hasta su muerte, rodeado de sus discípulos ( Viviani , Torricelli , Vincenzo Reinieri , Dino Peri , etc.), trabajando en astronomía y otras ciencias. A finales de 1641 , Galileo pretende aplicar la oscilación del péndulo a los mecanismos del reloj .

Unos días después, el , Galileo murió en Arcetri, una pequeña colina al sur de Florencia, a la edad de 77 años. Por orden del Gran Duque de Toscana , su cuerpo fue enterrado religiosamente en Florencia el 9 de enero en la bóveda familiar de la Basílica de la Santa Croce en Florencia . Si la Iglesia se niega a que se le construya un monumento funerario, se erigirá un mausoleo en su honor el.

Posteridad: del malentendido científico al reexamen de la Iglesia

El juicio de Galileo, especialmente por su presentación considerada no neutral de la obra que había sido encargada Diálogo sobre los dos grandes sistemas del mundo ( 1633 ), tuvo repercusiones considerables en el método científico, tanto el experimental como el teórico . pero también indirectamente sobre la filosofía y otras áreas del pensamiento. En filosofía, hemos visto así la aparición de corrientes de pensamiento racionalistas (Descartes) y empíricas (véase Francis Bacon , pero también Robert Boyle ).

XVII °  siglo: Los científicos reacciones

La teoría del heliocentrismo primero planteó preguntas sobre el aristotelismo (la Tierra fija en el centro del universo ) y sobre la metafísica , lo que provocó reacciones de los científicos:

XVIII °  siglo: la confirmación científica y el levantamiento de la prohibición por el Papa Benedicto XIV

En 1728 , James Bradley fue el primero en probar científicamente, mediante la explicación que dio a "la aberración de la luz  ", la rotación de la Tierra alrededor del Sol.

El Papa Benedicto XIV autorizó a los libros sobre el heliocentrismo en la primera mitad del XVIII °  siglo , y esto en dos etapas:

  • En 1741 , ante la prueba óptica de la órbita de la Tierra realizada por Bradley en 1728 , hizo dar por el Santo Oficio el Imprimátur a la primera edición de las obras completas de Galileo, sin embargo con la adición del hecho de que el Se asume el movimiento de la tierra . Este gesto constituyó una revisión implícita de las sentencias de 1616 y 1633 , aunque estas no fueron derogadas.
  • En 1757 , las obras favorables al heliocentrismo fueron nuevamente autorizadas, mediante un decreto de la Congregación del Índice , que eliminó estas obras del catálogo de libros prohibidos.

En el Discurso preliminar de la enciclopedia , d'Alembert critica severamente a la Inquisición por la condena de Galileo:

"Un tribunal que se ha hecho poderoso en el sur de Europa, en las Indias, en el Nuevo Mundo, pero que la fe no manda creer, ni la caridad aprobar, o más bien la religión condena, aunque esté ocupado por sus ministros, y cuya El nombre que Francia aún no podía acostumbrarse a pronunciar sin miedo, condenó a un famoso astrónomo por haber apoyado el movimiento de la tierra, y lo declaró hereje []. Es así que el abuso de la autoridad espiritual se unió a la razón temporal que obligó al silencio; y poco a poco se le prohibió pensar al género humano. "

- D'Alembert.

En el artículo "Astronomía", la Enciclopedia dice:

"Las opiniones de Galileo le atrajeron las censuras de la Inquisición de Roma pero estas censuras no impidieron que no fuera considerado como uno de los mayores genios aparecidos durante mucho tiempo"

- Enciclopedia.

XIX XX  siglo: el trabajo exegético intensificado

Los protestantes trabajaron en el Antiguo Testamento , mientras que los católicos se apegaron al Nuevo Testamento . Diecinueve traducciones de la Biblia en francés aparecieron en el XIX °  siglo y al final del siglo, el Papa León XIII apuntaban a adoptar normas para los estudios bíblicos ( Encíclica Deus Providentissimus de 1893 ).

