Charles Dickens



Toda aquella información completa que hemos podido reunir en torno a Charles Dickens ha sido escrupulosamente analizada y planificada a fin de que te sea de gran provecho. Seguro que acertamos si decimos que has llegado hasta esta página web intentando conocer alguna cosa más acerca de Charles Dickens. A menudo no es extraño extraviarse en internet en la espesa jungla de páginas web que abordan el tema de Charles Dickens y que, sin embargo, no parecen aportar lo que deseamos conocer en relación con Charles Dickens. Es a causa de este motivo que esperamos que si lo que lees a continuación acerca de Charles Dickens te es útil, nos lo comentes. Del mismo modo, si aquella información acerca de Charles Dickens que te ofrecemos no es aquella que estabas buscando, del mismo modo ponlo en nuestro conocimiento, de esa manera nos será posible mejorar día a día esta Gran Enciclopedia.

Charles Dickens
Descripción de esta imagen, también comentada a continuación
Charles Dickens en Nueva York en 1868.
Nacimiento
Landport , cerca de Portsmouth , Reino Unido
Muerte
Gad's Hill Place  (en) en Higham ( Kent ) en el Reino Unido
Nacionalidad Bandera de reino unido británico
Actividad principal
Autor
Idioma de escritura inglés
Géneros
Novela , teatro, artículos, cuentos

Obras primarias

Firma de Charles Dickens

Charles John Huffam Dickens (pronunciado [ t r l z d . K n z ] ), nacido en Landport , cerca de Portsmouth en el condado de Hampshire en la costa sur de Inglaterra,y murió en Gad's Hill Place  (en) a Higham en Kent , el , es considerado el mejor novelista de la época victoriana . Desde sus primeros escritos, se hizo inmensamente famoso, y su popularidad aumentó constantemente con sus publicaciones.

La sorprendente experiencia de su infancia, que algunos consideran la clave de su genio, fue, poco antes del encarcelamiento de su padre por deudas en Marshalsea , su contratación a la edad de doce años con Warren, donde pegó etiquetas en vasijas de esmalte durante más de un año. año. Aunque regresó a la escuela durante casi tres años, su educación siguió siendo incompleta y su gran cultura se debe principalmente a su esfuerzo personal.

Fundó y publicó varios semanarios, compuso quince novelas importantes, cinco libros más pequeños ( novelas en inglés), cientos de cuentos y artículos sobre temas literarios o sociales. Su pasión por el teatro lo llevó a escribir y dirigir obras de teatro, actuar de comedia y hacer lecturas públicas de sus obras que, en giras a menudo agotadoras, rápidamente se hicieron extremadamente populares en Gran Bretaña y Estados Unidos .

Charles Dickens fue un incansable defensor de los derechos del niño, la educación para todos, la condición de la mujer y muchas otras causas, incluida la de las prostitutas .

Es apreciado por su humor , su sátira de modales y personajes. Casi todas sus obras han sido publicadas en series semanales o mensuales, género que él mismo inauguró en 1836  : este formato es restrictivo pero permite una reacción rápida, incluso si significa modificar la acción y los personajes en el camino. Las tramas están ordenadas y a menudo se enriquecen con eventos contemporáneos, incluso si la historia tiene lugar antes.

Publicado en 1843 , A Christmas Carol disfrutó de un amplio impacto internacional, y su trabajo ha sido elogiado por escritores de renombre, como William Makepeace Thackeray , Leo Tolstoy , Gilbert Keith Chesterton y George Orwell , por su realismo , su espíritu cómico , su el arte de la caracterización y la agudeza de su sátira . Algunos, sin embargo, como Charlotte Brontë , Virginia Woolf , Oscar Wilde o Henry James , lo han criticado por su falta de regularidad en el estilo , por privilegiar la vena sentimental y por contentarse con análisis psicológicos superficiales.

Dickens ha sido traducido a muchos idiomas, con su respaldo a las primeras versiones en francés. Su obra, constantemente reeditada, conoce siempre muchas adaptaciones al teatro, el cine, el music hall, la radio y la televisión.

Biografía

La biografía de Dickens, publicada después de su muerte y que ha sido autorizada durante mucho tiempo, es la de John Forster , Life of Charles Dickens  : amigo íntimo, confidente y consejero, su testimonio, escribe Graham Smith, "tiene una intimidad que sólo un culto victoriano . y el propio autor, podría traer . Sin embargo, pero se supo mucho más tarde, Forster cambió o borró cualquier cosa que pudiera haber parecido incómoda en su época. Dickens, un dios para Inglaterra y más allá, fue presentado como un hombre irreprochable, especialmente porque él mismo estaba detrás de escena y orquestaba la partitura de su vida: quería que Forster fuera su biógrafo y su copioso intercambio de cartas sirvió para esculpir la estatua. de un comandante; al igual que sus Fragmentos autobiográficos , dedicados a su infancia en 1824 y también confiados a Forster poco después de marzo o abril de 1847, que lo pintan como una víctima en viñetas que maximizan la amenaza y el peligro, de ahí la angustia y el sufrimiento.

Infancia y adolescencia joven

Una infancia feliz

Proveniente de una familia pobre, Charles Dickens nació a los 13 años, Mile End Terrace en Landport, un pequeño suburbio de Portsmouth , Portsea, el viernes.. Fue el segundo de ocho hijos, pero el primero, de John Dickens (1785-1851) y Elizabeth Dickens, de soltera Barrow (1789-1863). Fue bautizado el 4 de marzo en St Mary's Church, Kingston, Portsea. Su padre estaba a cargo del pago de la tripulación en la Oficina de Pagos de la Marina de la Royal Navy , pero después de Waterloo y el fin de la guerra en Estados Unidos , la base naval se redujo y fue trasladado a Londres. En enero de 1815 se trasladó a Norfolk Street, cerca de Oxford Street . Charles, de su breve estancia en Portsmouth, conserva algunos recuerdos, entre ellos una incautación de armas . Desde Londres, al que el niño asiste desde los tres hasta los cuatro años, guardará la imagen de una visita a Soho Square , el recuerdo de una compra: una varita Arlequín. En abril de 1817 , una nueva familia de mutaciones envía al arsenal de Medway en Chatham en Kent . La familia se mudó allí en 2 Ordnance Street, en una casa cómoda, con dos sirvientes, la joven Mary Weller, la niñera del niño, y Jane Bonny, de edad avanzada.

Al poco tiempo, luego de asistir a la escuela dominical con su hermana Fanny, de quien era muy cercano, se inscribió en la institución de William Giles, hijo de un pastor bautista , quien lo encontró brillante; Charles leyó las novelas de Henry Fielding , Daniel Defoe y Oliver Goldsmith , quienes seguirán siendo sus maestros. Los hermanos están felices a pesar de las muertes prematuras: además de "Charley", la hermana mayor Frances (Fanny) (1810-1848), y los menores, Alfred Allen, fallecido a los pocos meses, Letitia Mary (1816-1893), Harriet, también fallecido de niño, Frederick William (Fred) (1820-1868), Alfred Lamert (1822-1860) y Augustus (1827-1866), a los que se sumaron James Lamert, un pariente, y Augustus Newnham, huérfano de Chatham. Los mayores disfrutan de juegos de mímica, recitales de poesía, conciertos de canciones folclóricas y también representaciones teatrales. El niño es libre de vagar por el campo, solo o en largas caminatas con su padre o Mary Weller, entonces de trece años, más raramente en compañía de Jane Bonny, o para observar la actividad de la ciudad portuaria. Más tarde, en sus descripciones de paisajes rurales, fueron las imágenes de Kent las que tomó como modelo. "Este período, escribió, fue el más feliz de mi infancia"  : también fue en Chatham donde Charles hizo su debut literario escribiendo bocetos que interpretó en la cocina o de pie en una mesa en la posada vecina.

Esta vida despreocupada y este comienzo de la educación tuvo un final abrupto cuando la familia tuvo que irse a Londres con una reducción de sueldo, preludio del declive económico. Charles, de diez años, se quedó en Chatham unos meses con William Giles, luego regresó a la capital, dejando este recuerdo desilusionado del viaje: En todos estos años desde que han pasado, ¿alguna vez he perdido el olor húmedo de la paja Me arrojaron como un juego y me llevaron, con el carruaje pagado, a Cross Keys, Wood Street, Cheapside, Londres. No había otro pasajero adentro y me tragué mis bocadillos en la soledad y el gris, y la lluvia seguía cayendo, y encontré la vida mucho más fea de lo que era, no me lo esperaba. "

La caída de la casa Dickens

Esta caída debe matizarse en lo que respecta al contexto familiar, representativo de la pequeña burguesía victoriana . Los abuelos paternos eran sirvientes en lo más alto de la jerarquía, ama de llaves y mayordomo, lo que les valió el respeto de sus amos. En The Stormy House , Sir Lester Dedlock nunca deja de elogiar a la Sra. Rouncewell, su ama de llaves de Chesney Wold.

Un discreto ascenso social

Esta pequeña prosperidad y la influencia que disfrutan sirvieron como trampolín para el ascenso social de su hijo John. Su trabajo representa una posición envidiable en la burocracia victoriana , con varios ascensos y un salario anual que aumenta de 200  libras en 1816 a 441  libras en 1822. Es un buen oficio, un trabajo permanente, con el favor de los superiores, adquirido por la diligencia. y competencia. Decidido a ascender en la escala social, pero "imprudentemente imprudente" según Peter Ackroyd, demuestra ser incapaz de administrar su dinero. En 1819, ya había contraído una deuda de 200  libras esterlinas , que representaban casi la mitad de sus emolumentos anuales, y provocó una disputa con su cuñado, que estaba a cargo de la fianza; Hay otras deudas pendientes en Chatham, desde donde un descenso a los infiernos agravado por mudanzas, un traslado mal pagado a Londres, una ciudad cara, resulta en nuevas deudas y un estilo de vida reducido paulatinamente a nada. En 1822, los Dickens se mudaron a Camden Town , el límite de la capital, y John Dickens puso sus esperanzas en el plan de su esposa de abrir una escuela. Así que la familia se mudó nuevamente en la Navidad de 1823 al número 4 de Gower Street, una casa adinerada capaz de albergar a estudiantes en la residencia. La escuela, sin embargo, no atrae a nadie, y después de unas semanas los ingresos caen en picado hasta la pobreza.

Charles privado de la escuela y la fábrica de betún

Mientras su hermana mayor ingresaba en el Conservatorio Superior de Música, donde fue a estudiar hasta 1827 , Charles, de doce años y arrepentido de la escuela, se dedicó a "limpiar botas" . James Lamert está construyendo un teatro en miniatura, algo para encender la imaginación, como las visitas al padrino Huffam, que suministra los botes, o al tío Barrow, encima de una librería cuyo barbero es el padre de Turner , oa la abuela Dickens, que dona un reloj de plata y le dice al hada cuentos e historias, sin duda utilizados en Barnaby Rudge (los disturbios de Gordon ) y The Tale of Two Cities (la Revolución Francesa ). Quince meses después, la vida de Charles cambia repentinamente y da un vuelco para siempre.

A principios de 1824 , James Lamert le ofreció un trabajo al joven, una oferta que sus padres aceptaron con entusiasmo, y Charles entró en la fábrica de Warren Blacking en Hungerford Stairs on the Strand . Es un almacén de encerado y teñido donde tiene, diez horas al día, para pegar etiquetas en botellas por 6 chelines a la semana, suficiente para ayudar a su familia y pagar su alquiler en la Sra. Ellen Roylance, una amiga entonces inmortalizada, con " Algunos cambios y adornos " , en la Sra. Pipchin de Dombey et Fils . Luego alquila un ático oscuro de Archibald Russell en Lant Street en Southwark . Archibald Russell, "un viejo caballero corpulento, dice John Forster , de carácter feliz, impregnado de bondad, con una esposa ya anciana y tranquila, y un hijo adulto particularmente ingenuo" , trabaja como secretario en el tribunal de insolvencia: esta familia podría decirse inspiró las guirnaldas de la tienda de antigüedades , mientras que la corte fue copiada en las escenas del juicio de los papeles póstumos de Pickwick Club .

El encarcelamiento del padre en Marshalsea

La 20 de febrero de 1824John Dickens es arrestado por una deuda de £ 40  con un panadero y recluido en la prisión de Marshalsea en Southwark . Todas sus posesiones, incluidos los libros, fueron confiscadas y pronto se unieron a su esposa y a los hijos más pequeños. Los domingos, Charles y su hermana Frances pasan el día en la prisión. Esta experiencia servirá de telón de fondo para la primera mitad de La Petite Dorrit , que presenta al señor William Dorrit encerrado por deudas en esta prisión donde crece su hija Amit, la heroína de la novela. Después de tres meses de la muerte de su madre, John Dickens heredó £ 450  , más un trabajo independiente para la Prensa Británica y una pensión por discapacidad de £ 146  del Almirantazgo. Con una promesa de pago al final de la propiedad, fue liberado el 28 de mayo y la familia se refugió con la Sra. Roylance durante unos meses, luego encontró alojamiento en Hampstead y finalmente en Johnson Street en Somers Town. Charles permanece en la fábrica que, más humillación, lo traslada al escaparate de una tienda en la calle Chandos. No fue hasta marzo de 1825 que John Dickens, porque se peleó con el dueño y a pesar de la intercesión de la señora Dickens que trató de calmar las cosas, sacó a su hijo de allí y lo volvió a poner en los bancos de la escuela.

Un trauma primario , luego una nueva lesión.

Este episodio de su vida representó un trauma para Dickens del que nunca se recuperó. Aunque lo trasladó a David Copperfield a través del almacén de Murdstone y Grinby y lo insinuó en The Great Expectations (el "  Blacking Ware'us  " [ wharehouse ]), nunca se abrió al respecto a nadie excepto a su esposa y Forster. A lo largo de su vida, "[él] siempre se asombró de que fuera tan fácil deshacerse de [él] a esa edad", y su trabajo, escribe Forster, le pareció particularmente desagradable: "Ella era una anciana. casa en ruinas cayendo en ruinas, que terminó naturalmente en el Támesis, y estaba literalmente en el poder de las ratas [] Mi trabajo consistía en cubrir las ollas con betún para zapatos, primero con un trozo de papel engrasado, luego con un trozo de papel azul ; atarlos en redondo con una cuerda, y luego cortar el papel cuidadosamente alrededor, hasta que el conjunto se vea bonito como un frasco de ungüento comprado al farmacéutico. Cuando un cierto número de macetas grandes alcanzó este punto de perfección, tuve que pegar una etiqueta impresa en cada una y pasar a otras macetas. "

Louis Cazamian recuerda que "la rudeza del entorno, de los compañeros, la tristeza de esas horas en el fondo de un sórdido taller magullan la ambición instintiva del niño" . Ninguna palabra puede expresar la secreta agonía de mi alma al caer en una sociedad así, escribe Dickens, [] y sentir las esperanzas que tenía al principio, de crecer para ser un hombre educado y distinguido, destruidas en mi corazón. " Además, Cazamian añade, " la memoria de este evento será perseguirlo para siempre. Asociará con ello el arrepentimiento de su infancia abandonada, de su educación perdida. De ahí su constante esfuerzo por borrar el pasado, la búsqueda de la ropa, la atención a los refinamientos de la cortesía personal. De ahí, también, las páginas melancólicas cada vez que vuelve sobre el dolor de un niño. El trabajo manual le dejó la impresión de una mancha .

Dickens agrega en los Extractos autobiográficos  : Escribo sin resentimientos, sin ira, porque sé que todo lo que ha sucedido ha dado forma al hombre que soy. Pero no me he olvidado de nada, nunca lo olvidaré, me es imposible olvidar, por ejemplo, que mi madre estaba muy ansiosa de que volviera a Warren ' , nueva herida que explica los niños pequeños abandonados o entregados a ellos - el mismísimo personas con las que ha poblado su obra, Oliver , Nell , Smike , Jo , David , Amit , Pipetc.

A menudo despreciada por el comentario de su hijo, Elizabeth Dickens se encuentra en ciertos personajes de mujeres sin sentido, como la madre de Nicholas Nickleby . Graham Smith escribe que el resentimiento de Dickens sigue siendo objetivamente injusto. Su madre le inculcó los conceptos básicos de educación, lectura, escritura, historia, latín; los testigos elogian su sentido del humor, lo grotesco, su talento como actriz e imitadora, todos los dones transmitidos a su hijo. De todo esto, concluye, Dickens se benefició, pero nunca reconoció su deuda.

El declive de la objetividad

Graham Smith también habla de los sentimientos de Dickens: adorado y querido en la familia, explica, fue tratado mejor que los pobres pequeños que trabajaban a su lado, bastante amable con él, en particular con un tal Bob Fagin. Sin embargo, ser objetivo es dejar de lado las expectativas de este superdotado de doce años. Sin los problemas de su padre, le habrían prometido ir a Oxford o Cambridge . Sin embargo, nunca volvió a dejar el uniforme del pequeño trabajador y pobló su trabajo de padres incompetentes, a excepción de los padres adoptivos, Sr. Jarndyce o Joe Gargery . El héroe de David Copperfield es un niño, entregado a un padrastro cruel, que grita: "No tenía guía ni consejo, ni aliento ni consuelo, sin apoyo de nadie, nada que pueda recordar." " Por lo tanto, por John Forster , por algunos de sus colegas, Wilkie Collins , en particular, Bulwer-Lytton , Thackeray , por sí mismo como la vida de Dickens se transformó gradualmente en una leyenda o un mito , el de la gran victoriano típico, energético, creativo, emprendedor, autodidacta. Dickens, además, nunca dejó de llevar agua a este molino: incluso en Warren's, escribe, se esforzó por trabajar tan bien e incluso mejor que sus compañeros de miseria.

Regreso a la escuela y entrada en la vida laboral

En 1825, Charles regresó a la escuela en Wellington School Academy en Hampstead Road, donde estudió durante unos dos años y ganó el Premio Latino. La institución no era de su agrado: "Muchos aspectos, escribe, de esta enseñanza arruinada, todos desarticulados, y la relajación de la disciplina puntuada por la brutalidad sádica del director, los aparadores. Los harapos y el ambiente general de ruina están representados en Establecimiento del Sr. Creakle . "

Este fue el final de su educación oficial, ya que en 1827 ingresó a la vida laboral, sus padres le aseguraron un trabajo de oficina en el bufete de abogados Ellis and Blackmore, de Holborn Court, Gray's Inn , donde trabajó desde mayo de 1827 hasta noviembre de 1828 para tareas tediosas pero, escribe Michael Allen, "que sabrá utilizar en su trabajo" . Luego se unió a la firma de Charles Molloy en Lincoln's Inn . Tres meses después, con tan solo diecisiete años, demostró, según Michael Allen, una gran confianza en sí mismo al embarcarse, probablemente sin la aprobación de sus padres, en la carrera de taquígrafo reportero autónomo en Doctors 'Commons, donde comparte una carrera. practicar con un primo lejano, Thomas Carlton. Con la ayuda de su tío JH Barrow, aprendió taquigrafía según el método de Gurney, descrito en David Copperfield como "ese salvaje misterio taquigráfico" , y en una carta a Wilkie Collins del 6 de junio de 1856, recuerda que es le aplicó desde los quince años con "energía celestial o diabólica" y que era el "mejor taquígrafo del mundo" . En 1830, además de los registros de Doctors 'Commons, agrega, "a su repertorio", las crónicas de debates en la Cámara de los Comunes para el Espejo del Parlamento y el Sol Verdadero . Durante los siguientes cuatro años, se forjó una sólida reputación, y pronto pasó como uno de los mejores reporteros, lo que le valió un contrato de tiempo completo por The Morning Chronicle . Esta experiencia legal y periodística se ha aprovechado bien en Nicholas Nickleby , Dombey et Fils , y especialmente en La Maison d'Âpre-Vent , cuya feroz sátira sobre las demoras judiciales ha llamado la atención del público sobre la carga que los humildes representan para los humildes. ir a la corte.

Madurez joven

Estos años trajeron a Dickens, explica Michael Allen, además de un buen conocimiento de la provincia ( Birmingham , Bristol , Edimburgo , Exeter , Hemlsford y Kettering), con diligencias, relevos, posadas y caballos, una intimidad con Londres que se ha convertido " el centro giratorio de su vida . También profundizó su amor por el teatro ( Shakespeare , music hall , farsa o drama ), que frecuenta, según Forster, casi todos los días y del que conoce a actores y músicos, muchas veces presentado por su hermana Fanny. Aunque, no sin dudarlo, eligió las letras, agrega Michael Allen, se entrega en representación, cuidando su vestimenta hasta la extravagancia, muy llamativo ("vistoso"), y observa a la gente, imitando los acentos, imitando manierismos. , todo encontrado en sus libros.

El primer amor: Maria Beadnell

1830: Charles Dickens tiene dieciocho años y se enamora de Maria Beadnell, un año mayor que él. Su padre, un empleado de banco de alto rango en Mansion House , una pequeña burguesía en Lombard Street, un distrito prestigioso de la City de Londres , apenas aprecia esta amistad, incluso un futuro matrimonio, con un oscuro periodista, hijo de un ex preso por deudas, con quien se trasladó siete veces frente a los acreedores, para finalmente quedarse solo en 1834 en Furnival's Inn. Entonces los Beadnell envían a su hija a una institución educativa en París, y Charles solo puede enviar cartas ardientes. "No he amado y no puedo amar a ningún otro vivo que a ti", le escribió, pero María, insensible a su "torrente de poesía mediocre" , no se comprometió. La pareja volvió a verse cuando regresó la joven, cuya falta de ardor, sin embargo, acabó por aburrir a Dickens: poco después de su vigésimo primer cumpleaños, le devolvió cartas y obsequios con estas palabras: "Nuestros encuentros no han sido poco más. que las manifestaciones de cruel indiferencia de un lado y del otro, solo han alimentado el dolor de una relación que desde hace mucho tiempo se ha vuelto más que desesperada. Un tiempo más tarde, se confía a John Forster que su amor lo ocupada "por completo durante cuatro años, y que todavía es bastante aturdido por ella" . Este fracaso "lo determinó a superar todos los obstáculos y lo empujó a su vocación de escritor" . María sirvió de modelo para el personaje de Dora Spenlow en David Copperfield (1850), encantadora pero tonta e incapaz de administrar su casa.

Sin embargo, "lo que interesa sobre todo al lector, escribe Graham Smith, es que María, ahora señora Winter, madre de dos hijas, reaparece en la vida de Dickens en 1855"  : el 9 de febrero, dos días después, le escribe sobre el con motivo de su cuadragésimo tercer cumpleaños, y Dickens, casado y padre de nueve hijos vivos, interesado en el juego, "conduce a distancia, con fuerte sentimiento y un poco de burla, un flirteo casi infantil" . La aventura tendrá un epílogo grotesco (ver Un matrimonio cada vez más inestable ), pero el tema, ya esbozado en David Copperfield , surge "de la frustración amorosa, de la miseria sexual"  : María, la ex Dora, se muda entonces en Flora Finching ( 1855).

Primeras publicaciones: actividad frenética y éxito arrollador

Las primeras páginas de Dickens aparecen en la Revista Mensual de diciembre de 1833, a la que se suman seis números, cinco sin firmar y el último, de agosto de 1834, firmado con el seudónimo de Boz . Su originalidad atrae la atención del Morning Chronicle , cuyo crítico musical y artístico es George Hogarth, padre de la joven Catherine a quien Charles acaba de conocer; el nuevo escritor es contratado allí por 273  libras esterlinas al año. The Morning Chronicle pronto publicó cinco "bocetos callejeros" bajo el mismo seudónimo, y su originalidad parecía tal que la revista hermana, The Evening Chronicle , a la que se sumó George Hogarth, aceptó la oferta de veinte más con un aumento de sueldo. Que va de 5 a 7 guineas por semana. El éxito fue inmediato, y cuando la serie terminó en septiembre de 1835, Dickens recurrió a Bell's Life in London , que le pagó aún mejor. Poco tiempo después, el editor John Macrone se ofreció a publicar los bocetos en volumen con ilustraciones de George Cruikshank , oferta con un anticipo de £ 100  y aceptada de inmediato.

1835 fue un año próspero: en febrero apareció la primera serie de Esquisses de Boz e inmediatamente Chapman y Hall ofrecieron a Dickens Los papeles póstumos del Pickwick Club en veinte episodios, el primero a partir del 31 de marzo. En mayo, accedió a escribir una novela en tres volúmenes para Macrone y, tres meses después, se inscribió en dos más con Richard Bentley . Se publican once nuevos bocetos, la mayoría en Morning Chronicle , a los que se añaden un panfleto político, Sunday under Three Heads , y dos obras de teatro, The Strange Gentleman en septiembre y The Village Coquette en diciembre. En noviembre se hizo cargo de la revista mensual Bentley's Miscellany , y al mes siguiente apareció una segunda serie de Esquisses . Durante este tiempo, la historia del Sr. Pickwick se vuelve tan popular que la reputación de Dickens alcanza su cenit, sus finanzas prosperan y su autoridad crece. La otra cara de la moneda es que no todos los compromisos pueden cumplirse y que se producen interminables negociaciones con los editores, a menudo acompañadas de disputas. Dickens decide entonces dedicarse por completo a la literatura y renuncia al Morning Chronicle . La coronación de este torbellino fue el encuentro, en diciembre de 1836, de John Forster , autor, crítico, asesor literario, que pronto será un amigo íntimo, confidente y futuro primer biógrafo.

