Avicena



Toda aquella información en su integridad que se ha podido compilar a cerca de Avicena ha sido estrictamente repasada y ordenada para que te resulte práctica a la par que constructiva. Seguro que acertamos si decimos que has llegado hasta esta página web tratando de conocer alguna cosa más en relación con Avicena . Habitualmente es fácil perderse por la red en toda la maraña de páginas que hablan sobre Avicena y que, pese a todo, no llegan a aportar aquello que deseamos saber sobre Avicena . Es por ello que confiamos que si lo que lees a continuación relativo a Avicena te satisface, nos lo comentes. De igual forma, si aquella información acerca de Avicena que te proporcionamos no es lo que más necesitabas, también haznoslo saber, así podremos perfeccionar día a día este sitio web.

Avicena
Imagen en Infobox.
Ibn Sina (Avicenna) - miniatura persa.
Nacimiento
Muerte
(alrededor de 57 años)
Hamadan , Emirato de Kakuyid (ahora Irán )
Entierro
Escuela / tradición
Intereses principales
Ideas notables
Iluminación, angelología, causa eficiente
Obras primarias
Canon de la medicina
Libro de la curación (del alma)
Tratado de filosofía iluminativa (perdido).
Influenciado por
Influenciado

Avicenna (del latín medieval Avicenna  ; en persa  : ( Ebn-e Sinâ ), ambos del árabe ( Ibn Sn ), "hijo de Sina"; nombre árabe completo: ( Ab Al al-usayn ibn Abdillh ibn al-asan ibn Al ibn Sn ); también llamado ( Pur-e Sinâ ) en persa), nacido elen Afshéna, cerca de Bukhara , en la provincia de Transoxiana (ahora Uzbekistán ) y murió enen Hamadan ( Irán ), es un filósofo y médico medieval persa. Escribiendo principalmente en árabe clásico , estaba interesado en muchas ciencias, como la astronomía, la alquimia y la psicología.

Sus discípulos lo llamaron sheikh el-raïs , es decir, el "príncipe de los eruditos", el más grande de los médicos, el Maestro por excelencia, o incluso el tercer Maestro (después de Aristóteles y Al-Frb ).

Sus principales obras son la enciclopedia médica Qanûn ("Canon de la medicina") y sus dos enciclopedias científicas el Libro de la curación (del alma) y Danesh-e Nâma ("Libro de la ciencia"). En su Qanûn opera una vasta síntesis médico-filosófica con la lógica de Aristóteles , combinada con el neoplatonismo , elevando la dignidad de la medicina como disciplina intelectual , compatible con el monoteísmo . Su influencia será predominante en el latín medieval occidental a la XVI ª  siglo.

Si su obra médica tiene sólo un interés histórico, su obra filosófica se sitúa en la encrucijada del pensamiento oriental y el pensamiento occidental. Que todavía está viva al inicio del XXI °  siglo como parte del Islam . Sigue siendo estudiado en Occidente desde el punto de vista de la filosofía , la epistemología y las ciencias cognitivas .

Contexto histórico

En el VII º y VIII th  siglos primeros siglos de la Hégira en el mundo musulmán , los conquistadores árabes están en la presencia de comunidades que pertenecen en su mayoría a la cristiandad oriental en Egipto , Palestina , Siria y Mesopotamia . Estas comunidades ya habían producido traducciones de las obras, del griego al siríaco . Este trabajo continúa hasta que el XIII °  siglo.

De 750 a 850 , período de los califas abasíes , la ciencia árabe-musulmana está en auge. Los traductores de los califas primero usan las versiones siríacas , luego los textos griegos, para traducirlos al árabe. El filósofo al-Frb (muerto en 950 ), "el segundo maestro" (en referencia al primer maestro, Aristóteles ), ocupa un lugar preponderante en esta dinámica.

En el mundo iraní , entonces bajo el dominio árabe, la cultura árabe se enfrenta a la cultura persa . Los textos y tradiciones de los dogmas islámicos se fijaron en este momento:

Al mismo tiempo, en las afueras del mundo iraní, los turcos de Mongolia entran en contacto con el Islam y se islamizan, constituyendo dinastías de origen turco, como los selyúcidas .

En el mundo cristiano de la X XX y XI th  siglos son Avicena bastante contemporánea cerca de eruditos y filósofos como Michael Psellus en el Oriente cristiano ( Bizancio ). En el Occidente latino, es un período de espera y transición (fin de la Alta Edad Media , comienzo de la Edad Media central ) donde podemos mencionar a Gerberto , Fulberto , Lanfranc y San Anselme .

Biografía

Nacimiento y formación

La vida de Avicena se conoce a través de su autobiografía. De su nombre completo Abu Ali al-Husayn Ibn Abd Allah Ibn Sn, nació el 7 de agosto de 980 en Khormeytan (o Afshéna, la tierra del sol ), un pequeño pueblo ubicado cerca de Bukhara , en Transoxiana (ahora Uzbekistán ). Su padre, Abdallah, un Ismaili chiíta musulmán , originario de Balkh , en el actual norte de Afganistán , es un recaudador de impuestos del pueblo al servicio de la samánida gobernante Nouh Ibn Mansour . Su madre, Sétareh (Estrella, en persa), de origen tayiko , vive en Afshéna.

Durante su primera infancia, Avicena estudió aritmética con un comerciante herbolario , experto en cálculo indio . Con buena memoria, el joven acaba superando a su maestro en aritmética y matemáticas. Bajo la guía del maestro Abu Abdallah Ennatili, aprendió sobre el Corán , los autores árabes y la filosofía, comenzando con Isagogè de Porphyre (un pequeño tratado educativo que populariza la filosofía de Aristóteles ). A los diez años domina el Corán , la aritmética, la geometría de Euclides y las bases de la filosofía como lógica . Se lanzó a estudios difíciles como el Almagesto de Ptolomeo .

A los 14 años, su tutor Ennatili lo dejó para irse a otra ciudad. Un amigo médico le trajo las traducciones de las obras de Hipócrates , que habría leído todas a la vez, día y noche. Cuenta en su autobiografía: "cuando me dormí, cuando sentí que me debilitaban las fuerzas, tomé un trago picante para sostenerme y comencé a leer de nuevo".

Como su memoria es fenomenal, también lee todas las traducciones de Galen . A la edad de 16 años, fue recibido brillantemente como médico en la escuela Djundaysabur donde se enseñaba a médicos de todas las religiones: judíos , cristianos , mazdeanos y musulmanes . A los 17 años, enseña en el hospital de Bukhara al que asisten médicos extranjeros.

Avicenna se llama al príncipe Nouh ibn Mansour que sufre de un cólico violento . Diagnostica envenenamiento por plomo de las pinturas que decoran los platos del príncipe y logra curarlo. Luego se le autorizó a consultar la rica biblioteca real de los samánidas .

En un año y medio, adquiere el conocimiento de todos los antiguos autores disponibles. Sin embargo, tropieza con la Metafísica de Aristóteles que no comprende, pero supera esta dificultad descubriendo los comentarios de Al Farabi . En su autobiografía declara haber integrado todos los conocimientos de su época a los 18 años, gracias a su memoria, pero que su mente no era lo suficientemente madura.

De una corte principesca a otra

Alrededor de 1001, un incendio destruyó la biblioteca de Samanid . Los enemigos de Avicena lo acusan de ser el autor. El nuevo príncipe Abdul Malik le prohíbe ingresar al hospital de Bukhara. En desgracia, arriesgándose a la cárcel, Avicena huyó a Khârezm , un principado independiente (de 994 a 1231 ) que se encuentra principalmente en el actual territorio de Uzbekistán, pero también a orillas del Mar Caspio de Turkmenistán . El príncipe de Khârezm ama la ciencia y se rodea de muchos eruditos. Avicena permaneció allí durante 9 años, fue allí donde comenzó a escribir sus primeros libros, a los 21 años.

Pero la situación política y militar en la región (desde Asia Central hasta Oriente Medio) es inestable. Las dinastías de origen turco y de origen persa están en permanente conflicto, derribando las capitales. Avicena debe huir de nuevo, porque no desea servir a los turcos , enemigos de los persas. En 1010, se trasladó a Gorgan , donde realizó su obra principal, el Qanûn (o Canon) de la medicina. Luego va a la ciudad de Ray , donde cura al príncipe, que sufre de melancolía .

En 1014, fue llamado a Hamadan al emir Bouyid Chams ad-Dawla , y lo curó de sus dolores inexplicables. El príncipe entonces lo elige como visir (primer ministro). Avicena se impuso un trabajo agotador: durante el día se dedicó a los asuntos públicos , por la noche a la ciencia. Completó su Canon de Medicina y escribió varios libros, con la ayuda del fiel al-Juzjani , su secretario y biógrafo. Pero en 1021 , después de la muerte del príncipe Chams ad-Dawla, su hijo Sama 'ad-Dawla llegó al poder. Avicena ya no tuvo protector y víctima de intrigas políticas, pasó cuatro meses en prisión, durante los cuales continuó escribiendo libros.

En 1023, logró escapar y fue a Isfahan , con el emir Kakuyid Ala ad-Dawla Muhammed . Fue allí donde escribió, durante 14 años, la última parte de su obra (astronomía, ciencia y lingüística). Sin embargo, no dudó en salir a la carretera, respondiendo a las llamadas de los príncipes de Persia, Mesopotamia y Turkestán. Su reputación y popularidad son inmensas, ya que practica la medicina tanto en cortes principescas como entre los más pobres de los pobres.