Antes de eso, en 1820 , Canon Settele se estaba preparando para publicar sus Elementos de óptica y astronomía y se negó a imprimir. Ésta es la última manifestación de la prohibición de los escritos copernicanos. El autor injustamente censurado se dirige al Papa Pío VII , de quien recibe una sentencia favorable en 1822 .

"El caso Galileo" se ha convertido en el XIX °  siglo, un "caballo de batalla de positivismo y más de un anticlericalismo apenas oculta" que creó la imagen de un Galileo perseguido y encarcelado por la Iglesia oscurantista a pesar de que no pasaba una hora en una mazmorra indigno Y que su sentencia es relativamente benigna comparada con la de Giordano Bruno . Esta batalla también olvida que Galileo, aún seguidor del método científico , avanza con la misma intransigencia que había mostrado para demostrar los errores de Aristóteles sobre la caída de los cuerpos de afirmaciones científicas sin fundamentarlos siempre. Provocador y seguro de sí mismo, trata a sus adversarios como pigmeos mentales, idiotas estúpidos, apenas dignos del nombre de ser humano y poco a poco se aleja de los jesuitas que, sin embargo, a partir de 1611 confirmaron sus descubrimientos científicos. .

XX XX  siglo: la Iglesia reconoce sus errores

La Iglesia Católica reconoció durante el Concilio Vaticano II (1962-1965) que las intervenciones de ciertos cristianos en la historia en el campo científico fueron indebidas, mencionando a Galileo. Los papas modernos han rendido homenaje al gran erudito que fue Galileo.

Nuevas traducciones de la Biblia apareció en la segunda mitad del XX °  siglo , a la luz de los estudios bíblicos ( exégesis y hermenéutica ) lanzados por los Papas León XIII y Pío XII (que no estaba ofendido por la teoría del Big Bang , ver Pío XII y el Big Bang ).

En 1979 y 1981 , el Papa Juan Pablo II , elegido recientemente, designó una comisión para estudiar la controversia Ptolemeo-copernicana de la XVI ª - XVII °  siglo y el proceso de Galileo , el nombramiento de cardenal Paul Poupard a la cabeza de esta comisión. Fue empuje histórico, pero no era establecer una rehabilitación, el tribunal que condenó a Galileo ya no existe, y el Índice de haber resucitado de los XVIII ª  siglo. Además, esto está implícito después de las autorizaciones para la edición de las obras de Galileo otorgadas por Benedicto XIV en 1741 y 1757 .

La , Juan Pablo II ha reconocido claramente, en su discurso a los participantes en la sesión plenaria de la Academia Pontificia de las Ciencias , los errores de ciertos teólogos de la XVII ª  siglo en el caso:

Así, la nueva ciencia, con sus métodos y la libertad de investigación que presupone, obligó a los teólogos a cuestionar sus propios criterios para interpretar las Escrituras. La mayoría no sabía cómo hacerlo. "

Paradójicamente, Galileo, un creyente sincero, se mostró más perspicaz en este punto que sus adversarios teólogos. "Si la escritura no puede salir mal", le escribió a Benedetto Castelli , "algunos de sus intérpretes y comentaristas pueden, y de varias formas". También conocemos su carta a Christine de Lorraine ( 1615 ) que es como un pequeño tratado de hermenéutica bíblica. "

El error de los teólogos de la época, cuando apoyaron la centralidad de la tierra, fue pensar que nuestro conocimiento de la estructura del mundo físico fue, de alguna manera, impuesto por el significado literal de la Sagrada Escritura . "

Juan Pablo II subrayó que el gran científico tenía la "intuición de un genio físico" para comprender por qué sólo el sol podía funcionar como centro del mundo, como se le conocía entonces, es decir, como sistema planetario.