Matrimonio con Catherine Hogarth

1835: compromiso, luego matrimonio

Charles Dickens se enamoró de Catherine, la hija mayor de George Hogarth con quien trabajaba y cuya familia veía a menudo. Según los críticos, Catherine es descrita como "joven, agradable, alegre, cuidadosa, activa, tranquila", o "mujercita poco bonita, de ojos azules soñolientos, nariz respingona, mentón que rehuye a seres sin voluntad  " . Las cartas de Dickens a él no son tan apasionantes como las que le escribió a Maria Beadnell. Él ve en Catherine, escribe, "una fuente de consuelo y descanso, una persona a la que [puede] acudir junto al fuego, una vez que [su] trabajo está terminado, para aprovechar [su] gentil giro y [su] encantador los modales, el esparcimiento y la alegría que nunca brinda la triste soledad de un piso de soltero . Comprometidos en 1835, los jóvenes se casaron elen la Iglesia de San Lucas en Chelsea . La luna de miel de una semana la pasó en Chalk cerca de Gravesend , Kent , luego la pareja se mudó a Furnival's Inn antes de mudarse a Bloomsbury . Fue en Chalk donde Dickens encontró la fragua donde trabajaba el tío de Pip, Joe Gargery , y fue allí donde escribió los primeros números de sus Pickwick Papers .

1836-1842: los primeros años

El matrimonio es al principio razonablemente feliz y los hijos no tardan en llegar: Charles después de nueve meses, Mary al año siguiente y Kate en 1839. La familia cambia de residencia a lo largo de los años y según las estaciones, más a menudo cerca del Strand. y en el lado norte de Oxford Street , con dos excursiones a Hampstead . Una de estas mansiones es 48 Doughty Street , ahora el Museo Charles Dickens , donde, de 1837 a 1839, Dickens escribió sus primeras obras importantes y recibió a muchos colegas escritores. Las vacaciones a menudo se pasan en Broadstairs , en la gran casa que ahora se llama Bleak House , en la isla de Thanet , en el extremo más alejado de Kent . En 1838 , Dickens publicó Nicholas Nickleby con, en conclusión, una visión de la felicidad conyugal, los dos héroes amándose en una campaña idílica con varios hijos, espejo, según Jane Smiley, de la vida onírica de la autora.

Sin embargo, fue al final de estos años de actividad febril cuando comenzaron a surgir las dificultades matrimoniales. Uno de ellos nació de un drama familiar.

La muerte de Mary Scott Hogarth

Mary Scott Hogarth (1820-1837) llegó en febrero de 1837 a vivir con los Dickens para ayudar a su hermana embarazada. Charles toma una verdadera idolatría por esta adolescente que, según Fred Kaplan, se convierte en "[una] amiga íntima, una hermana excepcional, una compañera de casa" . La, al regresar de una excursión, [María] sube a su habitación en perfecto estado de salud y, como de costumbre, muy animada. Antes de que pueda desvestirse, sufre un violento desmayo y muere, después de una noche de agonía, en mis brazos durante la tarde a las 3 de la tarde. Todo lo que se pudo hacer para salvarla, se hizo. Los expertos en la materia creen que tenía una enfermedad cardíaca . Dickens le quita un anillo que usará por el resto de su vida y guarda toda su ropa. Fue la única vez que no pudo escribir y se perdió la entrega de dos publicaciones, las de Oliver Twist y Pickwick Papers . Escribe el epitafio, nombra a su primera hija "Mary": "No creo que haya existido nunca un amor como el que le di" , le confió a su amigo Richard Jones. Catalina también lamenta la muerte de su hermana, pero siente amargura al ver a su marido todavía de luto, soñando con María todas las noches mes tras mes. El 29 de febrero de 1842, escribió a John Forster que ella seguía siendo para él "el espíritu que guía su vida, [] señalando inflexiblemente el dedo hacia arriba durante más de cuatro años" .

Mary aparece como un palimpsesto en el que Dickens ha inscrito su imagen de feminidad, luego proyectada en sus personajes, inicialmente bastante huecos como en Rose Maylie , un poco menos con Esther Summerson y la heroína epónima Amit Dorrit , a lo que se suman Little Nell y Agnes. Wickfield . Así, se llenó el pergamino, el personaje más complejo, todavía "ángel del hogar" pero con iniciativa, sentido común y, quizás, algunos deseos.

1842-1858: el advenimiento de las dificultades

Catherine se encarga de organizar recepciones y cenas, a veces muy importantes, con celebridades literarias como Thomas y Jane Carlyle , Elizabeth Gaskell y Samuel Rogers . La Sra. Carlyle y la Sra. Gaskell han contado sus recuerdos de una recepción y no tienen más que elogios por las cualidades de anfitriona y la cocina de la Sra. Dickens.

En 1841 acompañó a su marido a Escocia donde la pareja fue recibida con respeto, y en febrero del año siguiente, Dickens preparó un viaje a través del Atlántico. Catherine, inicialmente reacia, finalmente decide acompañarlo. En Boston , los Dickens fueron aclamados de inmediato, y en Nueva York , la presión volvió a aumentar. En Canadá , son recibidos por "la élite de la sociedad" y admiran las Cataratas del Niágara, cuyo derrumbe trae a Dickens ecos de la voz de Mary; participan en producciones teatrales. En todo momento, Catalina "cumple con sus deberes como esposa de un hombre famoso con gran gracia y encanto" . A su regreso en junio, Dickens ridiculizó a los estadounidenses en sus American Notes , luego en la Parte II de Martin Chuzzlewit . Poco después, la familia se mudó a Italia durante un año, pero Dickens hizo viajes en solitario a París o Boulogne-sur-Mer, que le gustaron especialmente.

Desencanto

Insensible a sus dificultades, Dickens intimida a su esposa, quejándose de su falta de entusiasmo y embarazos repetidos. En 1851, poco después del nacimiento de su noveno hijo, Catalina enfermó y al año siguiente llegó Eduardo, el último. Dickens "se vuelve cada vez más inestable e impredecible" y abre su consternación a Wilkie Collins  : "¡Los buenos tiempos, los buenos tiempos! ¿Recuperaré alguna vez el estado de ánimo en ese momento , me pregunto Tengo la impresión de que el esqueleto que vive en mi armario doméstico se está haciendo realmente grande. " Dickens también tratando de conseguir la internación de su esposa en un asilo sin éxito.

La madurez de un artista

El sueño de Dickens  ", de Robert W. Buss (1804-1875) (inacabado).

Dickens está en el apogeo de su popularidad, que nunca flaqueará. Al mismo tiempo, escribió Pickwick Papers y Oliver Twist , luego se dirigió a Nicholas Nickleby , quien siguió en cascada a The Antiques Store y Barnaby Rudge , que aparece en lo que Graham Smith llama "este vector de publicación. Artificial y sin mucho éxito" que fue El reloj del maestro Humphrey . Esta actuación se debe en parte a las exigencias del serial mensual, pero el dinamismo es excepcional: Dickens al mismo tiempo lanza una pequeña burletta , Is She his Wife , colecciones breves, Sketches of Young Gentlemen y Sketches of Young Couples , por no hablar de las revisiones de Memorias de Joseph Grimaldi y la parodia Pic-nic papers , emprendidas para ayudar a la viuda de John Macrone, editor de Esquisses de Boz , fallecido en el veintiocho años.

"Cincuenta seres vivos" (John Forster)

John Forster ha capturado esta energía en todo momento: [] la rapidez, el ardor y el poder práctico, el enfoque curioso, febril, enérgico en todos los aspectos [] como de un hombre de acción y de negocios arrojado al mundo . La luz y el movimiento fluían por todos lados en él [] era la vida y el alma de cincuenta seres vivos. " . Las ventas atestiguan el entusiasmo del público, no paran de crecer (solo Barnaby Rudge conoce un descenso a 30.000): 7.500 para Oliver Twist , 50.000 para el primer número de Nicholas Nickleby , 60.000 para El reloj del maestro Humphrey , 100.000 para el final de la Tienda de Antigüedades  ; y el mundo literario, con algunas excepciones como Charlotte Brontë , que prefiere a Thackeray a él , lo alaba. Michael Allen escribe que florecen las comparaciones: el alma de Hogarth , el Cruikshank de los escritores, el alguacil de la novela, el igual de Smollett , Sterne , Fielding , un nuevo Defoe , el heredero de Goldsmith , el Cervantes inglés, un Washington Irving , Victor Hugo , Wordsworth , Carlyle e incluso Shakespeare . Su antiguo maestro de Chatham se dirige a él con el epíteto "inimitable" asociado con Boz: Dickens se lo apropia y califica para él durante toda su vida.

Llueven las invitaciones: cooptación por parte del Garrick Club y Athenæum , circunscripción electoral -rechazada porque Dickens exige un asiento a medida-, franquicia de Edimburgo (junio de 1841), cenas de gala, conferencias donde brilla con inteligencia y virtuosismo, reunidas en colectas ( Discursos ). En Edimburgo, donde Lord Jeffrey lo recibió, fue aclamado en el teatro por la multitud de pie, mientras la orquesta tocaba improvisadamente "  Charley is my Darling ". Los pueblos están cubiertos de retratos de Pickwick o Nickleby, sobre loza, ropa, carteles y alacenas, y el rostro mismo de Dickens, ahora popularizado por Maclise y Francis Alexander, es conocido en todo el país y al otro lado del Atlántico. Muchos observadores predicen un resultado parabólico: Se fue volando como un cohete; retrocederá como un trozo de madera , predijo Abraham Hayward en octubre de 1837. Sin embargo, Dickens no se debilitó y se convirtió en colaborador o amigo de la mayoría de los grandes periodistas o autores, como Leigh Hunt , William Harrison Ainsworth , Edward Bulwer. - Lytton , Albany Fontblanque, Douglas Jerrold, Walter Savage Landor,  etc. Como escribe Michael Allen, su energía creativa solo se ha multiplicado por diez y los comentaristas ahora saludan a esta voz cuya originalidad sabe cómo hablar con todos.

Tumultuosas relaciones con su familia

Los niños prácticamente se han seguido unos a otros de año en año y su padre está muy interesado en ellos, luego los descuida mientras luchan por alcanzar el nivel esperado y, a menudo, requieren su ayuda financiera. Además, no son los únicos: padres, hermanos y hermanas, todos esperan a este nuevo afortunado. Dickens tenía una relación con su padre teñida de afecto y desconfianza: hasta alrededor de 1839 lo invitaba a menudo al teatro, a cenas, de vacaciones, a reuniones con amigos; entonces, John Dickens, cuya actividad periodística se está agotando, se deja llevar por el torbellino de su hijo y retoma sus malos hábitos. Charles se da cuenta de esto en marzo y traslada a sus padres a Exeter , Devonshire , lejos de las tentaciones y los acreedores de Londres. Por alrededor de £ 400  , pagó las deudas y pagó los gastos de la nueva casa. La estancia dura tres años, hasta el día en que, en el colmo de la exasperación, se da cuenta de que John ha acumulado otras deudas, vende en secreto muestras de sus manuscritos o de su firma, y cobra al editor del periódico local, solicita a su propio banco. y su amigo Macready . Luego publica una advertencia en la que advierte que las deudas que circulan a su nombre no serán honradas. Exiliar a su padre al extranjero, pensó en ello, pero, a su regreso de América en 1842, terminó repatriando a la pobre familia no muy lejos de él. La imprudencia se reanudó y Charles, aunque intentaba cambiar de opinión, a veces permitía que su ira explotara: en septiembre de 1843, le escribió a John Forster que estaba "confundido por la audacia de su ingratitud" , que era "una cruz insoportable para llevar". " que " lo desmoraliza por completo y cuya carga se vuelve intolerable " . A partir de ahora, asume el rol de cabeza de familia, se ocupa de la educación de los hermanos, encuentra su trabajo, la guía y la reprende, la lleva de vacaciones, la instala y, si uno de ellos desaparece, asegura. el bienestar de su familia. Según Michael Allen, Dickens encontró el tiempo y el dinero para todos, "pero pagó un alto precio en ansiedad por sus escapadas"  : Fred se casa con una chica de dieciocho años, se sale con la suya. Se separa, es condenado por adulterio y procesado. , se niega a pagar, deja el trabajo y huye al extranjero; arrestado a su regreso, es encarcelado, se hunde en el alcoholismo y muere a los 48 años; Augustus deja a su esposa que se había quedado ciega después de dos años, emigró a Estados Unidos con otra mujer, murió a los 39 años en Chicago, donde su concubina se suicidó al año siguiente.

La presencia indispensable de Georgina Hogarth

Tan pronto como regresó de América, el lugar de su cuñada, Georgina , creció. Ahora la tía Georgy cuida mucho a los niños, les enseña a leer antes de que ingresen a la escuela y, a menudo, ocupa el lugar de honor en las recepciones. La ayuda una criada, Anne Cornelius, cuya hija luego asiste a una escuela en el norte de Londres donde también se educan dos, luego tres sobrinas de Dickens, quien paga todos los aranceles. Georgina es al mismo tiempo sirvienta, preceptora y dueña de la casa, estatus muy superior al de Anne Cornelius que viaja en segunda clase mientras que la familia está en primera. A veces acompañaba a Dickens en sus largas caminatas y compartía cada vez más sus actividades teatrales e incluso literarias, ejerciendo de secretaria cuando, de 1851 a 1853, escribió su famosa Historia de Inglaterra para niños . Dickens busca casarse con ella, ofreciéndole hermosas fiestas, por ejemplo Augustus Leopold Egg (1816-1863), estudiante de la Beaux-Arts de Londres y futuro pintor de renombre. También comparte escenario con Dickens durante sus producciones, para las que a menudo diseña el vestuario: Georgina los rechaza todos, y su cuñado hastiado le escribe a una amiga, cuando ella ha cumplido 33 años: Dudo mucho que alguna vez se casará. "

El momento más crucial en la vida de Georgina coincide con el momento más crucial en la vida de Dickens, cuando, abrumado por su esposa, decide separarse de ella.

1858: separación de Catherine Dickens

Dickens, que ya no ve a su esposa con los ojos de un joven, habla de ella con desprecio a sus amigos y descubre que ella no cuida lo suficiente a los niños, busca consuelo en otra parte. Cuando Maria Beadnell, ahora la señora Henry Winter, esposa de un comerciante y madre de dos hijas, lo recuerda, él sueña que todavía la ama, la conoce en secreto y luego la invita a cenar con su esposo. La reunión se convierte en un desastre, y Dickens, juzgando su intento como "absurdo", jura que "no lo volveremos a tomar" . La señora Dickens, en cuanto a ella, no se ve sin amargura suplantada en casa por Georgina y, a partir de 1850, sufre de melancolía y confusión mental, agravada en 1851 tras el nacimiento de Dora que morirá a los ocho meses. En 1857, la pareja tomó una habitación separada, aunque Dickens insistió en que se mantuvieran las apariencias. La familia pasa unos momentos felices en Gads Hill's Place, pero los descansos son de corta duración y pronto les parece imposible seguir viviendo juntos.

En la primavera de 1858 , un brazalete de oro, mal guiado por el joyero, regresó accidentalmente a Tavistock House . Catherine acusa a su marido de tener una relación sentimental con la joven actriz Ellen Ternan , lo que Dickens niega, alegando que está acostumbrado a premiar a sus mejores intérpretes de esta forma. Para que se implementen los procedimientos de divorcio en virtud de la Ley de causas matrimoniales de 1857, recientemente aprobada , la madre y la tía materna de Catherine, Helen Thompson, insistieron en que se buscaran pruebas de adulterio contra Ellen Ternan y también contra Georgina Hogarth, quien, después de haber trabajado para salvar el matrimonio, se puso del lado de Dickens. Para cortar los rumores, Dickens la obliga a redactar un certificado que declara su virgo intacta . El 29 de mayo de 1858, la pareja firmó un documento que declaraba la imposibilidad de vivir juntos y la Sra. Hogarth y Helen Thompson rubricaron. Dickens pregunta a su esposa por escrito si se opone a que se haga pública una declaración conjunta; el primero apareció el 12 de junio en Household Words , reproducido por numerosos diarios y semanarios, incluido The Times , y luego otro en el New York Tribune .

Lugar de Gad's Hill: HF Chorley, Kate Perugini, Mary Dickens , Charles Dickens, CA Collins y Georgina.

Pronto, Catherine se va a vivir con su hijo Charley en 70 Gloucester Crescent, con una pensión de £ 600  . Nunca más se le permitió volver a poner un pie en la casa familiar, ni aparecer frente a su esposo, retirado con los otros niños y Georgina en Gad's Hill Place, donde él escribe sus obras en un chalet suizo reconstruido en medio del jardín. . No le han faltado defensores, entre otros William Makepeace Thackeray , Elizabeth Barrett Browning o Angela Burdett-Coutts, amiga de toda la vida que se separa de Dickens.

La "traición" de Georgina lleva a Graham Smith a sondear sus motivos: descartando la idea de que amaba en secreto a su cuñado además del afecto, piensa que ahora debe haberse preocupado por los niños. conviviendo con un escritor tan reconocido y disfrutando de la compañía que frecuenta. En cuanto a Dickens, Graham Smith ve en el apodo que le da, "la virgen", la clave de su actitud: ignorando las convenciones, encontró en ella su ideal de ama de casa, como él la describe. En Agnes Wickfield , "angelical, pero competente en casa " .

Trabajo duro y fructífero

Tranquilo o inquieto, cada año trae su parte de trabajo duro y éxito. Los Dickens cambiaban a menudo de domicilio, y en 1842, a su regreso de América, Charles desarraigó a su familia y se fue a vivir a Génova , donde regresó después de un año con sus Cuadros de Italia . Al año siguiente, fue en Suiza , luego en París , donde pasó varios meses, estas ausencias no sin repercusiones, malentendidos y peleas con los editores.

En 1850, Dickens había tomado su fotografía por primera vez en un daguerrotipo por Antoine Claudet  : una imagen de un hombre respetable, bien afeitado, sólidas, grave en la cara y elegante en su traje, un retrato de un hombre de negocios; parece alto, aunque sólo mide cinco pies y ocho pulgadas, o 1,72  m  ; una cierta solemnidad impregna sus rasgos, que se endurecerán con el envejecimiento prematuro. El luto, independientemente de las preocupaciones, se sucedió en su vida: la pérdida de su hermana Fanny a la edad de treinta y ocho años en 1848, pronto seguida por la de su pequeña Dora en 1850, luego de su padre en 1851. un tiempo de muerte.Introspección donde comienza a escribir una autobiografía , luego confía en la primera persona en David Copperfield , "de todos mis libros, el que más amo" , que solo fue descifrado después de la publicación de la biografía de John Forster .

Previamente, en 1843 , entró en el corazón de las multitudes con A Christmas Carol , tema ya abordado en sus Sketches of Boz y The Postumous Papers of the Pickwick Club , pero que, junto con Tiny Tin, Scrooge, the Ghosts of Noël Past, Presente y futuro, promueve su fama a la universalidad. Un librito ofrecido de inmediato al escenario, que sigue siendo hasta el día de hoy el más adecuado de todos, asocia la Navidad y Dickens en la conciencia colectiva , sobre todo porque, de 1850 a 1867 , cada fin de año trae su nueva oferta.

De 1846 a 1858, en colaboración con Angela Burdett-Coutts (1814-1906), creó Urania Cottage , un establecimiento destinado a acoger a las llamadas mujeres "perdidas", un logro que, durante los doce años de su gestión, permitió alrededor de un centenar de vecinos para reintegrarse a la sociedad. A diferencia de otras instituciones de este tipo basadas en la represión, opta por educar a través de la lectura, la escritura, la gestión del hogar y sobre todo una profesión. Al aislarlos de su entorno, pretende transformar como por arte de magia a los excluidos con nuevos hábitos y principios, la experiencia, escribe Jenny Hartley, que habrá sido como escribir una novela, pero con gente real .

Dickens siempre ha disfrutado del escenario. Con sus padres en Bentinck House, creó una pequeña empresa familiar, y en el Queen's Theatre de Montreal en 1842, ayudó a los oficiales de la guarnición, The Goldstream Guards , a montar un espectáculo. En 1845, luego en 1850, reuniendo a actores profesionales y amigos, comenzó a montar y producir, e incluso participó en Captain Bobadill en Every Man In His Humor of Ben Jonson to Royalty Theatre , 73 Dean Street , Soho . Decoración, actuación, complementos, maquillaje, vestuario, es popular ante el público, su compañía llama la atención y es a menudo solicitada en Londres y en las provincias ( Birmingham , Manchester , Liverpool ), en Escocia ( Edimburgo , Glasgow). ). En 1851, The Merry Wives of Windsor of Shakespeare se agrega al directorio y se entrega una nueva pieza de Edward Bulwer-Lytton , Not tan Bad as We Seem , ante más de 1200 espectadores en Sunderland, donde el nuevo teatro se considera inseguro, Dickens. pone Catalina y Georgina fuera de los escenarios. Cada vez, se hacen algunas bromas breves en el bis, donde Dickens, cambiando rápidamente de disfraz, interpreta a varios personajes, todos con alegría y sin fines de lucro, las entradas van a organizaciones benéficas, especialmente al Gremio de Literatura y Arte , fundado con Lytton para los necesitados. actores. Incluso la reina Victoria se convenció y se hizo saber en la primavera de 1857 que disfrutaría asistiendo a una actuación de The Frozen Deep .

1851 fue el año en que Dickens adquirió Gad's Hill Place, cerca de Rochester , en cuya puerta Charles y su padre habían estado con envidia unos treinta años antes. La región, el lugar de nacimiento de su imaginación , se convirtió en una nueva fuente de inspiración: Chatham , Rochester , las marismas circundantes sirvieron de telón de fondo para Les Grandes Espérances (1860-1861); Rochester es el Claustro del Misterio de Edwin Drood , y allí también se encuentran varios ensayos de The Uncommercial Traveler , incluidos "  Dullborough Town  " y " Chatham Dockyard  ".

El periodismo fue una de las actividades fundacionales de Dickens: en 1845 participó en el lanzamiento del Daily News , a vocación liberal, publicado por Bradbury y Evans y dirigido por ex empleados, entre ellos John Forster y George Hogarth, WH Wills, Mark Lemon y Douglas Jerrold . Pronto, Dickens se convirtió brevemente en su editor con la enorme paga anual de 2.000  libras esterlinas y, además, su propio padre fue puesto a cargo de los reporteros. Mientras trabajaba en David Copperfield , diseñó e implementó palabras de hogar y, a diferencia de sus pasajes en Miscelánea de Bentley , el reloj del maestro Humphrey o The Daily News , que cuidó de su propia hasta su muerte. Revistas, palabras de hogar cambiando el título en 1859 para Todos todo el año . Con la ayuda del editor asociado WH Wills, Wilkie Collins a quien conoció en 1851 y otros escritores jóvenes, las décadas de 1850 y 1860 fueron fértiles en eventos periodísticos que Dickens transmitió a una audiencia aficionada a la calidad, y las ventas subieron en Navidad a 100.000 para Palabras del hogar , 300.000 para todo el año . Su pasión periodística pasó a su hijo mayor Charley quien, después de la muerte de su padre, continuó escribiendo y administrando la revista hasta 1888.

Hacia el final de su vida, Dickens proclamó su alta idea de su vocación: Cuando me dediqué por primera vez a la literatura en Inglaterra, resolví tranquilamente en mi corazón que, el éxito o el fracaso, la literatura sería mi única profesión [] Yo celebré un contrato conmigo mismo, según el cual, a través de mi persona, la literatura surgiría, en sí misma, para sí y por sí misma. " Si Dickens siempre se ha mantenido, y a menudo brillantemente, para dar la imagen de un hombre dedicado al servicio de cartas y lectores, señaló a veces John Drew, en sus tratos con los editores, el carácter imperioso de su temperamento ha prevalecido sobre su" resolución tranquila : Así lo demuestra el último número de Household Words, fundacional All the Year Round , por el contrario tan elocuente como las solemnes declaraciones públicas.

Los últimos doce años

Ellen ternan

La , cuando acababa de cumplir dieciocho años, Dickens vio a Ellen (Nelly) Ternan en el teatro Haymarket . La impresión es tan fuerte que en diciembre le abre su confusión a su amiga la Sra. Watson.

Al año siguiente, la reclutó con su madre y una de sus hermanas para interpretar en el nuevo Free Trade Hall de Manchester , una obra de Wilkie Collins , The Frozen Deep ("  The Frozen Abyss  "), confiando los papeles más importantes a la Sra. Ternan y Maria, mientras que Ellen interpreta al personaje secundario de Lucy Crayford. Estas representaciones, que alimentaron el sentimiento nacido en 1857, tuvieron muchas repercusiones para Dickens. Subyugado por Ellen, de la edad de su hija Katey , ya no la olvida, le confía algunos de sus trabajos y dirige su carrera, alojándola con su familia en Inglaterra como en Francia, donde a menudo la acompaña en Condette cerca. de Boulogne . Se ha observado que desde 1860 cruzó regularmente el Canal de la Mancha y, entre 1861 y 1863, no se ocupó de ninguna novela importante ni dio muchas lecturas. La presencia de la pareja en Francia se confirmó en junio de 1865 durante el accidente ferroviario de Staplehurst, cuando el tren que los traía de regreso de Francia en un automóvil de primera clase al frente del convoy descarriló entre Headcorn y Staplehurst en.

Los trabajadores retiraron dieciséis metros de vía, pero el convoy partió antes de lo esperado, sin que se programara ninguna bengala de advertencia. Los primeros ocho coches caen en el pequeño río Beult, debajo de un viaducto bajo sin barandillas, y muchos pasajeros quedan atrapados entre los escombros. Gracias a su pequeño tamaño, Dickens logra salir de la ventana, libera a sus compañeros, se asegura de que Ellen y su madre sean llevadas de inmediato a Londres y luego acude en ayuda de los heridos.

Nelly recibió un golpe en el brazo izquierdo, que quedará debilitado. Dickens, temiendo que se descubra su conexión, insiste en que se elimine el nombre de los ternan de los informes de prensa y se abstiene de testificar en la investigación oficial a la que fue citado. El accidente provocó diez muertos y cuarenta heridos, catorce de ellos de gravedad. Durante la publicación de El amigo común en 1865 , Dickens añadió un epílogo irónico volviendo al accidente: de hecho, el manuscrito del último episodio se quedó en su abrigo y, después de tres horas, lo recuerda de repente, se sube al auto suspendido inclinado y logra recuperar las sábanas.