Último paso

Mientras participaba en una expedición dirigida por Emir ' Ala ad-Dawla en Kermanshah , Avicenna cayó enfermo. Murió en Hamadan en agosto de 1037 (primer viernes del mes de Ramadán 428 AH), a la edad de cincuenta y siete años. Hacía tiempo que padecía una enfermedad intestinal, cuya naturaleza exacta se disputa: cáncer de colon , disentería amebiana , intoxicación criminal ...

Avicenna está enterrado cerca de Hamadan. Su tumba sigue siendo un lugar de peregrinación a la XXI °  siglo. Hasta 1950, solo estaba indicado por una simple "  linterna de los muertos  " en granito . En 1952, se inauguró un mausoleo monumental sobre su tumba en Hamadan. Es una columnata de granito de 12 pilares, que simboliza las doce ciencias del conocimiento de Avicena, coronada por un techo cónico. En esta ocasión, se tomaron fotografías de su cráneo, lo que permitió a un antropólogo y escultor soviético realizar un retrato de Avicena. Esta estatua de mármol blanco se encuentra cerca del mausoleo.

Avicena es reclamada por muchos países porque nació en una zona que se llamaba Turkestán y viajó mucho y se quedó en países musulmanes. Lo reconocen como suyo: Uzbekistán , Tayikistán , Azerbaiyán, Afganistán, Irán, Turquía, así como muchos países árabes lejanos que, sobre la base de una supuesta estancia, le prestan una veneración especial.

Su obra

Su trabajo varía en alcance según las fuentes: 276 títulos para GC Anawati , 242 para Yahya Mahdavi, o incluso 456 títulos para el investigador iraní Said Nafissi , pero solo 160 han llegado hasta nosotros.

Es autor de monumentos, de obras más modestas, pero también de textos breves. Su obra abarca todo el conocimiento de su tiempo: lógica, lingüística, poesía; física, psicología, medicina, química; matemáticas, música, astronomía; moral y economía; metafísica; misticismo y comentarios de suras del Corán .

Avicena, un excelente erudito, fue el traductor de las obras de Hipócrates y Galeno y prestó especial atención al estudio de Aristóteles . Es parte de un movimiento general en el que los filósofos de la cultura islámica descubren la cultura griega del Imperio bizantino .

Desde hace varios siglos, hasta el XVII °  siglo, el Qanun es la base de la educación en Europa, donde destronó Galen Asia.

El diseño personal del filósofo encuentra su culminación en la filosofía oriental ( hikmat mashriqiya ), que tomó la forma de la recopilación de veintiocho mil preguntas. Esta obra desapareció durante el saqueo de Isfahan ( 1034 ) y solo quedan algunos fragmentos.

Avicena escribió principalmente en árabe clásico (para casi todas sus obras principales) pero a veces también en lengua vernácula, persa , para 23 títulos menores (con la excepción del Danesh Nâma o Libro de la ciencia) .

Medicina de Avicena

Textos

Cañón de medicina

El Kitab Al Qanûn fi Al-Tibb ("libro de leyes médicas"), que consta de 5 libros, alrededor de 1020, es la obra médica más importante de Avicena.

Su Canon tuvo un gran éxito, que eclipsó las obras anteriores de Rhazes ( 850 - 926 ), Haly-Abbas ( 930 - 994 ) y Abu Al-Qasim ( 936 - 1013 ) e incluso las de Ibn-Al-Nafis ( 1210 - 1288 ) que son posteriores. Europeo de la XII ª a XVII °  siglo trajo de Oriente El Canon de la medicina, lo que influyó en la práctica y la enseñanza de la medicina occidental.

La obra fue traducida al latín por Gérard de Cremona , de la escuela toledana , entre 1150 y 1187 . Aquí es donde Ibn Sina en árabe se convierte en Ben Sina en hebreo y Avicenna en español. Se imprimió en hebreo en Milán en 1473 , luego en Venecia en 1527 y en Roma en 1593 . Su influencia perdura hasta su protesta durante el Renacimiento  : Leonardo da Vinci rechaza su anatomía y Paracelso la quema. Es el desarrollo de la ciencia europea lo que provocará su obsolescencia, por ejemplo, la descripción de la circulación sanguínea por William Harvey en 1628 . Sin embargo, este trabajo marcó el estudio de la medicina durante mucho tiempo, e incluso en 1909 se impartió un curso de medicina de Avicena en Bruselas . Bajo Luis XIV , el cirujano Antoine Lambert lo cita como uno de los más grandes médicos de la historia y lo apoda "príncipe de los árabes".

Otros textos

Sus otros textos médicos o científicos representan más de 40 escritos, menos voluminosos que el Canon. Él mismo dio una versión abreviada, condensada en verso, el "Poema de la Medicina" o Kanun fit'tibb .

El Kitab al-shifa o "Libro de la curación [del alma]" está dedicado a la cosmogonía , física , metafísica y lógica . El Danesh Nâma o "Libro de la ciencia" es la única obra importante de Avicena escrita directamente en persa. Estos dos libros tratan sobre la clasificación de las ciencias y los principios de cada campo de conocimiento.

Contribución de Avicena

Reemplazó todo el conocimiento médico de su tiempo en una vasta síntesis filosófica y lógica, combinando la lógica de Aristóteles con el neoplatonismo . Eleva así la dignidad de la medicina como disciplina intelectual (de ahí su carácter académico de las primeras universidades del Occidente medieval). La medicina está integrada en una filosofía natural compatible con el monoteísmo , sus textos médicos pronto se traducen al hebreo y al latín.

Desde este punto de vista, Avicena se puede ver de dos formas. O se le reprocha esta fusión de medicina y filosofía, así como su gusto por las síntesis abstractas; o se le atribuye haber tenido una medicina distinguida en el corazón mismo de esta fusión: "Es cierto que el discurso del filósofo es más verdadero, porque está probado con sutileza, pero el discurso del médico es más evidente a primera vista" ( Canon , I, 1, 5, 1).

De ahí dos caminos para un mismo objetivo, que el escolasticismo médico llamará via philosophorum y via medicorum:

  • vía philosophorum  : apelaciones a la razón y la lógica, juicio por pensamiento especulativo,
  • via medicorum: apelaciones a la razón y la experiencia, juicio por experiencia sensorial adquirida.

Avicena se destaca por combinar la fe con el razonamiento filosófico. Acepta del Islam lo que le parece lógico y coherente, y piensa en la medicina como una ciencia racional, rechazando las referencias mágicas y esotéricas , alquímicas (transmutación de metales) y astrológicas (juicio de Dios por las estrellas). Toma prestado de Hipócrates, Galeno, Dioscórides y todos los autores árabes antes que él, en particular Rhazès (Al-Razi) y Haly Abbas (Al-Majuzi) que aclara y desarrolla con su experiencia personal.

Anatomía y fisiología

La ley coránica que prohíbe la disección de cadáveres, la anatomía de Avicena sigue siendo una anatomía libresca. Se basa principalmente en el de Galeno, pero también en textos indios y hebreos. Si la transmisión del Talmud a los autores árabes VIII º y IX th  siglos se atestigua a la influencia de las fuentes de China es dudosa.

Por lo tanto, su recuento de huesos humanos es el del Talmud (más precisamente en uno de los tratados de la Mishná sobre purezas), y la anatomía de su ojo sigue la de Galeno con gran detalle. A este trabajo de síntesis académica, agrega una anatomía especulativa por "razón lógica". A partir de funciones supuestas o aparentes, deduce estructuras anatómicas, sin disección ni demostración visual . Por ejemplo, da al pene como formado por tres conductos separados: para la orina, para las secreciones lubricantes y para el semen.

Cuando la anatomía de Galeno entra en conflicto con la de Aristóteles, Avicena busca reconciliarlos con una preferencia por Aristóteles. Así, atribuye tres ventrículos al corazón, según la opinión de Aristóteles, y a pesar de las observaciones anatómicas de Galeno.

En fisiología , combina la teoría de los estados de ánimo de Galeno con la teoría de las almas de Aristóteles. El cuerpo humano funciona en un equilibrio de cuatro estados de ánimo, cuatro cualidades y cuatro temperamentos. Avicena distingue entre "fuerzas naturales": procreación y generación, nutrición (atracción por asimilación y crecimiento, expulsión y excreción),  etc. El aire juega un papel regulador a través de la respiración. Esta es la concepción de Aristóteles de la respiración como un enfriamiento de la sangre caliente en el corazón.

El corazón está dotado de una fuerza pulsante que distribuye el calor y el espíritu vital por todo el cuerpo. Es a partir de un comentario en el Canon de Avicena, sobre las relaciones circulatorias corazón-pulmón, que Ibn Nafis (1211-1288) avanzó la idea de la pequeña circulación .

Clínica y patología

Avicenna está muy apegado a la descripción de los síntomas , describiendo todas las enfermedades enumeradas en ese momento, incluidas las pertenecientes a la psiquiatría .

Su examen clínico (observaciones de los cinco sentidos) insiste más particularmente en el examen del pulso (distingue cerca de 60 variedades, agrupadas en 10 géneros) y el examen de la orina "en base al color, apariencia, depósito, volumen, olor y espuma. . Es una de las principales fuentes de lo que será la uroscopia medieval.