XXI °  siglo

En octubre de 2005 , se publicó el segundo libro del cardenal Paul Poupard (después del de 1983 ) sobre el asunto Galileo: L'Affaire Galilée , cardenal Paul Poupard , Éditions de Paris, octubre de 2005 , ( ISBN  2-85162-166-1 )

En 67 profesores de la Universidad de Roma "La Sapienza" , apoyados por estudiantes, atacan al Papa Benedicto XVI , hasta el punto de que este último debe dejar de participar en la ceremonia de inauguración del año académico al que había sido invitado. Estos profesores critican al Papa por su posición sobre el asunto Galileo tal como apareció en un discurso que pronunció en Parma en 1990, en el que se basa en la interpretación del filósofo de la ciencia Paul Feyerabend al juzgar la posición de la `` Iglesia entonces más racional que el de Galileo. Una manifestación en apoyo del Papa reúne a 100.000 fieles en la Plaza de San Pedro el.

La 445 años después del nacimiento de Galileo, el presidente del Pontificio Consejo para la Cultura celebra una misa en honor a Galileo en la basílica de Sainte-Marie-des-Anges-et-des-Martyrs .

El año 2009 ha sido declarado "Año Mundial de la Astronomía" (AMA09 o IYA09 en inglés) por la UNESCO, el organismo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Que coincide con el 400 ° aniversario de las primeras observaciones con un telescopio por Galileo Galilei (1564-1642) y sus primeras conclusiones sobre las montañas lunares, manchas solares, las fases de Venus, los satélites de Júpiter (1609).

Homenajes y referencias

Gente reliquia: también tienen la columna vertebral de Galileo, en la Academia, no diferente de cualquier otra espina, un hueso de tuétano para el guiso del domingo. Habría que poner todo en un baúl en la Santa Ciencia o en San Antonio. "

- página 119, ediciones Émile-Paul

Heráldica

Escudo de armas de la familia Galilei
Escudo de armas de Galileo Galileo Galilei .svg
Blasón :

O, en una escala con tres peldaños de Gules

Obras

Principales trabajos científicos

Traducciones francesas

  • Carta a Cristina de Lorena y otros escritos copernicanos , traducción de Philippe Hamou y Martha Spranzi. París, Biblioteca General de Francia, 2004 ( ISBN  2-253-06764-4 )
  • L'Essayeur , traducción de Christine Chauviré. París, les Belles Lettres, 1979 . (Anales literarios de la Universidad de Besançon; 234) ( ISBN  2-251-60234-8 )
  • El Mensajero de las Estrellas , traducción comentada de Fernand Hallyn. París, Seuil, 1992 (Fuentes de conocimiento) ( ISBN  2-02-014593-6 )
  • Sidereus nuncius. El mensajero celestial , texto y traducción de Isabelle Pantin. París, les Belles Lettres, 1992 . (Ciencia y Humanismo) ( ISBN  2-251-34505-1 )
  • Historia y demostración sobre las manchas solares , 1613.
  • Diálogo sobre los dos grandes sistemas del mundo , publicado en 1632 , traducción de René Fréreux y François de Gandt. París, Seuil, Points Sciences, 2000 ( ISBN  2-02-041635-2 )
  • Discurso sobre dos nuevas ciencias , traducción de Maurice Clavelin. París, PUF 1995 . ( ISBN  2-13-046854-3 ) (tomado de A. Colin 1970). Solo los primeros cuatro días. El sexto día fue publicado por S. Moscovici en la revista Isis
  • Galileo: Diálogos y letras seleccionadas ( traducción de  Paul-Henri Michel, pref.  Giorgio di Santillana), Hermann ,, 430  p.Documento utilizado para redactar el artículo.

Museos

  • Museo Galileo , Florencia . Inaugurado en 2010, reemplaza al Museo de la Storia della Scienza (Historia de las Ciencias) en Florencia. Podemos ver vitrinas dedicadas a muchos instrumentos de Galileo, también la reliquia momificada del índice de Galileo, el mismo que designó las estrellas que vio con su telescopio.