Nelly se vuelve casi clandestina, se convierte en una mujer invisible. Sin embargo, ambiciosa, vivaz, inteligente, muy agradable en sociedad, intelectualmente activa y cultivada, su vida se ha estancado. Para Dickens, se ha convertido en una constante fuente de consuelo y una buena consejera, su arte escénico y lecturas públicas, por ejemplo, progresan mucho.

¿Qué era esta joven para Dickens

Peter Ackroyd escribe sobre Ellen Ternan que "era de voluntad fuerte y en ocasiones dominante [] muy inteligente y, para una mujer cuya educación se pasó en el escenario del teatro ambulante, notablemente cultivada" . EDH Johnson destaca el cambio que se produce en la obra de Dickens a partir de 1858 , precisando por ejemplo que "el nombre de la joven ciertamente influyó en la elección del de las heroínas de las tres últimas novelas, Estella , Bella Wilfer y Helena Landless  " , en el evocador nombre de Lawless, el segundo nombre de Ellen, todos los primeros nombres evocan el resplandor ( hèlè ) de la estrella, la estrella ( stella ), la belleza, la luz. Su temperamento voluntario representa, agrega, una desviación del ideal de dulce santidad encarnado por Florence Dombey , Agnes Wickfield , Esther Summerson y Amit . Además, "sus últimos trabajos sin duda exploran la pasión sexual con una intensidad y agudeza sin precedentes en su obra" . Finalmente, El misterio de Edwin Drood se inspiró en una noticia relacionada con la familia Ternan cuando uno de los muchos hermanos del padre de Nelly, que salió a caminar un día, nunca regresó.

Peckham (en naranja), distrito de Southwark , donde Dickens alojó a Ellen Ternan.

Se ha establecido si Dickens amaba apasionadamente a Ellen, pero no fue hasta después de la publicación de Gladys Storey de Dickens y su hija en 1939 que se conocieron los detalles: Kate le dijo que su padre y la actriz tenían un hijo, muerto a los cuatro días de nacido. nacimiento atestiguado por la entrada críptica de abril de 1857 relacionada con Slough en el diario de Dickens: "Llegada y pérdida" . Es posible que haya habido varios embarazos, y Nelly supuestamente se refirió a "la pérdida de un hijo" . Gladys Storey no corrobora estas afirmaciones, pero, a su muerte en 1978, varios documentos fueron depositados en el Museo Charles Dickens , donde, listados y analizados, confirman, según Claire Tomalin, los hechos revelados. La pareja vivía en Slough , Dickens haciéndose pasar por "  Sr. John Tringham de Slough" o incluso " Sr. Turnan", en Windsor Lodge , Peckham , también con alias, y en Francia cerca del castillo de Slough.  'Hardelot . Michael Slater señala que el novelista compró una gran mansión para Nelly en Ampthill Square, St. Pancras, donde vivió de 1859 a 1862, también corroborado por Claire Tomalin. Durante todos estos años, Ellen ha trabajado para "usar sus células grises para cultivarse", como Kate Perugini le dijo a Gladys Storey. Durante sus separaciones, su correspondencia pasó a través de WH Wills, un amigo cercano de Dickens, reportero de Household Words y All the Year Round , por ejemplo durante la gira estadounidense de 1867-1868.

No es seguro que Ellen Ternan aceptara voluntariamente la intimidad de un hombre más allá de la edad de ser su padre. Su hija Gladys informa que habló de Dickens en términos elogiosos, pero el biógrafo Thomas Wright la describe como lamentando amargamente su aventura, "que comenzó cuando era joven y sin un centavo [...] culpándose a sí misma y a sí misma. Alejándose cada vez más de él". . Según EDH Johnson, se habría negado durante mucho tiempo. "Ellen", añade Thomas Wright, "si se rindió [...], parece haberlo hecho sin calidez y con un triste sentimiento de culpa" . Confió en el canónigo William Benham de Margate a quien ella le confió: "Lo tengo [...] de su propia boca", escribió, "ella era reacia a pensar en tal intimidad" . En el momento de esta confianza, Ellen, ahora la Sra. Robinson de Southsea , Hampshire , se había retirado a una pequeña ciudad de provincias, una viuda muy respetable. Cuando Georgina se enteró de que Thomas Wright estaba recopilando documentos, le preocupó mucho que no se publicaran ciertos detalles "de carácter privado" sobre su cuñado, a lo que le dijeron que "habría sido cruel, de hecho, revelarlos tan prematuramente  ; de hecho, la biografía no apareció hasta 1935 .

Lecturas públicas

La pasión de Dickens por el escenario y la popularidad de la que disfruta lo impulsaron a realizar lecturas públicas de sus obras. Comenzó en eventos de caridad actuando frente a pequeños grupos de amigos, luego incursionó en audiencias más grandes. A partir de 1858 tuvo tanto éxito que empezó a sacar provecho de él y, hasta el final de su vida, estos recitales constituyeron una parte importante de su actividad. Según un testigo de la época, "su lectura no solo es tan buena como una obra de teatro, es mejor que la mayoría de ellas, porque su actuación como actor llega a la cima" . Entre abril de 1858 y febrero de 1859 realizó ciento ocho representaciones, que le reportaron 1.025  libras , es decir casi la mitad de sus ganancias literarias, que no superaron las 3.000  libras anuales. Más allá del aspecto económico, sin embargo, la pasión que lo habita cuando está frente a una audiencia es tal que se vuelve casi obsesivo, que entra en trance y la sala se transporta con entusiasmo, Dickens, según testigos, sosteniéndola. bajo su hechizo, ejerciendo una poderosa fascinación. Recorrió Inglaterra, Escocia, Irlanda, y cuanto más duraban sus giras, mayor era el número de oyentes. Sus cartas están llenas de orgullo y George Dolby, ahora su agente, escribe que "además de los beneficios económicos, el placer que siente supera el orden de las palabras" . Los testigos son unánimes en rendir homenaje a esta maestría, al talento de la lectura, al genio de la declamación: hipnotismo, encanto, agudo sentido de la puesta en escena, tales son las palabras levantadas, y el gesto acompaña a la palabra, el el suspenso se ve inteligentemente ahorrado, los efectos de voz siguen siendo sorprendentes. Incluso Mark Twain , inicialmente escéptico e irritado por "el énfasis muy inglés del personaje" , cede a lo que él llama "la espléndida mecánica". Casi tuve la impresión de ver las ruedas y poleas en funcionamiento . Birmingham , Sunderland , Edimburgo , sus estallidos de felicidad a tanta gloria se suceden: "Realmente he tenido mucho éxito"  ; "Nunca he contemplado un público con tanto encanto"  ; El triunfo que recibí allí excede todo lo que he conocido. La ciudad fue asaltada y arrasada etc. . En Belfast, lo detienen en la calle, lo cubren de flores, recogen los pétalos que ha tocado; los hombres lloran tanto y más que las mujeres.

A fines de la década de 1860, amigos y familiares estaban preocupados por el cansancio que agobiaba a Dickens en sus giras, que, como todo lo demás que emprendía, estaba lleno de emoción. Su relato del asesinato de Nancy a manos de Sikes en Oliver Twist , en particular, que hipnotiza al público, los deja boquiabiertos de agotamiento, y su hijo Charley le advierte: "Nunca escuché nada más bonito, pero hazlo más". " A esto se suma el trauma de tener que coger el tren, que, desde el accidente de Staplehurst, se está volviendo cada vez más difícil. Su médico personal, el doctor Francis Carr Beard, cuyas notas indican alarmantes latidos cardíacos, especialmente durante la escena de Oliver Twist , termina prohibiéndole estos recitales. Dickens lo ignoró, partió para una nueva gira estadounidense en 1867 y otra en octubre de 1868 por las carreteras inglesas. Llegó al final de sus fuerzas después de setenta y cuatro actuaciones de las cien previstas. A partir de ahora, en la tranquilidad de Gad's Hill Place, a menudo con Ellen Ternan , se dedica a su última novela y encuentra un poco de descanso. La estrella que fue, sin embargo, y en contra de los consejos de todos, incluyó en su agenda doce recitales de despedida en Londres a finales de 1869 y el último de enero a marzo de 1870. Tres meses después, el, murió y, extraña coincidencia, cinco años después del desastre  del tren en Staplehurst (en) , que tanto lo marcó.

El último Dickens

Las dos ultimas novelas

La decimocuarta novela de Dickens, y la última en completarse, El amigo común , apareció entre mayo de 1864 y noviembre de 1865. Presenta una visión panorámica de la sociedad inglesa condenada a la superficialidad urbana y la codicia destructiva, incluido el Támesis. , Decoración, actriz y más Todo un símbolo, lleva los cuerpos de basura disputados por buitres humanos. En cuanto al Misterio de Edwin Drood , que quedó incompleto, sería la culminación de los temas y motivos explorados a lo largo de la obra. Algunos críticos, Edmund Wilson por ejemplo, ven en su héroe, Jasper, un autorretrato, un hombre dividido, tanto mundano como imaginario, socialmente familiar pero alienígena amenazador. Si este es el caso, el personaje perdido, Edwin, probablemente habría regresado, este regreso simboliza "resurrección y vida", como el sacrificio de Carton .

Muerte de Dickens

Existen algunas dudas sobre las circunstancias exactas de la muerte de Dickens. La crítica aún no se ha decidido, pero parece inclinarse hacia la versión de John Forster .

La versión oficial

Georgina estaba en Gad's Hill Place el 8 de junio de 1870, cuando, después de trabajar en su cabaña, Dickens se reunió con ella a las 6 p.m. para cenar, con los rasgos deshechos. Ella le pregunta si se siente mal: "Sí", responde, "muy mal durante una hora". Quiere llamar a un médico, a lo que él responde que no (no), y se derrumba. Georgina se apresura a decir: "Ven y acuéstate"  ; "Sí, en el suelo", susurra antes de perder el conocimiento. Georgina llama al médico local, luego a la abuela, Katey y Charley, que se unen a ella. También puede llamar a Ellen Ternan . Esta es la versión contada por John Forster , quien asegura quitárselo de la boca a Georgina.

La versión no oficial

Hay otro, que le da un papel completamente diferente: Dickens no se siente incómodo en casa, sino en Winsdor Lodge, Peckham , donde reside Ellen Ternan . Ellen lo lleva moribundo, si no muerto, en un carruaje tirado por caballos a Gad's Hill Place, a 24 millas de distancia, donde lo acercan a la mesa para simular la escena narrada por Forster.

Para apoyar esta versión de los hechos, el testimonio más importante, según David Parker, curador del Museo Charles Dickens , es el de un tal Sr. JC Leeson, cuyo abuelo, el reverendo J. Chetwode Postans, es nombrado pastor de 1872. Iglesia Congregacional Linden Grove frente a Windsor Lodge. Se dice que el director de la iglesia, estacionado ante él, le confió misteriosamente que "Dickens no murió en Gad's Hill" , declaraciones cuyo significado no aparece hasta que se conoce la verdadera historia del affaire de Dickens y la razón de su visitas frecuentes a Peckham. El actor Felix Aylmer , entonces en relación con el señor Leeson, recopila los datos, luego publica poco después su Dickens Incognito , publicado en 1959, pero sin hacer referencia a él y conservando la versión de Forster. David Parker atribuye esta actitud no a que Aylmer haya tenido dudas, sino a que no quiere correr el riesgo de provocar un escándalo: por un lado, no se siente autorizado intelectualmente; por otro, teme que eso perjudique su carrera, tanto es sagrado todo lo que toca a Dickens. En cualquier caso, habiendo sido entregados los documentos en su poder al Museo Charles Dickens por su hermana después de su muerte en 1979, "el expediente relativo a Peckham puede, por recomendación mía como curador", explica David Parker, ser analizado por investigadores .

Conclusiones tal cual

Si esta hipótesis fuera cierta, Georgina Hogarth sería cómplice de una mistificación: a la muerte de Dickens, escuchando solo su lealtad, habría participado en el último acto de un persistente camuflaje desde 1858, fecha del encuentro con la joven actriz, o una docena de años. Sin embargo, Claire Tomalin tiene cuidado de no tomar partido, y David Parker, al juzgar que no se equivoca, encuentra muchas razones para desacreditar la hipótesis de Peckam: poca confiabilidad de los testigos, imposibilidades prácticas, papel de los sirvientes y especialmente el testimonio del médico, el Dr. Stephen Steele, imparcial, dice, porque no es el médico personal de Dickens, y confirma haberlo encontrado inconsciente en el suelo a las 18  h  30 .

En última instancia, el estado actual de la investigación devolvería a Georgina Hogarth la veracidad de su versión de los hechos, tal como se la entregó a John Forster .

El rincón de los poetas

Al concluir su artículo sobre la vida pública de Dickens, John Drew escribe que, por una ironía final, su último esfuerzo por dominar el destino se vio frustrado. La inmensa popularidad que tanto apreciaba no quería que sus restos fueran enterrados, como él deseaba, "sin cargo, sin ostentación y estrictamente en privado en el pequeño cementerio junto a la muralla del castillo de Rochester" . Con gran pompa, la nación le hizo entrega de una tumba en los Poetas ' Corner de la Abadía de Westminster , y el conjunto de luto.

Venta de su biblioteca

En 1878, Henry Sotheran & Co compró la Biblioteca Charles Dickens en Gad's Hill Place (que contiene 1.020 libros) y la puso a la venta en su catálogo para el 30 de noviembre y el 31 de diciembre de 1878.

Dickens, ¿el reformador

Según Hugh Cunningham, resulta difícil considerar a Dickens como un reformador, aunque esta fue su reputación durante su vida y mucho después de su muerte. No es que no matara los males de la sociedad, pero sin oponerse a ellos con un sistema coherente, sus respuestas a los problemas planteados quedaron marcadas en un rincón por su fe en la capacidad del ser humano para acceder al bien. Para los estándares de su trabajo, la transformación experimentada por el Reino Unido en el XIX °  siglo se mide por el paso de la vía férrea diligencia, del campo a la ciudad, el mundo rural a las fábricas. Trois hommes l'ayant influencé ont compris et analysé ce bouleversement : Adam Smith qui prône le laisser-faire, Thomas Malthus qui recommande le contrôle des naissances, et Jeremy Bentham , partisan du plus grand bonheur pour le plus grand nombre par l'intervention du poder político. Instintivamente, Dickens se volvió contra los dos primeros, especialmente en Tiempos difíciles , donde los cadetes de Thomas Gradgrind llevan sus nombres con burla y, en la misma novela, estigmatiza activamente los excesos engendrados por la aplicación estricta de las teorías del tercero. En Barnaby Rudge , Dickens denuncia la ferocidad ciega de la multitud que ha tomado con horror del bullicio cartista de Gales en 1842. Sin embargo, su desconfianza de este movimiento es de origen teórico: mientras que el cartista presupone la bondad natural del hombre, está convencido de que, si hay bondad, es fruto de un frágil proceso de civilización. Para preservarlo, las autoridades no deben ceder a ninguna indulgencia hacia los alborotadores. De ahí su admiración por la policía, los detectives privados y las fuerzas del orden.

Un cuestionamiento más literario que político

Sin embargo, ataca determinadas instituciones que considera flagelos sociales, por ejemplo la ley de los pobres de 1834, que modifica la antigua ley de asistencia al indigente que data de la época isabelina . Esta nueva ley, a partir de la de 1832 , puso fin a la asistencia domiciliaria a los necesitados, considerada demasiado cara, e instituyó su confinamiento en hospicios . En Oliver Twist , el pequeño Oliver está confiado a una de estas instituciones, y Dickens denuncia su gobierno, en particular la autoridad investida por pequeños clérigos suficientes e ignorantes, como el verger Mr Bumble, responsable de la desgracia de los residentes. Más tarde, en La Petite Dorrit , estigmatiza a la institución penitenciaria que, entre otras cosas, maltrata a un anciano enfermizo, Nandy, un manso flautista aparcado con diecinueve tipos de su edad en el hedor de un hoyo. La acción de Dickens, escribe Hugh Cunningham, ha permanecido literaria; no hizo una campaña activa para cambiar las cosas que duraron mucho después de su muerte, hasta 1894.

Sensible a las condiciones de trabajo, visitó fábricas en Lancashire en 1838, y lo que vio allí lo llenó de asombro y disgusto. Oye, escribió en ese momento, "dar un gran golpe", que, comenta Hugh Cunningham, "nunca llegó, ni siquiera en The Hard Times  " . The Edinburgh Review le pide un artículo que permanece en el limbo; cuatro años más tarde se contentó con enviar al Morning Chronicle una carta apasionada contra la Cámara de los Lores por una enmienda que desaprobaba. A mediados de la década de 1850, publicó numerosos artículos en Household Words sobre accidentes relacionados con el trabajo, culpando a los jefes y magistrados por "hacer todo lo posible para resolverlos" . Sin embargo, aunque es muy sensible al trabajo infantil, ninguno de los que retrata en sus libros trabaja en una fábrica: sólo David Copperfield se emplea para pegar etiquetas, una tarea que no se corresponde con la esclavitud, las minas o las fábricas textiles y metalúrgicas; en cuanto al pequeño Joe, que recorre siempre el mismo cruce de caminos en La Maison d'Âpre-Vent , se está muriendo más de aburrimiento y hambre que de trabajo duro.

Dickens prestó poca atención al acceso a la educación para todos y al contenido de los planes de estudio, cuestiones que agitaron a Gran Bretaña durante las décadas de 1830 y 1840 y que nunca se resolvieron realmente, ya que el papel del Estado le interesaba menos que la ética y pedagogía de los establecimientos. En su obra, los malos maestros son legión, desde los brutales Wackford Squeers azotados por el joven Nicholas Nickleby y el señor M'Choakumchild obsesionado con el "hecho", hasta el más exitoso y socialmente respetado de todos, Bradley Headstone , que hace estragos en las mentes jóvenes. por las deficiencias de su carácter y llega a asesinar para satisfacer su ego. Sin embargo, está convencido de que la educación es fundamental en la lucha contra la delincuencia. Poniendo grandes esperanzas en las Ragged Schools , pensadas desde 1818, por iniciativa del zapatero John Pounds de Portsmouth, para educar a niños desfavorecidos, visitó una en 1843, la Field Lane Ragged School , y quedó consternado por lo que 'él ve. Luego se compromete a trabajar por una reforma de estos establecimientos, suplica en vano al gobierno un aumento de las asignaciones, se entrega a sí mismo y escribe Cuento de Navidad , inicialmente un panfleto sobre la condición de los niños pobres, luego una historia dramática que él considera más impactante. De hecho, su objetivo es alentar al gobierno a cambiar la ley, en su defecto, sugiere, la ignorancia y la necesidad condenan a los ricos a convertirse en "  Scrooge  " desecados, permitiéndose con su riqueza y su rango despreciar a los desafortunados en lugar de llegar a su ayuda.

Poco a poco, sin embargo, llegó a pensar que la fuente de los males sociales se encontraba en las condiciones de vivienda e higiene reservadas a las familias pobres. En 1851, dijo a la Asociación Sanitaria Metropolitana que la reforma de lo que comienza a denominarse "salud pública" debe preceder a todos los demás remedios sociales, que ni la educación ni la religión pueden hacer nada mientras no se asegure la limpieza y la higiene. Le interesa tanto más el problema de que uno de sus cuñados fundó la Asociación para la salud de las ciudades y le envía informes detallados, por ejemplo, sobre los peligros que representa el método de enterramiento. Sus Bocetos para Boz y Oliver Twist (en particular la descripción de la isla de Jacob en el capítulo 50) testifican que su preocupación por el problema ya es antigua y, en el prefacio de Martin Chuzzlewit en 1849, vuelve a "la falta de progreso en la higiene en la vivienda de los pobres . Ciento ochenta niños murieron ese año de cólera en la institución Drouet en Tooting, cuyo abandono denunció inmediatamente Dickens en cuatro artículos para el examinador titulados irónicamente "Paraíso en Tooting". Pide una centralización de los esfuerzos sanitarios, para disgusto de los conservadores de los que se burla en el señor Podsnap . Abordó el tema con regularidad en Household Words en 1854, y luego nuevamente en 1869.

¿Qué proponer, ya que falta el Estado

Dickens ha creído durante mucho tiempo que el responsable último de todos estos males es el gobierno, no tanto los gobernantes que van y vienen, sino la onerosa administración que los acompaña. El dominio exclusivo de la aristocracia, según el informe de Northcote y Trevelyan de 1853, debería ser por concurso, que Dickens aprobó. La lentitud del cambio, sin embargo, avivó su odio a la burocracia, que se vio reforzado por la ineptitud mostrada durante la Guerra de Crimea de 1854: entre abril y agosto de 1855, atacó violentamente en su revista la incompetencia del poder y se desató en el capítulo " Donde se trata de la ciencia del gobierno "de La Petite Dorrit donde el" Ministerio de circunloquios "se describe como " obligando a no hacer nada " . Dickens creía en la filantropía , se involucró en Urania Cottage (ver Urania Cottage para "Mujeres perdidas" ), Great Ormond Street Hospital para niños enfermos , programas de vivienda para trabajadores. Sin embargo, estigmatiza las corrientes filantrópicas de la señora Pardiggle, que " viste [a los necesitados] su benevolencia como una camisa de fuerza" y, entregándose en cuerpo y alma a sus causas africanas, descuida a sus hijos, reducidos a vagabundos, hambrientos, mocosos. y descuidadamente, en su casa. Curiosamente, a pesar de sus ataques a Estados Unidos, fue en Boston donde encontró instituciones (públicas, a diferencia de las de su país) que le parecieron ayudar a los más pobres de manera eficiente y digna. No hacer nada, piensa, o seguir como está, es preparar el lecho para una revolución francesa; el capitalismo debe aliarse con las fuerzas obreras, pudiendo atenuar las brechas que genera con la buena voluntad de todos. En última instancia, más que economía política, habla de humanidad, decencia, de valores del Nuevo Testamento .

Dickens y la Revolución Francesa

Que Charles Dickens fue más un reformador que un revolucionario aparece claramente en su percepción de la Revolución Francesa  : en Le Conte de deux cités (1859), una obra de ficción que tiene como teatro tanto a Inglaterra como a Francia del Antiguo Régimen y la Revolución, contribuye a la fundación de la opinión inglesa con respecto a los acontecimientos franceses de 1789 a 1793. Dickens realiza una síntesis entre el pensamiento de Edmund Burke y el de Thomas Carlyle  : del primero, sólo conserva el elogio de la constitución inglesa por oponer la violencia y la miseria de París a la paz y la prosperidad de Londres; del segundo, principal fuente de inspiración, toma prestada la idea de la inexorabilidad de una revolución considerada como la acción vengativa de un pueblo contra la corrupción de la sociedad del Antiguo Régimen; en The Tale of Two Cities , Dickens prevé, con el último sacrificio de Sydney Carton en lugar de Charles Darnay, heredero de la familia que fue el origen de los males de Manette, la posibilidad de escapar del ciclo de violencia y castigo.

Los principales ejes de la creación dickensiana

En vista del poder creativo de Dickens, las limitaciones que tuvo que cumplir, las influencias que recibió y los moldes en los que se deslizó, son pocas cosas. Su genio las aceptó, las asimiló y, sin copiar nada, construyó un universo original, fiel al mundo que conocía y totalmente diferente, un universo en sí mismo de esencia poética, único en la creación. Literario. "

La publicación serializada

Casi todas sus obras han sido publicadas a razón de publicaciones semanales o mensuales, restricción de la que supo aprovechar, tanto que la dominó y la utilizó para mantener en vilo a su público y en ocasiones modular el curso de la acción. ., incluso los personajes, según sus reacciones. Es gracias a sus publicaciones periódicas , transmitidas más allá de las suscripciones por bibliotecas itinerantes que atraviesan el país, que florecieron las revistas que recibieron sus páginas, primero las de editoriales independientes, luego las suyas propias, incluidas Household Words y All the Year Round . Cada número tiene especificaciones tácitas: respeto al número de páginas, autonomía de cada número, con su inicio, su auge y su final, su dependencia de los capítulos anteriores, el anuncio implícito del siguiente, la gestión del suspenso, el establecimiento de la incertidumbre. , el avance de la trama sin revelar el resto mientras lanza pistas discretas. Paradójicamente, esta publicación difundida requiere una rigurosa estructuración del conjunto, para informar de antemano a los ilustradores cuyas planchas tardan mucho en grabar e imprimir y que deben aportar una ilustración de portada que, al igual que el packaging, ofrece desde el principio una visión global. ; También es aconsejable evitar repeticiones y reavivar el interés a intervalos regulares, de ahí esta recurrencia de giros programados, dramáticamente en el medio y secundario a los números 5 y 15. Así, en Dombey et Fils , la muerte del pequeño Paul, inicialmente programada para el cuarto número, se vio empujada hacia el quinto. Ce mode de publication a été apprécié du public, pour la modicité de son prix (permise grâce à des publicités ciblées), la convivialité d'une lecture familiale ou de quartier, les supputations sur les événements à venir, la nostalgie des actions situées dans el pasado. Según Robert Patten, "se apegaba al ritmo de la vida, encajaba en el orden de semanas o meses, traía orden y regularidad en un mundo sujeto a cambios rápidos" . A través de este medio, agrega, Dickens democratizó la literatura.

El Bildungsroman y otras influencias literarias

Casi todas las novelas de Dickens pertenecen a la versión victoriana de Bildungsroman , una novela de aprendizaje, también llamada "novela de entrenamiento" o "novela educativa". Un protagonista es de hecho considerado desde la niñez hasta la madurez, con una frustración inicial que lo separa de su entorno familiar, comprometido en una maduración larga y difícil salpicada por repetidos conflictos entre su deseo y el orden establecido, logrando finalmente la 'adecuación entre uno y otro. el otro que le permite reintegrarse a la sociedad sobre nuevas bases. Este paso de la inocencia a la experiencia tiene variantes, por ejemplo, y es quizás la más característica, la de los Papeles póstumos del Pickwick Club donde el héroe, un hombre de experiencia a los ojos de la sociedad, adulado por su grupo de amigos, considerado un sabio, un filósofo, un profeta, se pone en camino y, al final del camino, se da cuenta, sobre todo gracias a su paso por la cárcel por un malentendido, que 'no sabe nada, que tiene todo que aprender, y que gana, a través de su sacrificio, su autosacrificio, la experiencia del corazón, un sano conocimiento de los hombres y esa sabiduría que una vez creyó que estaba dotada.