El paciente se considera un todo ( estilo de vida y entornos). Distingue el valor de lo que se repite en las mismas condiciones, eliminando lo que se debe a una causa accidental o fortuita (azar o coincidencia en términos modernos). Se acerca así a la noción de derecho, al subordinar la medicina a la física o las ciencias naturales, convierte así al médico en un "físico", uso que aún persiste en el médico inglés por médico.

Renueva las descripciones de apoplejía cerebral y diabetes , hidropesía  ; atribuye la formación de cálculos en la vejiga al exceso de material en la orina.

También describe la rabia de perros, lobos, zorros y chacales que atribuye a un exceso de bilis negra por consumo de carne podrida o agua contaminada. Hace que el exceso de bilis negra o atrabile sea la principal causa de muchas enfermedades.

Distingue variedades de meningitis e ictericia . Pero la mayoría de las veces se trata de un trabajo de clasificación sistemática según una patología humoral (Galeno) o de "cualidades" (Aristóteles), tales criterios teóricos no se basan en ninguna realidad patológica en el sentido biomédico moderno.

Sin embargo, su sentido crítico y su experiencia personal le permiten ser más preciso que sus antecesores. Distingue pleuresía , mediastinitis y absceso subfrénico (absceso localizado debajo del diafragma). Su diagnóstico diferencial entre sarampión y viruela es más explícito que el de Rhazès .

Avicenna participa en la distinción entre elefantiasis graecorum ( lepra ) y elefantiasis árabe ( elefantiasis en el sentido moderno). Su descripción de la lepra temprana (pérdida del tercio externo de las cejas, voz ronca, áreas anestésicas de la piel, pérdida del juego de los músculos faciales) se utilizará como un procedimiento de diagnóstico temprano más seguro en el Occidente medieval.

Describe una enfermedad que él llama "enfermedad de Medina  " peculiar de esta región. Es la dracunculosis , una enfermedad causada por un gusano parásito llamado desde dracunculus medinensis .

Terapéutica y dietética

En el segundo libro del Canon , Avicena presenta una lista alfabética de 765 productos farmacéuticos , que clasifica en calidades (frío, caliente, seco, húmedo) y en grado de intensidad (de uno a cuatro), a partir de la teoría de Galien. Además, los subdivide en especies y variedades, y de acuerdo con las causas, lo que da como resultado combinaciones aritméticas.

Aquí continúa el trabajo de Al-Kindi en el campo de la farmacopea . Retoma una tradición árabe de presentación en tablas o tablas (en árabe taqwim se convierte en latín tacuinum ). Avicenna llega a un "álgebra terapéutica tanto atractiva [por su lógica matemática] como totalmente irreal [sin un respondedor biomédico moderno]".

Sus opciones terapéuticas provienen de dos métodos: uno teórico y lógico basado en cualidades (las de la enfermedad son combatidas por las cualidades contrarias del fármaco), el otro basado en la experiencia y observación de resultados. Este último se basa en la existencia de una "forma específica" que no se puede deducir de las cualidades y que se define únicamente por sus efectos.

Otros fármacos están indicados según sus efectos mecánicos: eméticos , purgantes , diuréticosetc. Él concede gran importancia a las evacuaciones que se supone que purifican el cuerpo. De ahí también la práctica de sudar , ahuecar , sangrar , lavar el intestino ...

Trata el dolor mediante el uso de analgésicos , pero también por cualquier otro medio (masajes, compresas calientes o bolsas de hielo, música agradable, caminar, dormir ...).

En dietética , describe detalladamente las propiedades de diferentes alimentos y bebidas. La dieta debe adaptarse según la edad, estilo de vida, entorno, etc. del sujeto. Es con fines preventivos y curativos. La obesidad es vista como una condición patológica nociva. Al igual que otros autores árabes, aconseja 3 comidas durante 2 días (mañana y noche; luego un simple refrigerio al día siguiente), este ritmo tiene como objetivo completar una digestión completa antes de cada ciclo.

Higiene y medio ambiente

Para Avicena, la higiene y la medicina son dos prácticas complementarias. La medicina de Avicena podría resumirse en la frase introductoria de Urdjuza Fi-Tib '( Poema de la medicina ): "la medicina es el arte de mantener la salud y, finalmente, de curar las enfermedades que han surgido en el cuerpo" . o el arte de mantener la salud puede definirse como aquel que permite al organismo humano alcanzar, en condiciones adecuadas, la edad a la que está naturalmente predispuesto.

Según la teoría de Galeno, la higiene depende de "seis cosas antinaturales" (relacionadas no con la naturaleza, sino con la elección de los individuos). Son la elección de la comida y la bebida, la eliminación de lo superfluo, el cuidado del cuerpo, la respiración, el ejercicio del cuerpo y la mente, la vigilia y el sueño. Avicenna añade una noción particular, la de complexión o constitución de cualidades propias de cada individuo. La salud es una armonía entre los seis Galenos antinaturales adaptados a la complexión natural de cada uno.

El propósito de lavar el cuerpo es eliminar todos los desechos: cabello, transpiración, secreciones ... de ahí afeitarse, peinarse, depilarse, lavarse los dientes y ojos, limpiar la nariz y las orejas.

Se debe respetar el tiempo de sueño precisamente necesario, prefiriendo el sueño nocturno a la siesta diurna. Recomienda cambiar de posición durante el sueño: quedarse dormido del lado derecho, luego girar hacia el izquierdo y terminar volviendo a la posición inicial. Se trata de distribuir y difundir los diferentes estados de ánimo del cuerpo. Esta recomendación será aceptada por todos los médicos medievales.

El aire es el elemento esencial de la vida; la respiración permite que el aire "entre en el corazón" y "enfríe la sangre" expulsando "vapores corporales". El aire debe ser puro, claro y brillante, en movimiento en lugar de estancado, de carácter templado (el aire primaveral es el mejor de las cuatro estaciones). De lo contrario, el aire es peligroso. Estos factores condicionan la elección del hábitat.

Atribuye la infección a las partículas terrestres contenidas en el agua contaminada, y especialmente a los vapores nocivos para la salud en el aire. Avicena es una de las fuentes de la teoría del miasma que dominará durante mucho tiempo en Occidente. Ante la plaga negro de 1348, los médicos occidentales tendrán como sus principales fuentes única Avicena ( Canon ) y Rhazes ( Almanzor o Kitab al-Mansouri fi al-Tibb ) de la que van a publicar tratados peste innumerables durante el XIV ° y XV º  siglos.

Reconoce la naturaleza contagiosa (transmisión por contacto o proximidad) de la tuberculosis , la lepra , la sarna y la viruela . Ambas teorías, la transmisión por el aire viciado y por contacto, competirán en Occidente hasta el XIX °  siglo.

Metafísico

Su doctrina filosófica, en particular su metafísica, se basa en la de Aristóteles y en las obras de al-Farabi . Sus otras obras están marcadas por la búsqueda de una filosofía oriental y una mística personal.

Dios y la creacion

Una caligrafía del nombre de Allah .

La causa eficiente

Avicena fue el primero en concebir la causalidad eficiente de Dios (es decir, la causalidad creativa), en oposición a la causalidad motora aristotélica (que era solo un principio de movimiento, pero no una causa de existencia ex nihilo ).

Ibn-Sina distingue así entre filosofía natural o física y teología o metafísica. El metafísico sostiene un discurso sobre la causa muy diferente al naturalista  :

Por 'agente', el metafísico no sólo entiende el principio del movimiento, como quiere decir el naturalista, sino el principio y el origen de la existencia, como en el caso de Dios con respecto al mundo. "

Especialista en su pensamiento, Kara Richardson da una definición importante y contextualizada: En su Metafísica , Ibn Sn define cada una de las cuatro causas en relación al tema estudiado en metafísica: lo existente qua existe. Define la causa o agente eficiente como aquello que da o confiere la existencia de algo distinto de él. "

Es en este sentido que Avicenna escribe: "La causa es solo para la existencia" ( Kitb al-Shif , o Libro de Curación , Libro VI, cap. 1).

Teólogos cristianos, como Alberto el Grande y Tomás de Aquino , lo citan en sus obras y están en deuda con él por este gran invento.

La esencia , para Avicena, no es contingente, depende solo de sí misma. Posible es cada esencia en su potencial de ser. Para que una esencia se actualice en una instancia (una existencia), debe haber un accidente necesario . Esta relación de causa y efecto, siempre porque la esencia no es contingente, es inherente a la esencia misma. Por tanto, debe existir una esencia necesaria en sí misma para que la existencia sea posible: el Ser necesario, o incluso Dios.

El Ser necesario crea la Primera Inteligencia por emanación . Esta definición altera profundamente la concepción de la creación: ya no se trata de una divinidad que crea por capricho, sino de un pensamiento divino que se piensa a sí mismo; el paso de este primer ser al existente es una necesidad y ya no una voluntad. El mundo emana entonces de Dios por una sobreabundancia de Su Inteligencia, según lo que los neoplatónicos llamaron emanación: una causalidad inmaterial. Avicena está inspirada en la obra de al-Farabi , pero con la diferencia de que es el Ser necesario quien está en el origen de todo (ver las Diez inteligencias más abajo). Por tanto, esta perspectiva sería más compatible con el Corán.