Bibliofilmografía

Bibliografía

  • Jean-Pierre Maury, Galilée: el mensajero de las estrellas , París, Éditions Gallimard, coll.  "  Découvertes Gallimard / Sciences" ( n o  10 ),, 160  p. ( ISBN  978-2-0705-3019-9 )
  • Ludovico Geymonat ( traducido  del italiano por el italiano por Françoise-Marie Rosset y Sylvie Martin), Galilée , Paris, Le Seuil, coll.  "Ciencias",( ISBN  978-2-02-014753-8 , OCLC  26999332 )
  • Georges Minois, Galilée de Paris, PUF, 2000, coll. "Que sais-je", N o  3574, ( ISBN  2-13-050919-3 ) .
  • Fabien Chareix, Le Mythe Galilée , París, PUF, 2002 .
  • Claude Allègre, Galilée , París, Plon, 2002.
  • Galileo, un erudito decididamente moderno , BT2 n o  91, Pemf, Mouans-Sartoux (Francia),, 64 páginas. ISSN 0005-3414
  • Enrico Bellone, Galileo, el descubridor del mundo , París, Belin / Pour la Science, 2003, coll. "Los genios de la ciencia", 160 páginas, ( ISBN  284245054X ) .
  • Pierre Costabel y Michel Pierre Lermer, Los nuevos pensamientos de Galilea , París, Vrin, 1973.
  • Paul Couderc, Galileo y el pensamiento contemporáneo , Société Astronomique de France, 1966.
  • S. Drake, Galileo , Arles, Actes Sud, 1987. Traducción del libro inglés Galileo , Oxford, 1980.
  • Colectiva, Galileo, aspecto de su vida y su obra , Centre international de Synthèse, París, PUF, 1966.

Sobre el asunto Galileo

  • Leon Petit, El caso Galileo para Descartes y Pascal en el siglo XVII , Boletín de la Sociedad para la XVII ª  siglo,, p.  231-239 ( leer en línea )
  • "Galileo, astronomía ante el Santo Oficio", archivo en la revisión Codex # 02 , ediciones CLD,.
  • The Galilée Affair , Émile Namer (comentarios sobre su correspondencia), París, Gallimard / Julliard, 1975, coll. "Archivos", n o  58.
  • Galileo hereje de Pietro Redondi. París, Gallimard, 1985, coll. "Biblioteca de historias", ( ISBN  2-07-070419-X ) .
  • Isabelle Stengers, Les affaires Galilée, en Michel Serres (dir.), Elementos de historia de la ciencia , París, Bordas, 1997, p.  337-375 ( ISBN  2-04-018467-8 )
  • ¿Galileo en juicio, Galileo rehabilitado , editado por Francesco Beretta. Saint-Maurice, Éditions Saint-Augustin, 2005 ( ISBN  2-88011-369-5 ) .
  • The Galilée Affair , Cardinal Poupard , Éditions de France, octubre de 2005 .
  • Exorcizando el espectro de Galileo , de Philippe Marcille, Éditions du Sel, 2006.
  • La verdad sobre el asunto Galileo , Aimé Richardt, François-Xavier de Guibert, 2007.
  • La prueba según Galileo , Pierre Gillis, Materia y espíritu, 5, p.  27-42, Mons, Bélgica, 2006.

Otras obras temáticas

  • Estudios galileanos de Alexandre Koyré. Paris, Hermann, 1966. (Historia del pensamiento; 15)
  • Galileo Galilei , 350 años de historia (1633-1983), obra colectiva bajo la dirección de M gr Poupard Desclée Internacional, Tournai 1983
  • William R. Shea, La revolución galilea. Del telescopio al sistema mundial  ; trad. de 2 e ed. Inglés de François de Gandt. París, ed. du Seuil, 1992. (Ciencia Abierta). 313p. ( ISBN  2-02-012417-3 )
  • Erwin Panofsky , crítico de arte de Galilée , París, Les Impressions nouvelles, 1992.
  • Galileo, corredor: la práctica de la ciencia en la cultura del absolutismo por Mario Biagioli, Chicago, University of Chicago Press, 1993
  • Sobre los hombros de los gigantes , por Stephen Hawking , ediciones Dunod, 2003
  • Copérnico Galileo , de Maurice Clavelin. París, Albin Michel, 2004. ( ISBN  2-226-14235-5 ) , premio Victor-Delbos 2004