Este género proviene del modelo picaresco , cuyo prototipo es Don Quijote , un héroe pseudo-heroico con un ayuda de cámara impregnado de buen sentido, a quien Cervantes fue el primero en encomendar al viaje. Dickens lo admiraba, al igual que Lesage y su Gil Blas de Santillane ou hijo Diable cojo , en el que Asmodeus levanta los techos de las casas para observar lo que allí ocurre, metáfora del acercamiento del narrador en tercera persona.

Más allá de Cervantes y Lesage, Dickens fue guiado por el modelo de Inglés de la XVIII ª  siglo, descubrió en su juventud y objetos permanentes de veneración. Entre ellos contaban especialmente a Defoe , Sterne , Smollett , Fielding , finalmente Goldsmilth cuya vena sentimental lo inspiró a abogar por el ideal del buen hombre (Oliver Twist, Nicholas Nickleby,  etc. ), y también la ingenua excentricidad. Personajes como Mr Pickwick y Mr Micawber , Mr Jarndyce o Mr Meagles . Desde el comienzo de David Copperfield , el narrador los enumera y agrega: Alimentaron mi imaginación y mi esperanza de algo más allá de este lugar y tiempo [] Fui el niño Tom Jones durante una semana, soporté la vida de Roderick Random por un mes consecutivo [] Este era mi único y constante consuelo. " Otra influencia, señala Monika Fludernik, a la que a menudo se pasa por alto, de William Godwin , incluido Caleb Williams, ciertamente ha servido como modelo para la crítica social y la fuente, entre otras, de sus metáforas carcelarias, aunque es principalmente una prisión por deudas, conocida por poder que describió.

El modo satírico adoptado por Dickens también vino del siglo anterior. Como sus modelos, Dickens sabe cómo detectar fallas, debilidades y vanidades humanas; sin embargo, apunta Monika Fludernik, su enfoque es menos "mordaz" que el de sus predecesores: así Casby , un estafador castigado al final del curso, sigue siendo un hombre cuyo texto menciona el sufrimiento, mientras que el vicario de Peregrine Pickle , que luce genial , recibe una despiadada retribución de pura farsa . Lo mismo ocurre con la crítica de las tonterías burocráticas: mientras Fielding y Godwin persiguen a jueces y jurados, Dickens ataca a la institución, la cancillería , el ministerio de circunloquios . También comparte con el XVIII °  retratos de mujeres del siglo, según Monika Fludenik, tiene algunos rasgos en reuniones personales cortas en la Sophia y Amelia Fielding, así como Emilia Smollett ( Peregrine salmuera ), aunque la idealización del Victorian en Coventry Patmore , la influencia de los cuentos de hadas y el melodrama escénico ayudaron a dar forma a sus contornos.

La obra del pintor William Hogarth también, desde sus inicios, inspiró mucho a Dickens, en primer lugar, señala Malcolm Andrews, desde un punto de vista formal. De hecho, su serie de grabados, como A Harlot's Progress ( La carrera de una prostituta ), Marriage à-la-mode , pertenecientes a un todo coherente y estructurado, sirvió de modelo para la historia secuencial, por ejemplo en Meditaciones sobre Monmouth. Calle , donde desfilan ante el narrador Boz diferentes viñetas muy visuales, técnica también empleada en Oliver Twist , con su plétora de salas estrechas, de techo bajo y claroscuro. Más allá de este aspecto estructural, las escenas de la vida cotidiana, como las caricaturizó Hogarth, se encuentran, a menudo sin mucha modificación, en palabras simplemente transportadas al siglo siguiente.

Sub géneros

Incluso en las tres novelas iniciáticas en las que interviene el "yo" ( David Copperfield , parcialmente La Maison d'Âpre-Vent y Les Grandes Espérances ), las obras de Dickens también caen, como señalan Paul Davis y Philip V. Allingham, de varios subgéneros practicados en su época.

Si Dickens quería distanciarse de lo que Thackeray llamó " La escuela de novela de Newgate "  , lo intentó, no obstante, en el episodio central de Oliver Twist y en algunas otras de sus novelas que presentan el componente. Criminal y mujer policía que se encuentran en varios de ellos. sus amigos, Wilkie Collins y Ainsworth en particular. Les Grandes Espérances , por ejemplo, está lleno de pontones-cárceles , presos, delincuentes, asesinos, caïds que manejan los asuntos del crimen, y hay episodios de violencia sangrienta. A lo largo de la novela, también permanecen el enigma de la excéntrica Miss Havisham, que solo la conclusión desentraña, y el suspenso que rodea al convicto Magwitch, cuyo regreso de la deportación australiana pide la horca, reconciliando así al héroe consigo mismo y sellando el final de su grandes esperanzas, ya que, confiscados los bienes incriminados por la Corona, ya no hay esperanzas .

Este aspecto de la obra es consejos Dickens inseparables, que escribe Robert Mighall, se sacrifica desde el comienzo de la tradición gótica nacido en el XVIII °  siglo con Walpole y su castillo de Otranto ( 1754 ), persiguen, entre otros, por la señora Radcliffe en Los misterios de Udolph ( 1794 ), y que Walter Scott explota con La novia de Lammermoor en 1819 . Así, en Los artículos póstumos del Club Pickwick , la recurrencia de fantasmas, incidentes terroríficos o simplemente grotescos, especialmente en los relatos intercalados, atestigua el deseo del autor de "enviar escalofríos a sus lectores y al mismo tiempo retorcer con risa . Muchas otras novelas tienen las mismas características, por ejemplo The Antiquities Store , "paradigma de la novela de terror" según Victor Sage, donde prima el enano Quilp, gárgola malvada y "villana gótica por excelencia" , y durante la cual la pequeña Nell se pone en marcha. con un abuelo enfermo en caminos inhóspitos "perseguidos por la persecución y que conducen a la muerte" .

Cabe señalar también que Dickens se apartó del modelo udolfiano haciéndole abandonar su casa-fortaleza para llegar al campo. Asimismo, con Barnaby Rudge , aunque el gótico rodea a Barnaby, el "fantasma", el "espectro", el "vagabundo de la tierra", destaca un tanto, ya que este personaje, que se supone central, rara vez ocupa el centro. del escenario. Además, en esta novela, Dickens condena el fanatismo anticatólico, llevado aquí a los extremos del crimen, mientras que en el mundo gótico se da por sentado: su simpatía se dirige deliberadamente a las víctimas de la furia protestante. De hecho, explica Michael Hollington, Dickens intentó un nuevo enfoque del género en sus primeros escritos: usar convenciones para denunciar los abusos que se encuentran en la puerta de su casa. Esbozada por Boz, continuada en Oliver Twist , esta tendencia culmina en La Maison d'Âpre-Vent donde la lentitud de la ley se traduce, más que descrita, en la metáfora laberíntica de la oscuridad y la niebla, donde deambula una sociedad de fantasmas y de vampiros, que se derrumba durante un Walpurgis Nacht goteando de combustión espontánea . En 1860, con la señorita Havisham de Great Hope , una anciana-joven novia congelada en el tiempo en su ruinosa mansión llamada irónicamente "Satis House", Dickens explora el tema del autoencarcelamiento, un rasgo gótico también desviado, ya que el confinamiento es no impuesto por nadie más que la víctima. Como escribe Robert Mighall, la señorita Havisham "se gótica con aplicación, desplegando un arte consumado de puesta en escena y efecto" , y, "postura de Frankenstein  " , moldea a su hija adoptiva Estella en un monstruo de ingratitud. Irónicamente, es de esta muñeca congelada con la que el héroe, Pip, se enamora para siempre, un amor tan constante, a pesar del desprecio mostrado, que también cae dentro de la vena sentimental del siglo anterior.

Todas las novelas de Dickens, incluso las más oscuras como El cuento de dos ciudades y Los tiempos difíciles , tienen aspectos cómicos, tanto de situación como de carácter. El lector está llamado a reírse sin malicia de la soberana grandilocuencia del señor Micawber , con desprecio por la asfixia del lenguaje oficial del ministerio de circuncoluciones , no sin compasión por la representación teatral del señor Wopsle o la boda de Wemmick. , todas las etapas orgánicamente esenciales para la trama y el tema central. La palma del cómic, sin duda, se destina a la creación de dos personajes extraordinarios en Los papeles póstumos del Pickwick Club , Mr Jingle y Sam Weller. Jingle es el campeón de cero grados de la elocuencia, su sintaxis reducida a una pila espartana de palabras cómicas pero terriblemente dramáticas, "lenguaje telegráfico tintineando como su nombre"  : "probado, agotado, cajita, pronto, montón de huesos, informe policial, falso conclusiones, corre el telón . En cuanto a Sam Weller, además de su cómico sentido del reparto, practica el arte del proverbio desviado, pervertido o falsificado, de donde esta inagotable antología de aforismos comentando cada hecho de una manera incongruente pero esencial. Así, a la muerte de la segunda esposa de su padre, un evangelista muerto cascarrabias habiendo bebido demasiado, es la última palabra con toda sencillez: "Se acabó y no hay nada, y esto es un consuelo, como siempre dicen en Turquía cuando se equivocan de cabeza .

Manteniendo Great Expectations como ejemplo, también están las del tipo "novela para la cuchara de plata  " ( Silver Fork Novel ), que floreció en las décadas de 1820 y 1830, que describe una elegancia llamativa y frivolidad crítica de la alta sociedad, una clase para la que Dickens ha nada más que desprecio, pero que fascina a muchos de sus lectores. Sus novelas pueden concebirse como "antirromanos con cuchara de plata" tan feroz es la sátira de las pretensiones y la moral de los ricos y sus aduladores. Le titre même, Les Grandes Espérances , s'avère de ce fait ironique , puisque d'« espérances » en réalité, il n'y en a pas, les biens du forçat restant impurs et, de toute façon, confisqués à son retour par la corona.

A todos estos géneros subordinados, Philip V. Allingham agrega la categoría de novela histórica , dickens anclando sus historias con una riqueza de detalles que termina dando un sentido a los hechos, personalidades y estilo de vida de la época elegida. Así, Les Grandes Espérances comienza justo después de las Guerras Napoleónicas , continúa hasta los años 1830-1835, luego salta a la década siguiente de 1840 a 1845, y en el transcurso de estos pasajes temporales, ciertas indicaciones de actualidad sirven de referencia: los billetes , modo de locomoción, ubicación de horca, soberanos mencionados,  etc. .

Temático

Todos los temas que aborda Dickens tienen una conexión con su propia experiencia, incluso en las novelas que, a priori , parecen muy alejadas de ella, El cuento de dos ciudades y Los tiempos difíciles, por ejemplo. Su temática se puede desglosar en torno a tres ejes principales que John O. Jordan denomina ficciones de la infancia, ficciones de ciudad y ficciones de género, familia e ideología doméstica. A esto se suma un tema recurrente, especialmente desarrollado en Les Grandes Espérances , al que Thackeray llamó en su Libro de los esnobs , "dar importancia a las cosas sin importancia" , o incluso "admirar las pequeñas cosas a pequeña escala" .

Infancia

Es tradicional que Dickens importó de la poesía romántica, especialmente la de Wordsworth , el papel del niño inocente como figura central de la novela. Una vez considerado un adulto incompleto y poco atractivo, el niño se ha convertido en la tarde XVIII ª  siglo un ser humano diferente cualitativamente y requieren una atención adecuada para su bienestar y la preservación de su inocencia. La "dura experiencia infantil" vivida por Dickens, en palabras de John Forster, vista como el fin de su inocencia y el determinante de la madurez, la hizo muy receptiva al concepto de niño digno de palabras cercano a lo divino y predeterminando al adulto, un sintiéndose agravado aún más por la prematura muerte de Mary Scott Hogarth , su cuñada.

Varios factores, escribe Robert Newsom, "sin embargo, hacen que esta historia sea más compleja" . Los victorianos , especialmente los seguidores de la Iglesia Inferior , también consideraban que el niño era particularmente vulnerable a las tentaciones del mal , principalmente la desobediencia que conduce a todos los pecados. Si Dickens siempre se ha opuesto a la severidad de la religión, que asocia con el Antiguo Testamento , no obstante imagina ciertos pequeños monstruos de deshonestidad o maldad, The Artful Dodger , de la banda de Fagin , Tom Scott , adjunto al enano Quilp o incluso Tom Gradgrind , con un egoísmo vertiginoso. Por otro lado, agrega Robert Newsom, "los adoradores de niños al estilo de Wordsworth son raros en su trabajo, y los que lo son resultan ineficaces" , como el abuelo de Nelly . Quant aux mères affectueuses, elles meurent jeunes, comme celle de David Copperfield, ou elles ont disparu : ainsi, Oliver Twist se retrouve à l' hospice , tandis que le narrateur spécule ironiquement sur les douces femmes qui l'ont peut-être entouré à nacimiento.

De hecho, los hijos de las primeras novelas fueron víctimas no solo del descuido, sino también de un sadismo a veces muy atrevido para la época: Quilp le propuso a la pequeña Nell que fuera su número 2, es decir, decirle a su esposa cuándo su "número 1" está muerto, y acompaña su declaración de fuerza con besos sonoros en sus "partes rosadas" , como él las llama, tanto que el lector se pregunta "si quiere comérsela o violarla" , "O quizás ambos"  ; y Wackford Squeers , al igual que el Sr. Creakle, azotan a los niños pequeños con un apetito jubiloso. Otra variante de niño maltratado, la del puer senex  : Nell es adulta antes de tiempo pero por necesidad, mientras que Paul Dombey , el pequeño Paul, se lleva bien desde la cuna calificada por todos como anticuada. le preocupa, creyendo que significa "flaco", "se cansa fácilmente". Echado en un molde de conformismo, empujado como una semilla en un invernadero, está muriendo sin comprender el ser viejo a los nueve años: ahí está el contorno de una conciencia limitada, escribe Robert Newsom, una técnica que Dickens usa con bastante frecuencia., Como con Joe el Barrendero , para intensificar el patetismo de la situación.

Hacia la mitad de su carrera, Dickens presentó narrativas en primera persona que tocaron su infancia. 1848 es un período de luto para él y la vena personal se ha apoderado de él, sus Fragmentos autobiográficos rayan en David Copperfield . Además, este género ha estado de moda desde la publicación de Jane Eyre en 1847 y la inmensa notoriedad que pronto confirió a su autor . Sin duda Dickens no pretendía dejarse suplantar en el favor público, especialmente con La Foire aux vanités , Thackeray también ocupó las portadas de los periódicos literarios. Robert Newsom lo resume así: "Si Jane Eyre le debe mucho a Oliver Twist, David Copperfield, Esther Summerson y Pip le deben lo mismo a él" . La conciencia del niño se da entonces a leer directamente, aunque, problema inherente a toda escritura autobiográfica , su reconstrucción a posteriori por una memoria adulta acentúa, por efecto lupa y también de estilo, las reacciones afectivas, el enfado, la angustia, desesperación. Aquí hay una mistificación narrativa sutil: las bocanadas del avivamiento, cuyo flujo permanece ingeniosamente dominado, se transcriben como renaciendo en el presente, pero sin que el adulto se borre por completo. Al comienzo de las Grandes esperanzas se enrollan así la perspectiva infantil y la retrospección adulta, cuando Pip relata cómo llegó a ser nombrado y qué idea tenía de sus padres a partir de las letras grabadas en su tumba. Robert Newsome escribe que aquí Dickens presenta una infancia "ahora alejada de las gloriosas nubes divinas de Wordsworth, nacida en un mundo caído" , marcada, como dice el héroe en el capítulo 32, con la "mancha de la prisión y el crimen" , una infancia privada. de la infancia, habiéndosele negado la inocencia.

Último avatar, adultos-hijos, hombres o mujeres que se niegan a crecer, por ejemplo Harold Skimpole , inspirado en la escritora Leigh Hunt , Flora Finching , Dora , esta flor que David Copperfield tomó como su primera esposa. Dickens no los perdona si combinan la irresponsabilidad con la maldad, pero sabe ser indulgente con los que muestran bondad en todo momento: Mr. Pickwick , los hermanos Cheeryble , Mr. Micawber , todos irresistiblemente divertidos y cuya "frescura, amabilidad, la capacidad de estar contento , como dice el capítulo 2 de David Copperfield , en última instancia resulta útil, si no esencial, para la comunidad.

La ciudad

Antes de que Dickens escribiera sobre Londres , primero en las Esquisses de Boz y The Posthumous Papers of the Pickwick Club , la ciudad solo había figurado en la ficción como escenario ocasional de una intriga doméstica: con él se convirtió en una de las protagonistas de la obra y uno de los motores de su éxito. A lo largo de su vida, Dickens se benefició de la experiencia adquirida como joven reportero, caminó por las calles, hábito que mantuvo durante toda su vida. Sintió una alegría que lo llevó al punto de la exuberancia, e incluso cuando estaba en el extranjero, Londres nunca estaba lejos de sus pensamientos. Así, sus relatos llevan al lector sin tregua en la capital, con sus agujas de campanarios surcando el horizonte, la cúpula de San Pablo erigiendo su masa: orden, caos, la panorámica yuxtapone con el bastón, dos perspectivas en constante colisión., Como en el episodio Todgers de Martin Chuzzlewit . Los ruidos de la ciudad resuenan en contrapunto , "coro sinfónico de la ciudad" , según Murray Baunmgarten: chirridos de trenes, silbidos de estaciones, gritos de vendedores de periódicos o vendedores ambulantes, a veces en una interpretación onomatopéyica como en Dombey et Fils .

Al igual que el poderoso Támesis que lo riega, Londres está realmente atravesada por un movimiento permanente, flujo de multitudes pero también mutaciones que hacen que, para sus habitantes, los personajes, el narrador y el lector, sea difícil de aprehender, a veces mercado, laberinto, prisión, a veces agente de regeneración. Los historiadores notan la precisión de esta interpretación: así, mientras, en la década de 1850, los sitios de renovación abrieron nuevos jardines y plazas públicos, el viaje diario de Wemmick y el regreso de su castillo en miniatura a la ciudad de Londres se lleva a cabo en medio de grupos de actores y viajes. músicos que han abandonado los callejones para ocupar estos espacios liberados en un perpetuo vaivén. En este drama, escribe Murray Baumgarten, Dickens trae a la ciudad, "linterna mágica ballad opera y el melodrama del XIX °  siglo" , la vitalidad de un Hogarth , con acción instantánea, muchos de los efectos reales de tales muelles 'un tridimensional diorama .

Dickens fue el demiurgo de una capital en movimiento, agrega Philippe Lançon, [] Su imaginación determina la capital hasta tal punto que la pintura, la escultura, la escena, la fotografía emergente, todo parece ilustrar sus novelas. No toman Londres como un escenario, sino como una entidad viva, íntima y multicelular . Y Alain para añadir: Dondequiera que Dickens evoca a un personaje, funda para siempre una célula en Londres que sigue multiplicándose a medida que descubrimos habitantes; la impresión de la naturaleza es entonces tan fuerte que no se pueden rechazar estos seres; tienes que seguirlos, que es mejor que perdonarlos. La atmósfera dickensiana, que no se parece a ninguna otra, proviene de esta secreción de la vivienda por parte del habitante .

Ideología doméstica

Si Dickens fue reconocido durante su vida como el profeta del hogar, aquellos a quienes describe generalmente no conocen la armonía ni la felicidad: en su obra, George Newlin cuenta 149 huérfanos, 82 niños sin padres, 87 sin madres. Sólo quince personajes tenían o todavía tienen a ambos padres, y la mitad de estas familias, escribe, "hoy se considerarían disfuncionales" . Para explorar las tensiones sociales, económicas y políticas de su tiempo, su energía creativa buscó retratar familias grotescas y fracturadas.

Sin embargo, cuando lanzó Household Words y le escribió a Forster que su revista estaría imbuida de una filosofía de la Navidad, [] una vena de cálida generosidad, radiante de alegría en todo lo relacionado con el hogar y el hogar. Hogar , retoma una antífona ya conocida: desde Cuento de Navidad en 1843, que se transmite cada diciembre con un nuevo cuento dedicado, encarna este espíritu a los ojos de todos, como señalan los comentaristas, Margaret Oliphant, por ejemplo, en broma sobre el inmenso poder espiritual del pavo tradicional, o JWT Ley que lo llama "El Apóstol de la Navidad" . También parte de su ficción ha contribuido a dar forma a la ideología doméstica de su tiempo , la familia, hasta entonces herencia de un linaje, convirtiéndose en un santuario considerado adecuado para cada uno de sus integrantes. En esta idealización del hogar, la mujer asegura la armonía de la esfera privada: así la pequeña Nell , Agnes Wickfield , Esther Summerson , la pequeña Dorrit y, tras algunas vacilaciones, Bella Wilfer . Catherine Waters señala que dos de estas jóvenes llevan el sobrenombre de "petite" y que, de hecho, la pequeñez prevalece en esta representación del ideal doméstico: eso, tranquilizador, de las personas ( Sra. Chirrup , Dot Peerybingle ), a lo que corresponde a la calidez. estrechez del lugar (el barco de los Peggotty , el castillo en miniatura de Wemmick ), mientras que los grandes edificios y mansiones, donde lo público y lo privado se mezclan, ya no albergan más que a huéspedes locos o desalmados ( Chesney Wold , Satis House , casa del señor Dombey ).

Además de estos puros "ángeles del hogar", Dickens presenta personajes femeninos más ambiguos, al mismo tiempo confirmación y crítica de la ideología doméstica dominante: así la aristocrática Lady Dedlock , cuya gélida apariencia se ajusta a los atributos de su clase, pero que la intimidad se revela poco a poco en las garras de las pasiones sordas. El narrador omnisciente se guarda del allanamiento, llamándola sólo mi Señora, y, cautelosamente afuera, deja que la historia de sí misma revele una transgresión oculta y su doloroso resultado, la pérdida de un hijo. La dama altiva, en el fondo, es solo una "mujer perdida" socialmente integrada, mientras que Rosa Dartle , ella misma herida para siempre por la traición de Steerforth , rechaza cualquier compromiso y niega ferozmente su supuesta especificidad femenina. Además, a partir de 1858, y muchos críticos ven en ella la influencia de Ellen Ternan , las heroínas de Dickens se afirman más voluntarias, más prontas a expresar sus deseos, sin contar los personajes secundarios que aparecen en cuentos o obras de teatro, coquetas y caprichosas. mujeres, interesadas, claro, pero también mujeres completas, vivas, auténticas y femeninas .

En Tiempos difíciles , Dickens aborda el tema del divorcio, entretejido en la textura de la narrativa a través de los personajes de Louisa Gradgrind y Stephen Blackpool . Además de enfrentarse personalmente con él, se hace eco del proyecto de ley de 1854, A Divorce and Matrimonial Causes Bill , transmitido por dos ensayos en Household Words . Si todos los matrimonios de Coketown son desastrosos, el paradigma del fracaso sigue siendo el de Blackpool, que no puede iniciar un proceso de divorcio debido al precio prohibitivo, las complicaciones legales y el ostracismo moral.

Así, con sus repetidas descripciones de huérfanos, de viejas hijas solteras, madres monstruosas, familias dislocadas, Dickens expone la inestabilidad del ideal doméstico que, sin embargo, busca afirmar. Ciertamente, escribe Natalie McNight, se apoyó en los estereotipos de su época, pero también revela sus tensiones y contradicciones, y su ficción las trasciende con su riqueza imaginativa.

Esnobismo

¿De dónde viene el dinero en Dickens Viene del trabajo, explica Henri Suhamy , pero solo es aceptable si es el trabajo de otros. La señorita Havisham obtiene sus ingresos del alquiler de sus posesiones, dinero puro no contaminado por el trabajo duro. Además, por ser rica, la anciana, a pesar de su excentricidad, goza de la estima general y, aunque excluida de la vida, no está excluida de la sociedad, la imagen misma de una aristocracia terrana permaneció poderosa aunque congelada en el pasado. Por otro lado, el dinero proveniente de Magwitch está sujeto a una prohibición social, porque provino de un convicto, ganado en un terreno criminal y por la fuerza de las armas. ¿Qué activos necesita para acceder a la "distinción" Un título, o en su defecto, lazos familiares con la clase media alta: así, la señora Pocket basa su constante aspiración en el hecho de que su abuelo fue "casi" nombrado caballero, y Pip mantiene la esperanza de que la señorita Havisham finalmente la adopte, porque la adopción , como lo demuestra Estella que se comporta como una señorita nata, es bastante aceptable. El dinero y la educación, independientemente del aprendizaje profesional, son más importantes pero no suficientes. Por eso, es el odioso Bentley Drummle quien encarna el ideal social, por lo que Estella se casa con él sin pestañear.

Pero el dinero corrompe: su atractivo prevalece sobre todo, la lealtad, la gratitud, la conciencia misma, y la idea de un caballero , según John Hillis-Miller, "se arruina" . Este rechazo, iniciado por Dickens en La Petite Dorrit y confirmado en Les Grandes Espérances , no es necesariamente compartido por los contemporáneos: para Thackeray , la idea del "caballero" debe ser reevaluada pero sigue siendo un concepto esencial, y para Trollope , la ética. sólo puede ser espontáneo "con aquellas cualidades que desafían el análisis mostrado por el hombre y la dama de distinción" . Finalmente, la riqueza y la distinción no traen felicidad, "un mundo dominado por la tentación del dinero y los prejuicios sociales que conducen a la mutilación del ser, a la discordia familiar, a la guerra entre hombres y mujeres" .