Cada Inteligencia, con excepción de la última de la serie, genera primero la Inteligencia que es inmediatamente inferior a ella a través del acto por el cual conoce al Ser Primero, luego el alma de su esfera a través del acto por el cual se conoce a sí misma como necesario en virtud del Ser Primero, y en tercer lugar el cuerpo de esta esfera a través del acto por el que se conoce a sí mismo como posible en sí mismo. "

La creación de la pluralidad procederá de esta Primera Inteligencia.

  • La Primera Inteligencia, al contemplar el principio que necesariamente la hace existir (es decir, Dios), da lugar a la Segunda Inteligencia.
  • La Primera Inteligencia, al contemplarse a sí misma como una emanación de este principio, da lugar a la Primera Alma, que anima la esfera de las esferas (la que contiene todas las demás).
  • La Primera Inteligencia, al contemplar su naturaleza de esencia hecha posible por ella misma, es decir la posibilidad de su existencia, crea la materia que llena la esfera de las esferas, es la esfera de las fijas.

Filosofía del ser

Según Marie-Dominique Philippe , Avicenna creía en el Dios Creador en el Islam. La fe de Avicena no le impidió utilizar la metafísica de Aristóteles . Pero al contrario, lo usa. Agrega que Avicena no distingue entre teología y metafísica . En Avicena, hay un pasaje de la metafísica a la teología como una especie de envoltura.

Angelología

Jerarquía de las diez esferas

Avicena se basa más particularmente en la angelología de al-Farabi. El universo está formado por una jerarquía de mundos esféricos, animados por Almas celestiales (ángeles y arcángeles) que proceden del principio divino y motor de los cielos.

La triple contemplación de la Primera Inteligencia establece los primeros grados del ser. Se repite dando lugar a la doble jerarquía:

  • jerarquía superior, que Avicena designa como Querubines (Kerubim);
  • jerarquía inferior, que Avicena designa como los Ángeles de la Magnificencia;

Estas almas animan los cielos, pero están desprovistas de la percepción de lo sensible; se sitúan entre lo puro inteligible y lo sensitivo, y se caracterizan por su imaginación, que les permite desear la inteligencia de la que proceden. El movimiento eterno que imprimen en los cielos es el resultado de su búsqueda siempre insatisfecha de esa inteligencia que desean alcanzar.

Están en el origen de las visiones de los profetas, por ejemplo. Hay, pues, dice Avicena, para cada esfera celeste un alma motora que inteligente [se apodera de su inteligencia] el bien y que, por su cuerpo, está dotada de imaginación, es decir, de representaciones. Individuos y voluntad de los individuos. . El punto de partida aquí fue la cosmología de Aristóteles: Dios es una sustancia inmóvil, un primer motor único e inmóvil, que se mueve como el objeto del deseo y del intelecto del primer cielo, que es la sustancia de la circunferencia más externa del Universo, es decir, la esfera de estrellas fijas.

Esta jerarquía corresponde a las Diez Esferas que abarcan (Esfera de Esferas, Esfera de Fijo, siete Esferas planetarias, Esfera sublunar).

Décima inteligencia e intelecto

La Décima Inteligencia, resultante de la Inteligencia del noveno cielo (la Luna), pero sin función astronómica, es de singular importancia: también llamada Agente Intelecto o el Ángel , y asociada a Gabriel en el Corán , se ubica tan lejos del Principio de que su emanación estalla en multitud de fragmentos. En efecto, de la contemplación del Ángel por sí mismo, como emanación de la Novena Inteligencia, no emana un alma celestial, sino almas humanas. Mientras que los Ángeles de la Magnificencia no tienen sentido, las almas humanas tienen imaginaciones sensuales y sensibles que las dotan del poder de mover cuerpos materiales.

Para Avicena, el intelecto humano no se forja para la abstracción de formas e ideas. Sin embargo, el hombre es inteligente en poder, pero sólo la iluminación del Ángel le confiere el poder de pasar del conocimiento en poder al conocimiento en acción. Sin embargo, la fuerza con la que el ángel ilumina el intelecto humano varía:

  • los profetas, inundados con el influjo hasta el punto en que irradia no sólo el intelecto racional sino también la imaginación, retransmiten esta sobreabundancia a otros hombres;
  • otros reciben tanta afluencia, aunque menos que los profetas, a quienes escriben, enseñan, legislan, participando también en la redistribución a otros;
  • otros reciben lo suficiente para su perfección personal;
  • y otros, finalmente, tan poco que nunca actúan.

Según esta concepción, la humanidad comparte un solo agente intelecto, es decir, una conciencia colectiva. La última etapa de la vida humana, por lo tanto, es la unión con la emanación angelical. Así, esta alma inmortal confiere, a todos aquellos que han hecho de la percepción del influjo angélico un hábito, la capacidad de superexistencia, es decir inmortalidad.

Para los neoplatónicos, de los que Avicena forma parte, la inmortalidad del alma es una consecuencia de su naturaleza y no un fin.

Por su parte, a diferencia de Avicena, Averroes liberará al aristotelismo de los añadidos platónicos que le habían sido injertados: ningún emanatismo con él.

Filosofía oriental

Poco se sabe sobre esta segunda parte de la filosofía aviceniana. La obra desapareció durante el saqueo de Isfahan en 1034 , junto con el Libro de Arbitraje Justo ( Kitab al-Insaf ), y Avicena no tuvo el tiempo ni la fuerza para reescribirlo. De esta obra monumental (28.000 preguntas) de sabiduría oriental ( al-hikmat al-mashriqiyya ) solo quedan unos pocos fragmentos. Henry Corbin cree que estas obras son el punto de partida del proyecto de sabiduría iluminativa ( hikmat al-ishrâq ) que luego lleva a cabo Sohrawardi .

Los orientalistas occidentales han debatido durante mucho tiempo el significado mismo del término mashriqiya  :

  • una disputa sobre vocalización ( mushriqiya en lugar de mashriqiya ) lleva a ciertos orientalistas a hablar de una filosofía iluminativa  ;
  • la ubicación de los "orientales" ha dado lugar a una intensa especulación, pero ninguna hipótesis ha convencido nunca realmente.

La tradition, en théosophie et mystique islamiques, considère mashriq (l'Orient) comme monde de la lumière, celui des Intelligences et donc des Anges, par opposition à maghrib (l'Occident) qui représente le monde sublunaire, monde de ténèbres où déclinent las almas. Esta concepción ya es explícita en Avicena (ver el relato simbólico Hayy ibn Yaqzan ), y lo será aún más en sus comentaristas y críticos, como Sohrawardi .

Avicena es autora de cuatro textos sobre filosofía oriental: la historia de Hayy ibn Yaqzan , la historia del pájaro , el recital de Salaman y Absal .

  • Historia de Hayy ibn Yaqzan  : Hayy ibn Yaqzan es una niña aislada en una isla. Descubre por sí mismo el universo que le rodea. Esta historia forma una iniciación a Oriente, a formas arcangélicas de luz, en contraposición a Occidente y el Lejano Oeste (lugar de la Materia pura). Hayy ibn Yaqzan personaliza a Avicena en su relación con el Ángel.
  • Historia del pájaro  : esta historia responde a la Historia de Hayy ibn Yaqzan . Emprende este viaje al Lejano Oriente, esta búsqueda del absoluto para llegar a la Ciudad del Rey. El alma se ha despertado a sí misma. En el éxtasis de un ascenso mental, atraviesa los valles y cadenas de la montaña cósmica en compañía del Ángel.
  • Historia de Salâmân y Absâl  : Esta historia describe el drama de los dos héroes de la parte final del Kitab al-Isharat wa-l-tanbihat (Libro de directivas y comentarios). Estos dos caracteres tipifican la dualidad de los dos intelectos - contemplativo (o especulativo) y práctico - que se encuentra en las parejas Phôs Lumière y el Adán terrestre, Prometeo y Epimeteo, en una palabra el hombre celestial y el hombre de carne. Así, la estructura del alma se divide según la misma estructura que ordena las parejas de Arcángeles-Kerubim y Ángeles-Almas ( cf. arriba).

Según Corbin:

No son alegorías , sino símbolos [] Lo que Avicena intenta configurar en ellas, su drama íntimo personal, el aprendizaje de toda una vida, no podría decirse de otra manera. Porque el símbolo es número y silencio; dice y no dice. "

Religión de Avicena

En el Islam mismo, Avicena se clasifica generalmente entre los filósofos del Islam, más que entre los espirituales o místicos. Esto no excluye que también tuvo su propia experiencia mística.

Según Sournia, "Avicenna es un musulmán genuino, solo los extremistas opositores pueden desafiarlo". Durante su vida, no fue criticado por su fe o su práctica, incluso si fue criticado por sus veladas cortesanas (vino, música y mujeres). Varios teólogos musulmanes, nacidos después de su muerte, como Al-Ghazâlî , Ibn Taymiyya , Ibn Al-Qayim y Al-Dhahabi lo han llamado irreligioso.

No habla del Islam, combina fe y razonamiento filosófico: "Retoma todos los temas de Aristóteles sobre el lugar del hombre en el universo, y logra asociar una fe quizás elemental y popular. A la filosofía griega". Este enfoque será retomado por la Europa cristiana, constituyendo el avicenismo latino.