Artículos

  • Michel Pierre Lerner, Para una edición crítica de la oración y la abjuración de Galileo, en: Revue des sciences philosophiques et théologiques 82-4 (París 1998), p.  607-629
  • Jean-Pierre Luminet , Bruno et Galilée au respect de l'Infini , Leer en línea
  • William R. Shea, Galileo, Scheiner y la interpretación de las manchas solares, Isis 61, 1970, p.  498-519

Literatura

Literatura juvenil

Libros de honor Medalla Caldecott 1997

Filmografia

Notas y referencias

  1. Brigitte Labbé, P.-F. Dupont-Beurier, Jean-Pierre Joblin, Galileo , Milán, 2009.
  2. JJ O'Connor, EF Robertson: "Galileo Galilei" , archivo de Historia de las Matemáticas de MacTutor , Universidad de St Andrews , Escocia .
  3. Maurice Clavelin, Copérnico Galileo, Albin Michel, 2004
  4. El único método de la época para medir el tiempo fácilmente.
  5. Roger G. Newton, Péndulo de Galileo: del ritmo del tiempo a la creación de la materia , p.  51 , en Harvard University Pressbook, 2004
  6. ver Relatividad galilea
  7. Évelyne Barbin, Los discursos de Galileo: la caída de las tumbas , curso Master2 en historia de la ciencia y la tecnología, p.  3 .
  8. Universal Biography, por Joseph Fr. Michaud, Louis Gabriel Michaud, página 320
  9. [video]   Entrevistas sobre el origen entre Raphaël Enthoven y Étienne Klein   , en Arte transmitido el domingo 20 de noviembre de 2011
  10. Ver aquí
  11. Michael Sharratt, Galileo: Innovador decisivo . Cambridge University Press, Cambridge (1996), pág.  45-66 . ( ISBN  0-521-56671-1 )
  12. Pierre Sergescu, Mersenne the animator (8 de septiembre de 1588 - 1 de septiembre de 1648), Revue d'histoire des sciences et de their applications, vol.2, n ° 2-1, p.9  " , en persee.fr ,(consultado el 28 de septiembre de 2013 )
  13. Dava Sobel, op. citado, p.  20
  14. Aimé Richardt, "La verdad sobre Galileo", programa En el corazón de la historia de Europa 1, 27 de Febrero, 2012
  15. René Taton, "  Cuadro cronológico de la vida y obra de Galileo  " , Revue d'histoire des sciences et de ses applications , vol.  17, n o  4,, p.  293
  16. (it) Ludovico Geymonat, Galileo Galilei , Torino 1983, p.  72
  17. Guglielmo Libri Carucci dalla Sommaja, Historia de las ciencias matemáticas en Italia, desde el resurgimiento de las letras hasta finales del siglo XVII , 1840, p.  189
  18. Cosmos: Revista enciclopédica semanal del progreso de las ciencias y sus aplicaciones a las artes y la industria, 1865, p.  381 y siguientes
  19. (en) Mario Biagioli, Instrumentos de crédito de Galileo: telescopios, imágenes, secreto , University of Chicago Press,, 301  p. ( ISBN  978-0-226-04562-7 , leer en línea ) , nota al pie 19 a la página 84
  20. Pierre Costabel , Galileo: 2." El mensajero celestial "  " , en la Encyclopædia Universalis
  21. Copias expuestas en el Museo de Historia de la Ciencia de Florencia .
  22. ver el texto en línea , digitalización de e-rara
  23. Texto en Favaro, Opere di Galileo , vol XI, p.  87-88 y 92-93
  24. James Brodrick, Robert Bellarmin, santo y erudito , Westmister, Newman Press, 1961, p.  343-344
  25.   Por favor, Galileo descubrimiento de Neptuno  ", Ciencia y futuro ,( leer en línea ).
  26. André Brahic , de fuego y hielo: Burning planetas , Odile Jacob ,, 400  p. ( ISBN  978-2738123305 ) , cap.  9 ("Gigante distante").
  27. (in) David Jamieson, El año milagroso de Galileo 1609 y la introducción revolucionaria del telescopio  " , Australian Physics , vol.  46, n o  3,( leer en línea ).
  28. Claude Boucher , Breve historia de las ideas de Galileo a Einstein , Les Editions Fides,, 291  p. ( ISBN  978-2-7621-2863-5 , leer en línea ) , pág.  52
  29. Bernard Dame, Galileo y las manchas solares (1610-1613) , p.  307-370 , en Revue d'histoire des sciences et de their applications , 1966, tomo 19, n o  4 ( leer en línea )
  30. Traducido en Dialogues Selected Letters .
  31. Sin embargo, Edward Rosen demostró que Galileo estaba equivocado cuando afirmó que Copérnico fue a Roma para trabajar en la reforma del calendario, había trabajado en las tablas utilizadas y luego había escrito el De revolutionibus a petición de Pablo III .