Realismo a la Dickens

Una calle de Londres descrita por Dickens es muy parecida a una calle de Londres, pero es aún más como una calle de Dickens, porque Dickens usa el mundo real para crear su propio mundo, para agregar una tierra a la geografía de la imaginación. " Por lo tanto, Lord David Cecil, resume el realismo de Charles Dickens, lo que implica que el realismo en su forma más pura no existe y que la intención finalmente dió a la potencia de visión.

Un universo poético

Tal es el punto de vista tradicional, resultado de Chesterton , luego de Humphry House, que ve en la obra de Dickens, además de su sátira social y moral, o sus interrogantes sobre lo que es la civilización, elementos reunidos en lo extraordinario y fantástico . Lo maravilloso surge de la oscuridad o del gris, y de manera mueca, el mal aparece en todas partes, en la lepra de las cosas como en la corrupción de los corazones, y sobre todo porque las personas, los lugares y los objetos adquieren el valor de signos, símbolos. , los personajes moviéndose como emblemas y los paisajes rodeándose de un halo de significado. Incluso, por ejemplo en Les Grandes Espérances , cuando describe los callejones oscuros y retorcidos como el humo que ensucia las paredes, explica Henri Suhamy , Dickens no da a luz a la fealdad: bajo su pluma, lo feo se vuelve cómico, el ajetreo y el bullicio . - bohu abundancia de vida, y el pantano llano con su horca y sus tumbas, el río negro como la Estigia , el mar inaccesible, sus cadáveres y sus restos, la ciudad laberíntica , todo esto representa, más de lo que los evoca, la muerte. , el desierto de la vida, la eternidad, pero también la esperanza y la fe en el futuro. Entonces el mundo aparece como otro atlas donde los movimientos de estrellas, olas, luces, noche, niebla, lluvia o tormenta aíslan hogares, pierden rutas, rastrean seres, los esperan como el destino. En este universo, los hombres se encuentran pero no se unen, se tocan para repelerse, se unen para luchar; universo en sí mismo donde los seres y las cosas encuentran un lugar que no es el que les sería asignado en la realidad, con sus propias leyes, sin herencia por ejemplo, ni gran influencia del medio, con mareas erráticas y probabilidades burlando las matemáticas. Entonces lo extraño se convierte en lo normal y lo fantástico simplemente en lo inusual: este es un universo poético . Entonces, como escribió Virginia Woolf en 1925 , el extraordinario poder de Dickens tiene un efecto extraño. Nos convierte en creadores, no solo lectores y espectadores .

La crítica contemporánea dice sin embargo: según Nathalie Jaëck, las novelas de Dickens son deliberadamente engañosas, con, en el corazón de esta escritura, la creación del realismo inglés, una subversión intrínseca, un deseo de introducir, dentro del sistema de representación que ella construye, un check, una alternativa formal: "Ubicado [...] en el momento crucial en el que el realismo se enfrenta a sus límites y cuando el modernismo aún no se ha establecido como sistema, el texto Dickensien se asienta en este espacio transicional: construye muy metódicamente una eficiente máquina literaria realista, al mismo tiempo que experimenta con los medios formales de apoderarse de la bella obra. " .

Una lengua proteica

Según Patricia Ingham, "el dominio del lenguaje de Dickens, único en inventiva y densidad [] lo convierte en el James Joyce de la época victoriana . Desplegando todos los recursos lingüísticos posibles, desde la creación de palabras hasta la alusión literaria, [] una elección que pocas veces carece de modelos literarios más antiguos que a menudo se desarrolla más allá de todo reconocimiento .

Denominación e idiosincrasia

Este poder se manifiesta en el proceso de denominación, donde la asociación de sonido y significado ya significa el carácter, una atención onomástica al detalle ilustrada en las notas de trabajo. Así, el nombre del héroe epónimo de Martin Chuzzlewit pasa por ocho etapas para lograr una combinación de tonto (" ingenuo ") y acertijo ("enigma"), o una persona en necesidad de iluminación. Asimismo, Bella Wilfer combina belleza y voluntad, mientras que Carker viene de cark ("acosando sin descanso") y el financiero Merdle se define de inmediato en términos freudianos . Dickens también enhebra cuentas de nombres con variaciones mínimas pero significativas, como los clones de Boodle, Coodle, Doodle, Koodle, Loodle, Moodle, Noodle , Poodle , Quoodle , alineándose con el político Dedlock , él mismo "candado" y "muerte", o la secuencia de Mizzle, Chizzle y Drizzle , sin contar a Zizzle , estos abogados rondando el patio de la Cancillería , todos generando confusión ( mizzle ) y frágil engaño ( cincel ). En contraste está el monosilábico Joe , un pequeño barrendero de encrucijadas apenas humano.

Una vez que ha nombrado, el narrador escucha idiosincrasias verbales: Barney , cómplice de Sikes , habla por la nariz, "ya sea que sus palabras provengan del corazón o de otra parte" (15); el inventor inocente Doyce se expresa "con la suavidad de su nombre y la ágil flexibilidad de su pulgar" (I, 10), pero Flintwinch , esta combinación de manivela y pedernal, "habla con fórceps, como si las palabras salieran de su boca a su imagen, todo torcido (I, 15). El Sr. Micawber habla "dando la apariencia inefable de hacer algo distinguido" (11, X), mientras que el Sr. Dombey "da la impresión de haberse tragado un trozo demasiado grande para su garganta" (21); en cuanto al frágil Podsnap , se dirige a un extraño "como si estuviera administrando algún polvo o poción a un pequeño mudo" (I, 11).

Habla regional o de clase

El espesamiento lingüístico continúa con la provisión de lenguaje regional o de clase, y los dos a menudo están vinculados. Sam Weller se identifica como cockney ( w convirtió en v , la desaparición de la aspirada hetc. ), la Peggotys dejan entenderse como procedentes de East Anglia ( BAHD de pájaro "pájaro", Fust para la primera "primera"), y en Nicholas Nickleby y la tiempos difíciles , seleccione las particularidades del norte ( hoonger para el hambre "hambre", loove de amor "amor"). Al no estar codificada la ortografía de estas formas dialectales, Dickens las reproduce a su manera, como Emily Brontë en The Heights of Stormwind o su hermana Charlotte que las corrige para una edición más inteligible. Otras características léxicas incluyen la jerga de los ladrones  : nab por "arresto" o conkey por "informante", y oraciones codificadas como "Olivier está en la ciudad" , que significa "hay luz de luna" , lo que hace que la acción sea arriesgada. Además de su propia observación, Dickens se basa en el Diccionario de pronunciación crítica en inglés y Expositor of the English Language de 1791, e incluso en ciertos tratados regionales: Tim Bobbin, A View of the Lancashire Dialect with Glossary by John Collier (1846) para Les Temps. difficile ou Suffolk Palabras y frases de Edward Moor para los Peggoty (1823). En The Common Friend aparece Lizzie Hexam, de baja extracción (su padre es un ladrón de cadáveres) pero virtuosa, y destinada por la intriga a integrar a la clase media: para disociarla de la vulgaridad de su discurso cockney, Dickens procede como Henry Higgins. de Pigmalión , primero dotándola de expresiones populares polivalentes como esa (I, 3) ("algo así"), luego, después de haber recibido alguna instrucción, otorgando sus oraciones largas con palabras abstractas (II, 11 ).

Fantasía lingüística y el "Newspeak" estadounidense (George Orwell)

Liberado de las limitaciones del lenguaje regional o de clase, Dickens da rienda suelta a su fantasía lingüística. Martin Chuzzlewit ofrece dos ejemplos de esto, con la Sra. Gamp, que crea un mundo y un lenguaje adecuados a su imaginación, y el Newspeak encontrado por el héroe epónimo y su compañero Mark Tapley en Estados Unidos.

La señora Gamp, la única poseedor y hablante de un idiolecto opaco, se hace entender, como escribió Mowbray Morris en 1882, "por su maravillosa fraseología, sus extrañas ilustraciones, su incongruente forma de pensar" . Es un caos sintáctico alimentado por aproximaciones, nater (por naturaleza ), chimley (por chimenea ), kep (por guardado ), al que se mezclan los neologismos , reconsize (para reconciliar ), proticipar (para participar ), todos los s convirtiéndose en z y el fonema [dz] interfiriendo con el resto, parapidge (para parapeto ), topdgy-turdgey (para al revés ). Cada transmisión verbal, la mayoría de las veces borracha o desagradable, se convierte, a través de la confianza y la autoridad mostradas, en discurso, declaración, apóstrofe, incluso profecía, que se complica aún más por el diálogo organizado con la ficticia Sra. Harris, supuestamente la palabra del evangelio y bendiciendo por siempre a su ventrílocuo .

Para satirizar a Estados Unidos a su regreso en 1842, Dickens se inclinó por el lenguaje, creando un verdadero nuevo lenguaje , un "nuevo  lenguaje  ": con neologismos morfológicos o sintácticos ( dibujados , sabidos , usted era , no debería ) ya utilizados en sus representaciones. del habla cockney, agrega la omisión sistemática de sílabas ( p'raps , general ) y el guión que subraya la deriva tónica ( activa , Eu-rope ). Además, el verbo repetitivo arreglar viene a expresar cualquier acción, "tratar una enfermedad" o "abrir una botella", y adivinar o calcular reemplazar pensar ("pensar"), y  así sucesivamente. Esta reducción, reflejo del empobrecimiento conceptual, se hincha con una grotesca hinchazón retórica por el uso de palabras de origen latino mal asimiladas, por lo tanto obstinadas por opinar o sesgadas discular por indirectamente , el conjunto dispuesto en metáforas altisonantes, desviación lingüística que expresa la desviación de un nación corrupta orgullosa de ella.

Alusiones literarias

El lenguaje de Dickens también se caracteriza por su intertextualidad que declara Valerie Garger "a ser mucho más importante que un simple adorno" , el más entretejida en sus textos son la Biblia , el Libro de Oración Común , El viaje del peregrino de John Bunyan. , Y Shakespeare .

El camino del peregrino y los textos sagrados

La tienda de antigüedades se puede leer como una versión de El viaje del peregrino , que la propia heroína menciona en el capítulo 15, y la trama de Tiempos difíciles se estructura en torno a un verso de la Epístola a los Gálatas  : "Ya que sembraron viento, cosecharán la tormenta " , dividiéndose las grandes partes en" Semillas "," Cosecha "y" Recolección ". La referencia más compleja al Nuevo Testamento se encuentra en La Maison d'Âpre-Vent donde la admonición "Ama a tu prójimo" y su corolario "bajo pena de condenación" se entretejen sutilmente en los temas y la forma misma de la novela. Luego florecen las referencias a Mateo , los romanos , los corintios , la parábola de la siembra y la cosecha domina la narración en el subtexto . Finalmente, el último libro , sobre el entorno y el interior de una catedral, es naturalmente rico en connotaciones religiosas. Además de reproducir el discurso de los dignatarios y el vocabulario específico del edificio, el lenguaje se basa tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento , y extrae del Libro de Oración Común ciertas citas que a veces se toman, como señala Peter Preston, para fines bíblicos. textos, nunca una elección arbitraria, sin embargo, ya que corresponde a los temas: pecado, arrepentimiento, castigo.

El pecado se evoca de la escena en el fumadero de opio, con referencias al "espíritu contaminado" y a Jesús expulsando demonios. Bajo las bóvedas de la catedral resuena el himno "Donde el impío", seguido en la liturgia anglicana de un verso del Salmo 51  : "Reconozco mis transgresiones y mi pecado está constantemente ante mí. " Caín y Abel son citados de la desaparición de Ewin Drood, primero por Neville Landless quien se defiende con palabras cercanas a las del Libro del Génesis , 4, 15: " Y el Señor dejó una marca en Caín de miedo que quien lo encuentre Mátalo. » Y cuando conoce a Jasper quien le pregunta « ¿Dónde está mi sobrino " , Él responde: " ¿Por qué me preguntas eso " , Nuevo eco del Génesis , 4, 9: " ¿Dónde está tu hermano Abel " , A lo que Caín responde: " ¿Cómo lo sabré ¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano " . Múltiples son las otras alusiones que abruman a Neville, cuyas palabras y gestos evocan el fratricidio bíblico, por ejemplo cuando sale de Cloisterham con la "maldición sobre su nombre y reputación" . Y Honeythunder para proclamar: "No matarás". ", A lo que el Sr. Crisparkle responde: " No darás falso testimonio contra tu vecino. "  ; él, el segundo canon, de hecho lleva el verdadero mensaje de Cristo, siendo su misión con los que sufren, predica, retomando la Letanía del Libro de Oración Común  : Que te plazca rescatar, ayudar y consuela a todos los golpeados por el peligro, la miseria y la aflicción. "

Shakespeare

Igualmente significativo es Shakespeare, especialmente Hamlet , Macbeth , King Lear y, en menor medida , Otelo , aunque Dickens escribió e interpretó en 1833 una farsa musical llamada O'Tello . A diferencia de los textos religiosos que moldean y modulan la trama, las obras de Shakespeare se integran con el lenguaje, tanto el de los personajes como el del narrador, para crear "fuegos artificiales verbales cuya eficacia depende de la capacidad del lector para comparar el original con el nuevo". contexto . Así, Dickens se ahorra poderosos efectos de contraste, siendo el punto culminante la parodia de Hamlet del señor Wopsle , en La gran esperanza , con fallas cruelmente detalladas: reina con el pecho enorme y sobrecargada de galas, fantasma sacado de un directo de ultratumba. , héroe oscuro almidonado y rígido, incoercible hilaridad de Pip y Herbert (capítulo 31). Tampoco faltan las alusiones al texto, todos los grandes dramas están llamados para varios personajes, con la excepción de Dombey and Son, donde Dickens se centra en Antoine y Cleopatra con el único propósito de caracterizar a la Sra. Skewton, una septuagenaria arrugada que se cree a sí misma como sé la nueva Cleopatra. Sin que ella lo sepa, se convierte en el blanco de las burlas shakesperianas de los personajes, Dombey y Bagstock sobre todo, y también del narrador, acosada por los títulos, las reparticiones, las digresiones, hasta el capítulo final (41) donde yace, en agonía, acolchado, maquillado, remendado, y de repente se levanta "como una Cleopatra en un esqueleto" para luego morir convencida de su infinita belleza, "burla devastadora, [...] una de las sátiras dickensianas más crueles" , comenta Patricia Ingham.

La tragedia de Macbeth , la más oscura, la más asesina, está muy presente en El misterio de Edwin Drood , cuya primera alusión se encuentra cuando este "pájaro clerical y silencioso, la torre que, ala, vuelve a casa al anochecer" , alusión indirecta a Macbeth , III, 2 (v. 40, 50-51), La luz se espesa y el cuervo vuela su ala hacia los bosques de las torres , sentencia pronunciada justo antes de la escena del asesinato. Misma técnica en vísperas de la desaparición de Edwin cuando Dickens levanta un fuerte viento que arranca las chimeneas, como durante la noche del asesinato de Duncan: la noche estaba agitada. Donde estábamos acostados / Nuestras chimeneas se volcaron (y como dicen) / Se oyeron en el aire lamentos, extraños gritos de muerte » . Macbeth también se utiliza para describir el peso de la culpa, evocado en el capítulo 10: Crisparkle va a bañarse al alcance de Cloisterham "tan confiado en [sus] poderes calmantes [...] y en la salud de su mente que Lady Macbeth desesperaba de todas las marejadas del océano . Si la relación entre Lady Macbeth y Crisparkle es inexistente, especifica Peter Preston, la referencia al océano se refiere al "resplandor de múltiples mares" ( mares multidudinosos encarnados ) como impotente para lavar "la manita" de su mancha como " todos los perfumes de Arabia : un signo premonitorio ya que en este alcance se encontrarán las pertenencias de Edwin, una pista, a falta de pruebas, de un asesinato. Otra pista que apunta al asesinato incluso antes de la desaparición de Edwin, aún inducida por Crisparkle que encuentra a Jasper dormido: Jasper de repente se levanta y grita: "¿Qué está pasando" Que ha hecho " Macbeth eco de la opinión de que el fantasma de Banquo: " ¿Quién de ustedes han hecho esto " Como el fantasma de Banquo es una proyección de la culpa de Macbeth, invisible para cualquiera que no sea el asesino, el jugador parece impulsado a pensar que Jasper también está acosado por oscuros tormentos similares. En su capítulo final, Dickens envía a Jasper de regreso a su escondite, y allí le susurra a la princesa Puffer: "Lo he hecho tantas veces y durante períodos tan largos que, cuando estaba hecho, simplemente no parecía "Merece la pena, se hizo demasiado pronto", repitió Macbeth: "Si se hace cuando está, bien / se hizo rápidamente", añade Peter Preston, utilizando un texto familiar para sugerir, en lugar de decir, lo que el destino de Edwin Drood fue.

Un estilo "polifónico" (Mikhaïl Bakhtine)

Detrás de las interpretaciones de la crítica contemporánea identificadas por Philip Allingham, quedan constancias, con la postura irónica como eje principal , cuyo principio (según la etimología "eirôneia") es cuestionar la cruda realidad bajo las máscaras. Todo un arsenal se pone al servicio del ironista, y Dickens no deja de utilizarlo, o mejor dicho, de prestárselo a su narrador, aunque eso signifique dirigirlo también a él. Allí el proceso diverge: hacia los personajes, la ironía se lastra, según su categoría, con la sátira o el sentimentalismo  ; hacia el héroe-narrador de las dos novelas en primera persona, se vuelve indulgente y lúcido, ya que, el principal agente de la sátira, es también, permanentemente pero con simpatía, su objeto. Hacia las instituciones, en cambio, sigue siendo intransigente.

¿Quién habla en Dickens

De la misma manera periodística que sus predecesores de la XVIII ª  siglo, Dickens habla directamente al lector, pero queda como a quien realmente tiene el suelo en sus novelas. Los artículos póstumos del Club Pickwick se presentan primero como una colección de documentos dispersos que el narrador Boz es responsable de editar. Muy rápidamente, este papel se desvanece y un narrador toma el relevo con su omnisciencia absoluta, pero prefiere asistir al espectáculo con los ojos y los oídos bien abiertos, como en un escenario: luego describe la apariencia, los gestos y sobre todo relata lo que es. dijo el lector a su lado. En La Maison d'Âpre-Vent destaca una narradora en desacuerdo con Dickens, y sobre todo una narradora, Esther Summerson, que habla en su nombre y presenta los hechos desde un ángulo particular. En Martin Chuzzlewit , Pecksniff es constantemente cuestionado por el observador externo como un preámbulo a las propias preguntas de Jonas sobre la confianza que debería mostrarle. En David Copperfield , el narrador se compromete a contar e interpretar hechos pasados, una recreación necesariamente parcial y parcial, ya que, a priori , es la única mirada y la única voz. Hablador y pedagogo, por lo tanto, no deja que los hechos hablen por sí mismos, sino que se afirma como el maestro del juego narrativo. Gareth Cordery escribe que David Copperfield es [] la quintaesencia de las novelas de la memoria" , y como tal, según Angus Wilson, el equivalente a En busca del tiempo perdido  : el pasado se hace presente, lo vivo ocupa el lugar de la experiencia vivida , el presente histórico sellando el colapso de la experiencia original y la recreación de una conciencia ocupada aquí y ahora, un soplo de renacimiento que a veces se vuelve más vívido que la realidad. Son momentos sagrados, escribe Gareth Cordery, donde canta la música del tiempo; Prosa secreta, agrega Graham Greene , la sensación de una mente que habla consigo misma sin nadie cerca para escucharla. "

La vena teatral

Las novelas de Dickens son proscenios y escenas que, según Philip V. Allingham, "rebosan de acción y resuenan con voces [de] todas las clases y condiciones" . A menudo, como en Martin Chuzzlewit , esta vena teatral surge del género de la farsa , con ciertos personajes que reaccionan de manera compulsiva, como las cartas que el Sr. Nadget se envía a sí mismo todos los días y quema al recibirlas. A veces, este cómic se vuelve macabro; Así, el marido de la señora Gamp vende su pata de palo por una caja de fósforos que, manejada con virtuosismo, supera sin embargo a lo que le concede la naturaleza, animándose el objeto y objetivándose el individuo. John Bowen insiste en estos elementos fantásticos , inseparables, según él, del aspecto cómico . Así, Pecksniff con la "extrañeza salvaje" , formidable máquina para dar el cambio que despliega en todas las ocasiones la misma energía hipócrita, autoalimentada, parece. Esta fuerza, piensa Chesterton , denota "un predominio del humor duro y hostil sobre la hilaridad y la simpatía" . Ahora, agrega, Dickens siempre se beneficia cuando se ríe de los que más admira, como ese "ángel curado" del Sr. Pickwick, la virtud pasiva hecha hombre, o Sam Weller, dechado, él, de la virtud activa. . Sus tontos o excéntricos son amables, incluso Barnaby Rudge , el pobre héroe cuervo. En Martin Chuzzlewit , por el contrario, son personas abominables, con un humor gigantesco, ciertamente, pero de esta manera "que a uno no le gustaría dejar un minuto para meditar solo junto al fuego, tanto [sus] pensamientos son terroríficos". .

La vena satírica y patética
Los personajes

La caracterización es siempre un tour de force en el que se despliega una panoplia de procedimientos recurrentes: división entre los buenos y los malos, algunos moviéndose de un estado a otro; dicotomía entre personalidades congeladas para siempre y personalidades en evolución; reificación con un enfoque en la manía o una sutil metamorfosis de la inocencia a la madurez,  etc. Una vez definida la categoría, Dickens procede a través del retrato: nombre divertido y en sí mismo descriptivo, impacto visual de un físico revelador, actitud hinchada repetida hasta la saciedad, tic inmutable. Los buenos personajes se benefician del mismo trato pero un sentimentalismo discreto sustituye a la ferocidad satírica, por una indulgencia inmediatamente adquirida, rozando el patetismo victoriano , ya que prima el humor y ya no el ingenio, la complicidad más que el rasgo devastador.

Así, la muerte de la pequeña Nell , en la verde campiña inglesa, su debilidad completada por un entorno que sin embargo tenía fama de reconfortante, es el resultado de un patético haber conmovido incluso al ex editor en jefe de la Edinburgh Review que , sin embargo, estigmatizó a Wordsworth por "su [] propensión al patetismo degradante" . Sylvère Monod subraya que esta emoción puede explicarse en gran parte porque la muerte de un joven devuelve la pérdida de Mary Hogarth y también porque [Dickens] siente hacia los hijos de su imaginación un apego comparable al amor paternal . Como tal, añade, el "paroxismo emocional" merece "respeto": "hay que estar agradecido a Dickens por haber sabido templar el desamor de la muerte con la dulzura de cierta poesía". Parte de la escena, de hecho , estando escrito en verso en blanco . Edgar Poe también encuentra virtudes en este patetismo , cuya "delicadeza" admira, en que se basa en una forma de idealismo, y que es paralelo a la Undine de Friedrich de La (1811). Motte Fouque  [ sic ] (1777-1843) ), el buscador de la caballería, que vive "en el resplandor de la pureza y la nobleza del alma" .

Las instituciones

Pero cuando se trata de arremeter contra el sistema, la ironía se vuelve devastadora, especialmente porque las instituciones no se describen de manera maligna, sino que se muestran en la acción misma de su fealdad e ineficacia. Como tal, es ejemplar el ministerio de los circunloquios , cuyo derroche verbal, al desarrollar lo que no exige desarrollo y desplegar la elocuencia de la fuerza sobre la nada, que un simple nombre recibe infinitas extensiones y ese galimatías inútil, tortuoso y laberíntico, erige rejas peores que la Marshalsea. . El lenguaje finalmente se asfixia, reduciéndose a deícticos ("  aquí  ", "  allí  ", "  ahora  ", "  entonces  ", "  esto  ", "  eso  ", "  su  " o "  ella  "), "lengua perdida" », Inaccesible para la gente común y, por lo tanto, un arma formidable de alienación.

La vena lírica
El paisaje idílico o salvaje
James Thomson , autor de Seasons .

También hay un lirismo en las novelas de Dickens, especialmente cuando describe el campo en oposición a la ciudad.

En Martin Chuzzlewit , una vez que la gloriosa ascendencia de los Chuzzlewit ha sido expuesta con humor , la novela comienza con una escena rural: un pueblo en Wiltshire , no lejos del "buen casco antiguo de Salisbury  " , un campo que fluye bajo los todavía espesos rayos del otoño. sol, todos los ingredientes convencionales: campos, tierra removida, setos, arroyo, ramas, piar. Verbos, sustantivos y adjetivos parecen desde el lenguaje poético de la XVIII ª  siglo ( dicción poética ), la de James Thomson (1700-1748) en Las Estaciones (1726-1730), por ejemplo. No como aquí, automatismos fluyen, vocabulario obligatoria y secuencias menudo rimado en la colina (colina), surcos (riachuelo), relleno (completa), o valle (valle), Dale (val), Gale (Rafale), o incluso volar (a volar)), cielo (cielo), capa (hilo) y mayo (mayo), gay (gay), rezar (rezar). Dickens, es cierto, busca un efecto de contraste para la llegada de Pecksniff inmediatamente clavado al suelo por una ráfaga. De repente, la naturaleza despojada de sus mejores galas, el mundo perturbado, la armonía rota, una furia "incontinente" se adueña de todas las cosas, y la "dicción poética" ya no es risa ni saludable, sino picada de caos y locura.

El lirismo del sentimiento y la canción épica

Quedan las expresiones líricas del sentimiento, por ejemplo, en Les Grandes Espérances , el inexplicable amor de Pip por Estella  ; ya veces una canción se eleva en secuencias de prosa rítmica y cadenciada según patrones yámbicos .