Debido a la religión de su padre y su hermano, fue comparado con el chiísmo ismailí  ; así, su autobiografía registra sus esfuerzos por lograr su adhesión al dawat de Ismaili, pero no hay evidencia de que ella lo haya influenciado. Por su mística, fue reclamado por el sufismo , pero nunca perteneció a los místicos sufíes, incluso si habla de ello con simpatía. En el XX °  siglo, fue a su vez adoptada o rechazada por la Hermandad Musulmana .

Según Corbin, Avicenna debe haberse unido al chiísmo Doceavo , con el argumento de que los príncipes chiítas de Hamadan e Isfahan le otorgaron protección y confianza. Es una opinión actual en Irán donde todavía hay un Avicennismo iraní (filosofía tradicional en Irán).

Corbin concluye: "En cuanto al secreto del hombre de Avicena, es, como siempre en el Islam, un secreto entre él y su Dios".

Filosofía del conocimiento

Clasificación de conocimientos

En este ámbito, el planteamiento de Avicena es original. Está representado por dos textos al-Burhan (la demostración) que forma parte de al-Shifa , y la Epístola sobre las divisiones de las ciencias intelectuales .

La demostración

Retoma temas ya estudiados por Aristóteles, pero tratándolos a su manera. Por tanto, cuestiona las relaciones entre las ciencias, en qué se diferencian y qué tienen en común.

Las ciencias pueden diferir dependiendo de su tema diferente. Esta diferencia puede ser absoluta (aritmética y geometría), se trata entonces de ciencia de atributos generales que constituyen el ser, o de ciencias de principios de los cuales los tres más generales son primero filosofía , dialéctica , sofistería .

Las diferencias entre ciencias pueden ser relativas. Pueden interferir por subordinación (el estudio de los sólidos como género, versus el estudio de los conos como especie, o la música versus la melodía ); o por lo común y lo diferente (medicina y moral, física y música). Además, subdivide estas categorías de cuatro formas diferentes, distinguiendo, por ejemplo, entre las subordinaciones: o ciencia parte de otra o ciencia almacenada debajo de otra.

Por ejemplo, la medicina no es parte de la física, pero se almacena debajo de ella. La ciencia de la perspectiva (estudio de las líneas de visión) no forma parte de la geometría, pero se enmarca dentro de la geometría. La melodía es parte de la música, pero la música y la melodía caen dentro de la aritmética, aunque tienen algo en común con la física.

Todas las ciencias pueden estar unidas por su tema, por sus principios o por su cuestionamiento. La astronomía y la física tienen un tema común: el cielo y el mundo. La aritmética y la geometría tienen en común el principio de que si A = C y B = C A = B. La medicina y la moral plantean la misma pregunta al cuerpo y al alma a su manera.

Sin dar una clasificación de las ciencias estrictamente hablando, Avicena fundamentó filosóficamente los principios de clasificación de las ciencias. Distingue entre relaciones de parte a todo (niveles de universalidad) y relaciones de superior a inferior (carácter esencial o accidental del sujeto de cada disciplina en relación con una categoría más general).

Epístola sobre las divisiones de la ciencia

Avicena presenta aquí un cuadro sistemático de las ciencias. Presenta cuatro ciencias teóricas generales, que se pueden dividir en "ciencias de principios" y "ciencias de partes especiales":

  1. La lógica es el instrumento para adquirir todas las demás ciencias. Está contenido en 9 tratados de Aristóteles.
  2. La física se compone de 8 ciencias básicas (tratados de física e historia natural de Aristóteles) y 7 ramas especiales: medicina, astrología, fisonomía , oniromancia , ciencia de los talismanes , teurgia , alquimia .
  3. Las matemáticas incluyen 4 ciencias principales y sus partes especiales (ejemplos entre paréntesis): ciencia de los números (aritmética, álgebra ..), geometría (medidas, pesos y escalas, mecánica, hidráulica ..), astronomía (tablas astronómicas, calendarios ..) , y música ( órgano tocando ..).
  4. La metafísica tiene 5 partes principales, generalidades comunes a los seres estudiados por el Verdadero Primero y los ángeles. Entre las ramas (partes especiales), Avicena cita la revelación profética y la vida futura.

Hay diferencias y contradicciones entre los dos textos, pero Avicena logra construir una epistemología que reúne en un mismo todo la Metafísica de Aristóteles y el quadrivium de origen platónico. Expresa a su manera una especificidad del conocimiento de la expresión árabe, que es "la atenuación de la oposición tradicional entre ciencia y arte".

"Biología" del alma

Según Mazliak, que la retoma, esta expresión es la del historiador biólogo HCD de Wit que así matiza, en 1994, la doctrina de Avicena. Este último retoma el concepto de alma de Aristóteles, visto como la "forma de sustancia corporal" que anima a los seres vivos: las plantas solo tienen un alma vegetativa (generación y crecimiento), los animales tienen además un alma animal (sensibilidad y movimiento), y el hombre un alma racional (comprensión de lo inteligible).

Avicena se diferencia de Aristóteles al decir que el alma es una perfección, una esencia separable del cuerpo. El cuerpo es un instrumento al servicio de la perfección del alma, que viene de lo Divino y vuelve a él después de la muerte. Además, hace del alma un objeto de conocimiento en sí mismo, independientemente de su relación con el cuerpo.

Por tanto, plantea la idea de una "cadena continua de seres" mediante la mejora sucesiva de su constitución. Esta idea será retomada y devuelta por los filósofos de la Ilustración para oponerse a la "naturaleza divina" del hombre propuesta por el cristianismo de su tiempo.

Sensación y percepción

Los cinco sentidos internos del cerebro, iluminación inglesa sobre pergamino, autor desconocido, hacia 1300.

Avicenna se basa en Plotino y el neoplatonismo para explicar que el alma está en contacto con el mundo real a través de la sensación y la percepción . La sensación tiene lugar a través de los cinco órganos de los sentidos que se comunican con el cerebro. Es un conjunto primario de sensaciones. En cuanto a la visión, indica que "es la imagen la que va hacia el ojo y no el ojo que va hacia la imagen" (había un debate medieval sobre si la visión era una recepción o una emisión del ojo).

La percepción es una interiorización en el alma, por el poder aprensivo del alma sensitiva , dotada de cinco sentidos internos: el sentido común, el poder formativo de las imágenes, el poder imaginativo, el poder estimativo, el poder conservador y recordatorio. Avicena aquí desarrolla y perfecciona nociones tomadas de Aristóteles y Galeno (Galeno distinguió tres poderes: pensamiento, imaginación, memoria).

Operación general

Avicena ubica estos cinco sentidos o facultades internas en las tres cámaras (los primeros tres ventrículos ) del cerebro. Establece así una operación de red hecha de recepción, transmisión y procesamiento de impresiones. Esta compleja red también existe en los animales, según Avicena la oveja huye del lobo, porque aprecia la intención que se esconde en la imagen del lobo que se forma en su cerebro.

Esta delicadeza de análisis del funcionamiento cerebral, que Avicena detalla y comenta extensamente, es de origen puramente especulativo. Avicenna nunca se basa en la experiencia en el sentido moderno. También este aspecto doctrinal, dominante en la Edad Media, ha sido descuidado por el Occidente moderno en particular debido a sus errores anatómicos (colocar el funcionamiento cerebral en las cavidades de los ventrículos).

Al final del XX °  siglo, las ideas de Avicena encontraron interés histórico, ya que es un área tratada por la ciencia cognitiva . Mazliak convirtió así a Avicena en un precursor que comenzó a concretar el despliegue de las operaciones mentales como corrientes de intercambio en un sistema de áreas cerebrales.

Alquimia y astrología

Las reflexiones de Avicena sobre la alquimia tuvieron una influencia considerable, tanto en los alquimistas como en sus oponentes. El acuerdo de los especialistas de Avicena es unánime: en varios de sus textos condena la posibilidad de transmutación de metales. En particular en su De congelatione et conglutinatione lapidum ( De la congelación y conglutinación de la piedra , en árabe Kitâb al-ma'âdin wa-l-âtâr al-'uluwiyya ). Este es un resumen de traducción de parte del Kitâb al-Shifâ de Avicena , que trata sobre "la formación de piedras, el origen de las montañas, la clasificación de minerales (piedras, licuables, azufre, sales) y el origen de los metales".

Alrededor de 1200, Alfred de Sareshel fue agregado al Libro IV de la Meteorología de Aristóteles , por lo que podría pasar por Aristotélico. Según Avicena: En cuanto a lo que afirman los alquimistas, debe saberse que no está en su poder transformar verdaderamente las especies entre sí ( sciant artifices alchemiae species metallorum transmutari non posse ); pero está en su poder hacer bellas imitaciones, incluso teñir el rojo de un blanco que lo hace bastante parecido a la plata o un amarillo que lo hace bastante parecido al oro. "

En otras palabras, los alquimistas no pueden convertir la complexión, cambiar de especie: solo actúan sobre cualidades accidentales y solo realizan imitaciones. Para Avicena, los metales "resultan de la unión del mercurio con una tierra sulfurosa": esta es la teoría del mercurio / azufre. Cada metal es específico por sus proporciones de mercurio / azufre en sus diferentes grados de pureza.

Por otro lado, un pseudo-Avicena ( XII °  siglo) escribió el De anima in arte Alchemiae . Se trata de una falsificación escrita en España como lo demostraron Marcelino Berthelot (en 1893) y Julius Ruska (en 1933).