  32. James Brodrick, Robert Bellarmin, Saint and Scholar , Westminster, Newman Press, 1961, p.  376 . Galileo, conservó este precioso certificado hasta el final de su vida.
  33. El ensayista , op. citado, p.  22
  34. Pierre Costabel , Galileo: 4. El drama final y la coronación de la obra  " , en la Encyclopædia Universalis
  35. Yves Gingras, "Atomismo contra la transubstanciación", La Recherche ,, n o  446, y Pietro Redondi , hereje de Galileo , Gallimard, 1985
  36. Pietro Redondi , Hereje Galileo , Gallimard,, 447  p.
  37. Galileo ( transl.  C. Chauviré ), El Ensayo de Galileo , Les Belles Lettres,( leer en línea ) , pág.  141
  38. ArthurKoestler / Lessomnambules.
  39. PhilippeDecourt / Las verdades indeseables
  40. La Revue des Deux Mondes , volumen 17, 1876, p.  645-663 .
  41. Jacques Maritain y Raissa Maritain, Jacques y Raissa Maritain. Trabajos completos. Volumen XIII , París, Ediciones Saint-Paul París,, p.  345
  42. Régine Pernoud , en Para terminar con la Edad Media , p. 101, refiriéndose a la obra del padre Henri de Lubac ( Exégesis medieval ) recuerda que en la Edad Media, los métodos de explicación de los textos implicaban la posibilidad de comentar la Biblia en un sentido distinto al literal: lectura según los Cuatro sentidos de La Escritura acostumbraba a las mentes a varios tipos de comentarios sobre el mismo texto: literal, alegórico, tropológico y anagógico.
  43. Sentencia del Santo Oficio, 22 de junio de 1633.
  44. Para el texto completo, ver Textos de El asunto Galileo  : Historia documental, editado y traducido por Maurice A. Finocchiaro .
  45. y debido al periodista Giuseppe Baretti , que había reconstruido el evento para el público inglés en una antología publicada en Londres en 1757, Italian Library .
  46. rustyjames.canalblog.com/archives/2013/07/19/27665334.html
  47. Geymonat, pág.  216
  48. Residencia de Galileo en Arcetri, Villa le Gioiello, 42, Via del Pian dei Giullari: + E11 ° + 15% 27 + 26.39% 22 & ie = UTF8 & z = 18 & ll = 43.748126,11.257339 & spn = 0.001814,0.004946 & t = h & om = 1 coordenadas: 43 ° 44 '52 .21 "N, 11 ° 15 '26.39" E.
  49. "He aquí, finalmente, una prueba indiscutible, aunque tardía e inesperada, de que la tierra gira alrededor del Sol". LM Celnikier, Histoire de l'astronomie, Technique et documentation-Lavoisier, París, 1986.
  50. Colette Le Lay, bajo la dirección de Jacques Gapaillard, Artículos de astronomía en la Enciclopedia de Diderot y d'Alembert , Tesis de la DEA en Historia de las Ciencias y las Técnicas, Facultad de Ciencias y Técnicas del Centro François Viète de Nantes, 1997, leído en línea, pag.  21
  51. Colette Le Lay, bajo la dirección de Jacques Gapaillard, Artículos de astronomía en la Enciclopedia de Diderot y d'Alembert , Tesis de la DEA en Historia de las Ciencias y las Técnicas, Facultad de Ciencias y Técnicas del Centro François Viète de Nantes, 1997, leído en línea, pag.  13
  52. Gerald Messadié , 500 años de engaños científicos , Archipiélago,, p.  53
  53. Bernard Faidutti, Copernicus, Kepler & Galileo frente a los poderes. Científicos y Política , Éditions L'Harmattan,, p.  280 y 311
  54. Discurso del Papa Juan Pablo II a los participantes en la sesión plenaria de la Pontificia Academia de Ciencias
  55. Cardenal Paul Poupard, L'affaire Galileo , ediciones de París, p. 125-126
  56. texto completo, en el sitio web del Vaticano
  57. 100.000 personas defienden el "derecho a hablar" del Papa en Roma , Le Monde 21 de enero de 2008
  58. (en) "La crisis de la fe en la ciencia", 15 de marzo de 1990, Parma, extractos tomados de ¿Un punto de inflexión para Europa La Iglesia y la modernidad en la Europa de las convulsiones, Paoline Éditions, 1992, p.  76-79 traducción al inglés en el sitio web de National Catholic Reporter
  59. Despacho de Zenit del 15 de enero de 2008
  60. (de) Vatikan ehrte einstigen Ketzer Galileo mit Messe , Die Presse , 15 de febrero de 2009
  61. Aviso del sitio web oficial
  62. Sitio web de la Haute École.
  63. (in) Escutcheons of Science - Armorial of Scientists  " en www.numericana.com (consultado el 14 de marzo de 2020 ) .
  64. Dos dedos de Galileo exhibidos en un museo de Florencia
  65. J. Bernhardt. Emile Namer, L'affaire Galilée, Revue d'histoire des sciences, 1977, vol. 30, n o  1, p.  81-82 .