Cantos verdaderos , estos pasajes amplían la visión y hacen que los personajes se conviertan en héroes épicos . Así ocurre con la tormenta del capítulo 39 de la Gran Esperanza , que retoma el esquema prosódico del inicio de La Maison d'Âpre-Vent , una disonancia que anuncia una lágrima: [] tormentoso y húmedo, tormentoso y húmedo, y barro, barro, barro, espeso en todas las calles . La invasión de los elementos y la acumulación verbal marcan la irrupción del convicto Magwitch, el extraño olvidado que, trastornando el cosmos y la vida, de repente se apodera del destino. Sigue una historia con un aliento épico que recuerda el inicio de la EneidaArma virumque cano  ": "No me iré por cuatro caminos para contarte mi vida, como una canción o un libro de historia" , pretensión negada por las repeticiones. , el ritmo ternario, el nombre "  Compeyson  " repetido en un crujido celda por oración, luego por párrafo, luego ocupando por sí solo el resto del discurso.

Esta poesía, lejos de alejarse de ella, surge del propio naturalismo de su autor: Mikel Dufrenne remarca que "hay personas sólo para quienes descubren y recortan un significado en la realidad" , lo que Henri Bergson corrobora para quienes "el realismo es en la obra cuando el idealismo está en el alma, y sólo a fuerza de la idealidad podemos volver a entrar en contacto con la realidad .

El encuentro con uno mismo

En resumen, la imagen del mundo de Dickens es la de su personalidad: de la realidad, sólo conserva lo que lo mueve, su realismo queda al servicio de su humanidad. La poesía de su universo es la de su yo que se proyecta en las cosas y en los seres, y que reflejan; y el país de las hadas nace porque el autor tiene un encuentro con su ser, incluso la exageración adquiere el valor de la revelación.

Obras

Para obtener una lista completa de las obras de Charles Dickens y averiguar cuáles ha escrito en colaboración, consulte la paleta al final de cada artículo sobre él o la Bibliografía de Cambridge de Literatura Inglesa . Solo las obras marcadas con un asterisco han recibido el permiso expreso para la traducción de Charles Dickens.

Novelas

  • Les Aventures de Monsieur Pickwick ( Los artículos póstumos del Club Pickwick ), publicación mensual desde abril de 1836 hasta noviembre de 1837 ( * ).
  • Oliver Twist ( Las aventuras de Oliver Twist ), publicación mensual en Bentley's Miscellany desde febrero de 1837 hasta abril de 1839 ( * ).
  • Nicholas Nickleby ( La vida y aventuras de Nicholas Nickleby ), publicación mensual desde abril de 1838 hasta octubre de 1839 ( * ).
  • The Old Curiosity Shop ( The Old Curiosity Shop ), publicación semanal en Master Humphrey's Clock desde abril de 1840 hasta febrero de 1841 ( * ).
  • Barnaby Rudge ( Barnaby Rudge: A Tale of the Riots of 'Eighty ), publicación mensual del 13 de febrero de 1841 al 27 de noviembre de 1841 ( * ).
  • Martin Chuzzlewit ( La vida y aventuras de Martin Chuzzlewit ), publicación mensual de enero de 1843 a julio de 1844 ( * ).
  • Libros sobre el tema de la Navidad ( Cuentos de Navidad ):
  • Dombey et Fils ( Dombey and Son ), publicación mensual desde mayo de 1849 hasta noviembre de 1850 ( * ).
  • David Copperfield ( La historia personal, aventuras, experiencia y observación de David Copperfield, el joven de Blunderstone Rookery (que nunca quiso publicar bajo ningún concepto) ), publicación mensual de 1849 a 1850 ( * ).
  • La Maison d'Âpre-Vent ( Casa desolada ), publicación mensual desde marzo de 1852 hasta septiembre de 1853 ( * ).
  • Les Temps difficile ( Tiempos difíciles ), publicación semanal en Household Words , de abril a agosto de 1854 ( * ).
  • La Petite Dorrit ( Little Dorrit ), publicación mensual desde diciembre de 1855 hasta junio de 1857 ( * ).
  • Le Conte de deux cités ( Historia de dos ciudades ), publicación semanal en Todo el año desde abril de 1859 hasta noviembre de 1859 ( * ).
  • Mensaje al oeste ( Un mensaje del mar ) (1860).
  • Les Grandes Espérances ( Grandes esperanzas ), publicación semanal en Todo el año desde diciembre de 1860 hasta agosto de 1861 ( * ).
  • L'Ami commun ( Nuestro mutuo amigo ), publicación mensual desde mayo de 1864 hasta noviembre de 1865) ( * ).
  • El misterio de Edwin Drood ( El misterio de Edwin Drood ), publicación mensual desde abril de 1870 hasta septiembre de 1870. La novela quedó inconclusa, sólo seis de los doce números previstos se completaron antes de la muerte de Dickens ( * ).

Varias colecciones

Para obtener una lista completa de las obras llamadas "breves" escritas por Dickens, consulte (en) A Comprehensive List of Dickens's Short Fiction, 1833-1868  " (consultado el 23 de enero de 2013 ) .

Bocetos en Londres

Noticias independientes

  • The Mudfrog Papers , publicado en Bentley's Miscellany (1837-1838).
  • La vida de un payaso, Memorias de Grimaldi ( Memorias de Joseph Grimadi ) (1838).
  • El hombre embrujado (1858).
  • Piezas reimpresas (1858) ( * ).
  • The Poor Voyageur ( El viajero no comercial ) (1860-1869) ( * ).

Noticias publicadas en Master Humphrey's Clock ( Master Humphrey's Clock )

  • Confesiones encontradas en una prisión durante la época de Carlos II .

Noticia sobre el tema de la Navidad publicada en Family Lyrics ( Household Words ), semanario donde Charles Dickens fue director y editor desde 1850

  • El árbol de Navidad ( El árbol de Navidad ) (1850).
  • Navidad cuando envejecemos ( Qué es la Navidad, a medida que envejecemos ) (1851).
  • Una ronda de historias junto al fuego de Navidad (1852).
  • El cuento de Cenicienta ( La historia de los pobres ) (1852).
  • Otra ronda de historias junto al fuego de Navidad (1853).
  • El cuento del colegial ( La historia del colegial ) (1853).
  • Los siete viajeros pobres ( Los siete viajeros pobres ) (1854).
  • (L'Auberge de) la Branche de holoux ( La posada del árbol de acebo ) (1855).
  • El hundimiento de la María Dorada ( El naufragio de la María Dorada ) (1856).
  • Peligros en los que incurren ciertos prisioneros ingleses ( The Perils of Certain English Prisoners ) (1857).
  • Casa en alquiler ( Una casa para alquilar ) (1858).

Noticia sobre el tema de la Navidad publicada en All Along the Year ( todo el año ), nuevo título de Family Lyrics desde 1859 cuando Charles Dickens se separó de su esposa

  • Casa encantada ( casa encantada ) (1859).
  • Mensaje al oeste ( Un mensaje del mar ) (1860).
  • La Tierra de Tom Toyito ( tierra de Tom Toyito ) (1861).
  • The Baggage Doe ( Equipaje de alguien ) (1862).
  • Pensión Lirriper ( Alojamiento de la Sra. Lirriper ) (1863).
  • Legado de M me Lirriper ( El legado de la Sra. Lirriper ) (1864).
  • Doctor Marigold ( Recetas del doctor Marigold ) (1865). Es una serie de cuentos escritos para entretener a una niña sorda y muda. Encontramos :
    • Un juicio criminal
  • La ramificación de Mugby ( Mugby Junction ) (1866). Es una serie de cuentos escritos para distraer a una joven enferma. Encontramos :
    • El Señalador .
  • L'Impasse ( No Thoroughfare ) (1867), escrito en colaboración con Wilkie Collins.

Otras obras: crítica, poesía, teatro

(Algunas de estas obras fueron escritas en colaboración, en particular con Wilkie Collins y, pero en menor medida, Elizabeth Gaskell ).

  • The Village Coquettes (teatro, 1836).
  • The Fine Old English Gentleman (poesía, 1841).
  • Memorias de Joseph Grimaldi (1838).
  • American Notes ( American Notes: For General Circulation ) (1842) ( * ).
  • Cuadros de Italia (1846) ( * ).
  • La vida de nuestro Señor: como está escrito para sus hijos (1849).
  • Historia de un niño de Inglaterra (1853).
  • Frozen Abyss ( The Frozen Deep ) (drama, 1857).
  • El abismo ( sin vía ) (1867).

Correspondencia

  • Más de 14.000 cartas de Dickens a 2.500 corresponsales conocidos, 450 de las cuales forman The Selected Letters of Charles Dickens , British Academy Pilgrim Edition, Jenny Hartley, ed., Oxford, Oxford University Press, 2012.

Dickens en el escenario, en la pantalla y en la literatura

Innumerables, ellas mismas objeto de trabajos académicos, son las adaptaciones que han inspirado el personaje y la obra de Dickens. Philip Allingham les dedicó su tesis doctoral en 1988; su exploración del tema, del que se extrae principalmente la información que se menciona a continuación , se puede consultar en línea en el enlace citado como referencia.

Adaptaciones famosas

Entre las producciones más destacadas se encuentran cuatro adaptaciones de A Christmas Carol  :

Oliver Twist particularmente inspirado:

Nicholas Nickleby está adaptado en Nicholas Nickleby , una película británico-estadounidense dirigida por Douglas McGrath , protagonizada por Charlie Hunnam , Romola Garai y Christopher Plummer , en 2002 .

En cuanto a David Copperfield , fue adaptado en David Copperfield , película estadounidense dirigida por George Cukor , con WC Fields y Lionel Barrymore , en 1935  ; luego en David Copperfield , película para televisión británica dirigida por Simon Curtis , con Daniel Radcliffe , Bob Hoskins y Maggie Smith , en 1999 .

La Petite Dorrit fue llevada a la pantalla en La Petite Dorrit ( Little Dorrit ), una película británica dirigida por Christine Edzard, protagonizada por Derek Jacobi , en 1988 .

Les Grandes Espérances ha dado lugar a Les Grandes Espérances ( Grandes esperanzas ), película británica dirigida por David Lean , con John Mills y Alec Guiness , en 1946  ; y Great Hope , película estadounidense dirigida por Alfonso Cuarón , protagonizada por Robert De Niro y Anne Bancroft , en 1998 . En 2011, la BBC produjo una miniserie de tres partes, a partir de un guión de Sarah Phelps y dirigida por Brian Kirk, protagonizada por Ray Winstone , Gillian Anderson y Douglas Booth . Mike Newell hizo una nueva versión cinematográfica en 2012, titulada simplemente Great Expectations with Ralph Fiennes y Helena Bonham Carter .

En Assassins Creed Distribuir , Dickens es un personaje secundario que aparece en el Londres del 19 º siglo .

El misterio de El misterio de Edwin Drood

El misterio de Edwin Drood ha recibido un tratamiento especial, debido a que la novela está inconclusa, ya que, el martes y miércoles 11 y 12 de enero de 2012, BBC2 emitió una versión inédita y completa de la historia en dos partes. El guión original es de Gwyneth Hughes, autora de la serie inglesa Five Days , nominada a los Globos de Oro . La guionista quiso mantener en secreto el desenlace que eligió escenificar. El segundo episodio tenía algunas sorpresas reservadas: Jasper ( Matthew Rhys ) lucha por dar un duro golpe contra Neville y, aunque no hay ningún cadáver u otra evocación del asesinato que no sean, en flashback, de las fantasías de Jasper. La ciudad está convencida de que Drood fue asesinado. Pero el joven reaparece tranquilamente unos diez minutos antes del final y explica que hizo una breve excursión a Egipto: así, Jasper no mató y por lo tanto todo fue solo sueño y fantasía ... Y sin embargo sí, Jasper ha matado, no Edwin sin embargo, pero su padre, el viejo Drood; y desenreda una madeja que uno hubiera pensado menos complicado: en realidad, el padre de Drood es también el de Jasper ... y de Neville, por lo que Jasper y Edwin no son tío y sobrino, sino hermanos, y que Neville es 'él también agrega a los hermanos. Contra la corriente de la historia, al parecer, mientras pasaba sus últimos días conspirando contra ella, la familia Drood celebra en la escena final el recuerdo del tío / padre fallecido.

Dickens como personaje novedoso

Charles Dickens se convirtió en el protagonista de una novela, Drood de Dan Simmons , publicada en Francia en 2011. En una crónica de Le Monde des livres , Hubert Prolongeau explora la fascinación del autor estadounidense por la novela inacabada de Dickens y explica que en lugar de resolver el misterio insoluble de su fin, prefirió buscar la clave de su génesis. A partir del accidente de tren de 1855 en Staplehurst, imaginó que el escritor se encontraba con un personaje extraño allí, con la nariz y los dedos cortados, llamado Drood. ¿Quién es este Drood, que lo obsesionará hasta el punto de que ahora dedica toda su energía a tratar de encontrarlo, jugando en esta búsqueda tanto su salud como su salvación » Il y a plus cependant, en faisant de Wilkie Collins son narrateur, Simmons sonde aussi son propre mystère : que « ce tout petit maître du roman victorien , [soit] le véritable héros du livre [n'est-il] dû qu' al azar Al pintarlo a la vez admirando y celoso de Dickens, su brillante colega, atrapado entre la envidia y la amistad, Salieri de este Mozart de palabras, Simmons sin duda revela algunas de sus dudas sobre la creación literaria. Encontramos en Drood su necesidad de asociar permanentemente sus escritos con los de los grandes maestros del pasado, rindiéndoles homenaje y afirmando la necesidad de filiación .

Charles Dickens también juega un papel protagónico en la novela Rogue ( Dodger ) de Terry Pratchett , publicada en 2012 en el Reino Unido.

En la literatura francesa, Jean-Pierre Ohl , en su novela gótica Le Chemin du Diable , describe a Charles Dickens cuando era niño y describe la vida en la prisión de Marshalsea en detalle .

Bibliografía

Como William Shakespeare , Charles Dickens es el tema de cientos, si no miles, de publicaciones anuales. Cada obra especializada ofrece su bibliografía en la que aparecen determinados títulos que, habiendo servido mayoritariamente en el desarrollo de este artículo, se conservan a continuación.

Traducciones francesas

"Charles Dickens cruzando el Canal con sus libros"
Gill , L'Éclipse , 14 de junio de 1868.

Durante la vida de Charles Dickens, muchas de sus obras fueron, con su consentimiento y a menudo un prefacio escrito por él, traducidas al francés. Después de su muerte, traducciones han tenido éxito hasta el final del XIX °  siglo. Sylvère Monod elaboró la lista de los distintos oradores, en particular Paul Lorain, a quien las ediciones de Hachette , responsable de estas publicaciones, atribuían en ocasiones traducciones realizadas por otros. Su análisis concluye con una observación bastante negativa: "inexactitudes, niebla intelectual y moral, falta de principios y puntos de referencia" . El milagro, agrega, es que, en tales condiciones, "[nacieron] traducciones estimables de todos modos [] y Dickens [pudo] conquistar a un público francés a través de ellas" .

Las ediciones de La Pléiade , escritas o editadas con mayor frecuencia por Sylvère Monod , han publicado nuevas traducciones de las obras de Dickens. El catálogo incluye dieciocho títulos:

  • Recuerdos íntimos de David Copperfield , Grandes esperanzas , París, Gallimard, Las Pléyades, n o  105, 1954.
  • Archivo de la casa de Dombey et Fils , Temps difficile , París, Gallimard, La Pléiade, n o  118, 1956.
  • Los artículos póstumos del club Pickwick , Les Aventures d'Oliver Twist , París, Gallimard, La Pléiade, n o  133, 1958.
  • La tienda de antigüedades , Barnaby Rudge , París, Gallimard, Las Pléyades, n o  163, 1963.
  • La vida y aventuras de Nicolas Nickleby , Navidad Libros , París, Gallimard, La Pléiade, n o  186, 1966.
  • La Petite Dorrit , Historia de dos ciudades , París, Gallimard, La Pléiade, n o  216, 1970.
  • La Maison d'Âpre-Vent , Cuentos para Navidad y otros , París, Gallimard, La Pléiade, n o  278, 1979.
  • Bocetos de Boz , Martin Chuzzlewit , París, Gallimard, Las Pléyades, n o  334, 1986.
  • L'Ami commun , Le Mystère d'Edwin Drood , París, Gallimard, La Pléiade, n o  373, 1991.

Obras generales

  • (en) Michael Stapleton, The Cambridge Guide to English Literature , Londres, Hamlyn,, 993  p. ( ISBN  0600331733 ).
  • (en) Margaret Drabble, The Oxford Companion to English Literature , Londres, Guild Publishing,, 1155  p..
  • (en) Nicolas Bentley, Michael Slater y Nina Burgis, The Dickens Index , Oxford, Oxford University Press (IUSA),, 320  p. ( ISBN  0192116657 y 978-0192116659 ).
  • (en) Andrew Sanders, The Oxford History of English Literature (Edición revisada) , Oxford, Oxford University Press,( ISBN  0-19-871156-5 ).
  • (en) Philip Hobsbaum, A Reader's Guide to Charles Dickens , Nueva York, Syracuse University Press,, 318  p.
  • (en) Paul Schlicke, Oxford Reader's Companion to Dickens , Nueva York, Oxford University Press,, 675  p. ( ISBN  978-0-198-66253-2 ).
  • (en) Charles Dickens (Lettres) ( ed. ), Las cartas de Charles Dickens, Pilgrim Edition , vol.  12, Oxford, Clarendon Press, 1965-2002.
  • (en) Paul Davis, Charles Dickens de la A a la Z , Nueva York, Checkmark Books,, 432  p. ( ISBN  0-8160-4087-7 ).
  • (en) John O. Jordan, The Cambridge companion to Charles Dickens , Nueva York, Cambridge University Press,( ISBN  978-0-198-66253-2 ).
  • (en) Jon Mee, The Cambridge Introduction to Charles Dickens , Cambridge, Cambridge University Press, 2010, 115 p.
  • (en) David Paroissien, compañero de Charles Dickens , Chichester, Wiley Blackwell,, 515  p. ( ISBN  978-0-470-65794-2 ).
  • (en) Paul Davis, Compañero crítico de Charles Dickens, Una referencia literaria a su vida y obra , Nueva York, Facts on File, Inc.,, 689  p. ( ISBN  0-8160-6407-5 ).

Trabajos específicos

  • Nathalie Jaëck, Charles Dickens: escribir como poder, escribir como resistencia , Ophrys,, 192  p.
  • (en) John Forster, La vida de Charles Dickens , Londres, JM Dent & Sons, 1872-1874, editado por JWT Ley, 1928.
  • (en) John Forster, Life of Charles Dickens , Londres, Everyman's Library,, 486  p. ( ISBN  0460007823 y 9780460007825 ) (reedición)
  • (en) John Forster, Vida de Charles Dickens , Centraal Boekhuis,, 629  p. ( ISBN  9077932038 y 9789077932032 ) (reedición)
  • (en) GK Chesterton, Charles Dickens , Londres, Methuen and Co., Ltd.,
  • (en) GK Chesterton, Apreciaciones y críticas a las obras de Charles Dicken , Londres, JM Dent,
  • (en) SJ Adair Fitz-Gerald, Dickens y el drama , Londres, Chapman & Hall, Ltd.,
  • (en) Gilbert Keith Chesterton, Apreciaciones y críticas de las obras de Charles Dickens , Londres,
  • (en) George Gissing , The Immortal Dickens , Londres, Cecil Palmer,
  • (fr) André Maurois, Ensayo sobre Dickens , París, Grasset,, 240  p.
  • (fr) André Maurois, Nuevos retratos de Charles Dickens , París, La Revue de Paris,, 289-301  pág. , cap.  6
  • (es) Edmund Wilson, Dickens, Los dos Scrooges , Boston, Houghton, Mifflin,
  • (en) Robin Gilmour, La idea del caballero en la novela victoriana , Londres, Boston, Allen & Unwin,( ISBN  0048000051 ) , pág.  190
  • (en) Humphry House, The Dickens World , Londres, Oxford University Press,, 232  p.
  • (en) Alain, Reading Dickens , París, Gallimard,, 189  p.
  • (en) Una Pope Hennessy, Charles Dickens , Londres, The Reprint Society,, 496  p., publicado por primera vez en 1945
  • (en) Hesketh Pearson, Dickens , Londres, Methuen,
  • (en) Jack Lindsay, Charles Dickens, Un estudio biográfico y crítico , Nueva York, Biblioteca filosófica,, 459  p.
  • (en) Barbara Hardy, Dickens y el siglo XX. El corazón de Charles Dickens , Nueva York, Edgar Johnson,
  • (en) Edgar Johnson, Charles Dickens: Su tragedia y triunfo. 2 vuelos , Nueva York, Simon y Schuster,, 1158  p.
  • (fr) Sylvère Monod, novelista de Dickens , París, Hachette,, 520  p.
  • (en) Arthur A. Adrian, Georgina Hogarth y el círculo de Dickens , Nueva York, Kraus,, 320  p., publicado por primera vez por Oxford University Press en 1957 (320 páginas)
  • (en) KJ Fielding, Charles Dickens, una introducción crítica , London, Longmans, Green and Co.,, 218  p.
  • (en) John Hillis-Miller, Charles Dickens, El mundo de sus novelas , Harvard, Harvard University Press,, 366  p. ( ISBN  9780674110007 )
  • (en) EA Horsman, Dickens y la estructura de la novela , Dunedin, NZ,
  • (en) RC Churchill, Charles Dickens, De Dickens a Hardy , Baltimore, Maryland, Boris Ford,
  • (en) Earle Davis, The Flint and the Flame: The Artistry of Charles Dickens , Missouri-Columbia, University of Missouri Press,
  • (en) Steven Marcus, Dickens: De Pickwick a Dombey , Londres, Chatto y Windus,
  • (en) KJ Fielding, Charles Dickens, Una introducción crítica , Londres, Longman,
  • (en) Christopher Hibbert, The Making of Charles Dickens , Londres, Longmans Green & Co., Ltd.,
  • (en) Harry Stone, Escritos no recopilados de Charles Dickens de Household Words 1850-1859 , vol.  1 y 2, Indiana, Indiana University Press,, 716  p. ( ISBN  0713901209 y 978-0713901207 )
  • (en) EDH Johnson, Random House Study in Language and Literature Series , Nueva York, Random House,, 251  p. , "Charles Dickens: Introducción a sus novelas"
  • (en) FR & QD Leavis, Dickens the Novelist , Londres, Chatto & Windus,, 371  p. ( ISBN  0701116447 )
  • (en) AE Dyson, The Inimitable Dickens , Londres, Macmillan,, 304  p. ( ISBN  0333063287 )
  • (en) George Leslie Brook, The Language of Dickens , Londres, A. Deutsch,, 269  p.
  • (es) Angus Wilson, El mundo de Charles Dickens , Harmondsworth, Penguin Books,, 312  p. ( ISBN  0140034889 y 9780140034882 ), (fr) traducido por Suzanne Nétillard, París, Gallimard, 1972, 277 p.
  • (en) Philip Collins, Charles Dickens: The Public Readings , Oxford, Clarendon Press,, 486  p.
  • (en) Robert L. Patten, Charles Dickens y sus editores , Oxford, Oxford University Press,, 518  p. ( ISBN  0198120761 y 978-0198120766 )
  • (en) Harry Stone, Dickens y el mundo invisible, Cuentos de hadas, Fantasía y creación de novelas , Bloomington y Londres, Universidad de Indiana. Prensa,, xii + 370  pág.
  • (en) Michael Slater, Dickens and Women , Londres, JM Dent & Sons, Ltd.,( ISBN  0-460-04248-3 ).
  • (en) Anny Sadrin, Ser y tenerlo en las novelas de Charles Dickens , vol.  2, Lille y París, Taller nacional de reproducción de tesis; difusión Didier Érudition,, 800  p.
  • (en) Virginia Woolf y Andrew McNeillie, Los ensayos de Virginia Woolf: 1925-1928 , Londres, Hogarth Press,( ISBN  978-0-7012-0669-7 )
  • (en) Dickens's England: A Traveller's Companion , Londres, BT Batsford, 1986, 200 p.
  • (en) Norman Page, A Dickens Chronology , Boston, GK Hall and Co.,
  • (en) Kathryn Chittick, The Critical Reception of Charles Dickens 1833-1841 , Nueva York, Londres, Garland,, 277  p. ( ISBN  0-8240-5620-5 )
  • (en) Alexander Welsh, The City of Dickens , Cambridge (Mass.) y Londres, Harvard University Press,, 232  p.
  • (en) Alexander Welsh, From Copyright to Copperfield: The Identity of Dickens , Cambridge, Mass., Harvard University Press,, 200  p.
  • (fr) (en) Fred Kaplan, Dickens, Una biografía , William Morrow & Co,, 607  p. ( ISBN  9780688043414 ), (fr) traducido por Éric Diacon, Paris, Fayard, 1990, 519 p.
  • (en) Gilbert Keith Chesterton, The Collected Works of GK Chesterton , San Francisco, Ignatius Press,, 571  p.
  • (en) Beth Herst, The Dickens Hero: Selfhood and Alienation in the Dickens World , Londres, Weidenfeld y Nicolson,, 206  p.
  • (en) Claire Tomalin, La mujer invisible: La historia de Nelly Ternan y Charles Dickens , Nueva York, Knopf,( ISBN  0-14-012136-6 )
  • (fr) (en) Anny Sadrin, Dickens ou Le roman-théâtre , París, Presses Universitaires de France,, 219  p.
  • (en) Natalie McKnight, Idiotas, locos y otros prisioneros en Dickens , Nueva York, St Martin's Press,, 148  p.
  • (es) Peter Ackroyd, Charles Dickens , Londres, Stock,( ISBN  978-0099437093 ) , pág.  1 2 3 4, (fr) traducido por Sylvère Monod, París, Stock, 1993, 1234 p.
  • (es) Malcolm Andrews, Dickens y el niño adulto , Basingstoke, Macmillan,, 214  p.
  • (en) Philip Collins, Dickens y el crimen , Londres, Macmillan,, 371  p.
  • (es) Philip Collins, Charles Dickens, The Critical Heritage , Londres, Routletge,, 664  p.
  • (en) Hilary Schor, Dickens y la hija de la casa , Cambridge, Cambridge University Press,.
  • (en) Juliet John, Villanos de Dickens: melodrama, carácter, cultura popular , Oxford, Oxford University Press,, 258  p.
  • (en) Lynn Pykett, Charles Dickens , Nueva York, Palgrave Macmillan,, 224  p. ( ISBN  0333728033 y 978-0333728031 )
  • (en) John Bowen y Robert Patten, Palgrave Advances in Charles Dickens Studies , Nueva York, Palgrave Macmillan,
  • (en) Lynn Cain, Dickens, familia, autoría: perspectivas psicoanalíticas sobre el parentesco y la creatividad , Burlington, VT, Ashgate