Finalmente, hay una disputa sobre un tratado titulado Risalat al-iksir , donde Avicenna trata sobre los principios operativos de la alquimia. Fue rechazado por Ruska que se basó en el texto latino, pero otros que se basan en el texto árabe admiten su autenticidad. Avicena habría escrito en su juventud cuando estaba experimentando por sí mismo con las acusaciones de los alquimistas, el tratado no habla de transmutación de metales, sino de sus tintes.

Avicena también escribió una refutación de las afirmaciones de la astrología , que no le parecían científicas, como la alquimia.

Posteridad

Avicena se incorpora en 2021 a la lista oficial de autores en el programa del bachillerato en filosofía de la Educación Nacional Francesa.

Bibliografía

Ediciones antiguas

Las obras de Avicena fueron publicadas en árabe , en Roma , en 1593 , folio. Sus Cánones o Preceptos de Medicina , Venecia , 1483 , 1564 y 1683, sus Obras Filosóficas , Venecia, 1495 , su Metafísica o Filosofía Primitiva , Venecia, 1495 , han sido traducidas al latín y publicadas . Pierre Vattier había traducido todas sus obras al francés; sólo ha aparecido la Lógica , París , 1658 , in-8.

  • (ar) El Canon de Avicena , 1447-1448, Persian Neskhi, fechado en 851 AH. Copia de lujo. - 538 hojas. - 27 × 17 centímetros, manuscrito leído en línea en Gallica
  • (la) Flores Avicenne ([Reprod.]), sn, 1508, monografía impresa - microfilm leído en línea en Gallica

Obras traducidas al francés

  • Desde el alma ( Kitab al-nafs , 6 ª  discuten la física de curación del libro Kitab al-Shifa ), trad. Iân Bakôs, Psicología de Ibn Sînâ (Avicenna) de su obra Ash-Shifâ , Praga, 1956, 2  t , t.  Yo  : texto, t.  II  : traducción.
  • Autobiografía (con la continuación de al-Jûzajânî), trad. 'Abdurrhmân Badawi, Historia de la filosofía en el Islam , Vrin, 1972, t.  2 , pág.  595-599 .
  • Canon de la medicina . Al-Qânûn fi'l-Tibb (alrededor de 1020): sin traducción. P. Trad. Latín: Liber Canonis , Venecia, 1515, 1520-1522, 1555. Traducción al inglés de Oskar Cameron Grüner: The Canon of Medicine of Avicenna (1930), libro I, AMS Press, Nueva York, 1973, 612 p. Ver P. Mazliak, Avicenne y Averroès. Medicina y biología en la civilización del Islam , Vuibert / Adapt, 2004, 250  p. Qanûn (Avicena)
  • Comentario sobre el libro lambda de la 'Metafísica' de Aristóteles , trad. Mereyem Sebti y Marc Geoffroy, Vrin, 2014, 120 p.
  • Comentario sobre la ' Teología de Aristóteles ' ( Tafsîr Kitâb Utûlûgiâ ), transl. G. Vajda, "Notas sobre la 'Teología de Aristóteles'", Revue thomiste , vol.  51, 1951, pág.  346-406 .
  • Divisiones de Ciencias Intelectuales , trad. GC Anawati, "Las divisiones de las ciencias intelectuales de Avicena", Mezclas del Instituto Dominicano de Estudios Orientales , t.  13 , El Cairo, 1977.
  • Epístola sobre la desaparición de formas vanas inteligibles después de la muerte (Epístola sobre el alma. Risâla fî l-nafs ), edi. y trad. Jean R. Michot , Boletín de filosofía medieval , Brepols, t.  29 (1987), pág. pag.  152-170 .
  • Epístola de los estados del alma ( al-nufûs ), trad. de la sección I ( La definición del alma ) de Jean R. Michot , apud Idiomas y filosofía. Homenaje a Jean Jolivet , Vrin, 1997, p. pag.  239-256 .
  • Glosas sobre el 'Tratado del alma' de Aristóteles ( Al-ta'lîqât 'alâ hawashî ), trad. G. Vajda, "Notas sobre la 'Teología de Aristóteles'", Revue thomiste , vol.  51, 1951, pág.  75-116 .
  • Libro de liberación. Kitâb al-Najâh ( c . 1030 ), transl. parcial en J.-C. Bardout y O. Boulnois, On divine science , PUF, 2002, p.  62-82 .
    • parte metafísica: trad. Latín M gr . Nematallah Carame, Compendio de Metaphysica , Roma, 1926.
    • parte lógica: trad. por P. Vattier: La lógica del Hijo de Sina, comúnmente llamado Avicena , 1658.
    • parte psicologica: trad. año. por F. Rahman, Psicología de Avicenna , Oxford, 1952.
  • El libro de la curación. Kitâb al-Shifâ (1020-1027). Cuatro partes: Lógica ( al-mantiq ), física ( al-tabî iyyât ), matemáticas ( al-riyâdiyyât ), metafísica ( al-ilâhiyyât ).
    • I La lógica de Shifâ ( al-mantiq ): trad. Inglés parcial el 4 º  lógica Tratado (silogismo) N. Shehaby, La lógica proposicional de Avicena , Boston, 1973; trad. en Inglés de la 9 ª  lógica Tratado (poética) IM Dahiyat, Comentario de Avicena en la Poética de Aristóteles , Leiden, 1974.
    • II Las matemáticas de Shifâ ( al-riyâdiyyât ): trad. el 4 º  tratado matemático (música) R. Erlanger, en la música árabe , 1935, vol. II, pág.  103-245 .
    • III La física de Shifâ ( al-samâ al-tabî'î ): texto, trad. Latín y trad. año. del tratado que niega la transmutación alquímica de la congelación y conglutinación de la piedra ( De congelatione et conglutinatione lapidum, que son secciones del Kitâb al-Shifâ EJ Holmyard y DC Mandeville, 1927. Sobre el alma ( Kitâb al-nafs , 6 e  tratado sobre la Física del Libro de la Sanación Kitâb al-Shifâ ), traducción Iân Bakôs, Psicología de Ibn Sînâ (Avicena) de su obra Ash-Shifâ , Praga, 1956, 2  t , t.  I  : texto, t.  II  : traducción.
    • IV La metafísica de Shifâ ( al-ilâhiyyât ): trad. del árabe Georges C. Anawati, t.  I  : La metafísica de Shifâ '. Libros I a V , t.  II  : La metafísica de Shifâ '. Libros VI a X , Vrin, 1978-1985, 2  t .
  • El libro de guía ( Kitâb al-Hidâya , 1021). Trad. de la 6 ª y última sección: JR Michot , "Escatología en el 'Libro de orientación' de Avicena", Boletín de la filosofía medieval , vol.  XXX , 1988, pág.  138-152 .
  • El libro de la ciencia. Dânesh-Nâmeh (1021-1037), trad. del persa Mohammad Achena y Henri Massé, t.  I  : Lógica, metafísica , t.  II  : Física, Aritmética, Geometría, Astronomía, Música , Les Belles Lettres, 1986, 540 p.
  • Libro de directivas y observaciones. Kitâb al-Ishârât wa-l-tanbîhât , trad. Anne-Marie Goichon, Vrin, 1951.
  • Libro de definiciones , trad. Anne-Marie Goichon, Vrin, 1963.
  • Notas de Avicena sobre la teología de Aristóteles , Georges Vajda, Revue Thomiste , 51, 1951, p.  346-406.
  • Poema de Medicina ( Urguza fi't tibb ), trad. Henri Jahier y otros, Les Belles Lettres, 1956, 209 p. (condensado en 1326 versos del Canon de la Medicina )
  • La historia de Hayy ibn Yaqzan (1021), texto árabe, versión persa, trad. P. Henry Corbin, en Avicena y la narrativa visionaria , t.  I  : La historia de Hayy ibn Yaqzân , Adrien Maisonneuve, 1952, VIII -62-88 p. re-editado Verdier 1999 466 p. O trad. A.-M. Goichon, Le Récit de Hayy ibn Yaqzân , Desclée de Brouwer, 1959, 255 p.
  • Refutación de la astrología , ed. y trad. Yahya Michot , Beyrouth, ediciones Albouraq, 2006, XLV -86-269 p.
  • tratados místicos:
    • Tratado sobre el destino ( Risâlet al-Qadr ), trad. MAF Mehren, Treatises mystiques d'Avicenne , Leyden, ed. Brill, 1889-1899, pág.  1-12 . [2]
    • Tratado sobre el amor ( Risâla fî al-'ishq ), trad. año. EL Fackenheim, Tratado sobre el amor de Ibn Sînâ, Estudios medievales , VII, 1945, p.  208-228 .