Ver también

Artículos relacionados

enlaces externos

De momento esta es el conjunto de la documentación que hemos logrado juntar en relación con Galileo (erudito) , deseamos que te haya sido útil. En caso de que así sea, por favor, recuerda aconsejarnos entre tus amigos y amigas y el círculo familiar, y no olvides que quedamos a tu disposición en todo momento y ocasión. Si a pesar de nuestro esfuerzo, sientes que lo que te ofrecemos relativo a Galileo (erudito) no es del todo correcto o es preciso complementar la información o enmendar, nos resultaría una valiosísima aportación que que nos lo indiques. Dispensar la más significativa información sobre Galileo (erudito) y en relación con cualquier otro tema es donde radica el fundamento de esta Gran Enciclopedia; nos alienta el mismo espíritu que en su época inspiró a los creadores de la formulación de la Enciclopedia, y por eso es nuestro deseo que aquello que has hallado en esta web en relación con Galileo (erudito) lo hayas podido utilizar para incrementar tus habilidades.

Opiniones de nuestros usuarios

Alejandra Luque Serra

Por fin un artículo sobre Galileo (erudito) que se hace fácil de leer.

Eva Merino Ros

Esta entrada sobre Galileo (erudito) me ha ayudado a completar mi trabajo para mañana en el último momento. Ya me veía tirando otra vez de Wikipedia, algo que la profesora nos tiene prohibido. Gracias por salvarme.

Vicenta Galvez Muñoz

Mi papá me retó a hacer la tarea sin utilizar nada de Wikipedia, yo le dije que podía hacerla buscando en muchos otros sitios. Por suerte para mi encontré esta web y este artículo sobre Galileo (erudito) me ayudó a completar mi tarea. Casi caigo en la tentación de entrar a Wikipedia, pues no encontraba nada sobre Galileo (erudito) , pero por suerte encontré aquí, porque luego mi papá revisó el historial de navegación para ver donde habia estado. Se imaginan si llego a entrar en Wikipedia? Suerte que encontré esta web y el artículo sobre Galileo (erudito) aquí. Por eso les dejo mis five stars.

Paula Acosta Maldonado

Me ha encantado encontrar este artículo sobre Galileo (erudito) .