Editorial, coll.  "La serie del siglo XIX",, 228  p. ( ISBN  978-0-7546-6180-1 )

  • (en) Linda Lewis, Dickens, His Parables, and His Readers , Columbia, University of Missouri Press,
  • (en) Fred Kaplan, Charles Dickens: Una vida definida por la escritura , New Haven, Yale University Press,, 696  p.
  • (en) RE Pritchard ed., Dickens's England: Life in Victorian Times , Stroud, Gloucestershire, The History Press,, 284  p.
  • (en) Sally Ledger, Dickens y la imaginación radical popular , Cambridge, Cambridge University Press,.
  • (es) Claire Tomalin, Charles Dickens: una vida , Hardmondsworth, Penguin,, 576  p. ( ISBN  0141036931 y 978-0141036939 )
  • (en) Simon Callow, Charles Dickens y el Gran Teatro del Mundo , Nueva York, Harper Press, 384  p. ( ISBN  0007445318 y 978-0007445318 )
  • Jane Smiley, Charles Dickens , Les Éditions Fides,( leer en línea )
  • (es) Peter Ackroyd , Dickens , Nueva York, Harper Perennials,, 1195  p. ( ISBN  0060922656 y 9780060922658 )
  • (en) Susan M. Rossi-Wilcox, Dinner For Dickens: The Culinary History Of Mrs Charles Dickens 'Menu Books , Blackawton, Totnes, Devon, Prospect Books (Reino Unido),, 368  p. ( ISBN  1903018382 y 978-1903018385 )
  • (es) Gladys Storey, Dickens and Daughter , Londres, Muller,
  • (en) Lillian Nayder, Los otros Dickens: una vida de Catherine Hogarth , Ithaca, NY, Cornell University Press,, 359  p. ( ISBN  978-0-8014-4787-7 )
  • (en) Thomas Wright, La vida de Charles Dickens , Londres, H. Jenkins limited,, 392  p.
  • (fr) Lucien Pothet , Mythe y la tradición popular en la imaginación dickensiana , Paris, Modern Letters, coll.  "Biblioteca Circé" ( n o  1),, 281  p. ( ISBN  2-256-90787-2 , aviso BnF n o  FRBNF34652328 )
  • (fr) Max Vega-Ritter, Dickens y Thackeray, ensayo sobre análisis psicocrítico: de los Pickwick Papers a David Copperfield y de Barry Lyndon a Henry Esmond , Montpellier, Montpellier III,, 548  p.
  • (fr) Janine watrin , De Boulogne a Condette, una historia de amistad: Charles Dickens, Ferdinand Beaucourt-Mutuel , Condette, J. Watrin,, 126  p. (aviso BnF n o  FRBNF35567431 )
  • (fr) Anny Sadrin, Dickens o Le roman-théâtre , París, Presses Universitaires de France,, 219  p. ( ISBN  213044069X y 9782130440697 )
  • (fr) Jean-Pierre Naugrette ed., Zaynab Obayda, Annie Amartin-Serin, Judith Bates, Odile Boucher-Rivalain, et al , Réussir l'quête de litterature, David Copperfield , Paris, Ellipses,
  • (es) Zaynab Obayda, Infancia huérfana y fracaso parental en las novelas de Dickens: el genio estilístico de la escritora comprometida , Nancy, Université Nancy 2,
  • (en) Gayet Razanantsoa, Fara Lalao, La cuestión del sujeto en la ficción de Charles Dickens: Oliver Twist , David Copperfield y Great Expectations ,
  • (fr) Luc Bouvard, Les fils de Dickens: filiación y enfoque en cinco adaptaciones cinematográficas de las novelas de Charles Dickens , Montpellier, Université Paul Valéry Montpellier III,
  • (fr) Marie-Amélie Coste, Ser y aparecer en las novelas de Charles Dickens , París, Atelier national de Reproduction des theses,, 540  p.
  • (fr) Nathalie Vantasse , Charles Dickens entre normas y desviaciones , Aix-en-Provence, Publications de l'Université de Provence, coll.  "Mundos de habla inglesa",, 252  p. ( ISBN  978-2-85399-668-6 , aviso BnF n o  FRBNF41044474 )
  • (fr) Stefan Zweig , Tres maestros: Balzac, Dickens, Dostoïevski , París, Gutenberg,, 208  p. ( ISBN  978-2-35236-020-9 , aviso BnF n o  FRBNF41214390 )
  • (fr) Anne-Gaëlle Fayemi-Wiesebron, El objeto dickensiano, entre la profusión y el vacío: estudio del objeto en David Copperfield , Bleak House and Great Expectations , Rennes, Université Rennes II,, 309  p.

Sociedades científicas dickensianas

En Gran Bretaña y en el mundo anglosajón

  • La beca Dickens , [1]
  • La Sociedad de Dickens , [2]
  • Sociedad de Charles Dickens (Malton) , [3]

En Francia

Sociedad Francesa de Estudios Victorianos y Eduardianos

La "Sociedad de Estudios Victorianos y Eduardianos" se creó en Francia en mayo de 1976 en un congreso de la "Sociedad de Anglicistas en la Educación Superior" (SAES, empresa matriz). Como su nombre lo indica, en parte, está especializado en el estudio del XIX °  siglo, sus escritores y diversos aspectos de la civilización británica durante este período. Como tal, Charles Dickens es una de sus áreas de interés.

Simposios y congresos
  • París III, Villetaneuse, enero de 2004: Exceso.
  • Clermont-Ferrand, enero de 2005: Vieillir / Aging  .
  • Congreso SAES: Versalles, Saint-Quentin, mayo de 2004: Parcours et detours.
  • Toulouse, Le Mirail, mayo de 2005: Texto (s), contexto (s), recuadro (s).
Publicaciones

Centro de Estudios e Investigaciones Victoriana y Eduardiana, Montpellier, Universidad Paul Valéry, University Press de Montpellier III, 2006.

Amigos de Charles Dickens

  • Sede: 29, boulevard Mariette, 62200 Boulogne-sur-Mer.
  • Contacto: Marie-Angèle Dauvin [4]
  • Asunto: conocimiento de las obras de Charles Dickens, el 19 º  siglo Inglés y francés.

Amigos de Charles Dickens de Boulogne-Condette

Asiento
14 avenue de l'Yser, 62360 Condette.
Objeto
Asociación cultural con el objetivo de reunir a los admiradores de Dickens para perpetuar la memoria y discutir sus obras.

Tributos

Apéndices

Notas

  1. Charles, después de su abuelo paterno, John, después de su padre y Huffam, después de su padrino.
  2. Hoy 396 Old Commercial Road, Portsmouth y el Museo del Nacimiento de Dickens.
  3. Chatham y Rochester son vecinos inmediatos, tan cercanos, escribe Michael Allen, que es difícil saber dónde termina uno y comienza el otro.
  4. "Me encontraron en un ático trasero. Me colocaron una cama y ropa de cama en el suelo, y cuando tomé posesión de mi nuevo hogar, pensé que estaba en el paraíso. "
  5. Doctors 'Commons, o Colegio de Civiles  : asociación de abogados especializados en derecho civil en residencia.
  6. La abuela de Dickens ganó £ 8  como institutriz y un maestro de escuela puede esperar alrededor de £ 35  , un vicario de la iglesia £ 30  .
  7. Nombre dado por los nuevos propietarios después de la publicación de la novela.
  8. Canon William Benham (1831-1910), "  Rector de St. Edmund the King, Lombard Street y Canon honorario de Canterbury  ".
  9. Los libros vendidos generalmente llevan un ex-libris que representa a un león sosteniendo una cruz mientras saca la lengua y la mención: "De la biblioteca de CHARLES DICKENS, Gadshill Place, junio de 1870" , como lo evoca Robert Katz  (en) en la revista Dickens Quarterly de (Vol. 6, No. 2, p. 66-68).
  10. El término se debe al filólogo Johann Karl Simon Morgenstern , quien ve en él "la esencia de la novela frente a la historia épica" .
  11. Expresión utilizada por Dickens para caracterizar su relación con Londres.
  12. Dickens obtiene su famoso seudónimo del apodo que se le dio a su hermano menor de Augustus, "Moisés", después de un carácter en el de Oliver Goldsmith El vicario de Wakefield . Pronunciado por la nariz como una broma, el nombre cambió a "Boses", luego acortado a "Boz". El seudónimo se asocia con el adjetivo "inimitable", luego "Boz" desapareció y Dickens siguió siendo "el inimitable" ( The Inimitable ). Originalmente, Boz se pronunciaba [b | o | z], pero hoy es [b | z].
  13. Mugby Junction es una historia corta que incluye The Signalman , The Signal Man , una historia del espectro de un señalero cuya aparición en la entrada de un túnel es el preludio de un desastre ferroviario.
  14. Este título también se le dio a un cuento publicado en 1867 en la edición navideña de All the Year Round ).
  15. Esta sociedad culta ha publicado la revista Dickens Quarterly desde 1970.