Pseudo-Avicena

  • (a) principios Artis chemicae, Avicena atque Geber (España, primera mitad del XII °  siglo) Manucius 2004, 810  p. Alquimia.
  • (a) De anima in arte Alchemiae (España, XII °  siglo), editado y traducido por Sébastien Moureau, Universidad Católica de Lovaina, Tesis, 2010.
  • (a) De Intelligentiis ( XII °  siglo) o Liber de Causis primis y secundis , editado por R. De Vaux, notas y textos sobre América avicenismo , Vrin, 1934, p.  83-140 . Colección de sentencias de Avicena, San Agustín,  etc.
  • Epístola sobre el conocimiento del alma racional y sus estados , trad. Jean Michot, Revue philosophique de Louvain, vol.  82, n o  56 (1984). [3]

Los enfoques románticos de Avicena

Estudios sobre Avicena

  • De Alverny Marie-Thérèse, El explícito del De animalibus de Avicena traducido por Michel Scot En: Biblioteca de la escuela de las cartas , 1957, volumen 115 . pag.  32-42 . DOI : 10.3406 / bec.1957.449559 Texto completo
  • D'Alverny Marie-Thérèse, Avicenna en Occidente , París: Vrtin, 2000.
  • Georges Chehata Anawati , Ensayo de bibliografía aviceniana , Departamento de Cultura de la Liga Árabe, Dar Al-Maaref, El Cairo, 1950.
  • Souâd Ayada , Avicenna , Elipses, 2002.
  • Bedoret H:. "Las primeras versiones toledanas de la filosofía Obras de Avicena" Revue néo-Scholastique de la filosofía , 41 st  años, segunda serie, n o  59, 1938. p.  374-400 . DOI : 10.3406 / phlou.1938.3907 Texto completo
  • (de) Birkenmajer Alexandre.   Avicennas Vorrede zum Liber Sufficientiae und Roger Bacon   Revisión neoescolástica de filosofía . 36 º  año, segunda serie, n o  41, 1934. p.  308-320 . DOI : 10.3406 / phlou.1934.2851 Texto completo
  • Ernst Bloch ( trad.  Claude Maillard), Avicenna y la izquierda aristotélica , Saint-Maurice, Primeras piedras,, 93  p. ( ISBN  978-2-913534-08-7 y 2-913534-08-2 ).
  • O. Chahine, Ontologie et Théologie chez Avicenne , París: Maisonneuve, 1962.
  • Henry Corbin  :
    • Historia de la filosofía islámica , Gallimard, reed. 1986, t. Yo .
    • Avicena y la historia visionaria , Verdier, Islam spirituel, 1999.
    • En el Islam iraní, aspectos espirituales y filosóficos , T. 1, 3 y 4, Gallimard, 1971.
    • con Shayegan, Daryush, La topografía espiritual del Islam iraní , Éditions de la représentation, 1990.
    • Avicena , vol.  20, París, Encyclopaedia Universalis, coll.  "Lo esencial de Universalis",, 800  p. ( ISBN  978-2-35856-040-5 ).
  • Maurice De Wulf ,   L'augustinisme avicennisant  , Revue néo-scolastique de Philosophie , n o  29,, p.  11-39 ( DOI  10.3406 / phlou.1931.2603 , leer en línea )
  • Finianos, Ghassan, Las grandes divisiones de ser "Mawjud" según Ibn Sina , Editorial Universitaria de Friburgo, 1976.
  • Olvídese de J. "Un capítulo inédito de la filosofía de Avicena" Revue néo-scholastique 1 er  año, n o  1, 1894. p.  19-38 . DOI : 10.3406 / phlou.1894.1359 Texto completo
  • Louis Gardet , El pensamiento religioso de Avicena , Vrin, 1951.
  • Anne-Marie Goichon, La filosofía de Avicena y su influencia en la Europa medieval , Maisonneuve, 2 ª ed. 1981.
  • Jazi, Radhi - Asli, Farouk O. La Farmacopea de Avicena Revue d'histoire de la pharmacy 86 e  año, n o  317, 1998. p.  8-28 . DOI : 10.3406 / pharm.1998.4582 Texto completo
  • Andreas Lammer: Los elementos de la física de Avicena. Fuentes griegas e innovaciones árabes . Scientia graeco-arabica 20. Berlín / Boston: Walter de Gruyter, 2018.
  • (en) YT Langermann (ed.), Avicenna and his Legacy. Una edad de oro de la ciencia y la filosofía , Brepols Publishers, 2010, ( ISBN  978-2-503-52753-6 )
  • Leibowitz J.-O. "Una farmacia figurada en el manuscrito hebreo de Avicena" Revue d'histoire de la pharmacy , 42 e  año, n o  141, 1954. p.  289-292 . DOI : 10.3406 / pharm.1954.8542 Texto completo
  • Paul Mazliak, Avicenna y Averroes. Medicina y biología en la civilización del Islam , Vuibert / Adapt, 2004, 250  p. ( ISBN  2711753263 )
  • de Mély Fernand. "Un texto alquímico en la formación de minerales atribuye a Aristóteles y Avicena" actas de las sesiones de la Academia de Inscripciones y Bellas Letras , 38 °  año, n o  2, 1894. p.  120-121 . DOI : 10.3406 / crai.1894.70392 Texto completo
  • Michot Jean. Avicena y el destino humano. Acerca de la resurrección de los cuerpos » Revue philosophique de Lovaina , Cuarta serie, Tomo 79, n o  44, 1981. p.  453-483 . DOI : 10.3406 / phlou.1981.6156 Texto completo
  • Michot Jean. "La epístola sobre el conocimiento del alma racional y sus estados" atribuida a Avicena. Presentación y traducción ensayo » Revue philosophique de Lovaina , Cuarta serie, Tomo 82, n o  56, 1984. p.  479-499 . DOI : 10.3406 / phlou.1984.6314 Texto completo
  • Michot Jean. Profecía y adivinación según Avicena. Presentación, ensayo de traducción crítica e índice de la Epístola del alma de la esfera » Revue Philosophique de Louvain , Cuarta Serie, Tomo 83, n o  60, 1985. p.  507-535 Texto completo
  • Sebti Meryem, "Avicenna. El alma humana", PUF, colección de filosofías, París 2000.
  • Van Riet Simone . La traducción latina  de   De Anima de Avicena. Preliminares a una edición crítica » Revue philosophique de Lovaina , Tercera serie, Tomo 61, n o  72, 1963. p.  583-626 . DOI : 10.3406 / phlou.1963.5229 Texto completo
  • Silberman Henri C. "Un santuario de Avicena o la dificultad de identificar los componentes de las medicinas antiguas" Revue d'histoire de la pharmacy , 82 e  año, n o  301, 1994. p.  132-147 . DOI : 10.3406 / pharm.1994.3835 Texto completo
  • Verbeke Gérard. De anima de   Avicena. Sobre una edición crítica » Revue Philosophique de Louvain . Tercera serie, Tomo 66, n o  92, 1968. p.  619-629 . DOI : 10.3406 / phlou.1968.5459 completo
  • B. Ben Yahia ,   médico de Avicena. Su vida, su obra  , Revue d'histoire des sciences et de their applications , n o  4,, p.  350-358 ( DOI  10.3406 / rhs.1952.2970 , leer en línea )
  • Naïma Lamdouar Bouazzaou ( pref.  Osstowar Kodratollah), Historia de la medicina vista por un pediatra: desde los orígenes hasta la actualidad , Rabat, Nuevas ediciones,( ISBN  9981-95-540-X y 9789981955400 , OCLC  42708415 ) , pág.  106-114 [ leer en línea ]
  • Mohammed Taleb, "Ibn Sina, maestro de la falsafa" (págs. 57-61), En Living Nature and Peaceful Soul , La Bégude de Mazence, Arma Artis, 2014, ( ISBN  978-2-87913-166-5 )

Notas y referencias

  1. Benoït Patar, Diccionario de filósofos medievales , Quebec, ed. Fides, 2006, pág.  91
  2. Abdel Rahman Abdel Rahman Al-Naqib, "  Avicenna (Ibn Sina)  ", Perspectivas: revisión trimestral de educación comparada , vol.  XXIII , n hueso  1-2,, p.  51-68 ( leído en línea , consultado el 15 de julio de 2013 ).
  3. Emilia-Claude Villey Textos astronómicos siríacos (  siglos VI E y VII E ): establecimiento de un corpus y criterios de tiempo. Edición, traducción y léxico , tesis doctoral (lenguas y literaturas antiguas) sobre la transmisión del conocimiento griego a través de los siríacos, Universidad de Caen Basse-Normandie, 2012, 453  p. ( OCLC 819200729 ) http://www.franceculture.fr/emission-foi-et-tradition-l'astronomie-syriaque-au-vie-et-viie-siecle-2012-11-11
  4. Mazliak 2004 , p.  191-192.
  5. Corbin , 2009 , p.  183.
  6. Mazliak 2004 , p.  12-15.
  7. J. C Sournia, médicos árabes antiguos, siglos 10 y 11 , París, Consejo Internacional de la Lengua Francesa,, 267  p. ( ISBN  2-85319-175-3 ) , pág.  197-198.
  8. (en) Avicenna, Ibn Abd al-Wahid Muhammad Jzajn ( trad.  Gohlman WE), The Life of Ibn Sina: A Critical Edition and Annotated Translation , State University of New York Press,, 163  p. ( OCLC  461861940 , leer en línea ) , pág.  17
  9. Mazliak 2004 , p.  15-16.
  10. LI Conrad duda que sea imprudente confiar en una autobiografía que afirma ejercer la medicina a la edad de 16 años. (en) Lawrence I. Conrad, La tradición médica árabe-islámica , Cambridge (GB), Cambridge University Press,, 556  p. ( ISBN  0-521-38135-5 ) , pág.  114
    en The Western Medical Tradition, 800 a. C. a 1800 d. C., Wellcome Institute for the History of Medicine, Londres.
  11. Ben Yahia , 1952 , p.  352
  12. Mazliak 2004 , p.  17-20.
  13. Mazliak 2004 , p.  21
  14. (in) Avicenna's statue - Himetop  " en himetop.wikidot.com (consultado el 24 de enero de 2018 )
  15. Mazliak 2004 , p.  45.
  16. Qantara - Ibn Sîna, Qânûn fî-l-tibb (Canon of Medicine)  " , en www.qantara-med.org (consultado el 11 de julio de 2016 )
  17. Mazliak , 2004 , p.  101-102.
  18. Antoine Lambert, Los comentarios o Las obras quirúrgicas , Marsella, Charles Brébion,, p.  298
  19. Gotthard Strohmaier, Medicina en el mundo árabe y bizantino , París, Seuil,, 382  p. ( ISBN  2-02-022138-1 ) , pág.  148-149.
    en Historia del pensamiento médico en Occidente, vol. 1, Antigüedad y Edad Media, MD Grmek (dir.).
  20. Sournia 1986, op. cit., pág. 200-201.
  21. Danielle Jacquart, Escolástica médica , París, Seuil,, 382  p. ( ISBN  2-02-022138-1 ) , pág.  192.
    en Historia del pensamiento médico en Occidente, vol. 1, Antigüedad y Edad Media, MD Grmek (dir.).
  22. Jacquart 1995, op. cit., pág. 194-195.
  23. Mazliak 2004 , p.  53-54.
  24. Mazliak 2004 , p.  54-58.
  25. Strohmaier 1995, op. cit., pág. 144.
  26. Strohmaier 1995, op. cit., pág. 148.
  27. Este término de "tercer ventrículo" designa, según Aristóteles, una perforación que existe a través del tabique que separa las dos mitades del corazón. Esta perforación llamada foramen oval , de hecho solo existe en el feto y se localiza en el tabique que separa las dos aurículas . Según Galeno, no se trata exactamente de una perforación visible, sino de un tabique permeable plagado de poros invisibles a simple vista. Avicena combina los dos, diciendo que la perforación de Aristóteles se estrecha gradualmente en los poros de Galeno. Mazliak 2004, pág. 65-66.
  28. Mazliak , 2004 , p.  60-64.
  29. Mazliak , 2004 , p.  67.
  30. Mazliak 2004 , p.  70-72.
  31. Jacquart 1995, op. cit., pág. 183
  32. (en) Kenneth F. Kiple, La historia mundial de las enfermedades humanas de Cambridge, Cambridge, Cambridge University Press,, 1176  p. ( ISBN  0-521-33286-9 ) , pág.  692.
  33. Kiple 1993, op. cit., pág. 1090.
  34. Kiple 1993, op. cit., pág. 964.
  35. Sournia 1986, op. cit., pág. 199.
  36. Grmek, 1995, op. cit., pág. 224.
  37. Emilie salvaje Smith, Medicina , Umbral,( ISBN  978-2-02-062028-4 ) , pág.  176-178.
    En Histoire des sciences arable, vol. 3, Tecnología, Alquimia y Ciencias de la Vida, Roshdi Rashed (ed.).
  38. Kiple 1993, op. cit., pág. 726-727.
  39. Kiple 1993, op. cit., pág. 837.
  40. Kiple 1993, op. cit., pág. 688.
  41. Mazliak 2004 , p.  74-78.
  42. Sournia 1986, op. cit., pág. 202-203.
  43. Danielle Jacquart, Influencia de la medicina árabe medieval en el Oeste , Umbral,( ISBN  978-2-02-062028-4 ) , pág.  221-222.
    en Historia de las Ciencias Árabes, vol. 3, Roshdi Rashed (ed.).
  44. Mazliak , 2004 , p.  78-80.
  45. Pedro Gil Sotres, Regímenes de salud , París, Seuil,, 382  p. ( ISBN  2-02-022138-1 ) , pág.  272.
    en Historia del pensamiento médico en Occidente, vol. 1, MD Grmek (ed.).
  46. Mazliak 2004 , p.  80-82.
  47. Sotres 1995, op. cit., pág. 263.
  48. Sotres 1995, op. cit., pág. 267.
  49. Sotres 1995, op. cit., pág. 274-275.
  50. Mazliak 2004 , p.  72-73.
  51. Étienne Gilson, Avicena y los orígenes de la noción de causa eficiente , en Atti del XII Congresso Internazionale di Filosofia , Sansoni Editore,( ISBN  978-1-63435-021-1 , leer en línea ) , pág.  121130
  52. (en) Sr. Marmura , La metafísica de la causalidad eficiente en Avicena (Ibn Sn)  " , Teología y filosofía islámicas, Sr. Marmura (ed.), Albany, Universidad Estatal de Nueva York ,, p.  172
  53. La metafísica de Shifâ , Libro VI, 1.2, p. 195, l. 2-4
  54. Causalidad eficiente: de Ibn Sn a Ockham, en Causalidad eficiente: una historia , p. 108
  55. Étienne Gilson , "  NOTAS PARA LA HISTORIA DE LA CAUSA EFICIENTE  ", Archivos de Historia Doctrinal y Literaria de la Edad Media , vol.  29,, p.  7-31 ( ISSN  0373-5478 , leído en línea , consultado el 24 de noviembre de 2019 )
  56. Corbin 2009 , p.  186-187.
  57. Michel-Pierre Lerner, El mundo de las esferas , t.  Yo , p.  329 . Avicena, Liber de philosophia prima , IX , 4, t.  2 p.  483 , 487-488; La metafísica del Shifa , trad. Anawati, 1985, pág.  141 , 144.
  58. Es una filosofía de ser aún posible, Significación de la metafísica, p: 25; edición p. Tequi, enero de 1975
  59. Avicenna, La Métaphysique , 135, versión latina: Liber de philosophia prima sive divina , IX , 3, 475, ed. por S. Van Riet, Lovaina, Peeters, 1977-1983. Trad. : Michel-Pierre Lerner, El mundo de las esferas , Les Belles Lettres, t.  Yo , 2008, pág.  345 .
  60. Aristóteles, Desde el cielo , I, 9.
  61. Henry Corbin, Avicenna y la narrativa visionaria , 1979, p.  72 . Herbert E. Davidson, "Alfarabi y Avicenna sobre el intelecto activo", Viator. Estudios medievales y renacentistas , Brepols, vol.  3 (1972), pág. pag.  109-178 .
  62. Corbin 2009 , p.  188-189.
  63. G. Anawati, "Études aviceniennes", Revue thomiste , t.  61 (1961), pág.  109-135 . Henri Corbin, Avicenna y la narrativa visionaria , Verdier, 1999. Amélie Neuve-Église, "La théosophie Orientale ( al-hikmat al-mashriqiyya ) d'Avicenne", La Revue de Téhéran , n o  48, noviembre de 2009. [1]
  64. Corbin 2009 , p.  190.
  65. Jorge JE Gracia, TB Noone, Un compañero de la filosofía en la Edad Media , Blackwell,.
  66. (en) Corbin Historia de la filosofía islámica ( ISBN  978-0-7103-0416-2 )
  67. Corbin , 2009 , p.  184.
  68. Jean Jolivet, Clasificaciones de las ciencias , Umbral,( ISBN  978-2-02-062028-4 ) , pág.  264-266.
    en Historia de las Ciencias Árabes, vol. 3, Roshdi Rashed (ed.).
  69. Jolivet 1997, op. cit., pág. 267-269.
  70. Mazliak 2004 , p.  82-84.
  71. Mazliak 2004 , p.  86-88.
  72. Mazliak , 2004 , p.  90.
  73. Mazliak 2004 , p.  173.
  74. Mazliak , 2004 , p.  93-94.
  75. GC Anawati Avicena y alquimia en Oriente e Occidente nel Medioevo , Accademia nazionale dei Lincei, Roma, 1971, p.  285-341 .
  76. (La) Avicenne, De congelatione et conglutinatione lapidum , editado por EJ Holmyard y DC Mandeville, texto árabe y traducción latina, París, Paul Geuthner, 1927, p.  54 .
  77. Georges C. Anawati, árabe Alchemy , Umbral,( ISBN  978-2-02-062028-4 ) , pág.  134-138
    en Historia de las Ciencias Árabes, vol. 3, Roshdi Rashed.
  78. Pauline Petit, Filosofía: nuevos autores no occidentales en el bachillerato  " , sobre Cultura francesa ,.

Ver también

Artículos relacionados

enlaces externos

De momento esta es la totalidad de la documentación que hemos logrado juntar acerca de Avicena , confiamos en que sirva al propósito por el cual lo estabas buscando. Si es así, por favor, no obvies sugerirnos entre tus amigos y amigas y el círculo familiar, y ten en cuenta que quedamos a tu disposición en todo momento y ocasión. Si pese a nuestro esfuerzo, crees que lo que brindamos acerca de Avicena muestra datos incorrectos o es necesario agregar información o revisar, te agradeceremos que nos lo hagas saber. Brindar la más significativa información acerca de Avicena y sobre cualquier otra cuestión es donde radica el fundamento de este sitio web; nos motiva el mismo sentimiento que a la sazón inspiró a los creadores de la obra de la Enciclopedia, y esa es la causa por la cual queremos que lo que has hallado en esta web relativo a Avicena haya sido de ayuda para incrementar tus habilidades.

Opiniones de nuestros usuarios

German Flores Lozano

Muy interesante esta entrada sobre Avicena .

Alicia Hernandez Rico

Siempre es bueno aprender. Gracias por el artículo sobre Avicena .

Raul Navas Garcia

Gran entrada sobre Avicena .