Referencias

  1. David Paroissien 2011 , p.  4.
  2. Paul Schlicke 2000 , p.  167.
  3. John O. Jordan 2001 , p.  5.
  4. Les Fragments autobiographique  " (consultado el 4 de marzo de 2013 ) .
  5. John O. Jordan 2001 , p.  3.
  6. Jane Smiley , 2003 , p.  19.
  7. Paul Schlicke 2000 , p.  162.
  8. David Paroissien , 2011 , p.  3.
  9. Para obtener más información sobre los recuerdos de Dickens, consulte el relato de John Forster sobre él en Charles Dickens por John Forster  " (consultado el 30 de enero de 2011 ) .
  10. Ver "  El sueño de una estrella de un niño , Palabras del hogar , 6 de abril de 1850".
  11. Paul Schlicke 2000 , p.  163.
  12. Charles Dickens, Periodismo , 4, p.  140 .
  13. Peter Ackroyd 1993 , p.  76.
  14. John Forster , 2006 , p.  13.
  15. Charles Dickens citado por John Forster  " (consultado el 30 de enero de 2013 ) .
  16. Jane Smiley , 2003 , p.  109.
  17. Una papa Hennessy 1947 , p.  11.
  18. Paseos en Londres  " (consultado el 30 de enero de 2013 ) .
  19. David Paroissien 2011 , p.  5.
  20. Peter Ackroyd 1993 , p.  46.
  21. Angus Wilson , 1972 , p.  53.
  22. Charles Dickens, Las grandes esperanzas , capítulo 27.
  23. Charles Dickens, Extractos autobiográficos , Charles Dickens y la fábrica de Warren  " (consultado el 30 de enero de 2013 ) .
  24. John Forster , 2006 , p.  23.
  25. Traducción de Louis Cazamian , Le roman social en Angleterre, 1830-1850: Dickens, Disraeli, Mrs Gaskell, Kingsley , Paris, H. Didier, 1934, (sin paginación).
  26. Louis Cazamian , Le roman social en Angleterre, 1830-1850: Dickens, Disraeli, Mrs Gaskell, Kingsley , Paris, H. Didier, 1934.
  27. John Forster , 2006 , p.  24.
  28. Louis Cazamian , Le roman social en Angleterre, 1830-1850: Dickens, Disraeli, Mrs Gaskell, Kingsley , Paris, H. Didier, 1934,   Ouvrage de Louis Cazamian   (consultado el 26 de enero de 2013 ) , capítulo IV (paginación ausente).
  29. Charles Dickens y la fábrica de Warren  " (consultado el 30 de enero de 2013 ) .
  30. Citado por John Forster , después de Charles Dickens, "  Nota adicional - diciembre de 1833  ", A Charles Dickens Journal , Journal de Charles Dickens  " (consultado el 27 de enero de 2013 ) .
  31. Angus Wilson , 1972 , p.  58.
  32. David Paroissien 2011 , p.  6.
  33. (en) Michael Allen, Charles Dickens 'Childhood , Londres, Palgrave Macmillan, 148  p. ( ISBN  0312012756 y 978-0312012755 ).
  34. John O. Jordan 2001 , p.  4.
  35. Lynn Cain , 2008 , p.  91.
  36. Angus Wilson , 1972 , p.  61.
  37. John O. Jordan , 2001 , p.  6.
  38. Una papa Hennessy 1947 , p.  18.
  39. Carta de Charles Dickens a Wilkie Collins  " (consultado el 30 de enero de 2013 ) .
  40. David Paroissien , 2011 , p.  6-7.
  41. David Paroissien 2011 , p.  7.
  42. Paul Davis , 1999 , p.  23.
  43. Andrew Sanders, Autores en contexto, Charles Dickens, 2003 .
  44.   Espartaco educativos sobre la relación entre Charles Dickens y María Beadnell   (visitada 2 de febrero de, 2013 ) .
  45. John O. Jordan 2001 , p.  7.
  46. John O. Jordan , 2001 , p.  8.
  47. David Paroissien 2011 , p.  8.
  48. Paul Schlicke 2000 , p.  164.
  49. (en) Dinah Birch, Joven, agradable, alegre, ordenada, bulliciosa, tranquila, Los otros Dickens: Una vida de Catherine Hogarth por Lillian Nayder , vol.  33, n o  3, Londres, London Review of Books, p.  25-28 .
  50. André Maurois 1934 , p.  239-301.
  51. Paul Schlicke 2000 , p.  159.
  52. (en) Dinah Birch, Joven, agradable, alegre, ordenada, bulliciosa, tranquila, Los otros Dickens: Una vida de Catherine Hogarth por Lillian Nayder , vol.  33, n o  3, Londres, London Review of Books, p.  27 .
  53. David Paroissien 2011 , p.  9.
  54. Paul Schlicke 2000 , p.  160.
  55. (en) James Benson y Robert H. Hiscock , Una historia del oro de Gravesend Un paseo histórico de Gravesend y Northfleet , Phillimore, 159  p. ( ISBN  0850332427 ) , pág.  112.
  56. Paul Schlicke 2000 , p.  280.
  57. Paul Schlicke 2000 , p.  281.
  58. "Charles Dickens y Miss Betsey Trotwood" ( Archivo de Internet versión 9 de mayo de 2008 ) , en Dickens House Museum .
  59. Guía para Nicholas Nickleby por Michael J. Cummings  " (consultado el 15 de noviembre de 2011 ) .
  60. Jane Smiley , 2003 , p.  224.
  61. Charles Dickens  " (consultado el 18 de octubre de 2011 ) .
  62. (en) Paul Schlicke, Compañero de Oxford Reader de Dickens , Oxford, Oxford University Press,( ISBN  0-19-866253-X ) , Michael Slater, 'Hogarth, Mary Scott' , pág.  272.
  63. Fred Kaplan 1988 , p.  92.
  64. Charles Dickens, Carta a Richard Jones , 31 de mayo de 1837.
  65. Robert Gottlieb,   ¿Quién fue Charles Dickens  » , En The New York Review of Books ,(consultado el 12 de noviembre de 2011 ) .
  66. Peter Ackroyd 1993 , p.  346.
  67. Philip V. Allingham, Mary Scott Hogarth, 1820-1837: La querida cuñada e inspiración de Dickens  " , en Victorian Web (consultado el 13 de noviembre de 2011 ) .
  68. Dickens enamorado  " (consultado el 7 de noviembre de 2011 ) .
  69. Michael Slater 1983 , p.  111.
  70. Peter Ackroyd 1993 , p.  346 y Michael Slater 1983 , pág.  101.
  71. John O. Jordan , 2001 , p.  9.
  72. Susan M. Rossi-Wilcox , 2005 , p.  376.
  73. WC Desmond Pacey, Literatura americana , vol. 16, n o  4, Duke University Press, enero de 1945, p.  332-339 .
  74. Gladys Storey , 1939 , pág.  67.
  75. Paul Schlicke 2000 , p.  276.
  76. George Washington Putnam (1812-1896), "  Cuenta de la visita estadounidense de 1842: cuatro meses con Charles Dickens  ", Atlantic Monthly , octubre de 1870.
  77. Charles Dickens por Camille Le Rocher  " (consultado el 12 de noviembre de 2011 ) .
  78. The Canadian , 30 de mayo de 1842, p.  2 .
  79. John Forster , 1872-1874 , p.  No incluido en listado.
  80. (en) Martin Chuzzlewit , Ware, Wordsworth Edition Limited de Charles Dickens( ISBN  1-85326-205-6 ) , XVII y 814, introducción y notas de John Bowen, pág.  I - XVII .
  81. (en) Dickens in Rome  " (consultado el 16 de diciembre de 2011 ) .
  82. Frederick Mullet Evans, Cartas , Bradbury y Evans , p.  236 .
  83. Carta de Dickens a John Forster  " (consultado el 2 de noviembre de 2011 ) .
  84. Charles Dickens, Carta a Wilkie Collins, 13 de abril de 1856.
  85. (en) Jack Malvern , El ruin plan de Dickens para su esposa  " , The Times ,( ISSN  0140-0460 , leído en línea , consultado el 3 de marzo de 2019 ).
  86. (in) Dickens' Dream de Robert W. Buss  " (consultado el 16 de diciembre de 2011 ) .
  87. John Forster, The Life of Charles Dickens , Londres, Chapman y Hall, 3 volúmenes, 1872-1874, nueva edición con notas e índice de AJ Hoppé, Londres, Dent, 1966, libro II, capítulo 1.
  88. John Forster, The Life of Charles Dickens , Londres, Chapman y Hall, 3 volúmenes, 1872-1874, nueva edición con notas e índice de AJ Hoppé, Londres, Dent, 1966, libro II, capítulo 10.
  89. Paul Schlicke 2000 , p.  166.
  90. David Paroissien 2011 , p.  10.
  91. (en) Charles Dickens, The Pilgrim Edition of the Letters of Charles Dickens , Libro II, p.  225.
  92. Charles Dickens (Cartas) 1965-2002 , p.  III, 576.
  93. David Paroissien , 2011 , p.  10-11.
  94. David Paroissien 2011 , p.  11.
  95. Paul Davis 1999 , p.  98.
  96. Paul Schlicke 2000 , p.  277.
  97. Lillian Nayder , 2010 , p.  204.
  98. Lillian Nayder , 2010 , p.  198.
  99. Lillian Nayder , 2010 , p.  199.
  100. Charles Dickens, Historia de un niño de Inglaterra , ed. David Starkey, Icon Books, Harper Collins Publishers, 2006 ( ISBN  0-06-135195-4 ) .
  101. Edgar Johnson, Charles Dickens: Su tragedia y triunfo , 1952, p.  785-786 .
  102. Charles Dickens (Cartas) 1965-2002 , p.  3 de mayo de 1860.
  103. George Bernard Shaw sobre Dickens , introducción, p.  XVI .
  104. Revisión del libro de Lilian Nayder sobre Catherine Dickens  " (consultado el 10 de noviembre de 2011 ) .
  105. (en) Las relaciones de Dickens  " (consultado el 16 de diciembre de 2011 ) .
  106. (en) Maria Beadneel and Charles Dickens  " (consultado el 16 de diciembre de 2011 ) .
  107. Maria Beadnell y Dickens  " (consultado el 24 de noviembre de 2011 ) .
  108. Lillian Nayder , 2010 , p.  236.
  109. Catherine Hogarth Dickens  " (consultado el 2 de noviembre de 2011 ) .
  110. Paul Schlicke 2000 , p.  281-282.
  111. Tavistock House  " , en British History on Line (consultado el 22 de octubre de 2011 ) .
  112. Paul Schlicke 2000 , p.  276-277.
  113. Paul Schlicke 2000 , p.  161.
  114. Página de David Perdue: Página de Dickens  " (consultado el 11 de noviembre de 2011 ) .
  115. Robert Giddings, Dickens y el gran innombrable , Birkbeck College, Universidad de Londres, 20 de marzo de 2004, Coloquio de Dickens y sexo , Instituto de estudios ingleses de la Universidad de Londres.
  116. Gad's Hill Place  " (consultado el 8 de noviembre de 2011 ) .
  117. (en) Dinah Birch ( trad.  Barnabé of Albes), Los otros Dickens, Una vida de Catherine Hogarth por Lillian Nayder , vol.  33 No. 3, Londres, London Review of Books,, p.  25-28.
  118. David Paroissien 2011 , p.  15.
  119. John O. Jordan , 2001 , p.  10.
  120. David Paroissien 2011 , p.  12.
  121. David Paroissien 2011 , p.  13.
  122. John Glavin, Dickens en pantalla , Londres, Cambridge University Press, 2003.
  123. Michael Slater, Charles Dickens , Yale University Press, 2009, p.  169, 269 .
  124. Nina Auerbach, La mujer y el demonio: la vida de un mito victoriano , Harvard University Press, 1982, p.  181 .
  125. Jenny Hartley, Charles Dickens y la Casa de Mujeres Caídas , Universidad de Michigan, 2010.
  126. Urania Cottage  " (consultado el 6 de febrero de 2013 ) .
  127. La página de David Perdue  " (consultado el 6 de febrero de 2013 ) .
  128. La página de David Perdue  " (consultado el 6 de febrero de 2013 ) .
  129. David Paroissien 2011 , p.  14.
  130. Charles Dickens, Discursos , p.  389 .
  131. Household Words , 28 de mayo de 1859, Pilgrim, 9, p.  965-966 .
  132. Paul Schlicke 2000 , p.  599.
  133. Charles Dickens, Carta al Excmo. Sra. Watson, 7 de diciembre de 1857, (en) "Ellen Lawless Ternan" (versión del 6 de mayo de 2007 en Internet Archive ) .
  134. (en) Discovering Dickens, A Tale of Two Cities  " (consultado el 9 de diciembre de 2011 ) .
  135. (en) The Frozen Deep and A Tale of Two Cities  " (consultado el 30 de noviembre de 2011 ) .
  136. El matrimonio de Charles y Catherine Dickens  " (consultado el 21 de noviembre de 2011 ) .
  137. Carta de Charles Dickens a Buckstone, 13 de octubre de 1857.
  138. Paul Schlicke 2000 , p.  566.
  139. Ellen Lawless Ternan  " (visitada 11 de noviembre 2011 ) .
  140. (en) OS Nock, Desastres ferroviarios históricos , Londres Ian Allan Ltd.,( ISBN  0 7110 0109 X ) , pág.  15-19.
  141. (en) Peter R. Lewis, The Dickensian, 104 (476) ,, "Dickens y el accidente ferroviario de Staplehurst" , pág.  197.
  142. David Paroissien , 2011 , p.  205, capítulo escrito por Trey Philpotts.
  143. Informe de la reacción de Dickens (en) Dickens in Staplehurst  " (consultado el 26 de noviembre de 2011 ) y (en) Peter R. Lewis, The Dickensian, n .  104 (476) , Londres,, "Dickens y el accidente ferroviario de Staplehurst" , pág.  197.
  144. (en) El accidente en el ferrocarril de Staplehurst  " (consultado el 5 de diciembre de 2011 ) .
  145. Página de David Perdue: Dickens y Ellen Ternan  " (consultado el 7 de febrero de 2013 ) .
  146. Ellen Ternan Robinson  " (consultado el 7 de febrero de 2013 ) .
  147. Michael Slater 1983 , p.  423.
  148. Claire Tomalin 1991 , p.  135-141 y 147-148.
  149. Ellen Lawless Ternan  " (consultado el 7 de febrero de 2013 ) .
  150. Peter Ackroyd 1993 , p.  833.
  151. E. DH Johnson, Charles Dickens: Introducción a sus novelas , Capítulo I: "  Carrera profesional de Dickens  ", Londres, Random House, 1969, p.  26-27 .
  152. Dickens en el amor  " (visitada 7 de noviembre de, 2011 ) .
  153. Carrera profesional de Dickens  " (consultado el 15 de noviembre de 2011 ) .
  154. Charles Dickens, Carta al Excmo. Señora. Watson , 7 de diciembre de 1857, The Letters of Charles Dickens, editado por su cuñada y su hija mayor (Mamie Dickens y Georgina Hogarth) en dos volúmenes , volumen I, 1833 a 1856, Londres, Chapman and Hall, 1880 .
  155. Claire Tomalin 1991 , p.  135-141.
  156. Michael Slater 1983 , p.  378.
  157. Andrew Gasson, Wilkie Collins y Charles Dickens  " (consultado el 15 de noviembre de 2011 ) .
  158. Claire Tomalin 1991 , p.  271-273.
  159. Dickens en Francia  " (consultado el 30 de noviembre de 2011 ) .
  160. Robert Gottlieb,   ¿Quién era Charles Dickens  » , En The New York Review of Books ,(consultado el 21 de noviembre de 2011 ) .
  161. Michael Slater 1983 , p.  423, nota 27.
  162. Claire Tomalin 1991 , p.  135-41 y 147-8.
  163. Gladys Storey , 1939 , pág.  94.
  164. Paul Schlicke 2000 , p.  567.
  165. Peter Ackroyd 1993 , p.  480.
  166. Paul Schlicke 2000 , p.  56.
  167. EDH Johnson , 1969 , p.  251.
  168. Thomas Wright , 1935 , p.  67.
  169. Lloyd Shearer, El amor secreto de Charles Dickens , The Palm Beach Post , 22 de mayo de 1970, p.  6-8 , (en)   Los amores secretos de Charles Dickens   (consultado el 8 de diciembre de 2011 ) .
  170. Sra. Wright, Notes and Queries , CLXXX, 111, 14 de agosto de 1943.
  171. Robert Gotlieb, "  Who was Charles Dickens  ", The New York Review of Books , 10 de junio de 2010, (en) Report of Robert Gotlieb read  " (consultado el 3 de enero de 2012 ) .
  172. Stefan Dickers, Ternan Family Papers , (MS 915), © Senate House Library, Universidad de Londres, abril de 2005, p.  2-4 .
  173. Thomas Wright , 1935 , p.  383.
  174. Philip Collins, ed., Dickens, The Critical Heritage , Londres, Routledge y Kegan Paul, 1971, p.  XVII .
  175. George Dolby, Charles Dickens como lo conocí: La historia de los viajes de lectura en Gran Bretaña y Estados Unidos, 1866-1870 , Londres, Everett, 1912, p.  451 .
  176. Dickens  ' lecturas públicas " (visitada 7 de febrero de, 2013 ) .
  177. Matt Shinn, The Guardian , sábado 31 de enero de 2004.
  178. Charles Dickens (Cartas) 1965-2002 , p.  VIII, 640-660.
  179. Charles Dickens (Cartas) 1965-2002 , p.  VIII, 643.
  180. David Paroissien , 2011 , p.  15-16.
  181. David Paroissien , 2011 , p.  dieciséis.
  182. (en) La Torre XVI Staplehurst Roman bloqueada: Charles Dickens; Ellen Ternan; Frances Ternan   , en charlesdickenstarot.com (consultado el 2 de diciembre de 2018 ) .
  183. Paul Davis , 1999 , p.  291.
  184. Paul Davis , 1999 , p.  251.
  185. Edmund Wilson , 1941 , p.  XXX.
  186. Paul Davis , 1999 , p.  254.
  187. (en) La muerte de Dickens  " (visitada 25 de de enero de 2012 ) .
  188. Arthur A. Adrian , 1971 , p.  136.
  189. John Forster , 1872-1874 , p.  XXX.
  190. (en) La misteriosa muerte de Charles Dickens  " (consultado el 22 de julio de 2012 ) .
  191. (en) El supuesto de Peckham  " (visitada 18 de julio 2012 ) .
  192. Claire Tomalin 1991 , p.  271-283.
  193. The Peckham Hypothesis  " (consultado el 7 de febrero de 2013 ) .
  194. John Forster 1872-1874 , cap.  12 , pág.  3.
  195. Paul Schlicke 2000 , p.  169.
  196. Edgar Allan Poe. Copia personal de Dickens de las obras poéticas de Poe   , en sothebys.com
  197. (en) Henry Sotheran (Firma) , Catálogo de la biblioteca de Charles Dickens, Comprensión de toda su biblioteca como existente en su fallecimiento 1878.
  198. (en) John Harrison Stonehouse , Catálogo de la biblioteca de Charles Dickens de Gadshill , Piccadilly Fountain Press, 1935.
    Este catálogo se imprimió en 275 ejemplares (incluidos 25 no comerciales).
  199. David Paroissien , 2011 , p.  159.
  200. David Paroissien , 2011 , p.  160.
  201. Myron Magnet, Dickens y el orden social , Wilmington DI, ISI Books, 2004.
  202. David Paroissien , 2011 , p.  164.
  203. David Paroissien , 2011 , p.  165.
  204. David Paroissien 2011 , p.  166.
  205. Charles Dickens, Cartas, Libro I, p.  483-484 .
  206. Charles Dickens, Cartas, carta al Morning Chronicle , 20 de octubre de 1842.
  207. David Paroissien 2011 , p.  168.
  208. Página de David Perdue: personajes  " (consultado el 13 de febrero de 2013 ) .
  209. Historia de la escuela desigual de Field Lane  " (consultado el 13 de febrero de 2013 ) .
  210. Charles Dickens y las escuelas andrajosas  " (consultado el 13 de febrero de 2013 ) .
  211. Michael Slater, Charles Dickens, The Christmas Books , Nueva York, Penguin 1971, p.  XIV .
  212. Charles Dickens, Discurso , p.  129 .
  213. Charles Dickens, Cartas , Carta a Henry Austin, Libro VI, Capítulo 47.
  214. Oliver Twist , Capítulo 50  " (consultado el 14 de febrero de 2013 ) .
  215. Charles Dickens, Discurso , p.  104 .
  216. El paraíso de Tooting  " (consultado el 13 de febrero de 2013 ) .
  217. Charles Dickens, Periodismo 3 , p.  147-156 .
  218. Charles Dickens, El amigo común , Libro I, Capítulo 11.
  219. Charles Dickens, Periodismo 3 , p.  228 .
  220. Charles Dickens, Discurso , p.  407 .
  221. Asa Briggs, Victorian People , Harmondsworth, Penguin, 1955, p.  85 .
  222. Theodore K Hoppen, La generación de mediados de la época victoriana, 1846-1886 , Oxford, Oxford University Press, 1998, p.  110-112 .
  223. David Paroissien , 2011 , p.  170.
  224. David Paroissien 2011 , p.  172.
  225. Charles Dickens, La Maison d'Âpre-Vent , capítulo 30.
  226. David Paroissien , 2011 , p.  172-173.
  227. David Paroissien , 2011 , p.  173.
  228. Bajo la dirección de Jean-Clément Martin, Diccionario de la Contrarrevolución , Joël Félix, Dickens, Charles, París, ed. Perrin, 2011, 551 páginas, pág.  222 .
  229. Bajo la dirección de Jean-Clément Martin, Diccionario de la Contrarrevolución , Joël Félix, Dickens, Charles, París, ed. Perrin, 2011, 551 páginas, pág.  223 .
  230. Robert Ferrieux, Charkes Dickens, un univers en soi , Perpignan, Press UTL, 2012, p.  26 .
  231. Paul Schlicke 2000 , p.  527.
  232. Paul Schlicke 2000 , p.  531.
  233. Paul Schlicke 2000 , p.  528.
  234. Paul Schlicke 2000 , p.  529.
  235. Paul Schlicke 2000 , p.  530.
  236. (De) Significado de la palabra Bildungsroman  " (consultado el 25 de agosto de 2012 ) .
  237. Géneros de grandes expectativas  " (consultado el 25 de agosto de 2012 ) .
  238. Charles Dickens y la tradición de la novela picaresca británica  " (consultado el 12 de febrero de 2013 ) .
  239. Monika Fludernik, David Paroissien 2011 , p.  68.
  240. Charles Dickens, David Copperfield , Libro I, Capítulo 4.
  241. David Paroissien , 2011 , p.  68.
  242. David Paroissien , 2011 , p.  71.
  243. David Paroissien , 2011 , p.  69.
  244. David Paroissien , 2011 , p.  70.
  245. David Paroissien , 2011 , p.  73.
  246. Charles Dickens, Esquisses de Boz , 100, p.  1 .
  247. David Paroissien , 2011 , p.  106-107.
  248. David Paroissien , 2011 , p.  457.
  249. Paul Davis 2007 , p.  134-135.
  250. (en) Tipos de Grandes esperanzas  " (acceso 25 de de agosto de 2012 ) .
  251. David Paroissien 2011 , p.  85.
  252. (en) Keith Hollingsworth, The Newgate Novel, 1830-1847, Bulwer, Ainsworth, Dickens & Thackeray , Detroit, Wayne State University Press,.
  253. (en) The character of Jaggers  ' (consultado el 26 de agosto de 2012 ) .
  254. Paul Davis 2007 , p.  134.
  255. David Paroissien 2011 , p.  82.
  256. Victor Sage, Ficción de terror en la tradición protestante , Basingstoke, Macmilan, 1988, p.  8 .
  257. David Paroissien , 2011 , p.  83.
  258. Charles Dickens, Barnaby Rudge , Capítulo 17.
  259. John Bowen, Barnaby Rudge , introducción, Londres, Penguin, 2003.
  260. Michael Hollington, "  de Boz gótica Gárgolas " Dickens trimestral , n o  16, p.  160-176 .
  261. David Paroissien , 2011 , p.  87.
  262. David Paroissien , 2011 , p.  92.
  263. David Paroissien , 2011 , p.  93.
  264. David Paroissien , 2011 , p.  154.
  265. Charles Dickens, The Pickwick Papers , Harmondsworth, Penguin Classics, 1984, [ ( ISBN  0-14-007435-X ) )], con una introducción de Robert L. Patten, p. XI-XXX, publicado por primera vez en 1972, pág.  599 .
  266. David Paroissien , 2011 , p.  155.
  267. Charles Dickens, The Pickwick Papers , Harmondsworth, Penguin Classics, 1984, [ ( ISBN  0-14-007435-X ) )], con una introducción de Robert L. Patten, p. XI-XXX, publicado por primera vez en 1972, pág.  315 .
  268. Alison Adburgham, Silver Fork Society: Fashionable Life and Literature from 1814 to 1840 , London, Constable, 1983.
  269. Richard Cronin, Romantic Victorians: English Literature, 1824-1840 , Londres, Macmillan, 2002, capítulo 4, ( ISBN  0-333-96616-3 ) .
  270. (en) La gran esperanza como novela anti Silver Fork  " (consultado el 25 de agosto de 2012 ) .
  271. (en) Tipos de grandes expectativas  " (consultado el 25 de agosto de 2012 ) .
  272. (en) elementos históricos en Great Expectations  " en Victorian Web (consultado el 25 de agosto de 2012 ) .
  273. Robert Ferrieux, Charles Dickens, un univers en soi , Perpignan, Prensas UTL, 2012, II, p.  9 .
  274. John O. Jordan , 2001 , p.  91-135.
  275. (en) William Makepeace Thackeray, El libro de los snobs , Punch Office, 180  p. ( leer en línea ), ilustrado por el autor, capítulo = II.
  276. John O. Jordan , 2001 , p.  92.
  277. William Wordsworth, "  Oda a la inmortalidad  " , Baladas líricas , 1798.
  278. John O. Jordan 2001 , p.  93.
  279. David Grylls, Guardianes y ángulos , Londres, Faber y Faber, 1978, p.  24 .
  280. John O. Jordan , 2001 , p.  93-94.
  281. Andew Malcom, Dickens y el niño adulto , Iowa City, University of Iowa Press, 1994, p.  57-70 .
  282. John O. Jordan 2001 , p.  95.
  283. Philip Collins, ed., The Critical Heritage , Londres, Routledge y Barnes and Noble, 1971, p.  470-471 .
  284. John O. Jordan , 2001 , p.  98.
  285. John O. Jordan , 2001 , p.  99-100.
  286. John O. Jordan , 2001 , p.  100.
  287. Robert Ferrieux, Literatura autobiográfica en Inglaterra e Irlanda , París, Elipses, 2001, p.  117-118 .
  288. John O. Jordan , 2001 , p.  101.
  289. (en) James Henry Leigh Hunt  " (consultado el 3 de marzo de 2013 ) .
  290. Malcom Andrews, Dickens y el niño adulto , Iowa City, University of Iowa Press, 1994, p.  57-70 y 193-198 .
  291. Murray Baumgarten, John O. Jordan 2001 , p.  107-108.
  292. John Forster , 1872-1874 , p.  Yo, 1.
  293. John Forster , 1872-1874 , p.  IV, 5.
  294. John O. Jordan , 2001 , p.  111.
  295. Murray Baumgarten, "  Ferrocarril / Lectura / hora, Dombey e hijo y el mundo industrial  ", de Dickens estudios anuales , n o  19, Nueva York, AMS Press, 1990, p.  65-67 .
  296. John O. Jordan 2001 , p.  112.
  297. Philip Collins, "  Dickens y la ciudad  " , Visiones de la ciudad moderna , ed. William Sharpe, Centro Heyman de Humanidades, 1983, pág.  101-102 .
  298. John O. Jordan , 2001 , p.  114.
  299. John O. Jordan , 2001 , p.  113.
  300. Philippe Lançon , "  Charles Dickens, man of London  ", Liberation , Paris,( leer en línea , consultado el 4 de febrero de 2019 ).
  301. Alain, Reading Dickens , París, Gallimard, NRF, 1945, p.  9 .
  302. George Newlin, Todos en Dickens, una taxonomía , volumen III, "  Características y comentarios, tablas y tabulaciones  ", Westport, Connecticut, Greenwood Press, 1995, p.  285 .
  303. Catherine Waters, John O. Jordan , 2001 , p.  120.
  304. John Forster , 1872-1874 , p.  5, 1.
  305. Margaret Oliphant, Charles Dickens , Critical Heritage , Londres, Collins, p.  559 .
  306. JWT Ley, "  El Apóstol de la Navidad  " The Dickensian , n .  2, 1906, p.  324 .
  307. John O. Jordan , 2001 , p.  120.
  308. John O. Jordan , 2001 , p.  122-123.
  309. John O. Jordan , 2001 , p.  123.
  310. John O. Jordan , 2001 , p.  129-130.
  311. Sylvère Monod , 1953 , p.  77.
  312. Anne Humpherys, "  El secreto de Louisa Gradgrind: matrimonio y divorcio en tiempos difíciles", Dickens Studies Annual , n. °  25, p.  177-196 .
  313. John D. Baird, El divorcio y las causas matrimoniales , una apariencia de Hard Times (Estudios de Victoria, Vol. 20, n o  4)  " ,(consultado el 29 de octubre de 2012 ) .
  314. Eliza Lynn Linton, One of Our Legal Fictions , Household Words , 29 de abril de 1854.
  315. Nancy Fix Anderson, Eliza Lynn Linton, Dickens y la cuestión de la mujer (Victorian periódicos revisión vol. 22, n o  4)  " en JSTOR ,(consultado el 29 de octubre de 2012 ) .
  316. Tony Tanner, Adulterio y novela, contrato y transgresión , Baltimore, The Johns Hopkins University Press, 1979, p.  15 .
  317. David Paroissien , 2011 , p.  398.
  318. John O. Jordan , 2001 , p.  133.
  319. David Paroissien , 2011 , p.  197.
  320. Henry Suhamy, Grandes esperanzas , Cours d'Agrégation, Vanves, CNED, 1971, p.  8 .
  321. Henry Suhamy, Grandes esperanzas , Cours d'Agrégation, Vanves, CNED, 1971, p.  10 .
  322. Henry Suhamy, Grandes esperanzas , Cours d'Agrégation, Vanves, CNED, 1971, p.  12 .
  323. John Hillis-Miller , 1958 , p.  269-270.
  324. GN Ray, Thackeray, Los usos de la adversidad , 1811-1846, Nuevo. York, McGraw Hill, 1955, xv + 537 páginas.
  325. John Hillis-Miller , 1958 , p.  270.
  326. Henry Suhamy, Grandes esperanzas , Cours d'agrégation, Vanves, CNED, 1971, p.  14 .
  327. (en) Lord David Cecil, Primeros novelistas victorianos: Ensayos de revalorización , Londres, Bobbs-Merrill,, 342  p.
  328. Robert Ferrieux, Charles Dickens, un univers en soi , Perpignan, Press UTL, 2012, p.  24 .
  329. Gilbert Keith Chesterton , 1911 , p.  351.
  330. Humphry House , 1941 , p.  203.
  331. Robin Gilmour 1981 , p.  125.
  332. Robert Ferrieux, Charles Dickens, un univers en soi , Perpignan, Press UTL, 2012, p.  10-11 .
  333. (in) Symbolime of Great Expectations  " (consultado el 31 de agosto de 2012 ) .
  334. Robert Ferrieux, Charles Dickens, un univers en soi , Perpignan, Press UTL, 2012, p.  21 .
  335. Virginia Woolf, David Copperfield , citado por (en) Stephen Wall, Charles Dickens: A Critical Anthology , Harmondsworth, Penguin,, p.  275-276 .
  336. Nathalie Jaëck, Charles Dickens: escribir como poder, escribir como resistencia , París, Ophrys, 192 páginas, 2008, presentación.
  337. David Paroissien , 2011 , p.  126.
  338. David Paroissien 2011 , p.  127.
  339. David Paroissien , 2011 , p.  127-128.
  340. Stanley Gerson,   Sonido y símbolo en el diálogo de las obras de Charles Dickens  , Estudios de Estocolmo en inglés , volumen 19, Estocolmo, Almquist y Wiksell, 1967.
  341. Manasori Miyata, tipos de desviación lingüística en Oliver Twist  " (consultado el 25 de febrero de 2013 ) .
  342. David Paroissien , 2011 , p.  129.
  343. David Paroissien , 2011 , p.  130-131.
  344. Mowbray Morris, "  Charles Dickens  ", Philip Collins, ed., The Critical Heritage , Londres, Routledge y Kegan Paul, 1971, p.  607 .
  345. Philip Collins, ed., The Critical Heritage , Londres, Routledge y Kegan Paul, 1971, p.  197 .
  346. George Orwell, mil novecientos ochenta y cuatro , 1949.
  347. David Paroissien , 2011 , p.  133-134.
  348. Valerie L. Garger, Shakespeare y Dickens: El dinamismo de la influencia , Cambridge, Cambridge UNiversity Press, 1996, p.  10 .
  349. David Paroissien , 2011 , p.  134-135.
  350. Gálatas 6, 7.
  351. David Paroissien , 2011 , p.  136.
  352. David Paroissien , 2011 , p.  136-137.
  353. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  IX .
  354. Mark , I, 25-23.
  355. Mateo , 17, 14-21.
  356. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  145 .
  357. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  X .
  358. Génesis , 4, 13-14.
  359. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  153 .
  360. Charles Dickens Chronology  " (consultado el 27 de febrero de 2013 ) .
  361. David Paroissien , 2011 , p.  137.
  362. David Paroissien , 2011 , p.  139-140.
  363. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  143 .
  364. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  113 .
  365. Macbeth , II, 3, 54-56.
  366. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  86-87 .
  367. (en) Macbeth, 11, 2  " (consultado el 9 de enero de 2012 ) .
  368. Macbeth , II, 2, 57-60.
  369. Macbeth , V, 1, 50-51.
  370. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  XI .
  371. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  92 .
  372. Macbeth , III, 4, 47.
  373. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  226 .
  374. Macbeth , I, 7, 1-2.
  375. Peter Preston, "Introducción", Charles Dickens, El misterio de Edwin Drood y otras historias , Ware, Hertfordshire, Wordsworth Editions Limited, 2005, p.  XI-XII .
  376. Philip Alligham, Estilo y género en las obras de Charles Dickens  " (consultado el 28 de febrero de 2013 ) .
  377. (in) eirôneia  " (consultado el 17 de julio de 2012 ) .
  378. (en) John L. Drew, Dickens el periodista , Londres, Palgrave Macmillan,( ISBN  9780333987735 ) , pág.  255.
  379. Gérard Genette, Figuras III , París, Seuil, coll.  "Poético",.
  380. Gérard Genette , Figuras III , París, Seuil, Poétique, 1972.
  381. (en) Style in The Pickwick Papers  " (consultado el 21 de febrero de 2012 ) .
  382. Charles Dickens ( traducido como  Alfred Stanislas Langlois des Essarts (editado por Paul Lorain)), Vida y aventuras de Martin Chuzzlewit , París, Hachette,, volumen II, capítulo 41.
  383. David Paroissien , 2011 , p.  372.
  384. Angus Wilson , 1972 , p.  214.
  385. David Paroissien 2011 , p.  373.
  386. Graham Greene, La infancia perdida y otros ensayos , Londres, Eyre y Spottiswode, 1951, p.  53 .
  387. (en) Philip V.Allingham, Una descripción general de la novela picaresca de Dickens, Martin Chuzzlewit , Thunder Bay, Ontario, Lakehead University, p.  1.
  388. George Gissing , Charles Dickens  " ,(consultado el 30 de julio de 2011 ) .
  389. Charles Dickens, Martin Chuzzlewit , ed. por John Bowen, 1997, pág.  XI .
  390. Charles Dickens, Martin Chuzzlewit , ed. por John Bowen, 1997, pág.  IX .
  391. Gilbert Keith Chesterton , 1911 , p.  XXX, capítulo X.
  392. Michael Hollington en Odile Boucher-Rivalain, romance y poesía en la Inglaterra del XIX °  siglo , París, elipses, 1997, p.  37 .
  393. Andrew Sanders, Introducción a The Old Curiosity Shop , 1996, p.  406 .
  394. Sylvère Monod, Charles Dickens , París, Pierre Seghers editor, 1958, p.  77 .
  395. (en) Charlotte M. Yonge, "Prólogo", Friedrich of the Motte Fouque, Undine , 2009, (en) Undine online  " (consultado el 31 de agosto de 2011 ) .
  396. John O. Jordan , 2001 , p.  145.
  397. John O. Jordan , 2001 , p.  146.
  398. David Paroissien , 2011 , p.  40.
  399. Charles Dickens, Martin Chuzzlewit , ed. por Kenneth Hayens, Londres y Glasgow, Collins, Verona impreso, 1953, p.  24-25 .
  400. (en) Owen Barfield, Dicción poética, Un estudio sobre el significado , Londres, Faber y Faber,, reimpreso por Wesleyan University Press, 1984, ( ISBN  081956026X ) .
  401. Dicción poética  " (consultado el 25 de julio de 2011 ) .
  402. El castillo de la indolencia  " (consultado el 24 de julio de 2011 ) .
  403. Charles Dickens, Martin Chuzzlewit , ed. por Kenneth Hayens, Londres y Glasgow, Collins, Verona impreso, 1953, p.  26-27 .
  404. Charles Dickens, Grandes esperanzas , 1996, p.  313 .
  405. Henri Suhamy, Grandes esperanzas , Cours d'Agrégation, Vanves, CNED, 1971, capítulo "Romanticismo", p.  4 .
  406. (en) Henri Talon, El Proyecto Dickens, Dickens estudios anuales , vol.  3, Santa Cruz, Universidad de California Santa Cruz, , "Espacio, tiempo y memoria en grandes esperanzas  ".
  407. (fr) Mikel Dufrenne, Fenomenología de la experiencia estética , vol.  2, París, Presses Universitaires de France,, p.  268.
  408. Henri Bergson, Le Rire. Ensayo sobre el significado del cómic , Paris, Payot, coll.  "Petite Bibliothèque Payot" ( n o  833),, 201  p. ( ISBN  978-2-228-90714-9 ).
  409. Paul Schlicke, "  Charles Dickens  " Cambridge Bibliografía de la literatura Inglés , 3 ª edición, Cambridge: Cambridge University Press, 1999.
  410. Desde la fecha de la 1 st publicación francesa en 1837 hasta el 2006 el título en Francia ha sido casi siempre: Las aventuras de Mr. Pickwick (ver instrucciones del catálogo de la Biblioteca Nacional de Francia).
  411. GM Miller, Diccionario de pronunciación de nombres británicos de la BBC , Oxford, Oxford University Press, 1971, p.  19 .
  412. Texto disponible en Mugby Junction  " (consultado el 25 de enero de 2013 ) .
  413. Philip Allingham en la web victoriana  " (consultado el 14 de marzo de 2013 ) .
  414. ¡Oliver! ganó el Oscar a la mejor película en la 41 ª Premios de la Academia .
  415. (en) Información sobre producciones de la BBC (consultado el 29 de julio de 2012 ) .
  416. (en) Edwin Drood at the BBC  " (consultado el 20 de diciembre de 2011 ) .
  417. (en) BBC 2, The Mystery of Edwin Drood , 2 th episodio  " (consultado el 12 de febrero de 2012 ) .
  418. Dan Simmons, Drood , traducido del inglés por Odile Demange, 2011, 876 p.
  419. Hubert Prolongeau, "" Drood ", de Dan Simmons: la caza del" Drood "", París, Le Monde des livres , 22 de septiembre de 2011.
  420. Sylvère Monod, "Los primeros traductores franceses Dickens, en el Romanticismo , 1999 N o  106. Traducir el XIX °  siglo, p.  126 , texto completo .
  421. Sylvère Monod, "Los primeros traductores franceses Dickens" Romanticismo , 1999 N o  106. Traducir el XIX °  siglo, p.  119-128 .
  422. Catálogos de las obras de Charles Dickens en la colección La Pléiade  " (consultado el 20 de enero de 2013 ) .
  423. Sociedad francesa de estudios victorianos y eduardianos  " (consultado el 16 de marzo de 2013 ) .
  424. (en) Fred G. Alberts (editor), Nombres geográficos de la Antártida ,, p.  188.
  425. (in) SCAR Composite Gazetteer of Antarctica  " (consultado el 19 de diciembre de 2018 ) .

Artículos relacionados

Familia y relaciones

Ilustradores

Editores

Colegas

enlaces externos

Textos
La versión del 12 de abril de 2013 de este artículo ha sido reconocida como "  artículo de calidad  ", lo que significa que cumple con criterios de calidad en cuanto a estilo, claridad, relevancia, citación de fuentes e ilustración.

Hasta este momento esta es toda la información que hemos logrado compilar sobre Charles Dickens, confiamos en que te sirva. Si la respuesta es afirmativa, por favor, no descartes promovernos entre tus allegados y familiares, y recuerda que esta web estará a tu disposición en el momento que lo consideres necesario. Si a pesar de todo, sientes que aquello que proporcionamos acerca de Charles Dickens no es del todo correcto o es necesario agregar información o corregir, nos resultaría una valiosísima aportación que nos lo hagas saber. Ofrecer la más significativa información sobre Charles Dickens y relativo a cualquier otro tema es donde radica el fundamento de esta web; nos incentiva el mismo objetivo que eventualmente movió a quienes fueron los organizadores de la formulación de la Enciclopedia, y ese es el motivo por el cual lo que deseamos es que lo que has encontrado en esta Gran Enciclopedia en relación con Charles Dickens lo hayas podido utilizar para acrecentar todo aquello que ya sabías.

Opiniones de nuestros usuarios

Ana Isabel Arroyo Lopez

Correcto. Ofrece la información necesaria sobre Charles Dickens.

Alex Benitez Acosta

Por fin un artículo sobre Charles Dickens que se hace fácil de leer.

Luis Silva Anton

¡Por fin! Hoy en día parece que si no te escriben artículos de diez mil palabras no están contentos. Señores redactores de contenidos, este SÍ es un buen artículo sobre Charles Dickens.